TELEPATÍA Y EL VEHÍCULO ETÉRICO

Alice A. Bailey

 

 

 

 

 

ÍNDICE

PRIMERA PARTE

EL CAMPO DEL INTERCAMBIO TELEPÁTICO

Capítulos:

I. El Campo del Intercambio Telepático.

.........................Al considerar el tema de la telepatía debe tenerse en cuenta que el cuerpo etérico de todas las formas de la naturaleza es parte integrante de la forma sustancial de Dios Mismo - no la forma física densa sino aquello que los esotéricos consideran la sustancia de la cual está hecha la forma. Empleamos la palabra Dios para significar la expresión de la Vida Una que anima a todas las formas en el plano objetivo externo.

El cuerpo etérico o de energía de todo ser humano es parte integrante del cuerpo etérico del planeta mismo y, en consecuencia, del sistema solar.

Por este medio, el ser humano se relaciona con toda expresión de Vida divina, grande o diminuta. La función del cuerpo etérico consiste en recibir impulsos de energía. Está compuesto de miríadas de filamentos de fuerza o diminutas corrientes de energía, mantenidas en relación por su efecto coordinador, con los cuerpos emocional y mental y el alma. Estas corrientes de energía a su vez producen un efecto sobre el cuerpo físico, induciéndolo a emprender alguna actividad según la naturaleza y poder del tipo de energía que rige al cuerpo etérico en determinado momento.

A través del cuerpo etérico circula energía que emana de alguna mente...................................................

II. Trabajo Telepático. Tres Factores Principales.

III Tres Tipos de Telepatía: Instintiva, Mental, Intuitiva.

....Otros dos Grupos de posibilidadades Telepáticas.

IV. Los Tres Tipos de Energía Involucrados.

V. El Acrecentamiento de la Sensibilidad Telepática.

 

 

 

VI. El Trabajo Telepático Grupal.

VII. La Ciencia de Impresión: Su Función Solar Planetaria. Fuentes de Impresión para los Tres Centros Planetarios.

VIII. La Suprema Ciencia de Contacto. Sus tres Modos Interdependientes de Expresión. Su Meta en los Procesos Evolutivos de la Vida.

IX. Las Zonas Expansivas de Interacción Consciente.

 

 

 

X. Revelación de la Correlatividad en las Relaciones. Grupos Vinculadores en la Vida Planetaria. La Mente, Foco de Desarrollo Planetario.

XI. Los Resultados del Contacto y de la Receptividad. Secuencia Planetaria de la Impresión.

XII. Relación del Centro Humano con el Centro Jerárquico. Fuentes de Impresión.

XIII. Sensibilidad Telepática- Un Desarrollo Normal. Desenvolvimiento Espiritual Paralelo. Registro, Impresión e Interpretación.

......................Quisiera recordarles que el aura que cada uno ha creado alrededor del núcleo central del "yo o alma en encarnación", es un fragmento de la super alma una, que trae el ser a la manifestación. Esta aura, como bien saben, está compuesta de las emanaciones del cuerpo etércio, y éste, a su vez, encarna tres tipos de energía, de los cuales cada uno es individualmente responsable. Estos tres tipos (cuando se asocian a la energía de prana que compone los vehículos etéricos) son:

1. El aura de la salud, que es esencialmente física.

2. El aura astral, que por lo general es el factor más predominante, amplio y controlador.

3. El aura mental, que en la mayoria de los casos es relativamente pequeña, pero que se desarrolla rápidamente cuando .......se emprende conscientemente su propio desarrollo o cuando la personalidad está polarizada en el plano mental.

Finalmente llegará un momento en que el aura mental eliminará ( si puede emplear este término inadecuado) el aura emocional o astral, entonces la cualidad egoíca de amor creará un sustituto, a fin de que la necesaria sensibilidad no desapareza totalmente, sino que sea de naturaleza más elevada y aguda.

