Vicente Beltrán Anglada

Los Ángeles en la Vida Social Humana

VOLÚMEN III

de

"UN TRATADO ESOTÉRICO SOBRE LOS ÁNGELES"

 

 

Edición electrónica Nº1
Copyright “Asociación Vicente Beltrán Anglada” 2008

http://www.asociacionvicentebeltrananglada.org

Inscrita con el nº 35.865 de la Sección 1ª del Registro
Barcelona (España)

 

“A MARIA CARMEN AGUILÓ PÍ
en el imperecedero recuerdo
del inmortal AKASHA…

IN MEMORIAM”

 

PORTADA E ILUSTRACIONES

La imagen que ilustra la portada, así como las figuras del interior de este libro, el tercer volumen del tríptico “UN TRATADO ESOTÉRICO SOBRE LOS ÁNGELES” han sido realizadas por el inspirado pintor JOSEP GUMÍ i CARDONA, quien une a la requerida e imprescindible habilidad técnica la valiosa facultad de percepción de los mundos invisibles.

Con respecto a la ilustración de la portada, debo significar que se trata de la reproducción de un cuadro titulado “GÉNESIS”, pintado por el señor GUMÍ i CARDONA, expuesto en el MUSEO DE ARTE MODERNO de BARCELONA. En la composición del mismo se ha tratado de representar simbólicamente el principio de la generación humana con la figuras centrales de ADÁN y EVA, rodeadas de un ambiente plástico donde se entre funden armoniosamente los conceptos religiosos, filosóficos y artísticos, surgidos de las ideas fundamentales de la geometría esotérica la cual, a su vez, se inspira en aquellas medidas áureas o solares aportadas por los Ángeles a los grandes artistas de todos los tiempos.

Las demás imágenes son visiones del propio artista, percibidas en niveles ocultos y representadas vívidamente a través de la habilidad técnica. PERCEPCIÓN OCULTAy HABILIDAD TÉCNICA son las constantes en la obra del señor GUMÍ a quien, desde aquí, agradezco muy profundamente su deferencia al ilustrar todos mis libros acerca de los ÁNGELES, insistiendo una vez más que la figuras representativas del mundo oculto, tal como él las plasma en sus dibujos e ilustraciones, se ajustan perfectamente a las que yo suelo percibir en el devenir de mis investigaciones esotéricas.

VICENTE BELTRÁN ANGLADA


 

ÍNDICE
Dedicatoria
Portada e ilustraciones
Prefacio
Introducción
Parte Primera
Capítulo I. Geometría esotérica
La Ciencia de los Centros
El Reino Angélico, el Centro de Equilibrio entre Vida y forma
El Arquetipo
Capítulo II. Los Devas y la imaginación humana
Los Ambientes Individuales
Los Ambientes Familiares
Los Ambientes profesionales
Los Ambientes Grupales
Los Ambientes Sociales Nacionales
El Alma Territorial


Capítulo III. El misterio del átomo de hidrógeno
La Actividad de los Ángeles en el Proceso de Substanciación de los
átomos ultérrimos


Capítulo IV. Los Devas y el cuerpo etérico humano
Los Devas Lunares



Capítulo V. La actividad de los Devas dorados

Como transmisores de las corrientes de vida del Sol,
llamadas esotéricamente PRANA


Como Agentes Inductores o Transmisores del PRANA planetario


Como dinámicos Impulsores de los Ritmos de Respiración
de los Seres humanos


Como Creadores de los Fenómenos de Irradiación Magnética en la
Vida de los Reinos


Capítulo VI. Los Devas y el trabajo de la Jerarquía

Los Agentes de Shamballa

Los Impulsores del Plan 61
La Humanidad, el Centro místico de todos los Reinos
Los Tres Departamentos de Trabajo de la Jerarquía y la Obra de los Devas
El Departamento del Manú
El Departamento del Bodhisattva
El Departamento del MAHACHOHÁN

 

