LA RESPUESTA ES

Dr. Iván Seperiza Pasquali

 

 

Escrito N°1

Quilpué, Chile 1982
Segunda edición electrónica revisada 2000

Dr. Iván Seperiza Pasquali
Quilpué - Chile
isp1001@vtr.net
http://www.isp2002.co.cl/

 

 

 

Inscripción ISBN N° 55377
Copyright © 1982 - 2005
by Dr. IVÁN SEPERIZA PASQUALI
Se autoriza usar el material inserto haciendo referencia al autor, su procedencia en la red de InterNet y puede ser distribuido tan sólo como es recibido; de manera GRATUITA

 

 

 

PRESENTACIÓN

Buscando un documento entre los 14 cajones de un antiguo y esbelto mueble de escritorio hecho en fina madera y con puerta cortina de corredera que mi madre hace años me entregó; Hoy, 23 de Junio de 2000, día en el que doy por finalizada la revisión completa del texto sacado por la impresora, encuentro en el doceavo cajón, bajo varios papeles el dibujo para la tapa original de este libro, junto con el certificado de autorización legal para publicar y distribuir mi libro "LA RESPUESTA ES:" que en la época se necesitaba previo su oficial revisión estatal, autorizada con el N° 198 - 2  fechada el 11 de Marzo de 1982, más la Inscripción del derecho de autor N° 55377 y una hoja en papel carta de puño y letra de mi madre escrita después de haber leído ella el primer libro editado por su hijo. Ella, desde el Más Allá junto a mi padre, puede apreciar que su profundo deseo profético se hizo con los años realidad, y las semillas sembradas fructificaron en una Gran Cosecha gracias a la computación e InterNet. Con orgullo, emoción y satisfacción la pongo a manera de presentación del mismo, la mejor presentación que jamás imaginé mi libro podría llegar a tener en esta Segunda Edición Electrónica revisada:

*
*     *

LA RESPUESTA ES: resulta un libro interesantísimo.

A través de su relato el autor nos lleva paso a paso en el Conocimiento de las distintas religiones y el Saber
que dejaron los Grandes Hombres a la humanidad, 
facilitando a los no entendidos a encontrar La Respuesta por sí mismos a muchas de las interrogantes que se formularon durante su vida.

Vaya entonces mis felicitaciones por el gran esfuerzo al escribir este libro en forma tan elevada, y el deseo 
profundo de que las semillas sembradas fructifiquen 
en una Gran Cosecha.

Tu madre.
Elsa Pasquali de Seperiza.
Santiago
4 de Abril de 1982

*
*     *

PALABRAS PREVIAS
¿Cómo olvidar aquel año 1980 en que un Conocimiento, por algunos llamado oculto, por otros trascendente y para mi algo natural al que todos debemos acceder a su debido tiempo, llenaba  mi capacidad de entendimiento al llegar a mis manos "misteriosos" libros celosamente guardados, cuyo contenido, por razones inexplicables me era entonces tan familiar y fácil de comprender? ¿Qué hago con esta Enseñanza recibida? No soy capaz de vivirla o reflejarla en mi mismo, pensé. Pero, por algo la entiendo y la puedo expresar en fáciles palabras. Decidí entonces escribirla como un diario que quedaría para mis dos hijos. Diario que fue creciendo hasta tomar la forma de un libro. Así, sin yo saberlo, se inició una misión. Esta segunda edición  reescrita en el computador, por lo que la llamo electrónica y más aún que está destinada a quedar en mi página WEB de InterNet, es una copia, del único libro de la primera edición que quedó en nuestro hogar, para mi, el histórico primer libro que escribí. Será la copia del original seguramente con algunas variaciones que el paso de 20 años puedan imponer. La dejo en la página WEB en la misma forma que tiempo atrás transcribí, sin alterar una palabra, un libro de mi padre. Mientras en febrero de 1997 copiaba textualmente al computador PLUMAS AL VIENTO, respetando cada letra, es decir todos los detalles del libro que mi padre me legó, lo hacía con admiración, afecto y grata emoción hacia mi madre y mi padre. Mientras copio en el teclado, a lo mejor no tan textualmente mi primer libro del año 1982, lo hago como el de un crítico que cumple con un deber, lo hago cual agente 007 con licencia para variar... En uno primó la gratitud y el sentimiento, en el otro llevar a cabo una misión. Sin embargo, para ser justo conmigo mismo, se que en más de un pasaje me preguntaré una vez más ¿Cómo pude haber escrito tan bien sobre algo tan sublime? Se además que estando enfrente del computador, copiando mi primer libro, será un reescrito, pues en ocasiones, llegarán nuevas ideas y se podarán otras que allí estaban con la tijera de un lenguaje más actual. Para explicarme mejor, supongamos que tenemos un rosal, lo podamos, le damos nueva forma, surgen los brotes, emergen los botones, se abren las rosas, siendo a veces más hermosas. Sin embargo el rosal es el mismo... Un buen jardinero sabe que la oportuna y adecuada poda permitirá florecer mejor al rosal... Por lo tanto, podando algo por aquí, agregando seleccionados injertos por allá... el renovado libro va.

Mientras ruge un huracanado viento y la intensa lluvia inunda calles y algunos hogares, la luz eléctrica se cortó por 24 horas en el sector. Siento entonces en la oscuridad que deja al computador tan distante, que debo agregar algo más a estas tan breves palabras previas que había dejado previo a la Introducción. Tomo una lámpara de gas butano, papel de impresora y lápiz de pasta, como en los viejos tiempos cuando -con luz eléctrica- escribía este primer libro que nació gracias al hecho de una "mala costumbre" como lo es la de subrayar los párrafos destacados que encontraba en algún libro que incorporaba a mi biblioteca. Hubo ocasiones de libros que quedaron sin nada subrayado y otros con abundantes párrafos destacados. Luego llegaron a mis manos libros ajenos, algunos de secretas bibliotecas iniciáticas cuyas puertas ceremoniosamente me condujeron a estantes con libros que llamaron mi atención. Copiaba en un cuaderno lo que de ellos me motivaba recordando mi época de estudiante de medicina. Vino a continuación un peregrinar por casas de compra-venta de libros usados. En oscuros y polvorientos rincones de ellas brillaban bajo el polvo joyas del discernimiento. Al tomar esos libros sentía una energía que desde ellos traspasaba mis manos, no necesitaba hojearlos, ya sabía que pasarían a destacado lugar en mi humilde biblioteca personal, que cada día crecía más. Llegó un instante en el que consideré que el Conocimiento recibido debía quedar codificado como un libro en vez de estar escrito en cuadernos. En ocasiones al copiar un pensamientos el lápiz escribía y escribía como ahora, en un fluir de ideas que brotaban afines con el pensamiento inicial. Más de una vez fue emocionante leer lo escrito y pensar ¿Cómo pude escribir esto? Se formaron capítulos los que por "imantación" atraían más material con nuevo Conocimiento. Tuve acceso a otros "secretos libros" que servían de complemento a ideas ya escritas en las páginas de los cuadernos. Otra veces me despertaba de madrugada con una idea que tenía que escribir para no olvidarla. Al hacerlo, sin notarlo, pasaba más de una hora llenando hojas y hojas de escrito.

En lo personal fue notable captar que entendía y comprendía lo unitario del Conocimiento que el hombre ha recibido en su evolución. Una potente luz de esperanza me embargó al atisbar los Propósitos del Plan Divino que nos rige, tan diferente a la escolar enseñanza que me habían entregado. Mi mente se expandió en busca de nuestras raíces. Miré hacia el microcosmos y el macrocosmos encontrando una lógica unidad entre ambos. Esa Unidad la daba la Inteligencia Pura que TODO lo compenetra con Su Sabiduría como lo es la del Pensamiento de DIOS que desde lo Inmanifestado en ÉL, da lugar a lo Manifestado que con SU Pensamiento crea cada detalle con una perfección absoluta y sin azar, donde cada cosa o hecho tiene su natural razón de ser. Me emocionó tener ahora argumentos para convencer con la fuerza de la palabra y lo escrito de que todos somos iguales y divinos seres hijos de DIOS.

Me faltaban palabras para explicar lo abstracto de la mente, y tenía la necesidad de entender la mente y lograr con términos simples exponerla a otros. Desde los años '70 sentía que la mente era un computador sutil ligado al mundo por el cerebro su natural computador biológico que funciona gracias a la mente, pero la mente sin el cerebro no se puede manifestar en nuestra realidad. Entendí que un mayor desarrollo cerebral significaba una mayor expresión mental, y una mente más desarrollada hacía a su vez crecer más al cerebro. Encontré que la milenaria enseñanza traída desde Oriente desde hace unos 150 años era desarrollada en Occidente por científicos y destacados pensadores occidentales. Un día llegó al hogar el primer computador, fue en 1991. Como desafío personal logré dominarlo y encontrar así un lenguaje concreto que me permitiera entender mejor, por analogía, lo abstracto de la mente. Desde 1994, gracias al computador pude escribir más de 40 títulos, todos, de una u otra forma, relacionados con el despertar mental. A pesar de no estar de acuerdo con InterNet, un día, harán casi dos años ya, decidí crear una página WEB que me permitiera poner los escritos para quien quisiera bajarlos a su computador, leerlos y compartirlos, lo que por fortuna sucedió, llegando estas ideas nacidas en Quilpué a muchos países...

La metodología que el libro expone es sencilla a pesar de lo complejo de algunos temas. Está avalada por la positiva experiencia de quienes la han realizado. Tenemos que desarrollar la mente, el desarrollo mental activa el despertar mental. Tenemos que DESPERTAR para ver que vivimos como siervos del mundo y dar el grito de libertad pues tenemos que ser LIBRES. Nacimos libres, somos intrínsecamente libres, los velos de la ignorancia nos hacen actuar como siervos de la vida y esclavos de errados pensamientos. La evolución permite que la Luz del alma ilumine mejor la mente. Una mente más iluminada con sus buenos pensamientos da más luz al cerebro que se desarrolla ayudando a que el despertar mental sea una realidad y no una ilusión.

Este relato se ha estructurado de tal forma que muestra la Enseñanza que diferentes Maestros entregaron. Fue gracias al mayor desarrollo del cerebro izquierdo de pensadores occidentales que se logró el notable avance tecnológico y la comprensión del milenario conocimiento. La física moderna y la tecnología acelerada hicieron posible entender la enseñanza de ocultos libros sagrados. Pareciera que habían quedado suspendidos en el tiempo aguardando mostrar su contenido ahora, durante tiempos tan especiales como son los que nos corresponde vivir. Un profeta o vidente en su viaje mental desde el pasado, llega al futuro, nuestro presente por la línea del espacio-tiempo relativo. No olvidemos que la mente subconsciente se desplaza más allá del tiempo y del espacio. No siempre el vidente aprecia los hechos en vivo y en directo, la mayoría de las veces contempla imágenes de televisión, o ve la información de la prensa escrita y escucha las noticias de las ondas hertzianas. Mientras aúlla a ratos el viento huracanado pienso en los videntes del pasado y lo profetizado para hoy. En su "visita" a este cambio de milenio ellos se enteraron de noticias que consideraron espantosas y que a diario escuchamos:
* Son las lluvias más intensas de los últimos tiempos.
* Es el peor huracán de los últimos tiempos.
* Se trata de la avalancha más grande de los últimos tiempos.
* Es la peor catástrofe  de los últimos tiempos.
* Vivimos la peor sequía de los últimos tiempos.
* Padecemos la peor inundación de los últimos tiempos.
* El hambre que asola la zona es la peor de los últimos tiempos.
* La pérdida de cultivos, muerte de animales y destrucción es la peor de los últimos tiempos.
* El consumo de drogas y el lavado de dinero es el mayor de los últimos tiempos...***

¿Qué pensó entonces el vidente de nuestra realidad? Pensó en el Apocalipsis o Fin de los Tiempos. En 1998 acuñé la palabra  ANTIAPOCALIPSIS que quedó como título de un escrito. La gente-masa sólo ve la cara apocalíptica de la moneda de la vida y con sus negativos pensamientos nos llevan al apocalipsis. La otra cara de la vida es antiapocalíptica y con la idea de: Pensando mejor, tú serás mejor persona y juntos anularemos y revertiremos el negativo pensamiento del hombre-masa por el positivo pensamiento orientado a querer y lograr tener un Mundo Mejor...

La Respuesta es: tiene metas, la mente en especial, pues considero que gracias a la activación mental el hombre superará el Fin de Tiempo que ya se habría iniciado. Tengo fe en el despertar mental de la humanidad y en la luz que disipará los velos de la ignorancia permitiendonos acceder a una Nueva Era en la que el hombre inferior que somos habrá quedado atrás como crisálida que da paso a la mariposa u hombre superior. Superior significa saberse que ninguno es superior pues todos somos iguales, es ser solidarios, captar las Sagradas Enseñanzas y los Propósitos del Plan Divino, armonizándonos con Él.

Tomó forma el libro escrito ya a máquina para algún día entregarlo a mis dos hijos. Caso similar al que descubrí en 1997 en forma accidental al encontrar un manuscrito de mi padre hecho en 1944 para mi, su único hijo con el fin que lo recibiera cuando él ya no estuviera. Varias circunstancias me llevaron a editar este primer libro. Fueron 1.000 ejemplares sin patrocinador, de los que mas de 700 los regalé y los otros se entregaron al precio de costo. A los más les fascinó, sin embargo no a todos. Hubo oposición para su divulgación pues algunos "guías" consideraban que debilitaría la fe de los de su grupo o la autoridad de ellos ante sus feligreses. Otros señalaban que no era justo entregar así el Conocimiento, pues ellos llevaban años de estudio sin entender varias cosas y ahora era entregado de manera comprensible a los no iniciados. Estaba tranquilo pues sabía que todos los arcanos "ocultos" debían abrir ya sus "secretos" cofres sin importar si la Enseñanza es ahora estrellada o no contra las rocas de la ignorancia. Ninguno que sea apto para recibir el Conocimiento debe quedar marginado del mismo.

Puede que en 1982 muchas de las cosas acá expuestas fueran novedosas u "ocultas". Ha variado la apertura del Conocimiento en estos 20 años y ya no sorprende encontrar en los kioscos revistas con aspectos de la enseñanza oculta al lado de revistas parafernálicas y porno. Tomada pues la decisión de reescribirlo en el computador pensando en los ciberlectores que como cibernautas se desplazan por el ciberespacio de InteNet, pienso que este libro ocupará destacado lugar en el sitio del ciberpuerto Mundo Mejor. Lo hará por representar humildemente una unidad en la diversidad, una orientación ante la desorientación frente a tanta ideología, un punto de encuentro en el que no están todos representados dado que figuran tan solo aquellos que por razones que ignoro debieron en el relato ser destacados.

Hay música selecta barroca y clásica que no pasará de moda. Hay antiguos libros que siguen vigentes. Los 20 años que separan este, mi primer libro y su segunda edición electrónica revisada, me parecen una eternidad. Por ello supuse que no sería actual para los ciberlectores. Mientras toman forma los primeros capítulos esa opinión ha variado y pienso que el libro sigue siendo vigente y será útil a más de uno en su despertar. Actuará como catalizador de inquietudes dispersas y amalgama que unirá en esa dispersión la Verdad individual, dada por un unitario Conocimiento que nosotros en nuestra ignorancia hemos dispersado en miles de fragmentos. La Respuesta es: ayudará a rehacer el individual rompecabezas en el que todavía faltarán piezas que cada uno tendrá que encontrar dentro de sí mismo.

La idea es orientar a algún desorientado y reforzar la fe en su credo a quien se le ha debilitado. La Enseñanza encontrada por mi respeta todos los credos, y cada creencia tiene su razón de ser y es cual rayo de una enorme rueda en la que todos los rayos de conocimiento convergen a un mismo centro común, y emergieron a la realidad desde ese unitario centro común al que ahora convergen. El hecho que algunos empañaran o ensuciaran su rayo de Conocimiento, no significa que éste desapareció o ya no sirve. Una vez limpiado volverá a recuperar la pureza del saber inicial. Las Enseñanzas que someramente muestro tienen significativos punto de encuentro entre ellas. Cada lector por sí mismo deberá encontrarlos. Un Guía a lo más te puede mostrar un camino hacia la antesala del portal. Ese portal solo tú puedes por ti mismo abrirlo, cruzarlo e iniciar la senda interior. El Guía te puede dar pautas sobre normas de conducta, pero eres tú en el libre albedrío quien toma o no la decisión de emitir buenos pensamientos y actuar como eres y no como quieres hacer creer que eres. El Guía puede dar una enseñanza diferente a la de otros, pero eres tú quien usando el discernimiento decide cuánto hay de válido en una u otra enseñanza. En cambio el hombre-masa no piensa en lo trascendente, en su flojera mental se deja llevar por lo que sus líderes piensan por él.

Recuerdo en este instante una escena: Poco antes de morir mi madre, llego un día a visitarla a su departamento y me abraza y se pone a llorar. ¿Qué pasa mamá? le pregunto inquieto. Y me dice: "Es que escribes tan lindo hijo que me emociono". Había leído y entendido pese a su avanzada edad el escrito que le había llevado;  LA CIENCIA DE LA MENTE. Ojalá más de uno se sienta tocado por este, mi primer libro y lo motivo a mirar los otros.

El libro es como un cofre abierto que no es mío pero al cual puedo señalar. Está lleno de ideas, entre ellas hay valiosas joyas del Saber y detonantes psíquicos cuya misión es activar ese latente Saber. Estas joyas se ofrecen como un gran ramillete de rosas de variados colores y aromas. Lo único personal es el delicado hilo que las une como ramillete y la entrega que de él se hace para quien esté dispuesto a recibirlo.

La Respuesta es: corresponde a la sólida base que permitió hacer, escrito tras escrito, la estructura del CiberPuerto Mundo Mejor en la Red mundial del CiberEspacio de InterNet. Este libro y los demás no están escritos para el hombre-masa, están dedicados al que piensa por sí mismo y quiere ser libre y en su libertad encontrar la Verdad. Yo no soy guía ni autoridad. Busca por ti mismo y encontrarás.

AGRADECIMIENTO
PADRE
Gracias os doy por haberme permitido
descender a los abismos de la Creación;
Gracias os doy por dejarme recibir la
Luz que señala que no es el fango de la
materia el Reino del hombre;
Gracias os doy por autorizarme a usar
la Fuerza que me permitirá, caída tras
caída, salir victorioso algún día del pantano.

 

 

 

 

 

INTRODUCCIÓN
Porque nada hay encubierto, que no haya de ser manifestado;
ni oculto que no haya de saberse. Lo que os digo en tinieblas
decidlo en la luz; y lo que oís al oído, proclamadlo desde las azoteas.
Mateo 10: 26, 27

Los grandes pensadores, desde hace algunos años, nos sensibilizan sobre el grave peligro que corre la Humanidad ante el caos que estamos viviendo. Ya en 1946 el genio intuitivo Dr. Carl Jung previno a los hombres del cercano futuro lo siguiente: "Mi conciencia de Médico me aconseja cumplir con el deber de advertir, que a la Humanidad le esperan hechos tales, que corresponden al Fin de una Era y me inquieta la suerte de aquellos que sin estar preparados hayan de ser sorprendidos por los acontecimientos". Han transcurrido 36 años -ahora son 54- desde este dramático mensaje, si miramos al mundo veremos que no fue escuchado, muy pocos se preparan para los acontecimientos que ya se han iniciado. La salvación del género humano depende de la Fuerza de los Buenos Pensamientos emitidos. Tengo FE y ESPERANZA en mi raza de los hombres. En aquellos que se preparan anónimamente entre las tinieblas del caos para emerger luminosos en los albores de la Era Mental. Deseo saludar alegremente al Hombre Nuevo que actuará con sabiduría en la Luz de una Nueva Era que por las señales al parecer pronto llegará... Siento y presiento que la América Joven dará Luz al soberbio mundo llamado, en su soberbia, desarrollado...

Vivimos un Fin de Tiempo, no es el Fin del Mundo como muchos temen, durante este Fin de Tiempo suceden en el planeta y en las personas una serie de cambios propios del Fin de Tiempo, cambios que serán cada vez más manifiestos. Somos invadidos y sobrepasados por el vertiginoso avance de la moderna tecnología, todo se acelera a nuestro alrededor, cunde la angustia y el estrés, llegándose al extremo que si el hombre no se adapta o transforma en uno más ágil e imaginativo, la vorágine externa que no perdona, lo aniquilará. Todo ser humano posee una natural capacidad de adaptación al cambio, el hombre es el ser más adaptable del planeta, pero la capacidad de adaptación tiene un límite, ese límite está siendo sobrepasado en muchos lugares y debe el hombre buscar cómo defenderse frente a la agresión externa.

Surgen las voces de alarma de los intuitivos y los pensadores, Jung fue uno de ellos, pero hay muchos más, como Artur Schlesinger, quien cree que la enfermedad social que padece EE.UU. no está basada en los graves problemas allí existentes, sino que en la incapacidad para poder tratar en forma eficiente esos problemas. Carl Rogers opina que no son solamente las tensiones individuales o colectivas el precio a pagar por la falta de creatividad humana, sino que la aniquilación internacional. Alvin Tofler ha bautizado como "Shock del Futuro" a la devastadora enfermedad social que estamos padeciendo, y la define como la tensión destrozadora y la desorientación que se induce en los individuos al ser sometidos a un cambio excesivo en un tiempo demasiado breve.