En esta triple aura ( o mejor dicho, cuádruple, sin contamos el vehículo etérico) todo individuo vive, se mueve y tiene su ser; esta aura vital es el agente que registra las impresiones objetivas y subjetivas. El Yo interno debe controlar y utilizar a este "agente de respuesta sensitiva" a fin de registrar las impresiones y dirigir las impresiones etéricas o mentales hacia el mundo de los hombres. La impresión astral es completamente egoísta y personal, y aunque pueda afectar al medio ambiente del hombre, no está dirigida como las energías registradas.

Esta aura es responsable de los efectos que una persona produce sobre otra; las palabras no producen reacciones, aún suponiendo que sean el reflejo de sus reacciones y pensamientos, pero, en realidad, son generalmente expresiones de sus deseos emocionales.

Por lo tanto , todos poseemos un mecanismo subjetivo que es el verdadero y perfecto reflejo de nuestro propio grado de evolución. Esta es el aura que un Maestro observa...........................................................................

 

 

 

XIV. Aspectos Superiores de la Relación en la Mente Universal. Agentes Impresores de la Voluntad Divina.

XV. Relaciones Interplanetarias y Extraplanetarias.

.................Pero ha de ser captado el hecho fundamental de que el medio para establecer la relación y el contacto es la SUSTANCIA; el efecto de tales relaciones, llevado a cabo por este medio, es el gradual desarrollo y progresivo desenvolvimiento de los tres aspectos divinos conocidos por todos los esotéricos, además de otros, que el milenio venidero revelará.

El factor contribuyente, dentro y fuera de nuestro planeta, podría ser considerado como los tres centros mayores de nuestro Logos planetario:

1. El Centro Coronario. Agente dinámico del Propósito extraplanetario, expresión de la divina Voluntad planetaria enfocada en Shamballa. Es la Energía de Síntesis, origen de toda vida planetaria; significa el Ser esencial.

2. El Centro Cardíaco. Agente del Plan de evolución. Expresión del Amor divino o Razón pura, la Jerarquía. Es esencialmente la energía de Atracción, el reino de las almas.

3. El Centro Laríngeo. Agente de los tres aspectos en relación con los tres reinos subhumanos de la naturaleza, expresión de la inteligencia divina, la Humanidad. Esta energía, que es Mente activa, hace que la humanidad sea el macrocosmos del microcosmos, los tres reinos subhumanos. La humanidad es para ellos lo que la Jerarquía es para el cuarto reino de la naturaleza, el reino humano...........................................................................

...................Existe un aspecto de la Ciencia de la Impresión que aún no he tocado, y es el lugar que ocupan los centros como puntos focales, trasmisores y agentes para las siete energías de rayo. Los esotéricos saben que cada uno de los siete centros está influído por alguna energía de rayo o es el receptor de ella; generalmente se acepta el hecho de que el centro coronario es el agente del primer Rayo de Voluntad o Poder, el centro cardíaco es el custodio de la energía del segundo Rayo de Amor-Sabiduría, mientras que el tercer Rayo de Inteligencia Activa creadora pasa a través del centro laríngeo y lo energetiza...............................

El Rol Principal de la Humanidad. Siete Afirmaciones que representan el Canon del Actual Trabajo Planetario. Los Centros y las Energías de Rayo. Separatividad: La Gran Ilusión.

 

 

 

SEGUNDA PARTE

ENSEÑANZAS SOBRE EL CUERPO ETÉRICO.

I. La Naturaleza del Cuerpo Etérico.

..................Generalizando, la ciencia ha precedido al esoterismo en el reconocimiento de la energía como factor dominante en toda expresión de la forma. Los teósofos y otros esoteristas se enorgullecen de ser los pensadores más avanzados, pero no es verdad. Helena Petrovna Blavatsky, iniciado de alto grado, presentó puntos de vista científicos muy avanzados, pero ello no significa que pertenezcan a los exponentes de la enseñanza teosófica.

