PROBLEMAS DEL ESTÍMULO 

ALICE ANN BAILEY- MAESTRO TIBETANO 

Ahora llegamos a la parte más interesante de nuestro estudio psicológico, porque encararemos y consideraremos los resultados obtenidos por el estímulo. Este tema es de gran interés en los momentos actuales debido a la tendencia mística, el anhelo espiritual que caracteriza a toda la humanidad y a los resultados definidos -unos malos, la mayoría buenos- que la creciente práctica de la meditación está produciendo en el mundo de los hombres. Los resultados obtenidos por la aspiración mística y espiritual y por la meditación ocultista aplicada o intelectual (en contradicción con el acercamiento místico), deben ser enfrentados y comprendidos, o se perderá una gran oportunidad y aparecerán ciertos desarrollos indeseables que luego será necesario contrarrestar.

Les sorprende ¿no es verdad? que hable de la tendencia mística de la humanidad. Sin embargo, la aspiración del género humano nunca ha sido de orden tan elevado y general como ahora. Nunca se ha esforzado tanta gente por llegar al Sendero del Discipulado. Nunca se han abocado tantos hombres a descubrir la verdad. Nunca ha sido tan definido y tan real el Acercamiento a la Jerarquía. Esta situación justifica ciertas reacciones. ¿De qué naturaleza serán estas reacciones?¿Cómo debemos considerar y tratar la oportunidad con la cual nos enfrentamos? Por el desarrollo de las siguientes actitudes: la determinación de aprovechar la corriente que obliga a la humanidad a acercarse al mundo de las realidades espirituales en tal forma, que los resultados serán fehacientes y probados; la comprensión de que lo que millones de hombres buscan es digno de ser buscado y constituye una realidad hasta ahora desconocida; el reconocimiento de que ha llegado el día de la oportunidad para todos los discípulos, iniciados y trabajadores, pues la marea está en su apogeo y los hombres pueden ser influídos decisivamente en esta época, lo cual no será posible posteriormente. No siempre hay épocas de crisis, pues son una excepción, no la regla. Sin embargo, la crisis de la época es poco común. No obstante, hay un punto plasmado en mi mente que quisiera exponer enfáticamente.

En estos momentos de crisis (1936) y de consiguiente oportunidad, es esencial que los hombres comprendan dos cosas: primero, que es una época de estimulación y también un momento de crisis tanto para la Jerarquía como para todos los hombres. Esto último a menudo se olvida; la crisis jerárquica es de gran importancia, porque ocurre relativamente raras veces; las crisis humanas son frecuentes  y -desde el punto de vista del tiempo- suceden casi regularmente. Pero no es así en lo que respecta a la Jerarquía. Además, cuando una crisis humana y una crisis jerárquica coinciden y son simultáneas, emerge un momento en que la oportunidad es trascentental por las siguientes razones.

1. La atención de los Grandes Seres se enfoca totalmente, debido a los asuntos planetarios, en una dirección particular. Entonces surge una síntesis del planificado esfuerzo.

2. Estas ocasiones son tan raras que cuando suceden tienen una significación solar y también planetaria.

3. Ciertos poderes y fuerzas, externos al gobierno del sistema solar, han sido puestos en actividad debido a la emergencia planetaria, siendo ésta de tal importancia (desde el punto de vista de la conciencia) que el logos solar ha considerado necesario invocar la ayuda de agenes externos. Y Ellos están ayudando.

Si se suma a estos hechos la atención reorientada y enfocada de la humanidad sobre lo que se denomina "el moderno idealismo", tendremos un momento o acontecimiento muy importante pues ambas palabras son sinónimas. 

En todas las partes, los hombres aspiran a obtener libertad, comprensión mutua, buenas condiciones de vida, correctos modos de pensar grupales y personales y correctas relaciones externas e internas. Este hecho generalmente se reconoce. La humanidad está hastiada y cansada de los malsanos modos de vivir, de la explotación de los indefensos, del aumento del descontento y de la centralización de poder en manos erróneas y egoistas. Ansía la paz, correctas relaciones, adecuada distribución del tiempo y la comprensión y empleo correcto del dinero. Estas modalidades poco comunes son de naturaleza profundamente espiritual.

¿Qué resultados han traído dichos desarrollos en el gobierno espiritual subjetivo y en el mundo de los asuntos humanos?

Ante todo y en forma predominante, la evocación de un Acercamiento conjunto: uno lo constituye el anhelo de la Jerarquía de solucionar el problema humano, el reajuste del sufrimiento y también el correcto surgimiento del gobierno espiritual (gobierno de correctos valores); el otro consiste en la determinación del hombre de crear correctas condiciones y situaciones ambientales donde puedan desarrollarse adecuadamente los seres humanos, percibirse y reconocerse los verdaderos valores. Es aquí donde la Jerarquía y la humanidad están unificadas. No tiene gran importancia que infinidad de seres humanos estén tan poco desarrollados que no puedan captar debidamente estas aspiraciones, pues trabajan inconscientemente para lograr los mismos fines que la Jerarquía.

