Vicente Beltrán Anglada

Conversaciones esotéricas

 

Edición electrónica Nº1
Copyright “Asociación Vicente Beltrán Anglada” 2008
http://www.asociacionvicentebeltrananglada.org

Inscrita con el nº 35.865 de la Sección 1ª del Registro
Barcelona (España)
Vicente Beltrán Anglada
Conversaciones
Esotéricas

INDICE

Prefacio

Introducción
La identidad, procedencia y destino cósmico del hombre
Poseer una mente bien cualificada para la investigación oculta
Aplicar correctamente la clave de la analogía

Capítulo I. La Magia de la Creación
La magia universal
Los siete grandes sonidos creadores
El Cáliz supremo de la Creación

Capítulo II. La Magia Individual
Fuerzas solares y fuerzas lunares
La magia individual creadora de la civilización, la cultura y la historia
de la humanidad

Capítulo III. La Magia y los Misterios Iniciáticos
El cuerpo de misterios de la Iglesia Cristiana
La verdadera obra mística de Cristo

Capítulo IV. La Magia del Quinto Reino
El reino espiritual
La respuesta del Señor

Capítulo V. La Sensibilidad Humana
Evolución de la sensibilidad
La sensibilidad social
La sensibilidad a las cosas
La sensibilidad al Yo espiritual


Capítulo VI. El Misterio de los Siete Rayos
A) Genealogía del Universo.
B) Los planos del sistema solar
Los planetas sagrados

Capítulo VII. Expresión Universal e Individual de los Siete Rayos
Los rayos y la voz humana
Sonido, color y forma geométrica de los planos del Universo
El hombre en relación con los planos del sistema solar

Capítulo VIII. Los Rayos y el Conocimiento Propio
El sendero de rayo
Los rayos y la magia liberadora
Los rayos y el sendero iniciático

Capítulo IX. El Principio Universal de Jerarquía
Jerarquías solares y planetarias
El logos solar y los siete Arcángeles

Capítulo X. Los Ashramas de la Jerarquía
Los siete grandes estadios de la evolución humana
La constitución mística de un Ashrama

Capítulo XI. El Hombre, esta Tremenda Incógnita
El principio cósmico de la mente
El Microcosmos septenario del hombre

Capítulo XII. La Jerarquía Espiritual Humana
El hombre, el centro de la evolución planetaria
El gran Iniciado Hércules y el corazón humano
El centro misterioso de síntesis

Capítulo XIII. El Misterio del Ángel Solar
Una gran analogía cósmica
El cuerpo causal y el ángel solar
El proceso de redención logoica


Conversaciones Esotéricas
Capítulo XIV. El Sendero de Cumplimiento Universal
La suprema guía de la acción causal
Nuestro rayo, nuestro modelo
Los rayos y los yogas

Capítulo XV. La Gloria del Pasado y las Perspectivas del Futuro
¿Qué hay que entender por liberación?
La mágica inseguridad

Capítulo XVI. La Liberación del Destino
El ángel solar, primero y único maestro del hombre
Las oportunidades cíclicas de los tiempos
Zonas de luz y zonas de sombra

Capítulo XVII. Conclusión. El Significado Oculto de los Mitos
El secreto de la acción creadora
La verdadera técnica de la liberación

 



PREFACIO

Este libro, que someto a la amable consideración de ustedes, es el compendio de una serie de conferencias pronunciadas en la ESCUELA UNIVERSALISTA DE LA NUEVA ERA, de Barcelona, desde finales de 1975 a inicios de 1978. El tema genérico de las mismas era el mismo que constituye el título del libro, es decir, Conversaciones Esotéricas.

Un creciente número de sinceros aspirantes espirituales infundieron calor a estas Conversaciones y el profundo espíritu investigador que demostraron, revelado a través de las inteligentes preguntas formuladas, permitieron que el nivel de las mismas se mantuviese constantemente en zonas de alta tensión espiritual.
Fue posible, así, a medida que proseguían estas conferencias-coloquio, que el espíritu esotérico se posesionara del selecto auditorio y del propio conferenciante, deparando tal oportunidad que se abordasen los temas tan profundamente significativos que constituyen la base angular de este libro.

Estas conferencias fueron grabadas inicialmente en cinta magnetofónica, siendo reproducidas posteriormente por escrito para utilización de grupos de estudio en España y Sudamérica que se interesaron por las mismas. Debo remarcar también que en la concepción literaria del libro se siguió escrupulosamente el orden cronológico de fechas a fin de guardar una perfecta similitud de las ideas analizadas en las distintas conferencias.

Como ustedes podrán apreciar, al final de las conversaciones se establece un amigable coloquio entre el auditorio y el conferenciante, siendo interesante comprobar que las incisivas interrogantes formuladas permitieron siempre extender y profundizar considerablemente lo tratado en cada una de ellas. Puedo decir pues honestamente que este libro es el resultado de una labor de grupo.