En estas páginas se pretende dar La Respuesta para evitar la incapacidad de tratar los graves problemas y no ser sobrepasados por los acontecimientos en este acelerado mundo. El relato refleja el fruto de una búsqueda de la Verdad, en la que quien quiera ver, verá La Respuesta. Se sigue en el desarrollo de la narración, sin ambición literaria, la línea de varias de las Sagradas Leyes que nos rigen, como lo son entre otras las de la Polaridad, Evolución, Karma y Reencarnación. De acuerdo con la Ley de Polaridad, dos opuestos no son tales, sino que extremos de una misma cosa; así tenemos como ejemplo nuestro relato en el que la fantasía está en un extremo y la realidad en el otro. Pero, ¿quién podrá decir con certeza dónde comenzó la realidad y dónde terminó la fantasía? Según la Ley de Evolución, todo evoluciona en el Universo, nada permanece estático, todo marcha hacia un arquetipo ideal, cuanto nos rodea tuvo un principio, fue creado, por lo tanto tendrá un fin; el hombre no fue creado en su esencia o realidad, es una emanación en Espíritu desde DIOS, y hacia DIOS, su arquetipo, retorna mediante la evolución. La ley de Karma enseña que todo hecho tiene su causa, toda causa genera un hecho con una reacción correspondiente. Lo que hoy somos se lo debemos a las acciones pasadas, lo que hoy realizamos condiciona nuestro futuro: Así es que lo que un hombre sembrare, eso recogerá. Gálatas 6:8. El propósito de la Ley de Karma se entiende mejor al conocer y aceptar la Ley de  Reencarnación, de acuerdo a ella el hombre emanó de DIOS como un espíritu para descender a los planos de la creación y poder desarrollar mediante la evolución, vida tras vida, todas sus potencialidades latentes; cada vida es una nueva experiencia para el alma, todo lo positivo logrado en una encarnación permite al alma crecer y desarrollarse; quien ignora o no acepta las Sagradas Leyes, no puede comprender el fascinante misterio de la vida y la razón de ser en esta vida.

Ante la infinita y desconocida magnitud que existe hacia lo grande y hacia lo pequeño, el insignificante lapso de una vida, queda terriblemente limitado en su insignificancia frente al Universo, las Sagradas Leyes rompen las barreras mentales de esta limitación, expanden la conciencia hacia lo infinito más allá del tiempo y del espacio y permiten comprender la justicia de DIOS. Todas estas Leyes serán analizadas en el relato; no se pretende imponerlas, pero sí exponerlas, para que cada uno en conciencia y por sí mismo decida sin son reales y justas o no, pues la Verdad no se da, se la recibe.

Se desea además encontrar La Respuesta a muchos interrogantes, que cada día más y más personas se van formulando, explicar lo que está pasando en el planeta y por qué así debe ocurrir. Se quiere crear conciencia de lo importante que es en el actual período de vida, para todo ser humano, trabajar en el desarrollo de la mente, y para ayudar a lograrlo se entregan algunas simples técnicas naturales.

El Conocimiento Trascendente va más allá del intelecto, lo que aquí se dice es sólo lo básico para el que desea iniciarse en el Sagrado Conocimiento, cada uno por sí mismo debe aprender a buscar la Verdad en el libro de la Vida, dentro de sí.

El relato lleva un profundo mensaje de Paz, Fe, y Esperanza en la Humanidad hoy tan desorientada, está dirigido a todos los sinceros buscadores de la Verdad, en estos días que se hacen cada vez más difíciles.

A pesar de las dramáticas voces de alarma, la gran masa y sus líderes actúan sin querer escucharlas. Los intuitivos, los pensadores y los creativos tratan de prevenirnos del grave peligro que nos acecha si no estamos preparados para enfrentar los acontecimientos próximos, la gran masa responde con desdén y burla. Afortunadamente cada día son más los que salen del letargo producido por la algarabía del mundo exterior decadente, lo hacen buscando la Verdad al sentir la necesidad de obtener La Respuesta a sus justas inquietudes; para lograrlo se acercan a la Ciencia, las Religiones, las Filosofías, por lo general allí no encuentran La Respuesta en un mundo donde todo tambalea en el huracán de la realidad exterior. No precisamente porque se manifiesta la ira de Dios contra los hombres, sino por naturales razones de nuestra evolución. Esas personas cuyo intelecto activado pide respuestas, saben en su intuición que existe La Respuesta, se desesperan y frustran por la falta de motivación casi suicida de los más ante sus advertencias. En su desesperación siguen buscando La Respuesta al presentir que el tiempo para encontrar La Verdad es cada vez menor.

El relato permaneció guardado, ignoro cuánto tiempo, por dos consideraciones: La primera era la de preguntarme ¿Quién soy yo para decir a los demás estas cosas? La segunda ¿Qué autoridad moral tengo para hacerlo? Hasta que un día, en 1981, recibí La Respuesta mientras conducía el auto hacia Santiago y sentí como un rayo en la nuca que me decía: No necesariamente debes aguardar en tú purificación a ser puro y ser la Luz para poder hablar sobre ella, sino que...

El relato se basa en la personal observación y análisis de acontecimientos del diario vivir, junto a una ordenada compilación de abundante literatura oculta y libros de cultura general, todo ello amalgamado por una buena dosis de intuición personal, "inspiración" y... Con lo que se pretende demostrar en un lenguaje lo más sencillo posible, que la Verdad es una sola, que la Verdad se capta cuando se está preparado para recibirla, que todos podemos captarla, que todos los hombres somos iguales y juntos caminamos hacia una meta común; DIOS.

No soy guía espiritual de nadie, tampoco soy instructor o representante de algún determinado grupo, soy un ser humano más que busca la Verdad ayudado por el don intuitivo, que se siente LIBRE al no estar ligado en forma sectaria o fanática por dogma alguno. Soy un ecléctico buscador de la Verdad que considera que todas las religiones y filosofías en su aparente diversidad, contienen aspectos de la Verdad, los que en su conjunto muestran la Unidad fruto de la misma Luz.

Los temas tratados en este libro, por lógica pueden ser rechazados en muchos de sus postulados por los amables lectores. Si así ocurre hay que tener presente que cada ser humano es diferente a otro, no existen dos seres iguales, cada uno reacciona y piensa diferente en alguna medida frente a un postulado nuevo, eso es bueno, es lo correcto, permite evolucionar y no permanecer estancado por la fe ciega de lo que otros dicen o creen que fue dicho. En la búsqueda de la Verdad se debe ser TOLERANTE, primero encontrar los puntos de acuerdo, luego analizar "sin limitaciones" las discrepancias, meditar sobre las inquietudes que ellas han desencadenado, quizás con sorpresa se descubra que en el fondo las diferencias de opinión no eran tales...

Estimado lector, si sinceramente tú te sientes tan solo atraído por las cosas temporales o por los valores materiales, fraternalmente se te señala que te has equivocado de libro, no pierdas el tiempo acompañándonos en un recorrido que considero iniciático y espiritual. Si nos acompañas, intenta abstraerte del dogma y usa libremente el discernimiento ante lo que contemplarás. Juntos pongamos alas a la imaginación y al término del recorrido cada uno decidirá lo que en conciencia fue real y verdadero, o lo que se consideró ilusorio o fantasía en LA RESPUESTA ES:

 

 

EL ENCUENTRO ¿Sueño o amena Fantasía?
Quien desea conocer la Verdad, debe ser veraz consigo mismo
y capaz de verla, sin estar satisfecho con las descripciones
que de ella recibe de otros.
Paracelso.

Nuestro encuentro ocurrió una hermosa mañana primaveral de domingo, cuando junto a mis dos hijos paseábamos por los cerros de un fundo cercano a casa (Ahora, en aquel lugar está el Jardín Zoológico de Quilpué). Estábamos en una quebrada poco profunda, rodeados por imponentes árboles de frondoso follaje, cuyas hojas murmuraban a la suave brisa del viento. Éramos acompañados en el paseo por el canto de las aves del bosque, junto al ruido de nuestras pisadas sobres las hojas secas que servían de alfombra al rápido caminar. En un claro del bosque vimos a pocos metros una "nube" muy blanca y densa que permanecía posada sobre la ladera del cerro; nos acercamos a ella como si fuésemos guiados por una fuerza interior. Miro el reloj, faltan 3 minutos para el mediodía. Al penetrar en la "nube" sucedió un repentino cambio, fue como encontrarnos en otra dimensión muy difícil de describir con palabras. Nuestros sentidos no tan solo captaban el aspecto externo de las cosas, sino que penetraban en su esencia. No había límites dentro de la "nube"; todo era bañado por una suave luz de armónicos colores que emanaba de las cosas allí existentes, cosas que no tenían forma fija pues color y forma variaban lentamente siguiendo el ritmo de una suprasensible melodía. Era un lugar de paz, armonía y tranquilidad, una gran y grata tranquilidad. Fuimos recibidos por una VOZ profunda, penetrante, llena de amor, bondad, comprensión y sabiduría; Voz que nos hablaba mentalmente o de manera telepática, como si lo hiciera desde el interior de nosotros. Nos dice que somos bienvenidos a la Antesala del Registro Akáshico. Me pide fraternalmente que le formule las preguntas que desee hacer, las que en forma espontánea acudan a mi mente. Miro a mis hijos, al verlos tan fascinados reflejando paz y armonía en sus infantiles rostros bañados de un aura blanco-azulina-dorada, mientras respetuosamente escuchan la Voz y contemplan el lugar, pregunto:

1. ¿Quiénes somos, de dónde venimos, hacia dónde vamos?
2. ¿Quién creó el Universo, cómo fue creado?
3. ¿Quiénes son los llamados ángeles de la Biblia, cuál es su diferencia con nosotros?
4. ¿Qué son los OVNIs?
5. ¿Por qué algunos nacen como príncipes de regalada vida, mientras otros lo hacen como sufrientes marginales; por qué algunos pueden desarrollarse sanos, inteligentes y fuertes, mientras otros nacen malformados, débiles, enfermizos e idiotas; por qué unos pocos disfrutan la vida y la gran mayoría sufre en el mundo; por qué existe entre nosotros tanta injusticia y explotación?
6. ¿Cuál es la causa de la drogadicción, violencia y las guerras?
7. ¿Qué explicación hay para justificar el caos que vivimos?
8. ¿Por qué la Ciencia, las Religiones y las Filosofías no entregan respuestas que satisfagan plenamente las inquietudes de sus adeptos; cuál es su razón de existir?
9. ¿Qué hay antes de nacer y después de morir?
10. ¿Qué existe hacia lo infinitamente grande y hacia lo infinitamente pequeño?
11. ¿Qué es el mal, cuál es su causa y cómo podemos superarlo?
12. ¿Cuál es la justificación y causa del sufrimiento en el mundo?
13. ¿Por qué debemos sacrificarnos en esta vida, tratar de superarnos y tener un comportamiento correcto; cómo se logra actuar bien y ser mejor persona?
14. ¿Dónde se encuentra la Luz y la Verdad que nos den un sentido lógico a la vida?
15. ¿Qué nos diferencia de los seres vivos "irracionales" y de las otras agrupaciones moleculares?
16. ¿Por qué y para qué nacemos?
17. ¿Qué es la muerte?
18. ¿Quiénes serán los merecedores de ser salvos?
18. ¿Qué son las Iniciaciones?
19. ¿Quién eres Tú?

No se me ocurrieron más preguntas. La Voz nos pide que nos pongamos cómodos. Miramos buscando dónde sentarnos, no había sillas allí. Como por arte de magia se materializan unos confortables sillones de energía en los que nos sentamos. Agrega la Voz que todas las preguntas planteadas tendrán respuesta. Para encontrar La Respuesta viajaremos en la multidimensional pantalla del espacio-tiempo-relativo. Se activa la pantalla que no tenía forma definida, no supimos si ella estaba en el exterior o nosotros dentro de ella participando directamente de lo que contemplábamos. Parecía como si fuéramos parte de la pantalla. En ella pudimos contemplar el pasado, presente y futuro de la Humanidad, apreciando el desarrollo de la Verdad que guía al hombre en su evolución. Todas las preguntas recibieron variadas respuestas, mejor dicho, desde mi perspectiva recibieron La Respuesta adecuada.

El relato lo haremos en base a las respuestas encontradas, siguiendo un orden por Capítulos de acuerdo a como fueron apareciendo los hechos en la pantalla. Tres son los Aspectos de las manifestaciones para el crecimiento espiritual que el hombre está recibiendo en su Evolución. Se han entregado de manera gradual como orientación en el desarrollo de la Humanidad. Estos tres Aspectos se enlazan de la siguiente manera: El Primer Aspecto es el del Conocimiento, Conocimiento que todo hombre debe alcanzar por propio esfuerzo e iniciativa. El Conocimiento permite activar la razón y manifestar el intelecto que alcanza en muchos un alto nivel de desarrollo, con los que se adquiere la Sabiduría que es la cumbre del Conocimiento. El Segundo Aspecto es el del Sentimiento, que ayuda a dimensionar y practicar como cosa natural en un intelecto desarrollado, la Piedad, la Compasión y el Perdón. El Tercer Aspecto que junto a los dos anteriores todos estamos recibiendo, es el más importante en nuestra era, se trata de la Luz y el Amor. Este Tercer Aspecto lo recibe en su mente y en su corazón en plenitud aquel hombre sabio que logró vivenciar y desarrollar el Sentimiento, con lo que pasa a transmitir a los demás la energía de la Luz y el Amor recibidos. Sin embargo, en la entrada del Tercer Milenio la entrega se ha acelerado y mezclado, permitiendo que muchos que no han completado los dos primeros aspectos ya están recibiendo y reflejando la Luz y el Amor...

Debo reconocer que EL ENCUENTRO, imaginario o no, un sueño más o pura fantasía, marcó mi vida y al volver a escribirlo activa en mi fibras de la emoción y el sentimiento. En la pantalla vi la razón, que ahora entiendo, por la que había llegado hasta allí. No fue por causalidad o accidente. Me vi de niño, un especial hijo único, con lo que consideré un estigma por error, lo que endureció al Guerrero en ciernes. Vi un libro con el que mi padre me liberaba, pero jamás pensé que llegaría, tan tarde, en la misteriosa forma en que lo hizo. Me contemplé como el rebelde estudiante en el Colegio de sacerdotes españoles y cómo, ante mi fracaso, al llegar al Liceo Público, pasaba a ser por mis pares considerado un señor, igual de flojo, pero como el segundo alumno del curso. Evidentemente no logré ingresar a Medicina, genético anhelo. Aprecié los hilos que me llevaron a la carrera de Psicología por un año, donde su Director, un Maestro judío húngaro que había estado en campos de concentración durante la guerra, me elevó como ser humano en mi autoestima tan venida a menos. Un día lo veo en concentrada actitud en la Capilla de la Universidad Católica. Me senté a su lado, lo miré y le dije ¿Por qué está aquí? ¿Quién es Dios para usted? Tenía una blanca cabellera que me hacía recordar a Einstein y, mientras me miraba fijo con sus penetrantes ojos azule, me dijo: Dios no está en ningún lugar en especial. Dios está en todas partes. ¿Cómo puedo conocer y encontrar a Dios? le pregunté. Me entregó una iniciática respuesta que con el tiempo comprendí:

Algún día sabrá que lo primero es conocerse y encontrase a uno mismo, luego se conoce a los demás, entonces uno encuentra y conoce a Dios

Al poco tiempo tuve el valor de tomar la decisión de partir a Argentina para estudiar Medicina, y allí fui un éxito como alumno. Entendí, al escribir el libro, que algún día lograría realizar la tolerancia y el perdón. Lo apreciado en el reescrito me indica que, en parte, al parecer se cumplió. Más vale tarde que nunca pienso ahora. Doy gracias por igual a todos los que en el camino, en una u otra forma me ayudaron a estar acá, escribiendo para ti estimado amigo ciberlector. Entremos a la aventura siguiendo el Índice por capítulos, siendo cada capítulo una separada aventura de un conjunto que otorga la lectura total.

 

 

 

Í N D I C E
PRIMERA PARTE:
EL PRIMER ASPECTO DEL CONOCIMIENTO

CAPÍTULO I    LA SAGRADA TRADICIÓN
CAPÍTULO II    MEDITANDO EL CAPÍTULO ANTERIOR
CAPÍTULO III    HERMES Y EL CONOCIMIENTO OCULTO DEL ANTIGUO EGIPTO
CAPÍTULO IV    EL HINDUISMO

SEGUNDA PARTE:
EL SEGUNDO ASPECTO DEL SENTIMIENTO

CAPÍTULO V    DE LA SAGRADA ENSEÑANZA DE BUDA EL BUDISMO
CAPÍTULO VI    OCCIDENTE Y EL CONOCIMIENTO TRADICIONAL
CAPÍTULO VII    EL ARTE Y SU RELACIÓN CON EL ASTRAL Y EL MENTAL
CAPÍTULO VIII    TAIMNI Y LA TEOSOFÍA

TERCERA PARTE:
DEL CONOCIMIENTO MODERNO A LA LUZ DEL
CONOCIMIENTO ESOTÉRICO

CAPÍTULO IX    LA VENTANA AL MUNDO EXTERIOR
CAPÍTULO X    MEDITANDO EL CAPÍTULO ANTERIOR   - FUTURO -
CAPÍTULO XI    Y PITÁGORAS TENÍA RAZÓN
CAPÍTULO XII    EL ARTE DE MEDITAR Y EL ARTE DEL BUEN PENSAR

CUARTA PARTE:
EL TERCER ASPECTO DE LA LUZ Y EL AMOR

CAPÍTULO XIII   JESUCRISTO  - ANEXO -

QUINTA PARTE:
EL FIN DEL ENCUENTRO

CAPÍTULO XIV    EL MENSAJE A MIS HIJOS

 

 

 

 

PRIMERA PARTE
EL PRIMER ASPECTO
DEL CONOCIMIENTO

CAPÍTULO I

DE LA SAGRADA TRADICIÓN
Te advierto quienquiera que fueres, oh tú que deseas sondar los arcanos de la Naturaleza,
que si no hallas dentro de ti aquello que buscas tampoco podrás encontrarlo fuera.
Si tú ignoras las excelencias de tú propia casa, ¿cómo pretendes encontrar otras excelencias?
En ti se encuentra oculto el Tesoro de los Tesoros: ¡Oh hombre, conócete a ti mismo!
Abipil, alquimista árabe.

1. GENERALIDADES

La pantalla está activada, permanecemos cómodamente sentados suspendidos dentro de los acontecimientos que ordenadamente se van reflejando. Nos presenta los relatos como auténticas vivencias en las que podemos apreciar que el pasado-presente-futuro está estructurado en la base de la Conciencia. Todo hombre posee en ella la Sabiduría Eterna con la que emanó de DIOS.

El Conocimiento Sagrado está integrado en la Base de Datos Cósmica del Registro Akáshico, un suprasutil computador que aglutina la información mental de los diferentes planos de la evolución. Quien tiene acceso a ese Registro llegará al nivel que su media vibratoria active en la pantalla mental transdimensional del espacio tiempo relativo en la que el pasado, el presente y el futuro son una unidad dentro del espacio tiempo. Al hablar de Sagrada Enseñanza o Tradición Sagrada me estoy refiriendo al Registro Akáshico, del que fluye el Conocimiento según sea el nivel evolutivo de quien lo recibe. Ese Conocimiento se conserva inmutable desde que el hombre apareció en el planeta. La Enseñanza los Maestros de Sabiduría la van revelando de acuerdo con la humana evolución, ellos sólo supervisan, no imponen. Respetan el libre albedrío y la capacidad individual de discernir. La interpretación de la Verdad está "escrita" dentro de cada uno; Allí está la secreta Fuente del Conocimiento que se localiza en la Supramente individual la que permite interpretar la Sagrada. Enseñanza de acuerdo con el vibrato del nivel evolutivo alcanzado.

Aparecen raros pergaminos, papiros, rollos, arcillas precocidas, junto a incunables libros que al leerlos activan, alquímicamente la mente. Ellos están confeccionados por materiales que el tiempo y los elementos no pueden alterar, su antigüedad se pierde en las nebulosas del pasado, en ellos se encuentra la Sabiduría que el hombre debe desarrollar en su humana evolución.

Lo que a continuación contemplamos nos deja extasiados por lo maravilloso que es la CosmoGénesis o formación del Universo apreciado omnidimensionalmente. Reina la oscuridad, el silencio es absoluto. Estamos rodeados del vacío total. Desde esa aparente NADA surge desde la NADA un Ser como un potente Rayo Luminoso, ese Ser es el llamado Primer Logos, el encargado de preparar la materia activando la idea de un Pensamiento de la Inteligencia Pura de DIOS que "llena" la aparente NADA. Prepara la inicial "explosión" de materia con sus cualidades y energía que manifiestan lo que ya era preexistente en el Pensamiento Divino de DIOS el que permite desde lo Inmanifestado dar la forma a la NADA, desde ese instante Manifestada en el aparente vacío absoluto. De la NADA que es parte consubstancial del TODO aparece la creación con la colaboración de ese Logos. Emerge entonces el Segundo Logos. Él plasma la energía dando la forma a la materia que en rápida expansión da lugar a las galaxias del universo. Son creados los sistemas solares con sus planetas que servirán de Escuelas para el desarrollo de las potencialidades de las chispas divinas o espíritus que después emanarán desde lo Inmanifestado en DIOS. Llega el Tercer logos que activa la vida en la materia. Se manifiestan entonces los espíritus que en algún determinado momento cumplirán una serie de períodos de vida como el hombre sobre una Tierra ya organizada.

La AntropoGénesis o aparición del hombre en la Tierra forma parte de la Cosmogénesis. Los espíritus increados que han emanado de DIOS permanecen en su plano de la séptima dimensión. Son entes etéreos infinitamente pequeños llenos de infinitos atributos y potencialidades que irán plasmando cuerpos de las dimensiones más densas para poder desarrollarse, como lo veremos un poco más adelante en "Los Vehículos del Hombre". Fue de los fetos que se encontraban en vientres de las gigantes o diosas que se logró un ser viable al mezclar previamente un óvulo de una hembra humanoide con el espermio de un dios cuyo huevo o inicial embrión fue insertado en el útero de una diosa. "Ellos", los dioses, estaban en la Tierra con esa misión. Entre nosotros hay marcadas diferencias, existen grupos humanos avanzados y otros muy rezagados. Ello es aparente. En una Escuela hay alumnos de primer grado y otros de octavo grado. Los rezagados son aquellas jóvenes almas que se incorporaron al orbe terrestre al final del ciclo de la llegada de las almas, lo hicieron mucho después que otras almas que ahora son menos jóvenes o más evolucionadas por tener mayor número de encarnaciones. Por más que los científicos materialistas busquen su eslabón perdido, menos lo encontrarán. No hay en el plano material un eslabón entre el hombre y el mono, si lo hay, en lo físico con los dioses y el Neanderthal. La llegada de la mente no es obra de los dioses, ellos colaboraron genéticamente a "crear" los primeros embriones, y fueron almas quienes los tomaron desde su etéreo plano dándoles la mente, con el fin de nacer como los primeros hombres para "vivir" en la Tierra y evolucionar. Por lo tanto el científico está incapacitado para saber la Verdad del génesis humano y del cosmos al carecer de la tecnología que permita medir, comparar y estudiar lo sutil.

