ESTRUCTURACIÓN DÉVICA DE LAS FORMAS

Vicente Beltrán Anglada

Josep Gumi I Cardona ( diseño portada e ilustraciones)

 Portada

 

ÍNDICE

Las Ilustraciones

Prefacio

Estas investigaciones que someto a la consideración de ustedes constituyen un nuevo libro dedicado a "UN TRATADO ESOTÉRICO SOBRE LOS ÁNGELES". En nuestra primera obra estudiábamos "Las Fuerzas Ocultas de la Naturaleza", tratando de descubrir el misterio subjetivo de los ETERES, los cuales son substancia solar energetizada por la vida de los Ángeles en sus numerosísimas huestes, jerarquías y funciones, y convertida más adelante en la sutilísima materia plástica capaz de adoptar cualquier tipo de forma , de acuerdo con los ciclos evolutivos correspondientes a cada Reino, Raza o Especie dentro de la infinita y omniabarcante Vida de la Naturaleza.

En este segundo libro trataremos de llevar la investigación todavía más lejos en un intento de descubrir cómo y de qué manera los Ángeles, las fuerzas vivas del Espacio, y los agentes dévicos a sus órdenes trabajan desde los mundos invisibles para dotar al conjunto universal de las adecuadas formas que precisa para el normal desarrollo de su proceso evolutivo y cómo y de qué manera el Eter sutil va substanciándose hasta convertirse en aquella inmensa masa de materia plástica o ectoplásmica, a manera de una gigantesca e indescriptible nebulosa dentro de la cual los puntos de luz de cada conciencia trata de manifestarse. Cada unidad de conciencia en el centro aglutinante de tal substancia material trata de apropiarse de la cantidad y calidad de la misma que le es necesaria para la creación del tipo particular de forma que corresponde a su peculiar y distintivo proceso de evolución. El deseo de manifestación implícito en la vida de todo ser viviente, es apreciado desde los niveles ocultos como un "sonido" o "mantran invocativo", especialmente cualificado para producir en el ETER ciertos efectos vibratorios que atraen misteriosamente una respuesta dévica o angélica con capacidades mística de creación.............................

Introducción

 

Capítulo I

EL PRINCIPIO MÁGICO DE LA FORMA

 

 

 

Capítulo II

EL LENGUAJE DEVICO

...........................Los Ángeles del Silencio

Hay un tipo de sensibilidad dévica proveniente de los más elevados subplanos del plano astral, cuyas repercusiones en la vida mística de la humanidad pueden ser medidas en términos de paz, quietud y recogimiento. De ahí que los Angeles que viven , se mueven y tienen su razón de ser en tales niveles son denominados esotéricamente "Los Angeles del Silencio".

 

Esta realidad será difícil de ser aceptada por nuestra mente concreta, sujeta constantemente a la presión de las cosas objetivas y tangibles de la Naturaleza, pero cuando la vida psicológica del ser humano ha desarrollado en una cierta e importante medida "el amor de Dios", muy distinto en verdad de lo que llamamos "amor humano", la idea anteriormente expuesta empieza a tener pleno y absoluto significado y se llega a la comprensión clara y concluyente de que las "meditaciones" y aun las llamadas "prácticas de silencio mental" sólo tendrán valor y eficacia reconocida si el corazón está libre y desapegado no sólo de las cosas del mundo, sino también de las ansias de crecimiento espiritual. El Silencio del Corazón, mediante el cual son invocados los Angeles del Silencio, exige aquello que en legunaje muy esotérico definimos como "desapasionamiento", el cual sólo puede ser logrado cuando en el intento, a veces desesperado , de la Búsqueda dejamos en cada repliegue de la mente o en cada recodo del Sendero "jirones de nuestro yo vencido".

 

Y, sin embargo, el Silencio del Corazón no es el resultado de una lucha o de una resistencia a la vida en cualquiera de sus motivos condicionantes, sino un impulso de sagrada comprensión que nos lleva adelante, triunfando de todos los obstáculos que se oponen a nuestro camino. La lucha, tal como humanamente la entendemos, es decir, como una reacción contra algo o contra alguien, jamás nos acercará a la Morada de los Angeles del Silencio.