Otra cosa que debo puntualizar también, habida cuenta de que algunas de las ideas expuestas durante el curso de estas Conversaciones Esotéricas poseen una cierta dosis de originalidad, singularmente las que hacen referencia a la Genealogía de nuestro Universo, a la misteriosa Vida del Ángel Solar y a la Creación de los Planos de la Naturaleza, es que me hago absolutamente responsable de mis afirmaciones y que no voy a caer en la tentación de decir: “...Esto me lo ha dictado o transmitido mi Maestro”, con lo cual declinaría toda responsabilidad individual y caería en el riesgo de presentar mi labor como el resultado de una comunicación mediúmnica, lo cual no sería evidentemente cierto. Debo decir, por el contrario, que desde hace muchos años y día tras día, sin permitirme descanso alguno, he procurado profundizar algo más en las leyes ocultas de la Naturaleza y del propio ser humano, tratando de descubrir el Misterio de sus absolutas y remotas Fuentes universales de Creación. He adoptado en todo momento la actitud que corresponde al discípulo de la Nueva Era de no interferir la atención del Maestro con la constante y plañidera súplica de "Señor, ayúdame en mis pesquisas...", una formulación estrechamente vinculada con el pedido de "Dame, Señor, el pan de cada día", muy característico en los discípulos de la Era Pisceana.

Bien, esto que acabo de decides no es una justificación de mi actitud
personal en relación con la de otros cualificados discípulos mundiales, pero sí debo aclarar la posición espiritual de un discípulo con respecto a su Maestro en estos momentos cíclicos de tensión y de oportunidad planetaria. Es obvio decir, y creo que muchos de ustedes estarán de acuerdo conmigo, que toda persona rectamente orientada y con sinceros deseos de servir a la humanidad tiene asegurada en el nivel que le corresponda, a igual que los verdaderos discípulos mundiales, la protección e inspiración de Aquellos benditos Seres que desde los planos ocultos guían la evolución planetaria, constituyendo esta realidad un potente estímulo espiritual para los hombres y mujeres de buena voluntad del mundo.

Para terminar este Prefacio, debo testimoniar mi sentido y profundo
agradecimiento a los amigos de la Junta Directora de la Escuela Universalista de la Nueva Era que gentilmente pusieron a mi disposición su Sala de Conferencias, por la oportunidad que me ofrecieron de establecer contacto con selectos grupos de aspirantes de cuya amistad me honro actualmente y cuyo sentimiento de adhesión y renovado espíritu me alentaron para seguir adelante con esta obra de difusión esotérica.

Deseo de todo corazón que el espíritu de fraternal unión y convivencia que presidió siempre aquellas esotéricas conversaciones, se introduzca también en el ánimo de ustedes y les permita, igual que a nosotros, ser dinámicamente conscientes de la obra de la Jerarquía Espiritual aquí en la Tierra.

Vicente Beltrán Anglada

Barcelona, Enero de 1978

INTRODUCCIÓN

Tres requisitos son necesarios, yo me atrevería a decir fundamentales, para una correcta investigación de las leyes ocultas del Universo, a las cuales trataremos de ajustamos lo más escrupulosamente que nos sea posible durante el curso de todas nuestras Conversaciones Esotéricas:

1. Admitir básicamente que la identidad, procedencia y destino del hombre tienen carácter cósmico.
2. Reconocer que tal investigación exige una mente altamente cualificada y predispuesta en orden a los valores ocultos de la Naturaleza.
3. Que hay que aplicar correctamente y en todo momento la Clave
Hermética de la Analogía.


Analicemos, siquiera brevemente, tales requisitos:

1. LA IDENTIDAD, PROCEDENCIA Y DESTINO CÓSMICO DEL HOMBRE
El hombre inteligente se siente preocupado por resolver la triple interrogante de ¿quién soy?, ¿de dónde vengo? y ¿a dónde voy?, la cual constituye el principio filosófico de la Vida y la serena afirmación de que el ser humano posee unas profundas y desconocidas interioridades, enraizadas en suelos de inmortalidad, que exigen ser descubiertas y exteriorizadas.

El problema de la identidad humana tiene sus orígenes en lo divino y todo cuanto hace el ser humano en cada una de las fases de su existencia, es tratar de comprender estos profundos y desconocidos orígenes, causas supremas de su personalidad psicológica y remotas raíces de sus vinculaciones con el Cosmos. A este supremo intento del hombre de aproximarse a las eternas Fuentes espirituales de su divina procedencia, se le denomina técnicamente Evolución, y
en lo que al ser humano se refiere, la Evolución se realiza gradualmente a través de la línea de actividad de tres absolutos Senderos de aproximación a la Vida.