No se detiene la sucesión de los relatos mento-audio-visuales, estamos contemplando maravillados escenas que a mis hijos les recuerdan a Juan Salvador Gaviota con el mensaje de paz y amor que fue entregado al mundo por intermedio de Richard Bach. La Voz les dice que ese recuerdo materializará en la pantalla la esencia del mensaje: "La gente desea saber para llegar a ser libres, pero es mucho lo que todavía deben aprender para lograr la libertad espiritual. El progreso de la gran mayoría es a paso lento, pasan de una vida a otra, de un mundo a otro, caminando casi sin avanzar. Se han olvidado de dónde vienen y no se preocupan hacia dónde van. Sólo les interesa vivir el presente. Si supieran cuántas vidas han necesitado para lograr la primera idea que existe algo más en la vida que el tener que comer y dormir, y más aún para comenzar a aprender que ese algo se llama perfección. Muchas nuevas vidas son necesarias para comprender la perfección y que la meta de la vida es saber reflejarla. Pero hay algunos que logran comprender mucho de una vez y no necesitan tantas vidas para ir conociendo la Verdad".

Finalizado este mensaje, miro hacia otro lado de la pantalla, en ella aprecio unas imágenes que me parecen conocidas. Se activa el recuerdo, de él surge un dibujo que hice hace tres años en 1978. Me veo dibujándolo, paso a paso, en el escritorio de mi consulta en el Policlínico de Salud del Hospital de Quilpué y, una vez finalizado en tamaño media carta, allí quedó en la pared enfrente del escritorio. Primero trazo un círculo o esfera superior, luego dos círculos laterales inferiores que al unirlas por su centro forman un triángulo de vértice hacia arriba. Desde la esfera superior se proyecta hacia abajo una vertical que da paso a una cruz con la horizontal de la base del triángulo. El punto base de la vertical sirve de centro a una cuarta esfera, la más inferior. Se le agregan dos segmentos de círculos mayores, formando un ojo. A un costado y abajo dibujo el perfil del rostro de un hombre. En su interior a la altura del cerebro se agrega el símbolo de lo infinito. Se lo conecta al mundo exterior por el sentido de la vista con la interrogante ¿Quién soy yo? Con una respuesta que el campo visual capta en un libro que le señala como título de la tapa: HOMBRE ¡Conócete a ti mismo! La Voz me indica que el "dibujo" que mentalmente recibí y diseñé, tiene un gran significado cósmico-evolutivo. La esfera superior es el plano más elevado de lo manifestado, representa el propio espíritu en la séptima dimensión, lo que cada uno en esencia es y el cual entrega sus rayos de energía a sus cuerpos, por él formados, que son las dos esferas inferiores de la sexta dimensión y en su conjunto grafican la triada superior de espíritu-atma-buddhi, siendo la quinta dimensión el plano del alma que hace de intermediaria con nuestra triada inferior de mente-astral-físico. Llega la energía de vida desde el espíritu al plano del alma, representado en el dibujo por el ojo de la Conciencia que procesa según su evolución lo recibido y lo transfiere hacia la triada inferior por medio de la mente que fue creada por el alma en la cuarta dimensión, desde ella los rayos transformados a su vez de acuerdo con el nivel evolutivo individual, descienden con un vibrato más denso al cerebro humano que tiene el infinito en su interior, por ser infinito el contendido de la Conciencia que él representa y gradualmente manifiesta. Percibe entonces el hombre el mundo exterior mediante los sentidos y se hace la primera pregunta trascendental: ¿Quién soy yo? Al hacerla hay un cambio en su personalidad; es el comienzo del despertar y pasa a ser una persona diferente que inicia su personal búsqueda de la Verdad, mirando por primera vez hacia su Interior, mediante sus propios pensamientos, en busca de La Respuesta, que se sintetiza en: Hombre ¡Conócete a ti mismo!

Estamos a 21 de Junio de 2000, reviso los capítulos impresos del libro ya escritos en su segunda edición, y que, por razones que ignoro ya puse antes de esta revisión en mi página WEB de InterNet, a sabiendas que debería hacer cambios, como sucedió. Total es tan fácil volver a reescribir en el FTP que es lo que aparece "actualizado" en la pagina WEB. Me quedo observando lo escrito sobre Hinduismo pienso en Sri Ramakrishna, un destacado Maestro del siglo XIX. Hace años leí algunos libros en los que estaba reflejada su magistral Enseñanza. Enseñanza y Maestro que impactaron a un joven noble rebelde que pasó a ser su discípulo destacado, llevando a los EE.UU. como swami Vivekananda las semillas que brotaron en destacados y preclaros pensadores que estructuraron las bases de la Ciencia de la Mente. Pensaba en todo eso y sentí la necesidad de mirar los libros que me rodean. En lo más alto de un estante orientado hacia el Norte estaba  "La sagrada enseñanza de sri Ramakrishna". Lo tomo después de unos 15 años y cuál no sería mi sorpresa al hallar dentro de él la hoja con el dibujo original de este símbolo... la hoja perfectamente conservada del ideograma personal que por algún tiempo me acompañó teniéndola enfrente de mi escritorio y que no la veía desde hace tantos años. Comprendí que debía quedar incorporada en el presente capítulo. Este ideograma es un yantram o mantram visual. Se mira, se concentra la atención en el conjunto y los detalles. Se deja libre a la mente en su divagación, sin notarlo la mente fija los pensamientos asociándolos e integrándolos con el ideograma. Gracias a la computación hela aquí, a la hoja original que un especial libro conservó:
 

IDEOGRAMA CÓSMICO EVOLUTIVO

Junto a este símbolo aprecio otro que me resulta desconocido. La Voz me dice que a su debido tiempo lo recordaré y dibujaré, deberá tener 3 centímetros por lado con un espesor de 3 milímetros por cara. Después lo haré tallar por un joyero para llevarlo conmigo, me llegará la señal, al estar en un especial lugar, de insertarle un rubí al centro y mucho después quedará reflejado en piedra en ese especial lugar, con un tamaño 100 veces mayor y orientado con su vértice hacia el Norte. Se trata de un triángulo radiante con una cruz dentro y con su centro destacado... El triángulo representa a las Jerarquías Espirituales que han regido la Enseñanza del Oriente. La cruz representa a las Jerarquías Espirituales que han regido la Enseñanza en el Occidente. Ambas ahora, en realidad desde hace unos 130 años de nuestro tiempo cronológico humano, se han desconectado de los grupos y unido trabajando en el retorno de Su Regente, Jesucristo, que está representado en el centro de la Cruz.

Jamás pensé que un símbolo radiante tan armónico y simple tuviera una significación tan trascendente y, en lo personal, adquiriera la dimensión que tuvo. En 1983 subí, gracias a mi primer libro, invitado hasta ese lugar y allí tracé en papel y lápiz el boceto de ese símbolo y al bajar, retornando a mi  hogar, lo hice geométricamente y lo llevé al joyero que lo plasmó en un colgante con las medidas exactas. Pasó casi un año, ya había aparecido mi segundo libro. Volví a subir al lugar y de regreso se agregó el rubí central al centro de la cruz en el colgante de 3 centímetros por lado y 3 milímetros de espesor por cara. Escribo entonces el tercer libro que pone punto final a la trilogía. Pasan los años, muchos cambios suceden en todo sentido, llegó Diciembre de 1998 y después de casi 15 años, estando en Puerto Montt dando unas charlas, "recordé" y sentí que debía regresar al lugar que había olvidado por tantos años con la sensación que a él jamás regresaría. No me fue fácil tomar la decisión de viajar casi 600 Km. y subir nuevamente. Intuí lo necesario que era hacerlo, se dieron todas las condiciones para que ello sucediera y allá supe lo que representaba ese viaje. El día 8 de Enero de 1999 escalé la ladera llena de piedra cordillerana, llegando al centro del foco emisor de luz más importante del planeta de acuerdo con los astronautas, las fotos satelitales y de acuerdo con los sensitivos que antes de la moderna tecnología ya lo habían señalado. Quedó entonces en la altura de ese lugar, en las arenas de una especial playa cordillerana rodeada de imponentes montañas, el símbolo de tres metros por lado hecho con hermosas piedras del sector, con el vértice del triángulo orientado hacia el Norte y el centro de la cruz destacado con la piedra más grande, una de color azulado, que señala un especial punto emergente. La señal física podrá desaparecer, la energía emergente planetaria no.

2. DEL SIN NOMBRE

Cuando Tatios pregunta a Hermes sobre DIOS, el Trismegisto le responde: Hablar de DIOS es imposible hijo, pues lo corpóreo no puede expresar a lo incorpóreo... Lo que no posee cuerpo ni apariencia, forma ni materia, no puede ser comprendido por los sentidos. Yo comprendo Tatios, comprendo, que lo imposible de definir, eso es DIOS. Enseña la Teogonia primitiva al SIN NOMBRE como: Aquel que no es el Ego, que no es el NO YO, que no es la Conciencia, que no es Atma ni es en sí un objeto de Conocimiento. Es la Esencia Una un Centro de Energía al que algunos llaman Logos, pero ÉL es el PADRE de los Logos y ellos son por ÉL.

Nos dicen unos Proverbios Sagrados: Tú, ahora que se han disipado las nubes de la ignorancia crees que ha aparecido la Luna de la Sabiduría, pero te equivocas; la Luna brillaba detrás de las nubes durante eternidades... Cierra los ojos y verás, has silencio y escucharás... Dijiste al almendro: Hermano háblame de DIOS, y entonces el almendro floreció...

Aparecen algunos místicos, es San Agustín el que habla: ¿Crees saber lo que es DIOS? DIOS no es nada de lo que te imaginas o de lo que tú pensamiento pueda abarcar... San Juan de la Cruz agrega: Lo más alto que se puede llegar a entender de DIOS, dista en infinita manera de DIOS...

La Sagrada Tradición se refiere al SIN NOMBRE en un arcaico documento: Los que han tratado de crearle un nombre y estudiar al Principio Incognoscible de todas las cosas, al intentar hacerlo sólo han logrado degradarlo hasta su nivel, al no poder nivelarlo por el humano entendimiento para su comprensión. Todo lo que es, ha sido y será, está compenetrado por el TODO que es DIOS; su manifestación abarca desde lo más sutil y cercano a ÉL, hasta lo más denso o lejano de ÉL, pero en ÉL nada es cercano o lejano, sólo ES. En la organización del Universo manifestado corresponde a diferentes Jerarquías Espirituales actuar como transformadores de la Energía que desde ÉL dimana, para hacerla llegar graduada a los planos menos sutiles que no podrían recibir una vibración tan elevada sin desintegrarse. Esa Energía es la chispa de vida que mantiene con vida cada partícula, átomo y molécula. Chispa que en el hombre llega desde el personal espíritu siendo transformada plano a plano por sus cuerpos cada vez más densos. Ello nos diferencia del mundo animal, vegetal y mineral.

El Diccionario Católico manifiesta que DIOS es el Ente Supremo, infinito, eterno, absoluto, causa inteligente y libre de todo lo creado. De acuerdo con la Biblia lo personifica con nombres propios como los de : ÉL, Elohim, Adonai, Schaddai, Elyon, Dadosh, Yahvé y Padre. Para la Sagrada Enseñanza estas denominaciones no corresponden a DIOS, sino que son de Jerarquías Espirituales relacionadas con nosotros. DIOS está más allá de toda personalización e infinitamente lejos del entendimiento humano. Se nos señala: Lo que no puede expresarse en palabras, pero es la causa por las que las palabras puedan llegar a ser expresadas; aquello que con la mente no puede pensarse, pero es la causa que la mente piense; eso que no es espíritu pera es la causa por la que los espíritus son; lo que no puede verse ni es luz, pero es la causa que se pueda ver y que la luz exista; lo infinito que no podrá ser expresado por lo finito... Todo eso y mucho más es EL SIN NOMBRE al que llamamos DIOS.

La Ciencia, las Religiones las Filosofías y los Grupos Espirituales son senderos que inician a los hombres en el conocimiento del Mundo Exterior. Todos por igual acercan a sus adelantados caminantes al Umbral de la Gran Iniciación que da paso a la Realidad Interior. El vertiginoso avance de la Ciencia permite el rápido despertar de los intelectos desarrollando el cerebro izquierdo y creando la inquietud sobre DIOS en el científico. Transformando al evolucionado de su sendero en un ser religioso. Dos genios intuitivos, ambos físico-matemáticos figuran entre los pilares de la física moderna que revolucionó arcaicos conceptos. Como científicos notables refuerzan el concepto de DIOS. Albert Einstein (1879 - 1955), creador de la trascendental teoría de la Relatividad señaló: La vida de un hombre sin religión no tiene sentido; y no sólo lo convierte en un desdichado, sino que en un ser incapaz de vivir. Para él: La luz es la sombra de DIOS. Max Planck (1858 - 1947), creador de la notable teoría quántica, afirmó: Jamás puede haber verdadera oposición entre la religión y la ciencia, pues una es el complemento de la otra.

Si pretendemos acercarnos a DIOS, lo primero a realizar es el encuentro con uno mismo, luego viene el encuentro con los demás para finalizar con el encuentro con DIOS. Se capta la inquietud: ¿Cómo logro acercarme y encontrarme conmigo mismo? La respuesta es: Para iniciar el autoconocimiento hay que aprender a interiorizarse, a tener el valor de aceptarse tal cual uno es, mediante el sincero autoanálisis, proponiéndose nuevas metas positivas que vayan limpiando lo sucio encontrado. Se debe aceptar el lugar de nacimiento y la familia que a uno lo recibió; aceptar el país y la raza a la que se pertenece por cuna; aceptarse físicamente como se es en la propia personalidad. No rechazar la verdadera historia de la vida por muy amarga que ella hubiera sido; saber reconocer los errores cometidos intentando no volver a cometerlos; aceptar la vejez, el dolor y la muerte. Todo ello permite comenzar la verdadera interiorización fijando nuevas metas. Si se ha iniciado el encuentro con uno mismo, lo demás llegará como algo natural. Se nos recomienda no investigar a DIOS pero sí alcanzar el autoconocimiento, cuyo primer paso es el más difícil de lograr.

Somos caminantes donde el vacío absoluto no existe al estar todo integrado por la Energía del TODO que es Inteligencia Pura. Lo creado es temporal y perecedero, nuestra realidad, el espíritu que cada uno es, es eterno y como eterno emanó de DIOS y retorna a ÉL. El Conocimiento que orienta hacia la Verdad ayuda al hombre en su avance por el sendero de la vida, sendero cuya meta final es DIOS. Los Maestros de Sabiduría nos van entregando la posibilidad de recibir la Enseñanza con el fin de aceptarla a su debido tiempo y de manera gradual, de acuerdo con el grado evolutivo. Ellos nada imponen, saben quiénes somos y quiénes llegaremos a ser.

Pasamos a presenciar una sección compleja, muy velada, la que por su importancia tenemos que vivenciar en la mejor forma posible con el fin de lograr captar nuestra realidad en los planos suprasensibles, cosa que estamos ya contemplando.

3. LOS VEHÍCULOS DEL HOMBRE

Somos no tan sólo un limitado cuerpo físico como algunos suponen, cuerpo actuando en el plano de la materia con pensamientos y sentimientos. La realidad es que somos un conjunto inter compenetrado de siete vehículos o cuerpos, en los que el cuerpo físico es el más denso y el espíritu el más sutil. De los siete, los tres superiores están como en el estado de recién nacidos, llenos de cualidades latentes. Los cuatro inferiores se encuentran en pleno crecimiento y desarrollo, de acuerdo con el personal grado evolutivo individual.

Cuanto existe en el Universo es según haya vibrado un determinado plano de la manifestación, y escapa a la sabiduría humana cómo la Sabiduría Divina se refleja en su Ideación Mental al pasar desde lo Inmanifestado a lo Manifestado que es SU Creación con la Fuerza de SU Pensamiento. Espíritu y materia son dos Manifestaciones Divinas opuestas; una es emanada de SÍ Mismo y la otra es creada. El hombre o chispa divina emanó desde lo Increado como espíritu puro, para iniciar un largo peregrinaje por los diferentes planos de vibración de cuyas partículas forma los vehículos o cuerpos que le ayudan a desarrollar la Consciencia en cada plano con el fin de lograr activar sus cualidades latentes que le ayudan a crecer desde lo infinitamente pequeño hasta lo infinitamente grande. Somos un profundo misterio en la creación, un increado espíritu que es, ha sido y será.

Los mundos representan en cada plano vibratorio las Escuelas que colaboran para que el espíritu manifieste la Conciencia en cuerpos o vehículos que son los encargados de asimilar lo positivo en cada encarnación para superar las ligaduras a la materia y desarrollar lo divino. Los vehículos actuales del hombre son siete, seguiremos en la "confusa" descripción que recuerdo, el orden inverso a lo que ahora somos, desde lo más denso hacia lo más sutil.

7. CUERPO FÍSICO...MUNDO MATERIAL
Corresponde a nuestro plano denso con siete subregiones agrupadas en dos regiones. La inferior está formada por las subregiones de los sólidos, líquidos y gaseosos; de sus partículas se forma el Cuerpo Físico. La región superior agrupa a los cuatro subniveles más sutiles del mundo físico; el etérico, el superetérico, el subatómico y el atómico, con sus partículas se da la forma al doble etérico que es parte del cuerpo físico. El doble etérico cumple vitales funciones para el organismo humano, él es el encargado de absorber y distribuir la energía vital o Prana. El Prana es la energía universal que vivifica y armoniza las células, átomos y moléculas de nuestro cuerpo usando los chakras a centros de la columna vertebral que absorben y distribuyen el prana por los canales de distribución o Nadis. La región superior influye vitalmente en lo físico, así tenemos que la zona del éter químico aporta energía para los procesos metabólicos; la zona superetérica pasa la energía a los procesos de procreación y mantención de la especie; la zona subatómica posee la energía que influye en las misteriosas funciones de la sangre y los sentidos; la zona atómica refleja los recuerdos de la memoria y con sus vibraciones permite al pensamiento actuar sobre el cerebro. El cerebro humano es la máxima creación que en lo físico uno se pueda imaginar, es un computador biológico en directa conexión con el mundo exterior por medio de los sentidos y con la mente mediante saltos cuánticos. La Salud es el resultado de la armonía celular bioenergética entre el cuerpo físico y el doble etérico. Es el alma, usando de intermediario a la mente, la que nos hace llegar la chispa divina de vida que permite a cada célula estar viva.

6. CUERPO ASTRAL...MUNDO ASTRAL
Corresponde a la zona de los deseos y sentimientos, tiene siete subregiones, estando la más densa cercana a la más sutil del cuerpo físico y la más sutil cercana a la más densa del mundo mental. Con sus partículas se ha creado y dado forma al vehículo llamado el cuerpo astral y por intermedio de él se expresan los sentimientos, con las pasiones, deseos y emociones humanas. Actúa como intermediario entre el cuerpo y la mente. Como vehículo de Consciencia usa en cada emoción todo el impulso mental enviado hacia el cerebro. Crece este cuerpo con los buenos sentimientos junto a una mente regulada por correctos pensamientos.

La gran masa humana está todavía poco evolucionada, vive entre las densas brumas del deseo por manifestar la Consciencia desde los planos inferiores del mundo astral, la zona de las bajas pasiones que ligan al mundo. En los más evolucionados, que por lo general están entre los más inteligentes y anónimos obrando y pensando bien, están en actividad los niveles superiores del mundo astral. Logran gradualmente que la razón pase a gobernar los deseos, liberándose del apego a la materia. Recordará todo hombre sus vidas pasadas cuando la Consciencia se manifiesta plenamente por sobre la limitante del nivel cerebral físico.

5. MENTE...MUNDO DEL PENSAMIENTO
Es la región formada por las partículas del mundo mental. La mente es el eslabón entre el cerebro y el alma, ella pone en contacto al alma con el cuerpo físico permitiéndole vivir. El desarrollo de la mente sólo se logra con los buenos pensamientos, ellos permiten vibrar a las partículas sutiles de la mente que desplazan a las densas que nos caracterizan.Tenemos una mente consciente que es la fuente de los pensamientos y una mente subconsciente que posee la Fuerza que nos hace vivir. Mientras esto tú lees: ¿Quién regula tu corazón, pulmones, metabolismo, etc? Lo hace el subconsciente, que a diferencia del consciente no discrimina, sino que acata y cumple con su función, y es en este punto donde está la base del arte del buen pensar que veremos más adelante, pues lo que con convicción y reiteración pensamos conscientemente, eso lo acepta el subconsciente sin discriminar si es verdadero o falso y canaliza la Fuerza para que se haga realidad.  Nos corresponde trabajar en el despertar de la mente. Al morir desaparece la chispa vital del cuerpo físico y del doble etéreo, se despierta transitoriamente en el astral, que desaparece al igual que la mente, quedando archivada la unidad atómica mental que pasa de una vida a otra con el registro o base de datos de las experiencias de cada vida.