Capítulo VII. El poder psíquico de los Devas

Sobre los Reinos de la Naturaleza
Sobre los Estados de Conciencia Humanos
Sobre los Siete Rayos
Sobre las Corrientes de Vida Astrológica
Sobre los Vehículos de Manifestación de la Entidad Causal, Alma o
Ángel Solar y su relación cósmica
Sobre los Hechos Kármicos que tienen lugar en nuestro Planeta
Sobre los Fenómenos Psíquicos definidos como Paranormales o
parapsicológicos

 

Parte Segunda

 

Capítulo VIII. Los Señores del Karma

El Ángel de la Muerte
El Ángel de la Justicia

Los Angeles en la Vida Social Humana
El Ángel de los Registros Akásicos
El Ángel de la Liberación

 


Capítulo IX. La actividad de los Señores del Karma en la vida del hombre

El Nacimiento
La Enfermedad
La Vejez
La Muerte
El Kamaloka y del Devachán

Capítulo X. La actividad de los Señores del Karma en la vida del Universo

Los Símbolos de los Señores del Karma

El Señor de la Muerte

El Señor de la Justicia

El Señor de los Archivos

El Señor de la Liberación

 

Capítulo XI. Las semillas del bien cósmico

La Lucha del Bien y del Mal, la Base Mística de la Creación El Misterio del Espacio y del Tiempo

Capítulo XII. Los Ángeles y las influencias astrológicas

La Personificación Mística de las Energías
La Astrología, una Ciencia de Comunicación entre Ángeles y Hombres
Los Ciclos de Vida Universal
La División Esotérica del Mundo por las Grandes Jerarquías Dévicas

 

Capítulo XIII. Egregores

¿Qué es un Egregor?
¿Cómo identificar un Egregor?
¿Cómo destruir los Egregores Negativos?
¿Cómo actúan los Ángeles Superiores sobre los Egregores?
Otras consideraciones Ocultas sobre los Egregores

 

Capítulo XIV. Síntesis experimental

La Visión del Mundo Oculto


Los Angeles en la Vida Social Humana
Las Condiciones Íntimas del Contacto Angélico
Los Insignes Forjadores del Destino
El Sentimiento de Alegría y el Misterio de la Voz
El Tercer Elemento Vital
Últimas Consideraciones

Ilustraciones comentadas

Principio de Vida
Átomo Permanente
Formas constructoras
Los Ángeles de la muerte

Epílogo



PREFACIO

Este es el tercer volumen de Un Tratado Esotérico Sobre los Ángeles.En el primero estudiamos las fuerzas ocultas de la Naturaleza, iniciando un recorrido cósmico que partiendo de la labor universal de los grandes Logos creadores y de las excelsas Entidades Angélicas, se introducía en las interesantes temáticas de las Jerarquías Angélicas del Universo, de las vinculaciones humano-dévicas con un estudio de la ciencia de la invocación y del contacto angélico, de la intervención de estos excelsos moradores de los mundos invisibles en la vida social del hombre, del misterio implícito en la generación angélica y el destino de perfección de losÁngeles, para culminar la investigación con unas ideas acerca del Ángel Solar, el Yo espiritual del ser humano, y la actividad de los Ángeles en la evolución de los sentidos superiores de la humanidad y su participación activa en los fenómenos denominados parapsicológicos.

Tal estudio permitió sentar las bases para el segundo volumen, el cual fue titulado muy intencionadamente La Estructuración Dévica de las Formas, ya que toda su temática oscilaba alrededor de las formas dévicas o angélicas de la Naturaleza, desde las de las humildes, aunque importantes, entidades llamadas esotéricamente "elementales constructores", hasta las gloriosas Existencias Angélicas cuya misión o destino es dirigir desde niveles universales más asequibles a la razón humana la evolución de los Planos, de los Reinos, de las Razas y de todas las especies vivientes dentro de los ámbitos de nuestro Sistema Solar. Una de las principales motivaciones de este segundo libro fue el presentar por primera vez quizás en el devenir de los estudios esotéricos, unas ideas sobre el principio místico del lenguaje de los Devas y su directa relación, vía la ley augusta de los sonidos creadores, con el lenguaje que utilizan los hombres de la Tierra. Objetivo muy importante también de La Estructuración Dévica de las Formas fue el estudio de las formas psíquicas creadas en el ambiente planetario por las ceremonias mágicas o litúrgicas efectuadas por todas las congregaciones religiosas del mundo, las Ordenes secretas de carácter iniciático y las escuelas esotéricas de entrenamiento espiritual.