El conocimiento de que todas las formas manifestadas son formas de energía de las cuales la forma humana no es una excepción, la humanidad se lo debe a la ciencia y no al ocultismo. La demostración de que la luz y la materia son términos sinónimos es también una conclusión científica.

Los esotéricos siempre lo han sabido, pero sus presentaciones agresivas y tontas de la verdad han obstaculizado enormente a la Jerarquía...............

.........Sabiendo que el cuerpo etérico ha sido siempre una expresión de la energía dominante que controla a la humanidad en cualquier ciclo, H.P.B. empleó el término "cuerpo astral" como sinónimo de cuerpo etérico. El cuerpo etérico, en la mayoría de los casos, es el vehículo o instrumento de la energía astral. La mayoría de los hombres son todavía de naturaleza atlante o astral, lo cual significa que existe un porcentaje mucho mayor de lo que admite el ocultismo común.

H.P.B. no obstante fue sincera; y sabía que en esa época y durante los siglos venideros ( probablemente unos 300 años), el cuerpo astral seguirá rigiendo las múltiples reacciones humanas y su expresión en la vida diaria. De allí la aparente confusión de los escritos respecto a ambos "cuerpos".

La siguiente afirmación es muy fundamental, y rige y controla todo el pensamiento respecto al cuerpo etérico:

El cuerpo etérico está compuesto principalmente de energía o energías predominantes, a las cuales el hombre, el grupo, la nación o el mundo, reaccionan durante un ciclo determinado o período mundial.

Si se quiere comprender esto con claridad, es esencial que deje sentadas ciertas proposiciones referentes al fuerpo etérico, que han de regir el modo de pensar del estudiante; si no rigen, el estudiante se acercará a la verdad desde un ángulo erróneo, y esto no lo hace la ciencia moderna.

La limitación de la ciencia moderna estriba en su falta de visión, pero sus posiblidades residen en que reconoce la verdad cuando la comprueba.

Es esencial que la verdad resplandezca en todas las circunstancias, de lo cual la ciencia da un verdadero ejemplo, aunque ignora y desprecia al ocultismo.

Los científicos esotéricos se obstaculizan a sí mismos debido a su forma de presentar la verdad y a su falsa humildad. Ambas son malas.

Existen seis proposiciones que rigen cualquier consideración sobre el cuerpo etérico, y quisiera presentarlas a los estudiantes como primer paso:

1. No existe nada en el universo manifestado -solar, planetario y en los distintos reinos de la naturaleza- que no posea una forma sutil e intangible, aunque sustancial, de energía que controle, rija y condicione al cuerpo físico externo. Este es el cuerpo etérico............

2. Esta forma de energía - que subyace en el sistema solar, en los planetas y en todas las formas existentes dentro de su "círculo no se pasa" específico- está condicionada y regida por la energía solar o planetaria predominante, que incesante e ininterrumpidamente la crea, cambia y cualifica. El cuerpo etérico está sujeto a incesantes cambios. Esto es verdad respecto al Macrocosmos, e igualmente verdad respecto al hombre, el microcosmos, y -por intermedio de la humanidad- eventual y misteriosamente probará la verdad, en lo que atañe a todos los reinos subhumanos de la naturaleza. Los reinos animal y vegetal lo evidencian....

II. El Fundamento de la No Separatividad. La Función de los Cuatro Éteres.

III. Los Centros Planetarios y Humanos existentes en la Sustancia Etérica. El Canon Cambiante del Cuerpo Etérico Planetario.

 

 

 

IV. Los Centros y la Personalidad.

V. La Naturaleza del Espacio.

VI. La Vida Planetaria, un Centro en el Sistema Solar. El Triángulo Central de Energías. Secuencia Interrelacionada de los Triángulos. La Relación Integral del Hombre y su función Creadora en el Todo.

 

 

 

 

AL INDICE GENERAL
index.htm