Existe una total compenetración entre el cuerpo físico, astral y mental, regidos desde el alma. Rodeando nuestro cuerpo físico se aprecian unas suaves radiaciones en forma de ovoide luminoso, cuya intensidad y colores varían de un día a otro y de una persona a otra por una serie de factores, es el aura humana que la electro fotografía Kirlian demostró. El doble etérico está en el centro del aura humana, teniendo la misma forma que el cuerpo físico. El aura a su vez es compenetrada por el cuerpo astral y la mente. Al permanecer los tres cuerpos compenetrados e interrelacionados entre sí, influyen en ellos factores comunes en lo positivo y en lo negativo. Positivamente son beneficiados por los buenos pensamientos, los nobles sentimientos y las correctas acciones. Sin embargo hay una serie de situaciones del diario vivir que los limitan en su crecimiento y desarrollo, es lo que se llaman bloqueantes mentales, entre los que destacan las drogas y el alcohol, junto a la densa música y la mala literatura reforzadas por una TV embotante.

KAMA MANAS corresponde a la ligazón entre la fuerza del deseo y la mente; una ligazón tan estrecha para la gran mayoría que parece una unidad mental. Kama es lo ilusorio de la vida manifestándose por intermedio de los malos sentimientos, apetitos, pasiones y deseos que representan nuestra voluntad inferior y es el responsable de mantenernos ligados, encarnación tras encarnación, en el denso mundo de la materia al que se desea ardientemente regresar después de morir. Manas o mente representa el reflejo del YO Superior, nuestro real YO, cuya Conciencia se manifiesta por medio del alma. Ante la gran diferencia vibratoria el alma no puede contactar de manera directa con el plano de la materia, para lograrlo proyecta desde sí un rayo de energía, el Manas o mente que hace surgir la Conciencia en el cuerpo físico en vías de evolución. Olvida Manas en su descenso su verdadero origen divino quedando velado en la ignorancia de la materia al Cuerpo Físico. Es arrastrado Manas por la vorágine de las pasiones y deseos de Kama al que se liga identificándose con él, con lo ilusorio olvidando lo eterno. Permanece en el plano físico al que considera su verdadera realidad. En Manas reside el libre albedrío y mediante la evolución se libera el hombre, una a una de sus ligaduras, recibiendo en forma cada vez más audible la voz del alma. Se escucha entonces la Voz del Silencio, reflejo del verdadero YO. Despierta Manas de su letargo en forma gradual y comienza a recordar su verdadero origen divino, con lo que logrará dominar a Kama, rompiendo sus ligaduras que por tantas encarnaciones lo ataron a la Tierra. Todos lograremos despertar a Manas y anular la ilusión de Kama, logrando la LIBERTAD por propio mérito y evolución. Cada día son más los que desean conocer la Verdad y buscan lógicas respuestas y convincentes explicaciones a sus naturales inquietudes. Se nos destaca una frase que dice: Para lograr regresar al verdadero mundo es necesario despertar, activar y desarrollar la mente; ello sólo es posible mediante la emisión de buenos pensamientos y la activación de los positivos sentimientos.

Es fundamental para nosotros "aprender" a pensar bien; aprender ante todo a pensar con la verdad, la justicia, la fraternidad, el amor y la sabiduría; a pensar calmadamente sin irritarse. Estimulando los buenos pensamientos y los nobles sentimientos el resto vendrá por añadidura.

Cuando el hombre comienza a ser influenciado por la mente en su despertar, es fácilmente afectado por la ansiedad y la duda, frutos de la tensión ante lo desconocido que se atisba. Se debilita la fuerza interior y enferma el cuerpo físico. Aumenta la permeabilidad a la estimulación exterior; esta es una natural etapa que debe aceptarse como tal. El ajuste de Manas con el gradual debilitamiento de Kama generan estas reacciones que activan el sufrimiento al ajustar Kamas el equilibrio de causa-efecto. Esto es transitorio y el que persevera con FE por sobre el sufrimiento, la duda, la enfermedad y ansiedad, en el hábito del buen pensar, domina los bajos pensamientos y aumenta la armonía cerebral con la vitalidad de la energía mental. Esa energía comienza a neutralizar la permeabilidad y fragilidad ante la estimulación externa y facilita la búsqueda interna. Muchos fracasan en esta etapa, en la próxima encarnación lo lograrán. El hombre masa-común es poco evolucionado y no controla sus bajas emociones, ni desea hacerlo. Cuando ellas surgen las acepta como algo natural y vive esclavo de esas emociones de bajo nivel vibratorio. Con la evolución aprende, por propia experiencia que tiene que controlar y dominar esas negativas emociones activando los buenos sentimientos y los correctos pensamientos.

4. ALMA...MUNDO CAUSAL...MUNDO REAL
La quinta dimensión es la región más elevada, que por medio del alma, en forma directa nos rige mediante el discernimiento. El alma sólo recibe lo positivo de la vida y ello la hace crecer. Mientras la mente se encarga de adquirir los conocimientos del mundo exterior al que está unida por los sentidos a través del cerebro, el alma sólo analiza la esencia de las cosas. La mente con sus atributos de memoria, atención, razonamiento, imaginación o visualización, puede estudiar en forma separada los detalles de las cosas que recibe por los sentidos gracias al cerebro, quien en sus microtúbulos que rodean los axones de las neuronas tiene las zonas encargadas de los saltos cuánticos desde y hacia la mente. La mente integra la información recibida en una rayo unificado que mediante salto cuántico lo hace pasar al alma, la cual recibe tan solo el reflejo positivo de la vida y lo incorpora a su desarrollo y crecimiento. El alma sólo puede crecer mediante las adecuadas vivencias de las encarnaciones. El MAL no afecta a un alma dado que en su sutil plano lo denso no llega ni puede vibrar, pero el mal impide el reflejo del bien que es quien activa al alma, que encarna una y otra vez hasta que la mente finaliza su despertar.

Una cosa es cierta e indesmentible al momento de nacer, hemos de morir. El enigma de la muerte atormenta a muchos por la inseguridad en un Más Allá y crea conflictos psicológicos con pensamientos negativos, freno en la evolución y búsqueda de "verdades" baratas que los tranquilicen dándole seguro pasaje hacia la otra vida u orilla. Vemos una clara y precisa explicación sobre la muerte: Al morir deja el alma de dar la chispa de vida que la unía al cuerpo. Los tejidos, células y moléculas pierden su coherencia y se desintegran. Se produce el despertar en el mundo astral en el plano correspondiente al nivel vibratorio alcanzado en la vida terrenal. Seguimos siendo los mismos pero usando ese cuerpo en forma natural. Lo primero es el encuentro con un Ser de Luz que da la pasada hacia la otra orilla y ayuda en el completo análisis de la vida evaluando lo que se cumplió y lo que faltó por realizar. NO ES UN JUICIO, es un autoanálisis hecho en una realidad más sutil. Los que llegan al astral inferior les cuesta aceptar la muerte y siguen rondando por el mundo. Finalizado el período de análisis el alma se desprende del cuerpo astral y pasa a vivir en el reino de la mente. Allí se vive un largo y placentero período de estudio en base a los recuerdos positivos de la encarnación. Se asimilan las positivas experiencias, se comparten con las del grupo de trabajo, condicionando lo estudiado en el grupo las características para la próxima encarnación. Agotadas las energías aspirativas el alma se desprende de la mente y allí despierta en su realidad, como despertamos nosotros después de dormir. No desaparece el alma. Revive todas las positivas experiencias de sus vidas y crece. Una vez agotadas las experiencias que el alma debe analizar e incorporar en sí misma, como aún no ha desarrollado todos sus atributos, desea tener nuevas experiencias que le permitan lograr manifestar otros atributos para evolucionar. Se inicia el proceso de una nueva encarnación, ajustada a la Ley de Karma en la que las acciones de la vida pasada ajustan la nueva vida futura, siempre en un nivel más avanzado. Con la unidad mental que ha permanecido y los elementos del mundo mental da forma a una nueva mente y la incorpora en el feto adecuado a las características que escogió con el fin de crecer. Es decir somos lo que somos porque así nosotros mismos lo programamos en el plano del alma. No aceptarlo frena la evolución. Terminado el ciclo humano de vidas, viene el ciclo de vidas en el astral, luego el mental, hasta que el alma se desarrolla completamente, entonces se deja de ser alma.

3. BUDDHI...MUNDO DEL ESPÍRITU DE VIDA

2. ATMA...MUNDO DEL ESPÍRITU DIVINO

Ambos son sutiles cuerpos nuestros de una sutil dimensión, la sexta. Buddhi está relacionado con todas las vivencias del alma que comienzan a expandirse en la nueva dimensión y a desarrollar cualidades del espíritu propias de ese plano evolutivo. Una vez consolidadas las mismas, se "muere" en buddhi dando paso a atma, más vinculado con el plano del espíritu. Atma desarrolla todas las potencialidades de la sexta dimensión. Buddhi y atma nos relacionan con los sistemas solares, galaxias, universos y planos dimensionales e interdimensionales, en las que el espíritu ha formado cuerpos, ahora, para nosotros, ellos viven cual niño recién nacido, que pasan "pasivamente" desde el espíritu la energía al alma y lo que desde el alma reciben, cual alimento, los hace crecer y a su vez, como transformada energía de desarrollo la hacen llegar al espíritu. Están más allá de nuestro entendimiento.

1. ESPÍRITU...MUNDO DE LOS ESPÍRITUS
Desde que emanó el espíritu desde lo Inmanifestado en DIOS, a lo manifestado en DIOS, como un Ser infinitamente pequeño dotado de infinitos atributos y potencialidades, permanece nuestro espíritu como actor y espectador en la región más sutil, la séptima dimensión, la de las partículas más finas y de mayor velocidad y fuerza de vibración. Es la zona de la supra luz en la que quienes viajan por ella lo hacen a la velocidad del pensamiento. Es decir, no hay tiempo, no hay espacio, no hay límites y están, por decirlo de alguna manera, al lado de DIOS. Él, nuestro espíritu individual, nos relaciona con el Universo en sus diferentes planos de vibración, hace llegar la fuerza de vida a sus cuerpos atma y buddhi, quienes cual transfromador la densifican para que llegue al alma. El alma crea la mente y pone esa mente en un embrión o feto, pasando a regir su vida con su energía que cuánticamente la hace llegar a la mente, la mente mediante salto cuántico la hace pasar al cerebro que la distribuye por el organismo llegando a cada célula, permitiéndoles vivir. Los sentidos captan el mundo exterior. Cada sentido hace llegar la información al cerebro que la almacena en sus archivos situados en las circunvoluciones y surcos de la corteza cerebral. Desde allí, misteriosamente, mediante salto cuántico la información llega a la mente que la procesa. Sólo lo positivo es transferido en un rayo de Conocimiento hacia el alma. que recibe esa información, la asimila, la procesa y la asciende hacia buddhi y atma, llegando entonces al espíritu, su destinatario final en un ciclo que se inició en él mismo. Crece a cada instante el espíritu con la información recibida hasta que, algún día, plenamente desarrollado e infinitamente grande, por haber manifestado en los diferentes mundos todos sus atributos, retornará a DIOS en lo Inmanifestado de ÉL. Se regresa entonces a nuestro arquetipo, al hogar. Allí no se pierde la individualidad. Todo el Conocimiento adquirido es integrado por un espíritu renovado que ya no es tal, pues ahora pasa a ser un Logos. Se emana de DIOS una vez más, pero no como chispa divina sino que como un rayo divino, iniciando el trabajo en la organización de Universos en lo infinito de la Creación Manifestada por la Ideación de DIOS. El Logos plasma la NADA en su aparente vacío, y le da la energía a la forma para que surja un Universo en un nuevo ciclo en el que jóvenes chispas divinas llamadas espíritu iniciarán su evolución.

Para que la Inmanfestada Realidad Primaria pueda manifestarse crea la materia prima con la cual los espíritus dan forma a sus vehículos o cuerpos que les permiten evolucionar, expresando esa Realidad mediante sus vehículos y el desarrollo de sus potencialidades. Los Logos se sirven en lo manifestado de tres energías con el fin de realizar su obra. Ellas se llaman Fohat, Prana y Kundalini. Fohat es la energía que utiliza el Primer Logos, energía llamada por algunos "Electricidad Cósmica", es un instrumento de creación de las materias primas para el universo manifestado y tiene relación con el génesis de los átomos y sus partículas de los diferentes planos dimensionales. Prana o "fuerza vital" es el instrumento energético del Segundo Logos, permite que la materia prima creada por el Tercer Logos mediante Kundalini o "fuego serpentino" pueda convertirse en vehículos vivientes que llevan inherentes la capacidad de crecimiento y reproducción. Prana vitaliza el cuerpo físico y sirve como instrumento para convertir vibraciones físicas como luz y sonido en sensaciones de índole mental que proveen de materia prima para el funcionamiento y desarrollo de la mente. Es por medio de Prana que el alma se expresa a través de la mente. En nosotros Prana es el divino aliento o principio vital en todos los niveles de conciencia como los de la acción, sentimiento y pensamiento. En lo físico Kundalini representa la latente energía nerviosa que cual serpiente enroscada duerme en la base de la columna vertebral y que tiene que desenroscarse y ascender hasta la parte alta cerebral, despertando al hacerlo latentes potencialidades que todos tenemos y  las facultades mentales más elevadas.

Estas tres fuerzas o energías rigen todo lo manifestado. Se ajustan a la Ley de Polaridad ya que en su exteriorización desde lo Inmanifestado en DIOS son el extremo más sutil de las mismas y en nuestra actual vida equivalen al otro extremo, el más denso. Cada una sigue un rayo de doble vía; descendente y ascendente, con una transformación o transmutación hacia y desde los distintos planos, estableciendo una unidad entre lo vibratoriamente más sutil con lo vibratoriamente más denso. La Fuerza que cada una representa es unitaria, siendo su vibrato el que varía y le permite actuar en todas las dimensiones. Cada punto de unión entre un plano más sutil con el más denso equivale a un transformador energético que mediante salto cuántico permite a la energía actuar de manera unitaria entre diferentes niveles de vibración.

Actualmente somos un Ser septenario en el que nuestra Alma es el intermediario entre la Triada Superior de Espíritu - Atma - Buddhi y la Triada Inferior de Mente - Astral - Físico. Este Septenario corresponde a uno solo, el Espíritu, y como entes físicos somos regidos por el alma que a su vez es regida por el espíritu. En síntesis, somos espíritus emanados de DIOS en etapa de evolución, crecimiento y desarrollo, pasando uno a uno por los diferentes planos de lo Manifestado. Al dejar el plano físico por haber agotado el alma las experiencias que de él debía adquirir, reencarnaremos en el mundo astral y después en el mental. La meta es volver plenamente desarrollados como espíritu a DIOS, nuestro origen increado.

La pantalla nos sitúa unos 7.000 años atrás en el tiempo de la Tierra en la zona de Persia e Irán. Cuán puro es el aire y limpia la vegetación. Muy poca gente se aprecia entre las tribus nómadas arias. Nace entre esos arios un noble que emergió como el Guía Espiritual tribal. Siendo ya joven Ardjasp que era su nombre, se topa con un anciano visionario que le dice: Llegarás a reinar sin cetro ni espada, reinarás con más poder que todos los reyes de la Tierra, sin diadema, sino que coronado por el Sol.

Luego de una serie de viscisitudes Ardjasp llega donde Vahuamo el Guardián del Puro Fuego, un venerable patriarca y le dice: Vengo en busca de la Luz y la Verdad para mi y para justicia y liberación de mi pueblo. El sabio Guardián le respónde: ¿Tienes la paciencia que desafía al tiempo? ¿Estás dispuesto a renunciar a todo por tu obra? Acepta Ardjasp y recibe el nombre de Zoroastro, que significa Dorada Estrella o Esplendor del Sol. Pasa a ser discípulo de Vahuamo quien le señala que llegará a ser apóstol de Ahura-Mazda o Dios-Sol. Es prevenido contra la acción de Arimán, el príncipe de las tinieblas, el adherido a la Tierra, el que niega el Cielo, el profanador de los altares y el propagador del vicio, la envidia, la opresión y la guerra. Pregunta Zoroastro ¿Cómo puedo combatirlo? Su Maestro le responde: El Sol de Aura-Mazda te hará escuchar su Voz y Él te dictará la Ley de los arios.

Se va Zoroastro a la montaña en busca del Dios-Sol. Diez años pasó en la soledad de la montaña en oración y meditación. Un día se le aparece radiante Ormuz, el Verbo Solar llevado por un toro y un león alados, junto con resplandescientes siete Ameshaspendas o Querubines de alas de oro, siete Yzeds o Elohim de alas azules y siete Ferueres o Arcángeles de alas purpurinas. Una imponente Voz le dice: Soy Aura-Mazda, el que te ha elegido. Día y noche recibe por la vía interna la Voz Divina que en imágenes le muestra las Jerarquías y Potestades Cósmicas y la necesaria lucha contra Arimán, el espíritu del mal y la destrucción. Se le enseña a lidiar contra los demonios por medio del pensamiento vigilante. Se le instruye en el amor del hombre por la Tierra y el amor de La Tierra cultivada hacia el hombre.

Regresa Zoroastro como Guía Espiritual. Queda su Enseñanza en el Zend-Avesta, reflejo de un sano optimismo en el que Ormuz condena la violencia y la injusticia, pero impone el valor como la primordial virtud del hombre. Impacta ver al Maestro Zoroastro rodeado de rudos hombres arios tribales a los que les enseña la agricultura y les relata que viven en la oscuridad, pero que algún día Aura-Mazda con su Luz llenará las mentes de los hombres y con su amor llenará los corazones de los hombres. Les enseña la Ley del Karma por la que la vida futura es consecuencia del presente comportamiento. Los estimula, en especial, a consolidar la agricultura y el sentido de familia. Les advertía: Vosotros que me escucháis, no prestéis nunca atención a Arimán, la apariencia de las cosas y de las tinieblas, sino atended al Fuego Original, la palabra Ahura-Mazda y vivid en Él. Los que me oigan no se arrepentirán en el Fin de los Tiempos.

Pregunta un día Zoroastro: ¡Hazme conocer al menos el porvenir de los míos! Se le muestra el futuro y él se llena de tristeza e impotencia ante lo que ve. Grita entonces ¡Si tal es el porvenir que amenaza a los arios, la raza de los puros y los fuertes, he combatido en vano...! La Voz de Ormuz le responde: Has visto el porvenir con mirada de hombre; ahora lo comprenderás con los ojos de los dioses: ¡ES LA RESURRECCIÓN!

Se nos destaca que es conveniente ubicarse en la época y el lugar donde Zoroastro impartió una Enseñanza guiada hacia una lejana resurrección de la humanidad. Entre esas tinieblas mentales Él trajo una Luz de esperanza de un futuro luminoso que algún día llegaría...

La Verdad está dentro de cada cual y por uno mismo se la encuentra en uno mismo. El objetivo que tiene que guiar al buscador de la Verdad es desear hacerse fuerte, inteligente y sabio mediante el libre uso de sus buenos pensamientos para recibir el beneficio de los elevados sentimientos. Logra la victoria el que consigue por sí mismo descubrir y realizar la Verdad en la Fuente Interior de la Eterna Sabiduría. No existen hombres superiores o inferiores, TODOS somos iguales, pues somos espíritu en desarrollo. Sólo hay personas más o menos evolucionadas y aún el más miserable de los humanos logrará despertar su mente y activar la positiva energía del alma.

En la antigüedad se le hizo a un hombre sabio una pregunta: Puedes tú en tú sabiduría decirnos ¿Cuál es la más difícil de todas las cosas? El sabio les respondió: Hombres, ¡conozcanse a sí mismos! Esa es la más difícil de todas las cosas. Nos llegó la hora de abordar lo difícil y comenzar el autoconocimiento. La Voz nos advierte: Si miran al mundo solo con ojos humanos, verán el caos, el apocalipsis, la muerte, si lo miran con la visión interior verán el orden, el antiapocalipsis y la resurrección, de cada uno de vosotros dependerá la mirada que déis y la visión que obtengáis.

CAPÍTULO II

MEDITANDO EL CAPÍTULO ANTERIOR
No debes creer simplemente porque muchos piensen así, o porque esa creencia haya
existido por siglos ni porque esté escrita en algún libro que los hombres consideran
sagrado; deberás creer por ti mismo y por ti juzgar si esa creencia es razonable
De la Sagrada Enseñanza

En el Registro Akáshico está archivada la Sagrada Tradición que es la depositaria del Sagrado Conocimiento que todo ser humano debe desarrollar por sí mismo para superar su humana evolución. No somos los únicos ni estamos solos en el Universo. Seres de la Jerarquía Espiritual cual Maestros guían la entrega del Conocimiento para quien quiera recibirlo. Ellos llegan cuando deben aquí estar. ¿Cómo lo saben? ¿Cómo nos ubican? Existe en cada plano cósmico un "Computador" Akáshico cuya base de datos es amplia y en en ella se sitúan las coordenadas espaciales de cada planeta de ese plano dotado con vida inteligente y con vida potencial. Un "enviado"  no impone la Enseñanza, la deja expuesta ante sus discípulos sabiendo que será recibida a su debido tiempo por quien deba aceptarla de manera natural.

La humanidad se prepara para la luminosa era mental. Hay una unidad entre la aparente diversidad de las religiones y filosofías que son parte de un conjunto cuyas raíces descansan en la Sagrada Enseñanza que es una. Las diferencias las da la óptica humana que es variada. Captar el Conocimiento nos ubica en nuestra realidad ante el cosmos, realidad que sobrepasa el humano entendimiento. Nos da Fe y Esperanza para seguir en el cuerpo luchando por ser mejores y emitir buenos pensamientos. Nos motiva a vivir en forma correcta y nos quita el temor a la muerte por ser la muerte despertar desde lo ilusorio, de un dormir en la llamada vida terrenal para renacer en la propia realidad superior más crecidos.

Se nos destacó más de una vez que en la actual encarnación estamos desarrollando la mente y nuestros esfuerzos conviene canalizarlos en esa dirección, en la dirección de un correcto funcionamiento mental. Para lograrlo se nos muestran simples técnicas naturales que refuerzan la emisión de buenos pensamientos, siendo el fundamento de todas ellas roforzarnos con frases de apoyo usando la autosugestión y la visualización. Muchas vidas llevamos apegados a la materia. Por haber pedido nacer en un Fin de Tiempo aceleraremos nuestro despertar.

