EL SISTEMA SOLAR

ARTURO E. POWEL

  

 

 

 

 

 

INTRODUCCIÓN

 

I. Los Globos

.........La Tierra y los demás planetas se conocen como globos. Nuestra tierra es uno de una serie de 7 globos: esa serie se conoce como cadena, y la Tierra es el más denso de los 7 globos de su cadena.

Los 7 globos de la cadena terrestre consiste en:

2 globos mentales inferiores;

2 globos astrales; y

3 globos físicos.

 

Los globos de cada cadena no están constituidos así forzosamente, pero ahora encararemos eso muy detalladamente.

 

Por ejemplo, cuando hablamos de un globo mental inferior, nos referimos a uno en el cual el tipo muy denso de materia que contiene es mental inferior:

i.e., carece de materia astral o física.

 

De modo parecido, un globo astral no tiene materia más densa que la astral, i. e., no alberga materia física.

 

Sin embargo, cada globo posee " contrapartes" (así se llaman) de los diversos grados de materia más fina que ella misma: así, un globo físico posee sus contrapartes de materia astral, mental inferior, mental superior, búddhica y átmica: un globo astral posee una contraparte mental inferior, y todas las contrapartes materiales superiores. Estos hechos pueden simbolizarse de esta manera (Diagrama I).

 

Sin embargo, no ha de imaginarse que cualquier globo ocupe una posición en el espacio, separado y distinto de sus contrapartes, pues éste no es el caso.

Las contrapartes de un globo ocupan idénticamente la misma posición en el espacio que el globo mismo, con esta reserva: las esferas de materia superior o más fina son más grandes que las de la materia inferior, pues se interpenetran y extienden más allá de la periferia de las esferas materiales inferiores, así como el cuerpo astral humano se interpenetra y extiende más allá de este, y así sucesivamente.

Los estudiantes de física saben bien que las partículas de materia jamás se tocan realmente, ni siquiera en las sustancias más densas.

Además, los espacios entre las partículas son siempre mucho mayores que el tamaño de las partículas mismas.

De ahí que haya un amplio espacio en cualquier porción dada del espacio, para cualquier grado de átomo, no sólo para hallarse entre los átomos de la materia más densa, sino también para desplazarse muy libremente entre ellos y en torno a ellos.

 

Consiguientemente, un globo físico, tal como la Tierra, no es un solo mundo, sino 7 mundos que se interpenetran, ocupando todos el mismo espacio, salvo que, como se dijo, los tipos más finos de materia se extienden más allá del centro de los tipos más densos.

Los 7 globos de una cadena , por convención aceptada, se conocen respectivamente, como los Globos A, B, C , D , E , F y G.

 

 

 

II. Las Rondas

Aunque los 7 globos de una cadena existen simultáneamente, empero, en cualquier tiempo dado, no todos se hallan igualmente activos sosteniendo la vida. Hablando a grandes rasgos, en algún tiempo dado, el globo I es el único activo en plena función mientras los otros 6 se hallan en estado de adormecimiento.

Los globos entran en plena actividad, i.e., se tornan plenamente habitados por diversas clases de seres - a los que nos referiremos en posteriores capítulos- en sucesión.

Primero se torna activo el globo A; después de un vasto período de tiempo su vida empieza a disminuir gradualmente y casi a desaparecer, pasando el globo siguiente: B

Entonces el globo A se adormece, mientras el globo B empieza a despertar.

Luego de otro vasto periodo de tiempo, el globo B, a su vez. "se va a dormir", y la mayor parte de su vida pasa al globo que le sigue en orden, el globo C.

 

Este proceso continúa hasta que cada globo, a su vez despierta de su estado de adormecimiento, sostenga la principal corriente vital durante un eón, y nuevamente se adormezca.

El periodo durante el cual un globo está plenamente activo, sosteniendo la principal corriente vital, se llama período global.

El pasaje del ciclo de la vida, en torno a la totalidad de los siete globos, se conoce como una ronda. Una ronda consiste entonces en siete períodos globales, o períodos mundanos, como a veces de los llama………..

 

……..Todo el proceso se repite entonces hasta completarse 7 rondas……………………….

ASI VEMOS QUE:

7 PERÍODOS GLOBALES FORMAN UNA RONDA

49 PERÍODOS GLOBALES FORMAN 7 RONDAS O UN PERÍODO CADENA.

 

Ya hablamos de que cada globo ingresa sucesivamente, a medida que lo abandona la corriente vital, en un estado de adormecimiento. Cuando esto sucede, la vida del globo no cesa enteramente: siempre queda una pequeña cantidad de vida, una especie de núcleo, que sirve para diversos fines importantes……….

 

 

 

III. Las Cadenas

Como hemos visto, una cadena consiste en 7 globos, cada uno de los cuales tiene 7 períodos de actividad, de modo que 49 períodos globales constituyen 1 período de cadena.

Cuando se completa el período-cadena, se desintegran los globos que lo forman, y la materia que los compone se reforma para crear 7 nuevos globos.