Este tercer libro, titulado Los Ángeles en la Vida Social Humana, viene a ser como una síntesis de los dos anteriores, aunque haciendo un énfasis especial en la necesidad urgente de que los seres humanos de cierta comprensión espiritual establezcan contacto inteligente con los Moradores del Espacio, designación esotérica de los Devas en su multiplicidad de especies y jerarquías, con vistas a una síntesis de poder espiritual la cual tendrá lugar si los discípulos, aspirantes y hombres y mujeres de buena voluntad del mundo realizan los necesarios esfuerzos y se ajustan a las correspondientes disciplinas, a últimos de este siglo o a principios del otro.

A nuestro entender, la importancia de los tres libros que constituyen este Tratado radica en el hecho de que vienen a rellenar un hueco vacío dentro del estudio esotérico de los fenómenos que se realizan en el éter y cuya causa permanece aún ignorada por la ciencia de nuestros días, tales como la electricidad, la conciencia inteligente del átomo inmerso en una gran comunidad de elementos químicos o las motivaciones ocultas de las manifestaciones parapsicológicas.

La presentación de las entidades dévicas o angélicas en su prodigiosa diversidad como los agentes ocultos de todo fenómeno en la vida de la Naturaleza, geológico, eléctrico, psíquico o espiritual, irradiará una nueva luz hacia la comprensión del mecanismo psicológico que por encima de la voluntad humana, origina en el éter del espacio toda clase de reacciones las cuales se transforman progresivamente en las leyes cíclicas de la Naturaleza con sus perfectos ritmos, cálidas demostraciones del poder creador de la divinidad, en la manifestación natural de todas y cada una de las especies vivientes y en la creación de los ambientes psíquicos o sociales de la humanidad.

Por todos estos motivos consideramos que este Tratado -si bien insuficiente todavía para abarcar las inmensas profundidades del maravilloso mundo dévico- serviría al menos para ofrecer una mejor noción del permanente milagro que se realiza en las infinitas oquedades de los éteres universales y planetarios para llevar la magna obra de la evolución, así como estimular a los sinceros aspirantes espirituales del mundo para que dediquen parte de su vida y de sus esfuerzos a establecer un vínculo de amorosa unión con el mundo oculto de los Ángeles, sabiendo de antemano que Éstos están aguardando con inmensa simpatía y comprensión, el inicio de estos sinceros y particulares intentos para ofrecer a cambio la inapreciable dádiva de su espiritual inspiración.

Vicente Beltrán Anglada




INTRODUCCIÓN

Una de las incógnitas que surge en la mente del hombre inteligente es quizás la que tiene que ver con aquello que corrientemente solemos llamar fatalidad, hado o destino. Se nos dijo esotéricamente desde siempre que el destino corresponde a la actividad de los Señores del Karma. En unos capítulos de este tercer volumen de Un
tratado Esotérico sobre los Ángeles, hemos intentado desbrozar algo esta incógnita utilizando el principio de analogía y la intuición superior, lo cual nos obligó a realizar un gran esfuerzo espiritual y no simplemente intelectual para poder remontarnos en conciencia a ciertos niveles de expresión causal y poder extraer de allí algunos significativos argumentos que esclarecían sin duda los orígenes del destino humano, planetario y universal, una idea absolutamente abstracta pero que el investigador esotérico se ve obligado a presentar en forma racional y científica. Algunos de los secretos relacionados con esta idea espiritual del karma tienen que ver con la
revelación oculta de los Ángeles y debemos confesar con gran honestidad, que en el desarrollo de la misma tuvimos el inmenso privilegio de ser ayudados y recibir inspiración directa de algunos de Estos excelsos moradores del mundo oculto. En ciertos pasajes de este Tratado hicimos referencia ya a alguna de estas experienciasparticulares de contacto angélico, tratando de presentar a los Ángeles como nuestros hermanos de los reinos invisibles de la Naturaleza, supremos artífices en el arte de la construcción de formas en todos los planos del Universo y rebosantes de simpatía y buena voluntad hacia los seres humanos. A través de tales contactos
tuvimos siempre una visión mucho más certera y científica de lo que en términos esotéricos llamamos procesos místicos, misterios universales, secretos alquímicos, magia organizada y fraternidad cósmica.