Vimos cómo en la CosmoGénesis de la aparente NADA emergieron los soles con sus planetas, agrupándose en galaxias, conjunto de galaxias, hipergalaxias y megagalaxias en un cuento de nunca acabar. Y todavía hay gente que piensa que somos el centro del Universo y los únicos seres pensantes de la creación. Pensar así es una ofensa a la magnificencia creadora de DIOS. Apreciamos la AntropoGénesis en donde no existe un eslabón perdido. Fue notable contemplarse a uno mismo como espíritu emanando tan infinitamente pequeño desde DIOS e irradiando su energía a los planos inferiores donde formó cuerpos de vida con manifestación de Consciencia, cuerpos encargados de transformar la sutil energía con el fin de hacerla llegar al plano inferior más denso. Una energía muy sutil no puede vibrar en lo denso ya que nos desintegraría. Es el alma la que dio estructura a la mente, un computador sutil, y la incorporó a un embrión dándole el sello de vida de ser humano. El genoma físico se hereda por los padres biológicos, el genoma mental viene desde la propia alma.

Los Maestros de Sabiduría guiaron a la humanidad sin nada imponer. Es el libre albedrío el que determina si una Enseñanza se recibe o no. Desde hace unos 100 años cada grupo quedó sin su tutela. La indicación es que todos los arcanos deben ya ser abiertos y mostrados sin importar ahora si el Conocimiento es estrellado contra las rocas de la ignorancia. Basta mirar hoy los kioscos de diario y junto a las revistas porno hay otras del llamado antes saber oculto.

Vemos un libro de Samaniego del año 1785 en cuya última fábula, la del joven filósofo y sus compañeros que intentan tentarlo con la ida a un burdel nos relata esta moraleja: "De esta suerte los vicios se insinúan, crecen, se perpetúan dentro del corazón de los humanos, hasta ser sus señores y tiranos. Pues ¿qué remedio? ¡Incautos jovencitos! ¡Contad con los primeros pajaritos!". Los primeros pajaritos son los pichones y perdices que el joven filósofo, inducido por sus "amigos" devoró en su debilidad previo a la lujuria de otras debilidades que allí manifestó, las que crecieron y se perpetuaron.

¡Conócete a ti mismo! es La Respuesta encontrada. El autoconocimiento se logra mediante el sincero autoanálisis, mirándose cara a cara en el espejo de la vida. Puede sentirse asco ante lo que se ve. Viene entonces un difícil paso: EL AUTOPERDÓN, logrado ello, se pasa a la autoaceptación que lleva al autoanálisis que nos ubica donde realmente estamos y ante quien realmente somos. Lo sigue el firme propósito de la autosuperación mediante la emisión de mejores pensamientos y buenas metas para el futuro. Se sabe que se es lo que se es porque así uno antes lo pensó. Se sabe que se será lo que desde ahora se piense. Ello faculta a fijar adecuadas metas para la vida que resta. Esta es una Enseñanza trascendental y fundamental para cada uno, por ello más adelante será reforzada ya que en la pantalla pudimos entenderla bien y la Voz nos destacó que debía destacarla...

Es necesario luchar en la vida e intentar ser mejor persona pues cada vicio, debilidad o apego que se superen representan importantes avances en la individual evolución y en la liberación. Emitiendo buenos pensamientos las partículas mentales se sutilizan, crece la mente, se desarrolla el cerebro y cambia la vida en forma positiva por más negativo que se encuentre el mundo que nos rodea.

La triada que actúa en forma perceptible en nosotros es la inferior de mente-astral-cuerpo, regidos por el alma. La Voz Interior es la del susurro del alma cuyo discernimiento nos ayuda a despertar. La mente está limitada en su exteriorización por el cerebro. Un mayor desarrollo cerebral manifiesta una mayor expresión mental con mejor capacidad de emisión de buenos pensamientos, cuya fuerza estimula al cerebro en su desarrollo, creando nueva materia desde la aparente nada. El arte del buen pensar nos hace ser mejor persona y más inteligentes. Una mayor inteligencia facilita la apertura hacia el Conocimiento. Son valiosas razones del por qué conviene actuar bien en la vida.

La muerte es un despertar del alma, nacer es su dormir. Al morir el alma interrumpe el flujo de energía que unos llaman cordón de plata, que llega hasta el cerebro y uno entonces, liberado de lo físico, se encuentra en el mundo astral en un sutil cuerpo sin dolor ni sufrimiento y con los sentidos muy agudizados. El poco evolucionado sigue rondando el plano de la materia que tanto lo atrae y del que es siervo, hasta que acepta que está muerto. El mundo astral es una estación de tránsito en el retorno, allí, con la ayuda de un Ser de Luz se ordena la maleta con lo acontecido en la vida. Quedan en el equipaje las cosas positivas, las causas que desencadenaron efectos y lo que faltó por realizar de acuerdo a lo prometido antes de encarnar. Se disuelve el cuerpo astral como se disolvió el cuerpo físico con su doble etéreo, y nos encontramos en el paradisíaco mundo mental en la zona acorde al individual nivel vibratorio logrado. Cada uno participa de una Academia del Conocimiento Universal en la que la Enseñanza adquirida en la vida es compartido con seres afines. Completado ese período viene la disolución de la mente con el despertar del alma, que asimila las experiencias recibidas y crece. Ese proceso es variable hasta que el alma siente la necesidad de manifestar atributos que no ha desarrollado y ajustar la ley de causa y efecto, con lo que se inicia el proceso para una nueva encarnación. Ello sucede pues el alma sólo crece con las experiencias positivas de mundos inferiores en los que ha tomado cuerpo. Es asesorada el alma por Seres más evolucionados, cada detalle para la nueva encarnación queda registrado en el computador cósmico. Da forma a la mente tomando de base el núcleo que quedó de la anterior mente. Se selecciona el óvulo y el espermio adecuado al genoma humano que servirá de vehículo. Una vez producida la fecundación visita el alma el embrión y si lo encuentra adecuado le otorga al feto la mente, pasando a ser regida esa vida por medio del alma que la seleccionó. Se duerme el alma y uno despierta como recién nacido sin recordar quién se es, de dónde se viene, por qué y hacia dónde se va. Cada uno llega con las inclinaciones y herramientas adecuadas para cumplir lo que el alma prometió realizar. Para nada importa ser un vaso de vidrio. Aceptarlo sin anhelar lo imposible de llegar a ser un cáliz de oro, pero sí luchar por ser el mejor y el más útil de los vasos de vidrio y dar desde él agua pura de vida a los demás.

Cuesta entender que personas aparentemente muy evolucionadas por sus éxitos en la vida y ligazones a grupos de Conocimiento, se apeguen tanto al mundo y teman la muerte.

La humana armonización parte en el cuerpo físico por la actividad cerebral. Somos una ordenada agrupación de células, cada célula es un milagro químico que elabora materia sin saber la ciencia cómo lo logra. La célula es un conjunto de moléculas y la molécula es una agrupación de átomos. Todo lo que nos rodea es agrupación de átomos. ¿Dónde está entonces la diferencia que nos hace distintos? La energía vital del alma es la que nos hace diferentes a las otras agrupaciones moleculares que carecen de la mente o no poseen vida. El doble etéreo ayuda al cuerpo en los procesos metabólicos, la procreación, el funcionamiento de la sangre y los sentidos. Participa de los recuerdos de la memoria que impresionan el cerebro. Cada pensamiento, mediante salto cuántico, llega desde la mente al cerebro donde deja su huella. Los módulos cerebrales de pensamientos son afines con la calidad de los mismos. Solo uno es el responsable de lo que piensa. La diferencia es que nosotros somos un cuerpo dotado de mente y regido por el alma individual, esa es la diferencia. Nuestro cerebro recibe desde los sentidos las impresiones del mundo exterior, las hace llegar cuánticamente a la mente y la mente las evalúa antes de pasarlas al alma. Cada alma crece gracias a las positivas experiencias logradas en la vida y vuelve a enviar energías a la mente que las hace pasar al cerebro y por su intermedio a todo el organismo. La llamada Fuerza, es la propia energía del alma que mediante el correcto pensar podemos nosotros conscientemente activar.

No faltan los escépticos ante cualquier nuevo conocimiento, la historia nos relata que: Galileo Galilei el 7 de Enero de 1610 con su telescopio demostró la teoría de Copérnico: La tierra gira en torno del sol y no éste alrededor de la tierra. La santa Inquisición lo obligó a negar su verdad que contradecía La Biblia. Los llamados paranormales eran enviados a la hoguera pues estaba contra La Biblia manifestar cualidades del demonio; cualidades que ahora se las acepta como naturales de toda persona, por lo tanto divinas. La anestesia quirúrgica fue negada por los sabios entendidos cuando se la descubrió. Luis Pasteur recibió el rechazo de sus pares al insistir sobre la acción de microorganismos como causa de las enfermedades infecto contagiosas. Los físicos ridiculizaron la idea de que el agua podía subir a lugares altos de almacenamiento y distribución mediante el uso de tubos. John Dunlop causó la hilaridad de los eruditos al proponer inflar las duras ruedas de caucho el año 1888. William Harvey  en 1628 indignó a los médicos al asegurar que había descubierto la circulación de la sangre. Se rechazó en el ámbito científico la posibilidad de medir la velocidad de la corriente nerviosa. Dura era la burla de los médicos más capacitados contra su colega húngaro Ignacio Semmelwels que murió el año 1865, un notable ginecólogo que insistía ante sus colegas escépticos que la fiebre puerperal o postparto era infecciosa y se evitaba lavándose el médico en forma prolongada las manos al atender a las parturientas.

En diversas épocas el escepticismo de los entendidos, natural fruto de la ignorancia, manifestó con autoridad indesmentible para su época: Es imposible que el hombre pueda llegar a volar; se inventó el avión y las alas delta y el hombre voló. Es imposible que se navegue bajo la superficie del agua; se inventó el submarino. Es imposible que una nave hecha con materiales más pesados que el agua pueda flotar; miremos los trasatlánticos llenos de miles de pasajeros o las supernaves petroleras. Es imposible superar la barrera de los 100 kilómetros por hora; cualquier modesto auto actual lo logra. Es imposible superar la velocidad del sonido; para ello están los aviones supersónicos que la triplican o cuadruplican. Es imposible vencer la fuerza de gravedad; la cohetería tiene al hombre astronauta volando fuera de la ley de gravedad de la Tierra.

Pese a la duda y la mofa, pese a la burla y la humillación, pese al sacrificio y la incomprensión, pese a la ironía y a pesar de la persecución en muchos casos, la FE y el deseo de ser útil a otros con la intuición recibida, pudo más que las dificultades, y la visualización se hizo realidad en el mundo de la ignorancia pasando a ser sabiduría de un nuevo conocimiento. Tenemos la Fuerza, creamos en ella, busquémosla en lo interno y aprendamos a usarla correctamente. No esta ella para ser mal empleada, su mal uso se vuelve contra quien mal la usó. Debe esa Fuerza guiar a quien quiere la superación con el deseo de poder ayudar sabiamente a los demás y lograrlo a pesar del escepticismo reinante en la masa humana.

El avance de la Ciencia acerca a ciertos destacados científicos hacia el concepto de Dios. Todo en la Naturaleza responde a un orden matemático que hizo llamar Geómetra a Dios por parte de Pitágoras y hacer expresar a Sir James Jeans que Dios debe ser matemático al tener la verdades fundamentales del Cosmos base  matemática y se manifiestan según relaciones matemáticas. Me llama la atención los nuevos niños que nacen, no todos, son diferentes y con un significativo incremento en su capacidad matemática en relación a los niños de hace algunos años atrás, y me refiero a una inclinación natural y no adquirida escolar, que he llamado  "Los Niños De Luz". En el capítulo VII conoceremos a un poco conocido y real "Maestro" moderno, I. K. Taimni, he preferido anticipar acá parte de su extenso pensamiento, que eleva al hombre por sobre la esfera material hacia la esfera divina como queda de manifiesto en el capítulo I y la presente recapitulación sobre nuestra realidad mostrada por la Enseñanza Sagrada. Nos revela el Maestro Taimni:

Que el universo físico esté basado en leyes matemáticas se verá fácilmente si recordamos que todos los fenómenos son esencialmente vibratorios o movimientos de diverso tipo. Cada vibración, en último análisis, es una modalidad de movimiento que puede representarse mediante una fórmula matemática. Siendo las matemáticas la ciencia de las relaciones puras, ellas tienen que estar en la base de todas las verdades de la existencia y deben reflejar a esas verdades en cada esfera de la vida. Únicamente lo Absoluto es absoluto y no-relativo. Todo lo demás, en la manifestación, por debajo de ese Estado es estrictamente relativo. Las matemáticas sólo tratan de relaciones puras y abstractas, sin tomar en cuenta contenidos de las cosas que entran en relación. Así, todas las leyes y fórmulas matemáticas que se aplican en el estado de relatividad han de integrarse también en el estado de No-Relación o de No-Número representado por el CERO un No-Vacío en el sentido ordinario del vocablo, sino que contiene a todas las leyes y relaciones matemáticas en el mismo, en una exquisita e incomprensible condición armónica.

De este No-Número o No-Relación se obtiene por diferenciación o derivación todas aquellas leyes de la matemática pura que rigen las relaciones de los objetos de la manifestación. Es de acuerdo con estas leyes que el Gran Arquitecto del universo planea y erige los universos a través de los cuales Se manifiesta. Es necesario tener una idea clara respecto a las ventajas y limitaciones simbólicas de las verdades del Ocultismo mediante diagramas o de otro modo si las queremos utilizar adecuadamente para la investigación y comprensión de esas verdades. Las limitaciones son principalmente dos; una, que de esa manera sólo podemos obtener una idea de las relaciones entre diferentes aspectos de la Realidad y no de su naturaleza real; la otra es que debemos tener mucho cuidado en representar e interpretar correctamente las conclusiones a que llegamos de esa manera. Aquí es donde entra la intuición y se convierte en un factor necesario en nuestros estudios e investigaciones. Las conclusiones relativas de la ciencia física con la sola ayuda del intelecto sobre las realidades de la mente y la consciencia no pueden dejarse en manos sólo del intelecto. Requieren ya la luz de la intuición, que proviene de los dominios de la consciencia.

Nada de fácil resulta intentar la abstracción de comprender lo abstracto que realmente cada uno es como Ser. Ante la natural pregunta: ¿Qué somos? se nos dice que somos un Septenario, es decir un espíritu que formó dos cuerpos en planos menos sutiles cercanos al suyo y que se proyectó dando forma al alma con el fin de manifestarse en los planos más densos de la creación de los universos. Al crecer el alma se desarrolla el espíritu desde lo infinitamente pequeño hasta que llegue a ser infinitamente grande. Esa triada superior ligada al espíritu está muy lejana a nuestro entendimiento. El alma es intermediaria entre el espíritu y la triada inferior del septenario actual que somos. Forma el alma la mente, forma el cuerpo astral y dota de la mente a un feto o cuerpo físico, única forma en la que por ahora nuestra alma crece al asimilar sólo lo positivo de cada encarnación.

El cuerpo físico se nos muestra mucho más complejo de lo que lo sabíamos. Estamos formados por un núcleo denso en el que participan elementos de los tres planos menos sutiles de la materia, como lo son los de los sólidos, líquidos y gaseosos. Cada partícula de lo denso de nuestro cuerpo está rodeada de una envoltura de lo sutil material que da lugar a un duplicado de lo denso. Esta zona etérea de la materia tiene cuatro niveles que de lo más denso a lo sutil son: Etérico, Superetérico, Subatómico y Atómico que dan la forma al doble etéreo que es la parte no visible a nuestros sentidos. Es decir, el mundo físico tiene siete planos, siendo el más denso el sólido y el más sutil el atómico. Cada plano cumple una especial función en la organización y armonización celular.

La materia etérica que nos rodea en cada partícula de lo denso o material que somos tiene varias propiedades en lo fundamental las siguientes: Etérico es el medio conductor de la electricidad y el sonido. Superetérico es el medio conductor de la luz. Subatómico es el medio conductor de las energías más sutiles que la electricidad. Atómico es el medio conductor del pensamiento entre la mente y el cerebro y de un cerebro a otro cerebro, lo que es llamado telepatía. A su vez el Cuerpo Astral con los deseos y sentimientos participa en las funciones del organismo al igual que la mente y el alma. Es harto complejo todo esto, pero quien da la chispa de vida a cada célula para que esta pueda funcionar es el alma, que pasa su energía a la mente, al astral y hace vibrar cada partícula de cada plano del doble etérico y del cuerpo físico con el fin que podamos vivir. Vida que se logra gracias a la organización cerebral que permite que, mediante salto cuántico recibamos la energía del alma y pasemos la información por medio de los sentidos desde el mundo físico al astral, la mente, y por medio de la mente llegue sólo lo que vibra positivo hasta el alma. El alma rige a la mente. La mente  rige a los cuerpos astral y físico. El cerebro es el instrumento por el que la mente puede manifestarse en nosotros. El cerebro rige las funciones del organismo e interactúa de manera cuántica con la mente.

Este conocimiento trascendente lo entiende ya la física moderna al hablar de las fuerza sutiles de la naturaleza y de los planos dimensionales. Tenemos varios planos dimensionales como parte nuestra, siendo el más sutil el espíritu que es lo que realmente somos en la séptima dimensión, y estando en un nivel intermedio el alma, formada por el espíritu y que es la que nos rige. Las fuerzas sutiles de la naturaleza dan a su vez lugar al doble etérico con su importante función para la organización de cada una de nuestras células, es decir la vida. Vida en la que todo lo que hoy apreciamos es la percepción mental que tenemos de las cosas y no la realidad esencial de las mismas, percepción que es al parecer ilusión. Muere en forma definitiva la manifestación del alma en cuerpo físico cuando ella desarrolló todos los atributos correspondientes a este plano. Pasa entonces a vivir en cuerpos astrales, después en cuerpos mentales. Cumplido el ciclo se desprende de ellos desarrollándose en el plano de la propia alma. El espíritu ha crecido, ya no necesita del alma, se desprende de ella, vive en buddhi, luego como atma y se manifiesta infinitamente grande como espíritu puro completamente desarrollado en su Unitario Ser y entonces retorna a DIOS por el mismo punto en que una vez emergió de DIOS como infinitamente pequeño pero dotado de infinitos atributos potenciales, en el que cada atributo manifestado le permitió crecer, evolucionar y desarrollarse. Estando en la Inmanifestado en DIOS se adquieren nuevos atributos para, en un lejano futuro, emerger a lo manifestado como Logos. ¡ESO SOMOS!

Contemplo, una vez más, el Ideograma y pienso: ¿Por algo lo recibí? ¿Por algo está aquí? ¿Por algo lo estoy contemplando? Es una figura lineal e intento "recordar" la visión omnidimensional que en la "nube" se tenía. ¿Cómo expresarlo mejor? A sabiendas que seré repetitivo intentaré muchas cosas trascendentes repetirlas hasta el cansancio en mis escritos, por ser la repetición de ideas una de las formas de convencer al subconsciente que algo es real, y esto es para mi muy real, lo más real entre la realidad que nuestro entendimiento puede hoy alcanzar. Ahora lo hago tratando de simplificar una compleja Enseñanza para nuestro nivel de evolución y desarrollo, Enseñanza que es fundamental activar para el humano despertar, lo cual es la razón de ser del libro.

A. Desde lo Inmanifestado en DIOS surgió un Pensamiento que dio lugar a lo Manifestado en ÉL. Emergen de lo Inmanifestado tres poderosos Seres cual rayos, son los Logos encargados de plasmar de la aparente Nada llena de Inteligencia Pura, el Todo de lo manifestado y, surgen entonces los Universos, Galaxias y Sistemas Solares con sus Planetas donde se iniciará la vida, en la que cada dimensión posee 7 niveles, a su vez teniendo cada uno 7 subniveles...