Estos 7 nuevos globos atraviesan entonces las siete rondas de actividad, precisamente como antes, y luego se interrumpen, solo para reformarse una vez más en otro conjunto de 7 globos.

 

………..La serie total de 7 cadenas constituye lo que se denomina Esquema Evolutivo, o a veces meramente Esquema.

Por tanto, contamos ahora esta tabla:

 

7 períodos globales = 1 ronda

49 períodos globales = 7 rondas = 1 período-cadena;

343 períodos globales = 49 rondas = 7 período-cadena =

ESQUEMA DE EVOLUCIÓN.

 

……… Una cadena, puede considerarse como el Upádhi o vehículo del Logos Planetario, entidad que será descripta en un capítulo posterior. Podemos pensar en el Logos Planetario reencarnándose en las 7 cadenas sucesivas, cada cadena se inicia con el fruto de su predecesora, legando cada una a su sucesora lo que ha hecho.

 

 

IV. Los Esquemas de la Evolución

 

 

 ……………En nuestro sistema solar hay diez Esquemas Evolutivos separados y distintos. Los nombres por los que se los conoce son los de los planetas físicos, que, en la actualidad son partes de ellos…………

 

V. El Sistema Solar

7 períodos globales = 1 ronda:

49 períodos globales = 7 rondas = 1 período-cadena;

343 períodos globales = 49 rondas = 1 período-cadena =

1 ESQUEMA EVOLUTIVO.

10 ESQUEMAS EN EVOLUCIÓN = nuestro Sistema Solar.

 

 

 

 

 

VI. La Construcción del Sistema Solar

 

VII. El Logos Solar y los Logos Planetarios

 

VIII. Las Corrientes de Vida

 

IX. Las Metas de Nuestras Siete Cadenas

 

X. Los Grados de Logro

 

 

 

XI. Las Razas y las Sub-Razas

XII. La Ronda Interior

XIII. "Los Días del Juicio"

XIV. La Involución y la Evolución

XV. Tiempos y Fechas

 

XVI. Los Logos de la Cadena Planetaria y Otras Altas Dignidades

XVII. Los Manus

XVIII. Buddhas, Maháchohans y Bodhisattvas

XIX. El Señor del Mundo y Sus Ayudantes

XX. El Esquema Evolutivo Terrestre: La Primera Cadena

 

 

XXI. La Segunda Cadena

XXII. La Tercera Cadena (Lunar): Las Primeras Cinco Rondas

XXIII. La Cadena Lunar: La Sexta Ronda

XXIV. La Cadena Lunar: La Séptima Ronda

 

XXV. Los Productos de la Cadena Lunar

XXVI. La Construcción de la Cadena Terrestre

 

XXVII. La Cadena Terrestre : La Primera Ronda

 

XXVIII. La Cadena Terrestre : La Segunda Ronda

 

XXIX . La Cadena Terrestre : La Tercera Ronda

 

XXX. La Cuarta Ronda: Los Globos A, B y C.

XXXI. La Tierra: La Primera Raza- Raíz

 

XXXII. La Tierra: La Segunda Raza-Raíz

 

XXXIII. La Tierra: La Tercera Raza-Raíz: La Lemuriana

 

XXXIV. La Llegada de los Señores de Venus

 

XXXV. La Cuarta Raza Raíz (Atlántica): La Ramoahal

XXXVI. La Segunda Sub-Raza Atlántica: La Tlavatli

 

XXXVII. La Tercera Sub-Raza Atlántica: La Tolteca

 

XXXVIII. La Civilización de la Atlántida

 

XXXIX. El Antiguo Perú: Un resto Tolteca

 

XL. La Cuarta Sub-Raza Atlántica: La Turania

XLI. Una Reliquia Turania: Caldea, 19.000 a. C.

XLII. La Quinta Sub-Raza Atlántica: Los Semitas Originales

XLIII. La Sexta Sub-Raza Atlántica: La Akkadiana

XLIV. La Séptima Sub-Raza Atlántica: La Mongólica

XLV. Comienzos de la Quinta Sub-Raza

XLVI. La Ciudad del Puente

XLVII. La Primera Sub-Raza Aria: La Hindú: 60.000 a. C.

XLVIII. La Segunda Sub-Raza Aria: La Arabe: 40.000 a. C.

XLIX. La Tercera Sub-Raza Aria: La Irania: 30.000 a. C.

L. La Cuarta Sub-Raza Aria: La Céltica: 20.000 a. C.

LI. La Quinta Sub-Raza Aria: La Teutónica: 20.000 a. C.

 

 

 

LII. La Estirpe de la Quinta Raza-Raíz y Su Nacimiento en la India: 18.800 a.C.

LIII. La Sexta Sub-Raza Aria

LIV. Las Razas- Raíces Sexta y Séptima

LV. La Vida en Marte y Mercurio

LVI. Conclusión

 

 

 

 

     

 

 

REVISTA ALCORAC

 

 

Encuentro con las Hadas

Xavier Penelas

Encuentro con las hadas

 

 

 

 

ORBISALBUM

 

Ingrid y John y CUADROS

   

 

N. G. S. M.