Veamos:

a) El Sendero que relaciona el hombre con el dilatadísimo mundo de las cosas que le rodean y que mediante la percepción, el análisis y la memoria le desarrollan el Intelecto. Constituye el enlace del hombre con el pasado y el su íntimo misterio se halla la resolución de la primera interrogante a ser resuelta...

¿DE DÓNDE PROCEDO?

b) El Sendero que vincula el ser humano con todos los demás seres de la Naturaleza, y muy particularmente con los demás miembros de la gran familia humana. Este Sendero desarrolla el sentimiento de Amor en su corazón, el aspecto más profundo de la sensibilidad emocional. Constituye virtualmente el enlace del hombre con el presente y en su cálido misterio se halla la resolución de la interrogante... ¿QUIEN SOY?

c) El Sendero que le abre a la entidad humana las perspectivas íntimas del propio SER, haciéndole progresivamente consciente de su absoluta procedencia cósmica. Es el que lleva a la conquista del futuro y resuelve la gran incógnita del destino humano... ¿A DÓNDE ME DIRIJO?

La unificación del triple Sendero, que en términos de meditación oculta podríamos definir de INTEGRAClÓN, le brinda al hombre las más adecuadas y certeras respuestas a todas las preguntas de su vida acerca de su identidad, procedencia y destino cósmico y le abre las puertas de la Iniciación, la cual es una culminación de todos los esfuerzos de la búsqueda y ha de constituir, -por lo tanto, una parte principal de nuestras Conversaciones Esotéricas.

2. POSEER UNA MENTE BIEN CUALIFICADA PARA LA INVESTIGACIÓN OCULTA
Introducirnos en las raíces ocultas de la vida del hombre exige un tipo de mente capacitada no sólo para comprender el sentido intelectual de los conocimientos esotéricos, sino también la posibilidad de llevarlos a la acción práctica en forma tan rica y tan plena como sea posible. La distinción entre el conocimiento esotérico y la vida esotérica y su final reunificación exigirá una alta cualificación mental y el desarrollo de los siguientes factores.

a) La mente inferior, concreta, cuya cualidad se relaciona con el dilatadísimo mundo de las formas objetivas y constituye el campo del conocimiento intelectual en todas sus absolutas vertientes.

b) La mente superior, o abstracta, cuya cualidad es la sensibilidad a los valores absolutos de la existencia y tiene como meta reconocida el establecimiento de un contacto inteligente con el YO espiritual.

c) El reconocimiento de este YO interno en la vida activa de la personalidad psicológica, determinando absolutos y trascendentes cambios en la vida individual y social de los seres humanos.

La integración de los tres factores antes descritos en un solo centro de percepción espiritual, producirá un enaltecimiento de las más elevadas cualidades mentales de la Raza humana y situará en el justo lugar que les corresponde, Asociación Vicente Beltrán Anglada asignándoles su verdadero y amplio sentido, a los términos esotéricos de CONOCIMIENTO, COMPRENSIÓN y SABIDURÍA. Así, el conocimiento intelectual, la comprensión espiritual y la sabiduría divina constituyen en su esencia las virtudes que ha de desarrollar el investigador esotérico, conforme vaya introduciéndose por las dilatadas perspectivas del mundo oculto y se esfuerce por integrarse progresivamente en las elevadas zonas de su conciencia interior. Es obvio advertir que en el curso de estas Conversaciones y sea cual sea el tema elegido, cada cual abarcará el sentido de las ideas de acuerdo con la medida del propio entendimiento y sus capacidades mentales de percepción, lo cual no quiere significar que intentemos establecer minorías selectivas dentro del grupo mayor de las personas que asistan a nuestras conversaciones mensuales, sino que apelamos más bien al sentido de responsabilidad del propio conocimiento esotérico, el cual deberá penetrar silenciosa y humildemente en nuestro corazón y convertirse en un impulso mayor hacia la acción creadora. En todos los casos seráimprescindible, sin embargo, que utilicemos el recto ejercicio de la ATENCIÓN, sin la cual se malograrían quizás los frutos del conocimiento oculto, ya que no puede existir una excelente cualificación mental si falla esta intención profunda y serena hacia todo cuanto ocurre dentro y fuera de nosotros mismos. Para resumir, he aquí las tres cualidades mentales exigidas para el recto ejercicio del discernimiento, clave de la Sabiduría Esotérica:

a) El permanente deseo de investigar y comprender.

b) El recto ejercicio de la atención.

c) El convencimiento íntimo de que la luz de la Verdad está en todas las cosas y de que puede ser hallada si la voluntad es fuerte y va convenientemente orientada hacia este fin.