B. Surgen desde lo Inmanifestado millardos de chispas divinas o espíritus increados que cual recién nacidos dotados de mente permanecerán en su forma espiritual en la séptima dimensión, la más sutil y cercana a lo Inmanifestado en DIOS. Su ciclo vital es:

1. Cada espíritu viene dotado de su individualidad propia y con específicos atributos que tiene que desarrollar mediante vivencias de vida en los diferentes planos de la manifestación.
2. Recibe el espíritu las 3 energías básicas: Fohat, Prana y Kundalini. Las incorpora a su propia Fuerza personal y hace de cada una un rayo mixto, con lo recibido y con lo propio. Cada rayo es unitario, varía de plano en plano mediante energética transmutación que lo adecua a ese plano. Cada rayo es una vía de doble sentido, la descendente hacia los niveles menos sutiles y la ascendente, o del retorno hacia el espíritu. La diferencia en el continuo de uno de los rayos está en que siempre entre uno y otro plano dimensional hay un punto de unión en el que lo invisible se hace visible y lo visible pasa a lo invisible, desde el aspecto vibratorio se dirá que lo sutil pasa a ser menos sutil y lo menos sutil pasa a ser más sutil. Ese punto permite al rayo transmutarse cuánticamente con el fin de vibrar armónicamente en la dimensión en que se encuentra. Por ese mismo punto en la vía del retorno el rayo se transmuta en más sutil. Pues bien, esos 3 Rayos los hace llegar el espíritu a la sexta dimensión, dando forma con los elementos sutiles de la misma a su segundo cuerpo o atma y con los elementos menos sutiles a su tercer cuerpo o budhhi. Esta es la Triada Superior representada por las tres esferas del ideograma, cuyo vértice corresponde al personal espíritu de cada uno. Equivale la Triada Superior a la representación de una pirámide multidimensional que está más allá del tiempo y del espacio. Esa pirámide se refleja hacia lo menos sutil.
3. Desde el espíritu en línea recta descendente y desde atma y budhhi de manera oblicua, convergen los tres rayos llegando a la quinta dimensión, donde es formado el cuarto cuerpo o alma. Esa interacción de energías da lugar a su vez a la Cruz Cósmica Energética que nos rige y que tan bien se aprecia en el ideograma.
4. Cada alma actúa de manera independiente con la finalidad de manifestar sus atributos, lo que ocurre sólo mediante encarnaciones y da, por lo tanto, la forma a los cuerpos de la Triada Inferior; mente, astral y físico. Hace el alma llegar los 3 rayos al plano mental dando forma a la mente y en el plano astral al cuerpo astral. Por medio de la mente cuánticamente llegan esos rayos al cerebro humano.
5. Fohat, Prana y Kundalini vibran en nosotros como lo cósmico, lo mental y lo físico que es de lo que estamos compenetrados.
6. Las energías que nos llegan desde el espíritu vitalizan el alma, y gracias a ellas puede vivir y actuar. Transmuta las energías el alma y las pasa a la mente y el astral. Por la mente llegan al cerebro las energías que a cada instante y en todo momento recibimos y dan la chispa vital y de armonía a cada célula de nuestro organismo, permitiéndonos la vida y a su vez nos diferencia de los seres irracionales sin mente y de las agrupaciones moleculares inertes. Como cuerpos somos en esencia igual a todo lo que nos rodea, por ser todo en la naturaleza conjuntos de átomos con sus partículas. La diferencia está en la energía que rige a cada agrupación de átomos y lo que cada cuerpo representa. El cuerpo humano es la fiel imagen y representación del alma en el plano de la materia. El alma es la fiel imagen y representación del espíritu en la quinta dimensión.
7. La vibración reflejada en lo que somos como seres humanos, es devuelta por la vía ascendente de cada rayo, pasando por la mente que la procesa y la hace llegar al alma que la recibe.
8. En cada encarnación el Discernimiento del mundo exterior, el Conocimiento adquirido, la activación de los Sentimientos y la sutilización de los Pensamientos cumplen una triple función:
a) Activan la mente creando nuevos módulos de pensamientos positivos.
b) Esa activación mental permite desarrollarse al cerebro con la más maravillosa alquimia jamás imaginada al crearse desde la aparente nada nueva materia y circuitos cerebrales con un mayor número de surcos corticales destinados al almacenaje del pensamiento positivo.
c) Recibe el alma por medio de la vía de retorno de los 3 rayos, estas positivas vibraciones de la encarnación, cuyo vibrato la hace crecer y asimilar la información.
9. Una vez procesada la energía de información por cada alma, esta la hace llegar a la Triada Superior. En el viaje energético de retorno la fuerza del espíritu, propia de cada rayo, capta las vibraciones de Fohat, Prana y Kundalini de cada plano las que ascienden hasta llegar a él impregnadas de su personal vibración. Recibe y procesa el espíritu la experiencia asimilada de lo cósmico, mental y físico que viene desde el plano de la encarnación. Cada espíritu que es increado está en constante evolución, crecimiento y desarrollo con el fin de manifestar una a una sus potencialidades en nuestro retorno hacia el arquetipo u origen que es DIOS.

Una de las razones esgrimidas por científicos en contra de la probable "visita" o llegada de alienígenas desde hace miles de años, es que en una galaxia con miles de millones de soles no es posible para otros mundos saber de nuestra existencia. Supongamos que tenemos ante el computador un extenso texto y deseamos encontrar una palabra; vamos a la barra de tareas, pulsamos editar, luego buscar, se escribe la palabra, se activa la búsqueda y aparece en forma casi instantánea y destacada la palabra en el párrafo preciso. Mi página de InterNet se detecta, en el ámbito mundial, poniendo mi apellido (seperiza) en el programa buscador de la RED y por él se accede a muchos de los títulos y la página principal. Lo mismo sucede en el cosmos: Todo está registrado en cuanto vida al ser todo fruto de un Divino Pensamiento de la Inteligencia Pura de DIOS que todo lo compenetra. Basta ir al Registro Akáshico y buscar, allí está nuestro mundo con sus precisas coordenadas espaciales y...

Me superó tanta información y la magnitud de la misma. La Voz me señala: No te preocupes, la semilla quedó y de manera gradual dará sus frutos que se expresarán mediante escritos... La pantalla nos permite ahora ser partícipes de la más hermética y sorprendente de las Escuelas Iniciáticas:

CAPÍTULO III
HERMES Y EL CONOCIMIENTO OCULTO
DEL ANTIGUO EGIPTO
Siembra un pensamiento y recogerás un anhelo;
siembra un anhelo y cosecharás un hecho;
siembra un hecho y lograrás un hábito;
siembra un hábito y formarás un carácter;
siembra un carácter y recogerás un Destino.
H. P. Blavatsky

Los maestros son seres de la Jerarquía Espiritual que han superado la humana evolución. Sin ya corresponderle, voluntariamente encarnan para colaborar con la Humanidad. Veremos la Sagrada Enseñanza de algunos Maestros que nos fue mostrada en la pantalla. Todos dejaron un Conocimiento similar en su esencia, adaptándolo a la época y el lugar, por ser la Verdad agua de vida de una misma fuente del saber. La enseñanza la estratificaron en tres grados: A los de afuera les quedó explicada en parábolas. El nivel intermedio, ya Iniciados, recibió los arcanos o secretos menores. Los escogidos Iniciados del círculo interno conocieron los arcanos o secretos mayores. La aparente diversidad de Enseñanza que dio lugar a creencias distintas es el resultado de la humana interpretación dada por los discípulos y seguidores de los discípulos. Los Maestros orientan en el sendero, nada imponen, es el libre albedrío el que decide si se recibe o no.

Fue la Gran Biblioteca de Alejandría la que en sus secretas criptas subterráneas guardó las Enseñanzas de Hermes, llamado el Trismegisto o tres veces grande, recopilada por sus discípulos. El incendio ocurrido durante el licencioso reinado de Cleopatra, hizo desaparecer la Biblioteca junto a gran parte de la Oculta Enseñanza Hermética.

La Escuela Hermética del antiguo Egipto, es considerada como la fuente que alimentó espiritualmente a todo el mundo civilizado de la época faraónica. Hermes fue el Maestro que reveló la Sabiduría, cuyo secreto la hizo llamarse hermética. Sabía Hermes que toda la esplendorosa civilización faraónica sería arrasada en el futuro junto con el conocimiento de los escritos de sus sacerdotes. Deja en 78 grandes gráficos pintados uno por pared en 26 piezas de tres paredes cada una, la base de su enseñanza que queda sellada bajo la Gran Pirámide, un legado al hombre por parte de los dioses. Ese conjunto de 78 cuadros pasó a ser después el Tarot. Pide Hermes a sus discípulos que además los gráficos simbólicos los guarden en forma de las cartas de un juego de naipes, lo  que da lugar a la baraja de 78 cartas del Tarot. Dice Hermes que toda la civilización faraónica desaparecería pero no el vicio del juego. Sin saberlo serían los bohemios los que preservarían la Sagrada Enseñanza de Hermes cuyas cartas futuras generaciones descifrarían. Cada carta del Tarot Egipcio corresponde a uno de los gráficos pintados en las secretas criptas de la Pirámide. Cada carta es un equilibrado conjunto de un ideograma, una figura humana, una letra, un número y colores que representa un conocimiento ubicado en la base de la Conciencia individual. En el mundo profano la baraja del Tarot es atribuida a los italianos. Sus cartas han servido a los bohemios para jugar y decir la buenaventura, ignorando ellos el origen y real significado de las mismas. Fue Eliphas Levi junto con otros cabalistas, alquimistas y ocultistas del siglo XIX quienes encontraron las claves de las 78 cartas agrupadas en 22 Arcanos Mayores y 56 Arcanos Menores cuya representación es el álgebra del ocultismo y ayuda a desarrollar valores espirituales en quien comprende su significado. Allí está la secreta Enseñanza de Hermes, matemáticamente aplicada a lo absoluto, expresando la alquimia, astrología, cábala y magia con las indicaciones para su uso práctico, basado en ecuaciones mentales cuyas cifras conducen a la estabilización de la mente con la comprensión cósmica.

Permanecen las Esfinge colosal y las Pirámides, como mudos testigos en la arena, de la Sabiduría dejada por Hermes, que en su círculo interno habló de DIOS el único, de las Sagradas Leyes que nos rigen y de la divinidad del hombre junto con su representación ante el cosmos. La Escuela Hermética era rígida en la selección de sus aspirantes cuya enseñanza debían guardarla en el más absoluto secreto. Primero el aspirante tenía que purificarse limpiándose de los mundanales deseos, requisito previo a comenzar su búsqueda de la Verdad.

Hermes les enseñó que todo procede de un origen común, el de la Divina Existencia de DIOS, de cuyo Telema se generan todas las cosas existentes. DIOS es el creador del Universo, la Infinita y Eterna Realidad que permanece detrás de lo por ÉL Manifestado como Inmanifestado. ÉL dio forma en su eterno Pensamiento de su Infinita Mente a la creación que continúa revelándose por SU VOLUNTAD. El hombre es el Hijo no creado de DIOS, emana de SU Divina Mente. La reencarnación finaliza su ciclo cuando terminan los humanos deseos. Siendo la Verdadera Religión la de la Unión en el Amor de Dios, identificándose el alma con el Universo.

El Universo es regido por siete principios: MENTAL: Todo es mente, el universo es una creación Mental de DIOS. El hombre es una emanación de DIOS como espíritu. CORRESPONDENCIA: Como es arriba es abajo, como es en el Macrocosmos es en el Microcosmos. VIBRACIÓN: Nada permanece quieto todo vibra  en el Universo. POLARIDAD: Todo posee dos polos que son opuestos, en los pares de opuestos lo antagónico es tan solo diferentes grado de manifestación de una misma cosa. Por ejemplo, la mente logra transmutar lo negativo en positivo. RITMO: Todo fluye y refluye siguiendo un rítmico avance y retroceso; ida y vuelta; acción y reacción; actividad y reposo: El hombre puede aprender el sabio uso de este principio para su beneficio. CAUSA Y EFECTO: Toda causa tiene un efecto, una acción genera una reacción, nada sucede por casualidad, sin causa. Todo ocurre de acuerdo con la Suprema Ley. GENERACIÓN: Todo es generado en el Universo por dos principios, el masculino y el femenino.

Se nos destaca por la Voz que el Conocimiento es recibido para ser expresado en beneficio de los demás, no para acumular soberbia y sentirse superior a otros, ni actuar con egoísmo. Cada uno logra mediante el Conocimiento elevarse vibratoriamente aplicando el principio de la polaridad, en el que ante cada pensamiento negativo se opone su opuesto positivo que lo anula al tener más energía. El uso de las Divinas Leyes nos favorecen en el plano individual. Al aplicar el principio del ritmo cuando se está con el ritmo bajo, se recurre a la Ley de Neutralización, lográndose la elevación por sobre las bajas vibraciones, y a la Ley de la Compensación que permite hacer oscilar lo negativo hacia lo positivo. El correcto uso de las Leyes Superiores produce el equilibrio entre lo negativo y lo positivo, armonizando el organismo.

DIOS fue el aspecto relevante en la Enseñanza de Hermes. Señalaba que a diferencia del Universo el hombre no es creado sino que emanado en espíritu desde DIOS y debe avanzar por los planos de la Creación surgidos de la Ideación de la Divina Mente. Su mensaje quedó para la elevación humana y preparó el terreno para los nuevos Guías que vendrían a dar otros impulsos en la evolución, paso previo para el Gran Salto Evolutivo que nos aguarda.

Nos encontramos ante la Gran Pirámide, qué hermosa es, está cubierta por una capa de alguna especial mezcla blanca, dura como la roca, que me pareció el resultado de moler y mezclar por partes iguales mármol blanco y cuarzo con un desconocido elemento que los aglutina como pasta antes de secarse. Parece tener brillo propio. En aquella época, de un pasado remoto, esa obra no humana, es una poderosa central de fuerza, un catalizador de energía cósmica y un emisor de energía terrestre. La Voz nos dice que la apreciamos 10 metros más alta ya que eso es lo que las dunas han cubierto el sector en nuestro presente. En la cara que mira al Norte, 10 pasos a la derecha del centro, la Voz emite un modulado mantram y se abre un bloque como puerta giratoria secreta. Por un pasillo "iluminado" por luz propia llegamos al salón de clases que pareciera tener aire acondicionado. Allí está el Maestro, me impacta su aura dorada, lo pausado de su desplazar y hablar, con una edad media en un destacado cuerpo. Expone y responde a sus iniciados discípulos que serán la elite de la casta sacerdotal que deberá guardad ese Conocimiento para las futuras generaciones, que intuyo apunta a la nuestra. Se relata por un discípulo una obra monólogo escrita por el Maestro en prosa donde dice:

¿A dónde vais ebrios, oh hombres, que os bebéis tan puro el vino de la ignorancia?
¡Quedad sobrios, deteneos!
¡Alzad los ojos del corazón, si no todos al menos los que puedan hacerlo!
Porque el mal de la ignorancia inunda la entera Tierra, y corrompe al alma aprisionada en el cuerpo, impidiéndole anclar en el puerto de la libertad.
Buscad la mano que os guíe a las puertas del conocimiento, donde está la Luz brillante, libre de toda tiniebla, donde nadie se emborracha, sino donde todos, sobrios, alzan los ojos del corazón hacia Aquel que quiere ser visto.
Porque no se deja oír, ni describir, ni ver con los ojos, sino con la inteligencia y el corazón.
Pero antes es necesario que desgarres la vestidura que llevas: el velo de la ignorancia, el sostén de la maldad, el cepo de la degradación, el antro tenebroso, la muerte viva, el cadáver sensible, la tumba que siempre te acompaña, el ladrón doméstico, el que por lo que ama te odia, y por lo que odia te cela.
Este es el enemigo que revestiste como túnica, atonta el sentido de observación, tan despreciado, cegándolo con abundante materia, abundando en innobles voluptuosidades,
para que no escuches las cosas que debes oír ni mires las cosas que tienes que ver.
Alza la mirada y, contempla la Belleza de la Verdad y el Bien

A continuación dice el Maestro a los aspirantes a discípulos:

La fuente de todas las cosas es Dios, realidad de las cosas es el Siglo, su materia es el Mundo. El Poder de Dios es el Siglo, la obra del Siglo es el Mundo, que nunca comenzó pero es engendrado eternamente por el Siglo. Por donde el Mundo no perecerá jamás - el Siglo es inmortal - ni nunca será destruido nada de lo que hay en el Mundo: el Mundo está rodeado totalmente por el Siglo. Dios no está inactivo, de lo contrario todo estaría inactivo, y todas las cosas están llenas de Dios. Pero nada nunca en el mundo está inactivo, ni en ninguna otra parte. Porque inactividad es una palabra vana respecto del creador y respecto de lo que viene a la existencia.

Mirad también la jerarquía de los siete cielos, bellamente creada en un orden eterno y cumpliendo los siglos en cursos diferentes. Todo está lleno de luz sin haber fuego en ningún lado: pues la amistad y la combinación de los opuestos y de los disímiles se hizo luz, y brillan sobre nosotros por la energía de Dios generador de todo bien y jefe y conductor del orden entero de los siete cielos.

La Vida es la unión de la Inteligencia y el Alma. Con respecto a la muerte, no es destrucción de lo que estaba unido, sino pérdida de la unidad. En cuanto a la transformación, la llaman muerte porque el cuerpo se destruye, mientras que la vida se retira a lo no manifestado. Se transforma al pasar sus partes , día a día, a lo no manifestado, pero nunca que se destruya.

Todos los seres están en Dios. No significa que estén en un lugar - porque el lugar también es un cuerpo y lo que está en un lugar no se mueve -. Hay otra forma de estar como es en la imaginación incorporal. Por lo tanto si no te igualas a Dios no podrás entenderlo. Porque el semejante sólo conoce al semejante. Crece hasta la grandeza incomparable, de un salto pasa todos los cuerpos, supera todos los tiempos y hazte Siglo, y entenderás a Dios.

Considera que para ti nada es imposible, considérate inmortal y capaz de entenderlo todo, todo arte, toda ciencia, el carácter de todo ser vivo. Sube más alto que cualquier altura, baja más hondo que cualquier profundidad. Siente y encierra en ti mismo las sensaciones de todo lo creado, del fuego, del agua, de lo seco y de lo húmedo, piensa que estás en todas partes, en la tierra, en el mar, en el cielo, que todavía no has nacido, que estás en el vientre, que eres joven, que eres viejo, que estás muerto, que estás más allá de la muerte.

Si comprendes todo esto con la inteligencia en conjunto, tiempos, lugares, cosas, cualidades, cantidades, podrás entender a Dios. ¿Dios es invisible?  ¿Qué hay de más manifiesto que El? Por eso hizo todas las cosas, para que lo veas por ellas. Este es el Bien de Dios, éste su maravilloso poder: manifestarse a sí mismo en todas las cosas. Porque nada es invisible, ni siquiera lo incorporal. La inteligencia se ve al pensar, y Dios cuando crea.

UNA CLASE MAGISTRAL DE HERMES SOBRE EL INICIÁTICO     CONOCIMIENTO DE DIOS.
Todos los sacerdotes iniciados llenan el auditorium impregnando sus mentes con las palabras del Maestro:

¿Qué es Dios? – Aquel que no es absolutamente ninguna de estas cosas, pero que por otra parte, es para estas cosas la causa de su existencia, para todas ellas, y para cada uno de los seres en particular. Pues no ha dejado lugar alguno para no ser, y todas las cosas que existen vienen al ser a partir de cosas que existen y no a partir de cosas que no existen: Porque las cosas inexistentes no tienen una naturaleza que les permita llegar a ser, sino que su naturaleza es tal que no pueden devenir alguna cosa, y a la inversa la naturaleza de las cosas que son no les permite no ser. Dios, pues, no es el intelecto, sino causa de que el intelecto exista; no es aliento, sino causa de que exista el aliento, y no es luz, sino causa de que la luz exista. De manera que bajo dos nombres hay que adorar a Dios, pues sólo le pertenecen a él, y a ningún otro. Ya que ninguno de los demás seres llamados dioses, ni los hombres, ni los espíritus, pueden, incluso en cualquier grado que fuere, ser buenos, salvo Dios solo. Y él es eso solamente y ninguna otra cosa. Todos los demás seres son incapaces de contener la naturaleza del Bien: pues son cuerpo y alma, y no tienen lugar que pueda contener el Bien. Porque la amplitud del Bien es tan grande como la realidad de todos los seres, de los corpóreos y de los incorpóreos, de los sensibles y de los inteligibles. He ahí lo que es el Bien, he ahí lo que es Dios. Por lo tanto no vayas a llamar buena a ninguna otra cosa, pues es una impiedad, ni vayas nunca a dar a Dios cualquier otro nombre que no sea sólo el de Bien, pues eso también es una impiedad. Cierto, todos pronuncian la palabra "Bien", pero no todos perciben lo que éste puede ser. Por ello es que tampoco todos perciben lo que es Dios, pero, por ignorancia, se llama buenos a los dioses y a algunos hombres, cuando sin embargo no pueden nunca serlo ni llegar a serlo: pues el Bien es lo que menos se puede sustraer a Dios, es inseparable de Dios, puesto que es Dios mismo. Se honra con el nombre de Dios a todos los demás dioses inmortales: pero Dios, él, es el Bien, no por una denominación honorífica, sino por naturaleza. Porque la naturaleza de Dios no es sino una cosa: el Bien, y ambos juntos no constituyen sino una sola y única especie, de la que salen todas las especies. Pues el ser bueno es aquél que da todo y no recibe nada. Pues bien, Dios da todo y no recibe nada. Dios es pues el Bien, y el Bien es Dios.

La otra denominación de Dios es la de Padre, a causa de su virtud de crear todas las cosas: pues es al padre a quien pertenece el crear. Dios, él, no es responsable, somos nosotros los responsables de nuestros males, en tanto los preferimos a los bienes. ¿Ven, cuántos cuerpos hemos de atravesar, cuántos coros de espíritus, y qué sucesión continua y qué cursos de astros, a fin de ir aprisa hacia el Uno y Solo? Porque el Bien es infranqueable, sin límite y sin fin, y en lo que respecta a él mismo, también sin comienzo, aunque a nosotros nos parezca que tiene uno cuando llegamos a conocerlo. Pues el conocimiento no señala el comienzo del mismo Bien, es solamente para nosotros que comienza en tanto que objeto a conocer. Aferrémonos pues de ese comienzo y apresurémonos en recorrerlo todo: Porque es una vía de difícil comprensión el abandonar los objetos familiares y presentes para deshacer camino hacia las cosas antiguas y primordiales. En efecto, lo que aparece a los ojos hace nuestras delicias mientras que lo no aparente despierta en nosotros la duda. Ahora bien las cosas malas son más aparentes a los ojos. El Bien por el contrario es invisible a los ojos visibles. No tiene en efecto ni forma ni figura. Es por ello que aunque es semejante a sí mismo, es desemejante a todo el resto: Pues es imposible que algo incorpóreo se muestre como aparente a un cuerpo. Tal es la diferencia de lo semejante con lo desemejante, y la deficiencia que afecta a lo no semejante con respecto a lo semejante. Tal es pues, la imagen de Dios que os he dibujado lo mejor que he podido: si la contemplan exactamente y se la representan con los ojos del corazón, creedme, encontrarán el camino que conduce a las cosas de lo alto. O, más bien, es la propia imagen quien les mostrará la ruta. Pues la contemplación posee una virtud propia: toma posesión de los que ya una vez han contemplado, y los atrae a sí como –se dice– el imán atrae al hierro.