 

......Lo que realmente precisamos es darnos cuenta, "sin lucha ni resistencia alguna", de las cosas que sobran en nuestra vida no para sofocarlas ni para destruirlas, sino para que nos revelen, frente al drama kármico de nuestra vida, "sus verdaderas razones y motivos". Descubierto el verdadero sentido de una cosa, ésta desaparece sin lucha ni conflicto alguno del campo conceptual de la conciencia y deja virtualmente de atarnos a la rueda kármica de las caprichosas veleidades de la futilidad de los motivos.

 

Sobreviene entonces una acción maravillosa de carácter dévico, la cual "operando desde el éter" ayuda a disolver aquellos residuos que nuestra atenta observación había arrojado a la periferia de nuestra aura magnética.

 

El Silencio natural implica "nitidez áurica", y nadie podrá realmente gozar de sus impersonales y extraordinarios beneficios, cuyo carácter es iniciático, si su aura etérica se halla llena de residuos kármicos, los cuales, en sus profundas motivaciones, no son sino deseos posesivos cristalizados que condicionan y empobrecen su conducta.

 

La Psicología esotérica, que será utilizada en un futuro no muy lejano, se basará en la profunda y sostenida observación individual de las propias e íntimas reacciones frente a la vida y a los acontecimientos y no, tal como se hace ahora, siguiendo todavía el método pisceano de "hacer conciencia" de los recuerdos del pasado, es decir, de las incontables memorias acumuladas en el tiempo y que en su totalidad constituyen lo que técnicamente llamamos "subconsciencia", el elemento sobre cuya base se crean todos los traumas y complejos psicológicos del ser.

 

La verdadera curación psicológica se halla precisamente en la "disociación" de dichas memorias, no en hacer conciencia de las mismas tras el ordinario proceso de "volver al pasado" para hallar las causas productoras de un hecho que crea perturbaciones en la conciencia.

 

Esotéricamente hablando, la verdadera salvación psicológica del ser consiste en aprehender el sentido de la vida afrontando serenamente, pero con indomable energía, el presente inmediato.

 

Esto exigirá naturalmente una gran dosis de atención y de observación, pero en la intensidad de las mismas se comprobará que el "yo acumulativo", creador de los problemas humanos, va dejando progresivamente de actuar y finalmente por desaparecer del campo de la conciencia.

 

Al llegar a este punto es cuando se produce el hecho, anteriormente descrito, de rechace de deshechos psíquicos hacia la periferia del aura magnética o etérica del ser humano, con la consiguiente actividad de los Angeles del Silencio, cuya virtualidad principal es limpiar dicho campo magnético con el fin de propiciar la precipitación sobre el planeta Tierra de aquellas esplendentes energías, desconocidas todavía para la inmensa mayoría de las genetes que han de producir "redención etérica" y la introducción de un nuevo orden social en la vida de la humanidad, más en armonía con las sagradas leyes de la Jerarquía y con el santo Propósito de SHAMBALLA.

 

 

Capítulo III

ESTRUCTURACIÓN BASICA DE LAS FORMAS

 

 

Capítulo IV

EL INCREIBLE MUNDO DE LAS FORMAS

 

Capítulo V

FORMAS ETÉRICAS

 

Capítulo VI

FORMAS ASTRALES

 

 

 

Capítulo VII

FORMAS MENTALES

................................................................................................................................................

c) Las Formas Mentales , o Formas de Pensamientos de los Seres Humanos

 

Las reacciones de los seres humanos a las energías que proceden del Plano mental producen las formas de pensamiento.

Estas condensaciones de tales energías en diversos grados de sutilidad y pueden ser percibidas, si se poseen determinadas capacidades de visión, en cada uno de los niveles que constituyen el Plano mental; este, como esotéricamente se sabe, es el Cuerpo Mental u Organo del Pensamiento de la Divinidad.

Técnicamente hablando, podríamos decir que el pensamiento humano, en sus infinitas modificaciones, es un impulso eléctrico en respuesta a las condiciones ambientales y adopta una forma definida en contacto con los éteres que cualifican cada uno de los niveles mentales en donde el hombre puede utilizar su capacidad de pensar.

 

Como ya dijimos en el apartado correspondiente, un tipo especial de AGNISHVATTAS en sintonía con la multiplicidad de mentes humanas es responsable de "las formas de pensamiento" de los hombres. La observación de tales formas , en cada nivel mental, le da al observador clarividente una exacta noción del desarrollo mental de la humanidad en cualquier momento cíclico de la historia planetaria.