Bien, esto es cuanto quería decirles acerca de las cualidades mentales que ha de poseer el investigador esotérico. Los niveles de actividad mental, los tipos de sensibilidad emocional y las incidencias kármicas de cada uno de nosotros matizarán internamente nuestras Conversaciones y cada cual aportará a las mismas -se dé cuenta o no de ello- el contenido espiritual preciso que ha de posibilitar una verdadera conciencia de grupo y una leal camaradería entre unos y otros..


3. APLICAR CORRECTAMENTE LA CLAVE DE LA ANALOGÍA
¿Qué hay que entender por Analogía? Según HERMES TRISMEGISTUS, llamado esotéricamente “El Padre de la Sabiduría”, el principio de analogía o de correspondencia que rige el proceso de vida en la Naturaleza se halla resumido en este sencillo axioma: “IGUAL ES ARRIBA QUE ABAJO, IGUAL ES ABAJO QUE ARRIBA”. Según la comprensión de este enunciado, todo cuanto existe en el marco infinito de la Creación reacciona a idénticos impulsos creadores que la totalidad del Universo, siendo el hombre una genuina reproducción en miniatura de la propia Divinidad, es decir, un microuniverso dotado de todas las facultades creadoras, las cuales debe ir desarrollando progresivamente a través del curso
sereno e inmutable de la Evolución. El hecho de que la pluralidadde los investigadores esotéricos, científicos y religiosos de la humanidad reconozcan que el ser humano es un microcosmos del Gran Macrocosmos, da fe del principio universal de analogía y este reconocimiento general irá facilitando la comprensión de los Misterios ocultos de la Naturaleza, los cuales se realizan a través del
gigantesco e inconmensurable Cuerpo del Universo, del planeta Tierra y también dentro del corazón del hombre.

Los antiguos sacerdotes Druidas, Guías religiosos del pueblo Celta, situaban en el altar de sus adoraciones y contactos místicos la figura de un ser humano, el cual, y de acuerdo con antiquísimas tradiciones, era una representación exacta del Universo y a través de su cuerpo escrutaban los misterios divinos, hallando que cada uno de sus complicados órganos se correspondía con alguno de los cuerpos celestes y constituían centros de contacto con las energías más elevadas de la Divinidad... Igual sabiduría regía la investigación esotérica de los grandes pensadores y místicos de Caldea, Egipto, Grecia o la India, los cuales lograron obtener valiosísimos conocimientos sobre la obra oculta de la Naturaleza que es el Trabajo de Dios, observándose a sí mismos y autorreconociéndose como Entidades creadoras y expresiones temporales de aquella infinita Revelación interna. Y es así, también, como los investigadores esotéricos -de nuestros días, herederos de aquellas nobles y sublimes tradiciones, pueden captar el significado íntimo de las cosas y revelarlo en forma de ideas y conocimientos. Todo se basa pues en el principio hermético de analogía, el cual ordena la investigación en las múltiples vertientes de la vida organizada de la Naturaleza en este Universo de Segundo Rayo y relaciona la más sencilla manifestación de vida con la más compleja estructura cósmica.
Según el imperativo de tal ley o de tal principio, todos los seres vivientes están estrechamente vinculados por un potente y radiante magnetismo de AMOR, esencia de Vida en este Universo, el cual mantiene la cohesión del conjunto universal. Hay un hermoso canto oriental que expresa poéticamente esta infinita verdad oculta: “...No muere el más insignificante insecto sin que reciba la bendición del Señor del Mundo, ni se mueve la más humilde hoja del árbol sin que
estremezca la Naturaleza entera, pues has de saber, ¡oh discípulo!, que el más leve pestañeo de tus ojos afecta la estrella más lejana”. Pueden parecer exageradas estas poéticas frases, pero expresan el sentido de una Ley de Correspondencia y el reconocimiento del principio de Analogía que rige para nuestro Universo de Segundo Rayo. Nada le sobra ni nada le falta al suave ejercicio de esta ley universal que se expresa a través de todas y cada una de las cosas creadas. Nuestra misión en estas conversaciones esotéricas será tratar de comprender el alcance místico de tales significados y esforzarse en demostrarlos en nuestra vida social de relación y en cada una de nuestras manifestaciones psicológicas. Así, conjuntamente, y viendo la proyección del Universo en nuestras propias vidas, adquiriremos nuestro derecho de participación en los Misterios del Reino. Tal son en definitiva nuestras intenciones en el devenir de nuestra búsqueda espiritual y las que nos guiarán, a no dudarlo, en nuestras conversaciones acerca del mundo oculto.

 

Para descargar el libro Conversaciones Esotéricas

desde la Asociación de Vicente Beltrán Anglada

Clickear en la imagen

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

REVISTA ALCORAC