Lo inaparente existe siempre, porque no tiene necesidad de aparecer: Es eterno en efecto, y es él quien hace aparecer todas las demás cosas, siendo él mismo inaparente ya que existe siempre. Hace aparecer todas las cosas, pero él mismo no aparece jamás, engendra, pero él mismo no es engendrado; nunca se nos ofrece como imagen sensible, pero él es quien da una imagen sensible a todas las cosas. Pues manifestación en imagen sensible sólo la hay de los seres engendrados: En efecto venir al ser no es otra cosa que aparecer a los sentidos. Por eso es evidente que el Único no engendrado es a la vez inaparente y no susceptible de ofrecerse en imagen sensible, pero, como él da imagen sensible a todas las cosas, aparece a través de todas, y en todas, y aparece sobre todo a aquellos a quienes él mismo ha querido manifestarse. Ustedes rueguen en primer lugar al Señor, Padre y Solo, que no es el Uno sino fuente del Uno, que se muestre propicio, a fin de que puedan alcanzar por el entendimiento ese Dios tan grande y para que haga resplandecer uno de sus rayos, aunque sea uno sólo, sobre vuestra inteligencia. En efecto, sólo el Conocimiento ve lo inaparente, ya que él mismo es inaparente. Si pueden, aparecerá entonces a los ojos del intelecto, pues el Señor se manifiesta con plena liberalidad a través de todo el Universo. ¿Pueden ver los pensamientos y asirlos con sus propias manos y contemplar la imagen de Dios? Pues, si incluso lo que está en vosotros es para ustedes inaparente, ¿cómo se les manifestará Dios mismo, por medio de los ojos del cuerpo? Así pues si quieren ver a Dios, consideren el sol, consideren el curso de la luna, consideren el orden de los astros. ¿Quién es el que los mantiene así? Todo orden en efecto supone una delimitación en cuanto al número y al lugar. ¿Todos esos astros que están en el cielo no cumplen, cada uno por su lado, un curso semejante o equivalente? ¿Quién ha determinado para cada uno de ellos el modo y la amplitud de su carrera? He aquí la Osa, que gira alrededor de sí misma, arrastrando en su revolución al cielo entero: ¿Quién es el que posee ese instrumento? ¿Quién es el que ha encerrado el mar en sus límites? ¿Quién el que ha asentado la tierra sobre su fundamento? Pues existe alguien que es el creador y señor de todas esas cosas. No podría ser, en efecto, que ni el lugar ni el número ni la medida fueran cumplidos con regularidad si no existiese alguien que los ha creado. Todo buen orden supone en efecto un creador, sólo la ausencia de lugar y medida no lo supone. Pero aun esta ausencia no carece de señor. En efecto, si lo desordenado es deficiente, no por ello obedece menos al señor que todavía no ha impuesto el orden en la ausencia de lugar y armonía.

¡Quiera el cielo que les fuera dado tener alas y elevarse al aire, y allí, situados en el medio de la tierra y del cielo, ver la masa sólida de la tierra, las olas extensas del mar, el correr de los ríos, los movimientos libres del aire, la penetración del fuego, la carrera de los astros, la rapidez del cielo, su rotación alrededor de los mismos puntos! ¡Qué visión tan bienaventurada, cuando se contemplan en un solo momento todas estas maravillas, lo inmóvil puesto en movimiento, lo inaparente volviéndose aparente a través de las obras que genera! Tal es el orden del universo y tal la hermosa armonía de ese orden.

Si quieren contemplar a Dios también a través de los seres mortales, de los que viven sobre la tierra y de los que viven en el abismo, consideren cómo es formado el hombre en el vientre materno, examinen con atención la técnica de esta producción y aprendan a conocer quién es aquel que moldea esta bella, esta divina imagen que es el hombre. ¿Quién ha trazado los círculos de los ojos? ¿Quién ha horadado los agujeros de la nariz y los oídos? ¿Quién ha hecho la abertura de la boca? ¿Quién ha tensado los músculos y los ha ligado? ¿Quién ha conducido los canales de las venas? ¿Quién ha solidificado los huesos? ¿Quién ha recubierto toda la carne de piel? ¿Quién ha separado los dedos? ¿Quién ha agrandado la planta de los pies? ¿Quién ha abierto los conductos? ¿Quién ha extendido el bazo? ¿Quién ha modelado el corazón en forma de pirámide? ¿Quién ha cosido juntos los nervios? ¿Quién ha ensanchado el hígado? ¿Quién ha ahuecado las cavidades del pulmón? ¿Quién ha construido el amplio receptáculo del bajo vientre? ¿Quién ha hecho las partes nobles para que sean bien evidentes y ha cubierto las vergonzosas? Ven, ¡cuántas técnicas diferentes aplicadas a la misma materia, cuántas obras de arte reunidas en una sola figura, y todas admirablemente bellas, todas exactamente medidas, todas diversas unas de otras! ¿Quién ha creado pues todas esas cosas? ¿Qué madre, qué padre, sino el Dios invisible que, por su propia voluntad, todo lo ha fabricado? Nadie presume que una estatua o una pintura pueda haber sido hecha sin escultor o sin pintor, ¿y esta creación habría venido a ser sin Creador? ¡Qué colmo de ceguera! ¡Qué colmo de impiedad! ¡Qué colmo de irreflexión! Nunca vayan a separar las obras creadas de su Creador. O más bien, él es aún más grande que lo que implica el nombre Dios: tal es la grandeza del Padre de todas las cosas; porque, en verdad, él es el único en ser padre y es esto mismo lo que constituye su función propia, el ser padre.

Si pueden concebir a Dios, concebirán también lo bello y bueno, lo soberanamente luminoso, lo soberanamente iluminado por Dios; pues esa belleza es incomparable, y esa bondad inimitable, tal como Dios mismo. Cuando van en busca de Dios, es también hacia lo bello que van. Porque no hay más que una sola senda que lleva de aquí hacia lo bello, la veneración acompañada del Conocimiento.

OTRA MAGISTRAL CHARLA ES SOBRE EL HOMBRE Y SU RELACIÓN CON EL COSMOS Y DIOS
En lo tocante al alma y al cuerpo, hay que decir ahora de qué manera el alma es inmortal y de qué especie es la fuerza que causa el ensamblaje del cuerpo y su disolución. Porque la muerte no tiene nada que ver con ninguna de estas cosas, sino que es sólo un concepto forjado sobre el término inmortal, sea por pura ficción, sea que por privación de la primera letra se de lugar a la palabra thanatos en lugar de athanatos. Porque la muerte pertenece a la categoría del aniquilamiento: ahora bien, nada de lo que está en el cosmos es aniquilado. Efectivamente, si el cosmos es segundo dios y un viviente inmortal, no es posible que una parte cualquiera de este viviente inmortal llegue a morir: pues todo lo que está en el mundo, es parte del mundo y sobre todo el hombre, el animal racional.

Antes de todos los seres está Dios, eterno, no engendrado, creador del universo; viene en segundo lugar aquél que ha sido hecho por el Primero a su imagen y que por él es conservado, nutrido, y dotado de inmortalidad en tanto que nacido de un padre eterno, viviendo sin fin en cuanto inmortal. Porque el viviente sin fin difiere del eterno. Dios, en efecto, no ha sido engendrado por otro: aún suponiendo que lo hubiera sido, lo sería por él mismo. Pero, de hecho, no ha sido nunca engendrado: él se engendra eternamente. El Padre, habiendo nacido de él mismo, es eterno; el cosmos, habiendo salido del Padre, ha nacido inmortal, y todo lo que había de materia, que había sido reservado por su voluntad, ese todo, el Padre lo hizo en forma de cuerpo y, habiéndole dado volumen, le dio figura esférica, habiéndole atribuido incluso esta cualidad, siendo la materia también inmortal y su materialidad eterna. Aún más, después de haber diseminado las cualidades de las formas específicas en el interior de la esfera, el Padre las encerró en ella como en un antro, queriendo adornar con todo atributo el ser así cualificado gracias a sus cuidados, y envolvió completamente de inmortalidad al cuerpo entero a fin de que, aún cuando la materia quisiera separarse del ensamblaje de este cuerpo, no pudiera disolverse en el desorden que le es propio. Porque, cuando la materia no estaba formada en un cuerpo estaba en desorden; e incluso aquí abajo, conserva la facultad de aumento, y la facultad de disminución que los hombres llaman muerte. Este desorden no se produce más que en los vivientes terrestres. Pues, en lo que respecta a los vivientes celestes, sus cuerpos tienen un orden único, aquél que les ha sido asignado por el Padre desde el principio; y este orden es conservado indisoluble por el retorno de cada uno de ellos a su lugar primero. En cuanto al retorno de los cuerpos terrestres a su origen, esto significa la disolución de la ensambladura, y esta disolución consiste en un retorno a los cuerpos indisolubles, es decir, los cuerpos inmortales: así se produce seguramente una pérdida de la conciencia, pero no una aniquilación de los cuerpos.

El tercer viviente es el hombre, que ha sido hecho a imagen del cosmos, y que, a diferencia de los otros animales terrestres, posee el Intelecto según la voluntad del Padre; y no sólo está unido al segundo dios por un lazo de simpatía, sino que además toma su inteligencia del primer Dios. A aquél, en efecto, lo percibe mediante la sensación como cuerpo, a éste lo aprehende por la Inteligencia como No Corporal e Inteligente, el Bien.

Conciban lo que es Dios, lo que es el Universo, lo que es un viviente inmortal, lo que es un viviente disoluble, y comprendan que el cosmos ha sido hecho por Dios y que es en Dios, y que el hombre ha sido creado por el cosmos y está en el mundo, y que es Dios quien causa, envuelve y mantiene unidas todas las cosas.

Ahora bien, el vicio del alma, es la ignorancia. Por el contrario, la virtud del alma es el Conocimiento: Porque aquél que conoce es bueno y piadoso, y ya divino. Dios en efecto, el Padre y el Bien, no se deja ni enseñar por la palabra ni aprender por la audición. En estas condiciones, y aunque todos los seres poseen los órganos de los sentidos porque no pueden vivir sin ello, el conocimiento en este caso difiere mucho de la sensación. En efecto, la sensación no se produce sino bajo dependencia del objeto que hace impresión sobre nosotros, mientras que el Conocimiento es en sí el coronamiento de la ciencia y ella misma un don de Dios. Porque toda ciencia es incorporal, el instrumento del que usa es el Intelecto mismo que, a su vez, se sirve del cuerpo. Ambos pues, los objetos inteligibles y los materiales, están comprendidos en el cuerpo. Porque todo debe resultar de la oposición y de la contrariedad: y es imposible que sea de otro modo.

El cosmos es pues el primero. En cuanto al hombre, segundo viviente después del cosmos, pero primero de los mortales, posee en común con los demás vivientes el principio de animación; por otro lado, no es ya solamente no–bueno, sino que incluso es malo en tanto que mortal. El cosmos, él, es no–bueno en tanto que móvil, pero es no–malo en tanto que inmortal. El hombre, al contrario, es doblemente malo: en tanto que móvil y en tanto que mortal. El alma del hombre es conducida del modo que sigue. El intelecto está en el discurso de la razón, la razón en el alma, el alma en el hálito vital: en fin, el hálito vital pasando a través de las venas, las arterias y la sangre, pone en movimiento el viviente, y puede decirse en una cierta medida que lo porta.

Todo el universo está suspendido de un único Principio, y este Principio depende él mismo del Uno y Solo. El Principio, en cuanto a él, está en movimiento, para que a su vez sea principio, en tanto que el Uno sólo permanece estable, no es movido. Hay pues esos tres seres, Dios –Padre y Bien–, el cosmos, y el hombre. El cosmos es contenido por Dios, el hombre por el cosmos. El cosmos es hijo de Dios, el hombre es hijo del cosmos, nieto por así decir de Dios. Dios no ignora al hombre, al contrario lo conoce perfectamente bien y quiere ser conocido por él. Sólo eso es saludable para el hombre: el conocimiento de Dios. Es eso lo que es el ascenso al Olimpo. Así solamente un alma puede convertirse en buena.

Consideren el alma de un niño: Cuando todavía no le ha ocurrido el estar separada de su verdadero ser y el cuerpo al cual pertenece no tiene aún más que un pequeño volumen y no ha alcanzado su pleno desarrollo, ¡qué bella es por cualquier lado que se la mire, en este momento donde no ha sido todavía manchada por las pasiones del cuerpo y se halla casi suspendida del Alma del mundo! Mas cuando el cuerpo ha alcanzado su tamaño y ha arrancado y atraído el alma a lo bajo hacia las pesadeces corporales, el alma, habiéndose separado de su verdadero ser, alumbra el olvido: entonces ya no tiene parte en lo bello y bueno; el olvido es el que la vuelve mala.

La misma cosa ocurre a los que salen del cuerpo. Habiéndose remontado el alma hacia su verdadero ser, el hálito vital se contrae en la sangre, el alma en el hálito, y el intelecto, después de haberse purificado de sus envolturas pues es divino por naturaleza, y luego de haber recibido un cuerpo de fuego, recorre todo el espacio, habiendo abandonado el alma al juicio y veredicto que ella amerite.

Cuando el intelecto se ha separado pues del cuerpo de tierra, inmediatamente se reviste con la túnica que le es propia, la túnica de fuego, que no podía conservar cuando vino a establecerse en el cuerpo terrestre (pues la tierra no puede llevar el fuego: basta con una pequeña chispa para que toda comience a arder, y he ahí por qué el agua se halla alrededor de toda la tierra como barrera y muro de defensa contra la llama del fuego). El intelecto pues, siendo el más penetrante de todos los conceptos divinos, posee también por cuerpo el más penetrante de todos los elementos, el fuego. Y como el intelecto es el hacedor de todos los seres, es el fuego el que toma como instrumento de su fabricación. El Intelecto del Todo es el hacedor de todos los seres, el intelecto del hombre hace solamente los de la tierra. Porque, despojado como está de su vestimenta de fuego, el intelecto que habita en los hombres es incapaz de hacer los seres divinos, ya que su habitación le impone la condición humana.

El alma impía permanece por el contrario en el nivel de su propia naturaleza, castigándose ella misma, y buscando un nuevo cuerpo de tierra en el cual pueda entrar, pero un cuerpo humano: porque ningún otro cuerpo podría contener un alma humana, y el orden divino prohibe que un alma humana vaya a caer en el cuerpo de un animal sin razón. Es en efecto una ley de Dios que el alma humana sea protegida contra tan gran ultraje. ¿No ven los suplicios que soporta el alma impía cuando pide socorro y exclama: "Me consumo, estoy en llamas: ¿qué decir? ¿qué hacer? no lo sé. Soy devorada, desgraciada, por los males que me poseen. Ya no veo, no oigo ya". ¿No son esos los gritos de un alma a la que se castiga? ¿O bien van a creer, según la opinión vulgar, que el alma es tras su salida del cuerpo convertida en bestia, lo que es un gravísimo error? He aquí, en efecto, cual es el castigo del alma. Es el orden establecido que el intelecto, una vez convertido en espíritu, reciba un cuerpo de fuego para ser puesto al servicio de Dios, y que, habiéndose introducido en el alma impía, la flagele con los látigos reservados a los pecadores, bajo cuyos golpes el alma impía se precipita en los crímenes, ultrajes, calumnias y violencias de todo tipo, instrumentos de las injusticias humanas. Por el contrario, cuando el intelecto ha entrado en el alma recta, la guía hacia la luz del conocimiento, y el alma así favorecida no se cansa nunca de cantar a Dios, ni de derramar sus bendiciones sobre todos los hombres mediante toda clase de beneficios en actos y en palabras, a imitación de su Padre.

Luego es así que el alma puede pasar a un cuerpo superior: pero es imposible que pase a uno inferior. Hay una comunión entre las almas: las almas de los dioses entran en comunión con las de los hombres, las de los hombres en comunión con las de los seres sin razón. Los seres superiores cuidan de los seres inferiores, los dioses de los hombres, los hombres de los animales sin razón, Dios de todos: porque él es superior a todos y todos son inferiores a él. El cosmos está pues sometido a Dios, el hombre al cosmos, los seres sin razón al hombre: Dios, él, está por encima de todos los seres y vela sobre todos. Las energías son como los rayos de Dios, las fuerzas de la naturaleza como los rayos del cosmos, las artes y las ciencias como los rayos del hombre. Las energías actúan a través del cosmos y alcanzan al hombre por los canales físicos del mundo; las fuerzas de la naturaleza actúan por medio de los elementos, los hombres a través de las artes y las ciencias. Y tal es el gobierno del Todo, gobierno que depende de la naturaleza del Uno y que penetra por todas partes mediante el solo Intelecto. Nada hay en efecto más divino y más activo que el Intelecto, nada más apto para unir los hombres a los dioses y los dioses a los hombres. El Intelecto es el Espíritu del Bien ("Agatho Daimon"). Feliz el alma que ha sido colmada por completo con este Intelecto, infortunada la que está totalmente vacía de él.

Porque el hombre es un viviente divino, que debe ser comparado no al resto de los vivientes terrestres, sino a los de lo alto, en el cielo, a los que se llama dioses. O antes bien, si hay que atreverse a decir la verdad, es por encima aún de esos dioses que está establecido el hombre realmente hombre o, al menos, hay completa igualdad de poder entre los unos y los otros. En efecto ninguno de los dioses celestes abandonará la frontera del cielo y descenderá sobre la tierra. El hombre, al contrario, se eleva incluso hasta el propio cielo, y lo mide, y sabe lo que en el cielo está en alto, lo que está abajo, y aprende todo el resto con exactitud, y, suprema maravilla, no tiene siquiera necesidad de abandonar la tierra para establecerse arriba ¡tan lejos se extiende su poder! Preciso es entonces atreverse a decirlo: el hombre terrestre es un dios mortal, el dios celeste un hombre inmortal. Es entonces por intermedio de esa pareja, cosmos y hombre, que todas las cosas existen, si bien todas han sido producidas por el Uno.

Es la Eternidad la que mantiene unido todo ese cosmos, ya sea por medio de la necesidad, de la providencia, de la naturaleza, o de cualquier otra cosa que se pueda pensar hoy o más tarde. Y lo que produce por su actividad todo eso, es Dios, y la energía de Dios, fuerza a la que no se puede superar y a la cual no se pueden comparar ni las cosas humanas ni las cosas divinas. Las cosas de aquí abajo o de allá arriba no son semejante a Dios, en efecto nada hay semejante al Desemejante, Solo y Único. Dios no es inactivo, de lo contrario lo sería también todo el universo, por que todo está lleno de Dios. Pero, de hecho, no hay inactividad en parte alguna, ni en el cosmos, ni en cualquier otro ser que fuere. Inactividad es una palabra vacía, habida cuenta de aquél que crea y lo que viene a ser. Pues bien, es un hecho que todo viene a ser, y siempre, y según la influencia propia a cada lugar. Porque el que crea está en todos los seres, no permanece fijado en uno de entre ellos ni crea en uno de ellos solamente, sino que los crea a todos: pues, siendo una fuerza siempre actuante, él no posee su suficiencia de los seres creados, sino que son los seres creados los que están sometidos a él.

Así la Eternidad es imagen de Dios, el cosmos imagen de la Eternidad, el sol imagen del cosmos, el hombre imagen del sol. En cuanto al cambio, se le llama muerte porque el cuerpo se disuelve mientras que la vida se disipa en lo invisible. Ahora bien los seres que se disuelven de este modo, y el cosmos testimonio que se transforman, por el hecho de que, cada día, una parte del cosmos va a lo invisible, pero de ninguna manera se disuelven. Y he aquí lo que son las pasiones del cosmos: rotaciones y desapariciones. Ahora bien la rotación es revolución, la desaparición renovación. Así el cosmos es omniforme, no que tenga las formas alojadas en él, sino que es en él mismo que él mismo se transforma. Entonces puesto que el cosmos ha sido hecho omniforme, ¿qué puede ser el que lo ha creado? ¡No digamos que es informe! Por otra parte, si es asimismo omniforme, será semejante al cosmos. Pero, ¿y si no tiene más que una única forma? Sería en este punto inferior al cosmos. ¿Qué decimos entonces que es, para no dejar el discurso sin salida? Porque no hay nada sin salida en nuestra concepción de Dios. Dios no tiene pues más que una figura, –si hay alguna figura propia a Dios–, que no sabría ofrecerse a los ojos del cuerpo, pues es incorpórea, aunque revela todas las formas por medio de los cuerpos.

Juzgadlo asimismo de la manera siguiente, a partir de ti mismo. Ordena a tu alma irse a la India, y he aquí que, más veloz que tu orden, allí estará. Ordénale cruzar enseguida el océano, y he ahí que, de nuevo, allí estará inmediatamente, no por haber viajado de un lugar a otro, sino como si ya se encontrase allí. Ordénale incluso que se remonte al cielo, no tendrá necesidad de alas: Nada puede obstaculizarla, ni el fuego del sol, ni el éter, ni la revolución del cielo, ni los cuerpos de los demás astros, sino que ascenderá en su vuelo a través de todos los espacios hasta el último cuerpo. Y si todavía quisieras perforar la bóveda del universo mismo y contemplar lo que hay más allá (si es que existe algo más allá del cosmos), puedes.

¡Vean qué potencia, qué rapidez poseen! ¿Y si, tú, puedes todo eso, no lo podrá Dios? Es pues de esta manera que deben concebir a Dios: todo lo que es lo contiene en él mismo como pensamientos, el cosmos, él mismo, el Todo. Luego si no se vuelven igual a Dios, no puedes comprender a Dios: Pues lo semejante no es inteligible más que a lo semejante. Crezcan hasta alcanzar un tamaño sin medida, mediante un salto que los libere de todo cuerpo; elévense por encima del tiempo, conviértanse en Eón: Entonces comprenderán a Dios. Habiendo puesto en sus pensamientos que no hay nada imposible para ustedes, considérense inmortales y capaz de comprenderlo todo, todo arte, toda ciencia, el carácter de todo ser viviente. Asciendan más alto que toda altura, desciendan más bajo que toda profundidad. Reúnan en sí mismos las sensaciones de todo lo creado, del fuego y del agua, de lo seco y de lo húmedo, considerando que están a la vez en todas partes, sobre la tierra, en el mar, en el cielo, imaginen que aún no has nacido, que están en el vientre materno, que son adolescente, viejo, que están muerto, que están más allá de la muerte. Si abarcan con el pensamiento todas esas cosas a la vez, tiempos, lugares, substancias, cualidades, cantidades, pueden comprender a Dios. Todo lo demás, considérenlo siguiendo el mismo método, y no quedarán decepcionados.