 

Actualmente puede ser detectado un muy elevado índice de formas KAMAMANASICAS, es edir, formas de pensamiento relacionadas con los impulsos emocionales, o técnicamente descrito, con los potente estímulos del Deseo.

 

Tales formas son visibles en los más bajos subplanos del Plano mental. Constituyen desde el ángulo esotérico potentes núcleos de poder magnético, "egregores de todas formas y vibraciones" que condicionan el modo de pensar de la gran masa de los seres humanos.

 

En los niveles intermedios del Plano mental, en donde empieza a ser efectiva la labor de los aspirantes espirituales del mundo, las formas tienden a disociarse del Deseo y empiezan a cumplir una misión realmente importante desde el lado oculto, con plena independencia de los factores emocionales que condicionan el modo de pensar de la humanidad corriente.

 

Estas formas de pensamiento son más sutiles y tienden a agruparse en ciertas definidas zonas del tercer y cuarto nivel del Plano mental, constituyendo vórtices de energía positiva que lenta, aunque persistentemente, va introduciéndose en la mente de todos aquellos seres humanos cuya lucha en el plano astral empieza a tener un significado realmente espiritual y guía gran parte de sus actitudes y actividades frente a la vida organizada de la sociedad.

 

Esto significa que su pensar es inteligente y que están tratando de independizarse mentalmente del ambiente psíquico que les rodea y envuelve como una espesa nube.....................

 

En el quinto nivel del Plano mental puede ser apreciada la labor del discípulo, del verdadero investigador esotérico, el cual actúa científicamente - si podemos decirlo así- orientando inteligentemente las energías mentales hacia los mundos superiores a fin de contribuir con su voluntaria y consciente aportación al desarrollo del definido Plan de perfección que el Logos Solar trata de llevar a cabo a través del Plano mental del Universo.

 

A medida que la mente humana se hace vulnerable a los impulsos internos, las formas de pensamiento que surgen de la misma son más definidas, sutiles e incluyentes . Ya no constituyen una masa condensada de energía mental en forma de nebulosa que va y viene de uno a otro extremo de los subplanos inferiores del Plano mental, atrayendo el pensamiento negativo de los hombres o sus vagas formas de pensar e influyendo sobre sus mentes en el sentido de una presión activa, constante y persistente sobre sus tendencias emocionales, sino que se han convertido en claras y nítidas formas de pensamiento llenas de intencionalidad y de permantente estímulo creador....................................................................

Representación objetiva de

Algunas formas elementarias,

Tal como suele percirbirlas el clarividente entrenado al observar los niveles más densos del plano astral.

Son formas repulsivas y de carácter siniestro que encarnan las tendencias instintivas de un gran sector de la raza humana.

 

Capítulo VIII

LOS ESPÍRITUS GUARDIANES DE LA HUMANIDAD

 

Capítulo IX

LOS ÁNGELES Y SU INTERVENCIÓN EN LOS RITUALES MÁGICOS Y CEREMONIAS LITÚRGICAS

 

Capítulo X

FORMAS ANGÉLICAS DE LA LITURGIA RELIGIOSA

Capítulo XI

LOS ÁNGELES Y LAS FORMAS MENTALES CREADAS EN EL ETER POR EFECTO DE LAS CEREMONIAS MÁGICAS Y RITUALÍSTICAS QUE CELEBRAN LAS SOCIEDADES OCULTAS O MÍSTICAS Y ESCUELAS ESOTÉRICAS DE ENTRENAMIENTO ESPIRITUAL

Capítulo XII

LOS ÁNGELES Y SU INTERVENCIÓN EN LOS FENÓMENOS PARAPSICOLÓGICOS

 

Capítulo XIII

EL MISTERIO DE LA ELECTRICIDAD

 

Capítulo XIV

LOS ÁNGELES EN LA VIDA OCULTA DE LA NATURALEZA

 

Capítulo XV

LA GRAN ANALOGÍA HUMANO-DÉVICA

Epílogo.

 

 

 

 

Parte de la conversación dévica sostenida entre dos ángeles muy evolucionados.

 

 

 

 

 

 

     

 

 

REVISTA ALCORAC

 

 

Encuentro con las Hadas

Xavier Penelas

Encuentro con las hadas

 

 

 

 

ORBISALBUM

 

Ingrid y John y CUADROS

   

 

N. G. S. M.