Allí donde existen simultáneamente estas situaciones afines, se producirá necesariamente una respuesta sincronizada y (también, lógicamente) producirá un estímulo. La situación en relación con toda la humanidad es exactamente la misma que la situación en la vida de un místico individual. Esto debe ser cuidadosamente tenido en cuenta, porque la tendencia de la aspiración humana es mística y no ocultista. De allí lo portuno de mis palabras y su aplicación mundial.

Sin embargo, pienso limitarme a los problemas del místico individual y dejar a mis lectores que establezcan los paralelismos necesarios. Sería de valor si ante todo definiéramos la palabra estímulo, considerándola desde el punto de vista ocultista y no la dada por los diccionarios técnicos. El estímulo es el punto crucial de nuestro problema, y podríamos muy bien enfrentarlo y comprender que hablamos con conocimiento de causa y sabemos lo que implica.

Insistentemente  he acentuado la necesidad de reconocer la existencia de la energía. En ocultismo (en forma esotérica) empleamos la palabra energía para expresar la actividad viviente de los reinos espirituales y de esa entidad espiritual que es el alma. Empleamos la palabra fuerza para expresar la actividad de la naturaleza de la forma en los dominios de los diversos reinos de la naturaleza.Este punto es muy interesante e implica diferenciación. 

Por lo tanto, el estímulo podría ser definido como el efecto que produce la energía sobre la fuerza. Es el efecto que produce el alma sobre la forma y el efecto de la más elevada expresión de la divinidad sobre lo que denominamos la expresión inferior. Sin embargo, todos son igualmente divinos en tiempo y espacio y respecto al grado de evolución y al todo. A fin de aclarar los numerosos y diferentes tipos de mente, enumeraré de distinta forma los efectos que produce la energía:

1. El acrecentado ritmo y vibración.

2. La capacidad de aprovechar el tiempo y, por lo tanto, realizar más en una hora, del llamado tiempo, que lo que la persona común puede hacer durante dos o tres horas.

3. La perturbación de la vida de la personalidad que conduce -si se la enfrenta correctamente- a percibir con claridad el cumplimiento de las obligaciones kármicas.

4. La intensificación de todas las reacciones, incluidas las que emanan del mundo del diario vivir (y, por consiguiente, del ambiente), del mundo de la vida de la aspiración, de la mente y del alma, la gran Realidad en la vida del individuo encarnado (aunque lo ignore).

5. El esclarecimiento de los objetivos de la vida, de allí el énfasis predominante sobre la importancia de la personalidad y de su vida.

6. El proceso de destrucción en desarrollo, que implica asuntos que están más allá de la capacidad de la personalidad para resolverlos.

7. Ciertos problemas fisiológicos y psicológicos basados en la capacidad, en las inherentes debilidades y fortalezas y en las cualificaciones de los instrumentos de recepción.

Debemos recordar aquí que todo estímulo se basa en la reacción (o poder de recibir y registrar) de la naturaleza inferior cuando se pone en relación con lo superior y no en la reacción de lo superior a lo inferior. Una vez obtenida la recepción se produce una aceleración de los átomos que componen los vehículos de la personalidad; luego, las células del cerebro que hasta ese momento habían estado aletargadas, son energetizadas para que entren en actividad, así como también las onas del cuerpo alrededor de los siete centros, particularmente en las analogías orgánicas y fisiológicas de los centros, juntamente con la captación de las posibilidades y oportunidades. El resultado puede ser un fracaso desastroso o un desarrollo significativo.

La estimulación del sistema nervioso del sujeto responde a todo esto, de allí que los efectos sean pronuciadamente físicos y pueden significar la liberación por el correcto consumo de la energía afluyente y, en consecuencia, no serán graves aunque haya condiciones indeseables, o signifique que el instrumento esté en tal estado que la energía afluyente sea destructora y peligrosa y pueda traer malos resultados, y estos incluyen:

Problemas mentales...  

Pasar al artículo de problemas mentales





  

 

 

 

     

 

REVISTA ALCORAC

 REVISTA ALCORAC 

Encuentro con las Hadas

Xavier Penelas

Encuentro con las hadas

MAESTRO TIBETANO 

CURACIÓN ESOTÉRICA

ORBISALBUM

INGRID Y JOHN

CUADROS

ASTROLOGÍA ESOTÉRICA
Los Rayos y las Iniciaciones 

 

N. G. S. M.

 TRATADO SOBRE FUEGO CÓSMICO  PSICOLOGÍA ESOTÉRICA


ASOCIACION VICENTE BELTRÁN ANGLADA




PAGINA WEB DEL MAESTRO TIBETANO Y ALICE ANN BAILEY