Efectivamente, los Ángeles no se limitaron a introducirnos en ciertas áreas desconocidas del mundo oculto, sino que nos explicaron técnicamente y a nuestra manera cómo y de qué manera se producían los hechos y fenómenos de la Naturaleza, fuese cual fuese su plano o nivel de expresión. Así, la comprensión de los mundos invisibles adquirió para nosotros un carácter tan eminentemente científico como el que tiene que ver con la explicación racional o intelectual de cómo la energía de un rayo eléctrico creado en la atmósfera planetaria, puede ser canalizada convenientemente por un simple pararrayos -aunque quizás sería mejor definirle atraerrayos- siguiendo el principio eléctrico científicamente reconocido como ley de puntas de Faraday, o de la actualización de la energía eléctrica de la luz por medio de una bombilla de cristal con filamento metálico de la cual fue extraído previamente el aire, tal como descubrió Edison. Todo en la Naturaleza es electricidad, energía en acción, fuerzas en movimiento..., una interacción constante entre la vida y la forma a través de la actividad dévica o angélica presente en todas las fases de estructuración, conservación y destrucción del Universo.

Bien, quizás esto lo hayamos dicho ya en otras ocasiones o en otras fases de nuestro estudio, pero interesa observar que la repetición de las mismas cosas no obedece a un equivocado sentido de redundancia o a algún olvido de parte nuestra, sino que la utilizamos como un vehículo de necesidad para que la comprensión de ciertas ideas ocultas se vaya definiendo a través de una multiplicidad de ideas afines, concretas y ya previamente establecidas en nuestra mente. Recomendamos, por tanto, una profunda atención a cada uno de los temas presentados en este Tratado con la serena convicción de que en alguno de ellos hallarán Uds. un punto importante o de esencial interés por medio del cual y sin utilizar otros medios que los
del simple discernimiento, podrán abarcar una serie impresionante de significados espirituales y quizás también el aliciente máximo para poder establecer -a igual que lo hicimos nosotros- un contacto verdaderamente significativo e importante con el mundo maravilloso de los Devas. Si tales previsiones son ciertas y hallan Uds. en la
totalidad del libro algunos de estos puntos ascensionales que los eleve por encima de Uds. mismos y los conecte con la realidad espiritual oculta en todos y cada uno de los seres vivientes, nos sentiremos realmente felices y verdaderamente satisfechos, ya que nuestro interés esotérico y más acendrado anhelo es contribuir de alguna manera al despertar de las almas suficientemente preparadas para dar el siguiente paso dentro de la ordenación jerárquica de la vida, aquel que conduce a las cúspides máximas del ser y permite penetrar vía el cuerpo causal en la gran corriente iniciática.

Parte del gran legado kármico de este Tratado persigue esta suprema meta y conscientes de la virtualidad de esta obra jerárquica, sólo pedimos atención y persistencia en el estudio y un gran amor por las grandes corrientes de vida divina que procedentes del mundo oculto, deben penetrar silenciosamente en nuestro corazón desvaneciendo las huellas de un pasado corrupto y haciendo cesar definitivamente los tormentos del deseo esclavizado. Tal es en esencia el supremo objetivo que persiguen los Ángeles y los hombres inteligentes, sabiendo ocultamente que todos estamos vinculados por idénticos motivos divinos de universal perfección.

Vicente Beltrán Anglada

 


Para descargar el libro Los Ángeles en la Vida Social Humana

desde la Asociación de Vicente Beltrán Anglada

Clickear en la imagen

 

 

 

 

 

 

 

 

REVISTA ALCORAC

Encuentro con las hadas

ORBISALBUM