Los iniciados herméticos aceptaron la idea abstracta de DIOS, la masa no lo podía aceptar por falta de entendimiento y fue necesario darle el culto a la forma, y a medida que aumentaba el culto a la forma se diluía el sentimiento de lo espiritual. Los sacerdotes fueron los guardianes de los Arcanos para preservar la Enseñanza cósmico-espiritual de Hermes, con el misterio del DIOS único y la búsqueda de la Verdad dentro de uno mismo. Les destacó los beneficios de la visualización y que se llegará al estado de conciencia espiritual por Conocimiento y no por creencia. Con el tiempo, ya sin el Maestro ellos se consideraron los únicos y privilegiados hijos de DIOS; olvidando a su vez La Enseñanza de que todos lo eran por igual. Para los misterios del círculo interior había un culto simbólico exterior necesario para la masa, con burdas representaciones de la Verdad, ya que el hombre debía ser instruido en la Verdad en dosis que fuera capaz de digerir e ingerir, sin tener que rechazar o vomitar lo recibido por lo denso y contundente que para su entendimiento pudiera resultar. Decía Hermes a sus discípulos que el hombre sólo llegará a la cima de la vida espiritual como resultado de vidas u olas sucesivas en un siempre creciente ascenso del océano del pensamiento que irrumpe en las playas del tiempo. Siendo la meta del hombre lograr la perfección, desarrollando la pureza y rectitud en su vida diaria. El hombre debía llegar a hacer de sí mismo el templo de DIOS por medio de la preparación y la interiorización practicando la virtud, el autorrespeto y la responsabilidad.

  

La Voz me saca de mi ensimismamiento después de contemplar los pasajes de la Sagrada Tradición y algunas Enseñanzas de Hermes, viéndolas tan actuales y tan lógicas desde el punto de vista de la ciencia moderna. Dice que permanecen en la Tierra Guardianes del Conocimiento que pasan de generación en generación el Saber tal cual los Maestros en sus respectivas épocas y lugares lo fueron entregando. Cada Maestro fue un rayo de luz que se concentra aunándose con el de los otros Maestros en un solo poderoso foco para el cambio de nuestro milenio, el del cambio de era al entrar el hombre de lleno en la etapa mental de su evolución.

CAPÍTULO IV
EL HINDUISMO
El tiempo destruye las especulaciones del hombre,
pero confirma el juicio de la Naturaleza.
Cicerón.

Surge en la pantalla una antigua plegaria hindú que dice:

Que el hombre malo se haga bueno
Que el hombre bueno encuentre la paz
Que el hombre que tiene paz sea libre
Que el hombre libre libere a otros

Sintetiza esta hermosa plegaria la esencia de una milenaria tradición que varios Maestros dejaron en la India, postulando desde los inicios de la raza aria a la Verdad como la Religión más elevada. Dicen: "Según como el hombre piensa, así evoluciona, elevándose de grado en grado, aproximándose vida a vida al Ser". Destacan entre otros Maestros, Rama, Krishna, Shankaracharya y Patanjali. Dentro del hinduismo enseñaron que nada es por azar en el Universo, todo es regido por una Ley Inmutable llamada Dharma. En base a esa Ley el planeta fue creado con los elementos preexistentes dispuestos en forma tal, que les permite existir. Los elementos preexistentes constitutivos del planeta fueron dispuestos por una Inteligencia Superior, Brahman, la Existencia Una, el Supremo concepto de DIOS, lo Absoluto, el principio del que todo depende y la causa por la que el Universo es un efecto del Absoluto. Todo ello regido por el Orden Cósmico o Dharma. Lo creado no es eterno, así como tuvo principio, así tendrá fin. El Dharma que es eterno, a partir de los principios creadores formará nuevos mundos, en una infinita sucesión en el Universo regido por la Energía Organizadora de la Inteligencia Consciente que irradia sus vivificantes fuerzas para asegurar la existencia de lo creado.

Hinduismo es un heterogéneo conjunto que logró una unidad en la diversidad. Vedas son libros Sagrados, siendo el Rig Veda el más antiguo de ellos, con sobre 5.000 años de antigüedad con sus raíces que se nublan en lo remoto de la profundidad de los tiempos. La unidad del hinduismo permanece aglutinada en variadas sectas, razas, colores, idiomas, vestidos y costumbres diversas. Es mérito del hinduismo haber hecho homogéneo lo heterogéneo conviviendo en paz y orden. Ante la actual intolerancia religiosa mundial bien sería conveniente mirar hacia el enfoque del hinduismo con el fin de buscar la paz y la unidad. El hinduismo no establece límites, en él el intelecto que divide sectariamente a los que piensan diferentes, se subordina a la intuición, el dogma que separa se subordina a la experiencia y la expresión externa que hace ver la apariencia de las cosas se subordina a la conciencia interna que permite llegar a ver la esencia de las cosas. Es por eso que para ellos la religión no consiste en una aceptación de abstracciones académicas o en la celebración de ritos y ceremonias, sino en una forma de vida y experiencia. Es una darsana o la percepción de la realidad de la naturaleza, es anubhana o la experiencia de la realidad. En síntesis: La religión en el hinduismo es una actitud específica del ser, del ser en sí y de nada fuera de él.

Los Vedas, sus Sagradas Escrituras, recogen las experiencias espirituales de almas sabias dotadas del sentido de la realidad. Son el fruto de intuiciones que llegaron a la perfección. No son dogmas. Afirman que DIOS nunca ha puesto fin a la Revelación de Su Sabiduría y Amor. Un pensamiento diferente se considera con atención como el propio. Buscan, dentro de sus posibilidades un conocimiento del Ser Supremo. Los Upanishads contienen las propias experiencias de los sabios. El Brahma Sutra representa las principales conclusiones de los Upanishads. El Bhagavad Ghita expone los medios para alcanzar la vida religiosa. El vedanta no es una religión, sino la religión misma en su significado más universal y profundo. Al pedírsele al sabio del Upanishads su definición de DIOS, permaneció en silencia, pues lo Absoluto es silencio. El hinduismo insiste en que se debe trabajar para elevarnos cada vez más y perfeccionar nuestro conocimiento de DIOS. El pensamiento sobre DIOS queda reflejado en esta Enseñanza del RigVeda que nos señala:

No existía algo, ni existía nada;
el resplandeciente cielo no existía;
Ni la inmensa bóveda celeste se extendía en lo alto.
¿Qué cubría todo? ¿Qué lo cobijaba? ¿Qué lo ocultaba?
¿Era el abismo insondable de las aguas?
No existía la muerte, pero nada había inmortal
No existía límite entre el día y la noche,
Sólo el uno respiraba inanimado y por Sí,
Pues ningún otro que Él jamás ha habido.
Reinaban las tinieblas, y todo el principio estaba velado
En oscuridad profunda; un océano sin Luz;
El germen hasta entonces oculto en la envoltura
Hace brotar una naturaleza del férvido calor.

¿Quién conoce el secreto? ¿Quién lo ha revelado?
¿De dónde, de dónde ha surgido esta multiforme creación?
Los Dioses mismos vinieron más tarde a la existencia.
¿Quién sabe de dónde vino esta gran creación?
Aquello de donde toda esta creación inmensa ha procedido,
Bien que su voluntad haya creado, bien fuera muda,
El más Elevado Vidente, en los más altos cielos,
Lo conoce, o quizá tampoco, ni aún Él lo sepa.
Contemplad la Eternidad...

Fue fascinante contemplar la CosmoGénesis, AntropoGénesis y Filosofía del Hinduismo. La organización de las infinitas partes del TODO regidas por Dharma, se realiza de manera piramidal jerárquica por intermedio de una Jerarquía Cósmica cuya base es el hombre. Desde esa base los niveles o peldaños se sutilizan hasta alcanzar el vértice, la Esencia misma del TODO por cuyo centro se vuelve a DIOS. La pirámide muestra los niveles por los que deberemos pasar en nuestro ascenso. Cada hombre es un Universo en miniatura, el microcosmos hermético, un macrocosmos en potencia. Somos un reflejo del Cosmos. El hombre es Uno con el TODO, la Esencia Sublime y Realidad a la que pertenecemos.

Brahman es el origen de lo existente, podemos llegar a ÉL trascendiendo en la interiorización. Algún día lograremos identificarnos con ÉL. No es dejando de actuar que se libera al alma encadenada a la materia. El alma se libera con la buena y correcta acción, sin preocuparse del fruto de la acción realizada, hasta alcanzar la eliminación de todo deseo. Cada hombre es el responsable de su destino y vida futura con las acciones de la vida presente, en el uso del libre albedrío.

Sufre un hombre por saberse mortal y que cuanto lo rodea es perecedero, sufre además por el envejecimiento, las enfermedades, el dolor y los pesares de la existencia. Es deber de cada hombre llegar a saber que siendo potencialmente igual al Universo, posee en sí mismo un principio no diferente del Principio Universal. La misión de todo hombre es la de poder realizar el alma individual para unirse con el Alma Universal. Permanece el alma humana encadenada en el plano de las miserias, pasando de encarnación en encarnación, retenida por las poderosas cadenas de Karma, o la Sagrada Ley de Causa y Efecto, ley que junto con la de Reencarnación rige todas las filosofías y religiones de la India. Dice la Ley de Karma que cada pensamiento, palabra o acción generan una reacción. Esta reacción liga el alma con la materia estimulándola a volver a encarnar; un hombre se hace bueno por sus buenos pensamientos y acciones y se hace malo por sus malos pensamientos y acciones. El Karma acumulado en las pasadas vidas se manifiesta en la presente encarnación, ese Karma es el que nos hace nacer y ser como somos, con las naturales predisposiciones para actuar. En cada encarnación hay actos que generan Karma y se actúa por el deseo, no es posible vivir sin desear. Libera por tanto al alma encadenada el dejar de desear. Liberarse pone fin a la Reencarnación en la Tierra o plano de la materia.

La Ciencia de la Yoga es uno de los pilares del hinduismo, es la Ciencia de la Unidad que con la perseverancia en sus métodos basados en asanas, respiración, relajación, concentración, contemplación y meditación permite alcanzar Samadhi o la trascendencia al nivel superior de Consciencia. Radja Yoga o Yoga Real, corresponde a la más elevada senda en el camino Yoga, la senda del correcto desarrollo de la mente. Abarca ocho etapas ese camino: La Primera corresponde a las cinco limitaciones: Aprender a decir NO a la mentira, a la lujuria, a la violencia, al robo, a la avaricia, teniendo una conducta espiritual. La Segunda son las cinco observancias; pureza, serenidad, austeridad, estudio y atención en Dios. La Tercera es el Hatha Yoga o Yoga Físico con sus asanas. La cuarta equivale al Control de la Respiración. La Quinta inicia el Control de la Mente junto con la Concentración o sexta etapa y Meditación o séptima etapa. Culmina La Octava en Samadhi o nivel superior de Conciencia. Por medio del Radja Yoga se entra en un sendero de unidad o unión que permite aprender a controlar las pasiones, fortalecer la voluntad, dominar los pensamientos y superar la ignorancia. Considera la Ciencia de la Yoga que más allá de la mente consciente está la mente superior cuyo conocimiento se logra por la vía interior.

Filosofía y Religión es la unión del Hinduismo que no puede ser llamado una filosofía, ni tampoco es una religión bien definida. Es un conjunto integrado de manera compleja por innumerables sectas, filosofías, variados rituales, creencias religiosas, ceremonias y disciplinas espirituales, como también la veneración de numerosos dioses y diosas. Es este politeísmo el que más se le ha criticado, a pesar que  todas estas divinidades son idénticas como manifestaciones de la misma realidad única divina. Sus dioses reflejan diferentes aspectos del Infinito, Omnipresente e Incomprensible Brahman. Es decir al DIOS único lo llaman Brahman, quien es alma y esencia interior de todas las cosas. Esa realidad infinita y más allá de cualquier concepto que; no puede ser comprendida por el intelecto ni puede ser adecuadamente descrita con palabras; sin comienzo, supremo SER más allá de lo que es y más allá de lo que no es. La base del Hinduismo es la idea de que lo que nos rodea son diferentes manifestaciones de la misma realidad última. Esta realidad, llamada Brahman, es el concepto cohesionador que le da su carácter de unidad al Hinduismo, a pesar de la veneración de variados dioses que algunos puedan profesar, siendo ÉL mismo todos los dioses por ser ellos manifestaciones de ÉL al igual como cada uno de nosotros es SU hijo por ser como espíritu una emanación de ÉL. La ignorancia de algunos sectarios los hace ser politeístas de un sistema religioso que es profundamente monoteísta. Pero al ser reflexivo el hombre llegará a trascender la ignorancia y por medio del nuevo conocimiento será espectador de lo que creyó ser y no es, y ver lo que se ignoró y era.

Nos dicen unos papiros de Los Upanishads:
Abandonando lo transitorio, regocijaos en lo eterno.
Los sabios llaman mukti o liberación a la pronta atenuación de los deseos en esta vida.
El que ve a todos los seres en sí mismo y se ve a sí mismo en todos los seres, pierde todo temor.
El que sabe tanto de conocimiento como de la acción, con la acción vence a la muerte y con el conocimiento alcanza la inmortalidad.
El que sabe de lo trascendente como de lo inmanente, con lo inmanente vence a la muerte y con lo trascendente alcanza la inmortalidad.
Los que siguen el camino de la sabiduría pasan más allá y, al dejar este mundo, alcanzan la inmortalidad.
El cuerpo está producido por las acciones pasadas de uno mismo. El hombre se identifica con su cuerpo y piensa que el logro de los placeres es la meta de la vida. Se desilusiona y al final dice ¿Qué he logrado?
El Ser mora en este cuerpo para conocerse a sí mismo. Es la ignorancia la que nos enreda más y más en este mundo.
El que anhela la liberación debe purificar su mente con todo esmero.
Lo que no puede expresarse en palabras, pero es la causa de que las palabras se expresen. Lo que no puede pensarse con la mente, pero la es causa de que la mente piense. Lo que no puede verse con el ojo, pero es la causa de que el ojo vea. Lo que no puede oírse con el oído, pero es la causa de que el oído oiga. Lo que no puede aspirarse con el aliento, pero es la causa de que el aliento se aspire: Todo eso es Brahman el Espíritu, y no lo que adoran por aquí las gentes.
Más allá de los sentidos está la mente, y más allá de la mente está la razón, su esencia. Más allá de la razón está el espíritu del hombre. Más allá del espíritu del hombre está el espíritu del universo, y más allá de este está el Espíritu Supremo. Nada hay más allá, ÉL es el final del camino.
Samsara, la transmigración de la vida, se realiza en la propia mente. Consérvese, por lo tanto, la mente pura, ya que el hombre se convierte en aquello que piensa: Este es el misterio de la Eternidad.

Maya es otro controvertido concepto hindú, significa ilusión, para algunos todo es ilusorio. Sin embargo si se le analiza bien se entiende que el mundo y el Universo son reales, la ilusión se encuentra en nuestra percepción de esa realidad, en el hecho de no darnos cuenta que esos conceptos ilusorios son creados por nuestras mentes. Maya es la ilusión de tomar estos conceptos por realidades, de confundir una foto de la Tierra con el territorio terrestre. En la visión hindú de la naturaleza por lo tanto, todas las formas son relativas, fluidas, en el siempre cambiante maya. El mundo de maya cambia continuamente. Conviene tener presente la moderna física y veremos la realidad de Maya. Mientras esto escribo ya no soy el mismo pues mis células han cambiado... Nada es lo mismo entre lo que me rodea pues sus partículas y átomos han cambiado. Millones de neutrinos atraviesan mi cabeza sin yo notarlo y sin ellos tener idea de mi existencia por ser tan infinitamente pequeños. Todo es diferente a cada instante si lo contempláramos desde la microdimensión. Todo es constante ritmo y vibración, nada es estático e igual, sin embargo, sigue siendo real aunque diferente, pero no una ilusión. Lo ilusorio está en la percepción que yo tengo al no captar las cosas en su esencia sino que en su apariencia. Maya la ilusión nace por la falta de discernimiento.

Para el Hinduismo el espíritu es un actor y espectador desde su plano de manifestación. Como actor quiso ver, el YO tuvo ojos para ver, quiso escuchar y tuvo oídos, quiso pensar y tuvo la mente para hacerlo. Si se existe es porque así lo quiso el YO para lograr manifestar sus potencialidades. El espíritu es el YO individual emanado del YO Universal, es SU fiel reflejo, toma del Universo las partículas para dar la forma, la actividad y la vida a sus vehículos. Como espectador permanece el espíritu en su plano con la propia conciencia y la voluntad individual. Patanjali fue el Maestro que hace mas de 2.000 años codificó el conocimiento del Yoga en los Yoga Sutras, la máxima expresión del Radja Yoga. Krishna señaló a sus discípulos que el Ser Divino reside en el interior de todo hombre. Los Rishis fueron sabios ocultistas que dieron la forma escrita al Hinduismo. Ellos reflejaron el mundo suprasensible desarrollando gradualmente un conocimiento para ayudar al hombre en el mundo exterior. La Filosofía Hindú nos señala que tenemos que aprender a dominar las pasiones y los deseos. No tan solo hay que hacer el bien, sino que lograr ser buenos aprendiendo a renunciar al fruto de las personales obras y acciones. Es así como el alma se libera del renacimiento, la muerte, la vejez y el dolor. La máxima del Hinduismo se puede resumir en una corta frase que dice: "Como uno piensa así uno evoluciona". A cada instante estamos construyendo nuestros caracteres y formando nuestro destino. Karma no es fatalismo ni resignación. La Ley de Karma alienta al que se ha equivocado en la vida, sin importar cuántas veces lo haya hecho, al decirle que nunca es tarde para enmendarse pues, de acuerdo como hoy se piense mañana se será...

Nace en la India el año 1836 un Maestro que vivió 50 años. Sri Ramakrishna transitó por el misticismo Vedanta en una senda de la renunciación para lograr la Unión con Dios. Su Enseñanza fue extensa, algunos fragmentos de ellas dicen: Es el sexo y el oro los que manteniendo al alma en el plano superficial del cuerpo la desvían gradualmente hacia lo más bajo o denso... El hombre es recompensado de acuerdo con sus pensamientos y propósitos... Nace en este mundo con dos tendencias, una la de buscar el sendero de la liberación y la otra la de la inclinación a la mundanalidad y la esclavitud... El alma encadenada es el hombre, pero cuando está libre es el Señor... Aunque todas las almas son en su esencia una y misma cosa, sin embargo, puede dividírselas en cuatro clases de acuerdo con sus respectivas condiciones. Hay almas ligadas, hay las que luchan para liberarse, las ya emancipadas y las que son libres... Cuídate de lo siguiente: Del charlatán; del hombre que no es de corazón abierto; del que hace ostentación de su devoción; de la mujer que lleva un largo velo; y del agua estancada de los pantanos la cual es muy nociva para la salud... El próximo nacimiento del hombre está determinado por lo que piensa en el momento de morir... Los libros sagrados sólo indican el camino que conduce a Dios. Cuando se conoce el camino, ¿de qué sirven los libros?... Descubre dentro de ti mismo la dulzura de la conciencia espiritual... Los hombres necios caen en las redes del mundo, atraídos por su falso brillo; y como es más fácil entrar que renunciar, se quedan atrapados... Aquello que el hombre piensa, eso llega a ser... Olvida toda tu sabiduría mundana e ignórala por completo como si fueras un niño; solo así llegarás a conocer la Verdad... A menos que se llegue a tener la fe de un niño, es muy difícil realizar a Dios. El Conocimiento es cuestión de tiempo... Mientras gobiernes a la mente con firmeza, ella trabaja bien y ventajosamente, pero en cuanto descuidas tu vigilancia, se desvía del sendero recto... La meta no puede ser alcanzada hasta que no se fortalezca la mente y se tome la firme resolución que debe lograrse la realización en esta misma vida, más aun, en este mismo momento... Haz tú mismo lo que quieres que otros hagan... No prestes atención a lo que los demás digan de ti... Si tú vives en el mundo haz que los demás te respeten. No hagas daño a nadie, pero, al mismo tiempo, no permitas que otros de dañen a ti... Preguntan si todos los hombres verán a Dios: Nadie se quedará en ayunas durante el día entero; algunos consiguen la comida a las nueve de la mañana; otros al mediodía; y otros, en cambio, por la tarde o cuando baja el sol. En forma similar, tarde o temprano, en esta misma vida, o después de muchas otras vidas, todos deben ver y verán a Dios...

Su discípulo destacado y predilecto, swami Vivekananda, llegó a los 20 años a los EE.UU. para participar en 1893 en el Parlamento Mundial de Religiones de Chicago, inaugurado por el cardenal Gibbons. Este desconocido swami al hablar en la sesión inaugural señaló: Saludo a la nación más joven en nombre de la Orden monástica más antigua del mundo; la Orden védica de los Sannyasins, que dio a los hombres este doble precepto:¡Aceptaos, comprendeos unos a otros! La prensa lo consideró la figura más grande del parlamento de religiones y señalaron: El único procedimiento de retener al público durante aquellas sesiones, que casi siempre cansaban su atención, era anunciar que al final hablaría Vivekananda. En su peregrinar por Norte América fue duro en su sinceridad y ello hizo que el poder religioso y económico se fuera en su contra por estigmatizar los vicios y los crímenes de la civilización occidental, junto a su violencia, saqueo y destrucción. En una reunión les dijo: ¡Dejad vuestra jactancia! ¿Qué ha hecho en el mundo vuestro cristianismo sin ayuda de la espada? Predicáis esa religión en nombre del lujo. Todo es hipocresía en lo que he oído sermonear aquí. ¡Todo ese amontonamiento de riqueza que se recomienda en nombre de Cristo! Cristo no encontraría en vuestra casa ni una piedra donde pudiese descansar su cabeza. ¡No sois cristianos! ¡Volved a Cristo! Conviene destacar que en India iba siempre acompañado del Bhagavad Gita y la Imitación de Cristo, Cristo que para él en sus predicaciones tendía los brazos abiertos a todo el mundo.

Al no existir en la época la tecnología comunicacional actual que es casi instantánea y globalizada, tardó en llegar a India la noticia del éxito de Vivekananda en el Parlamento de Religiones. Había salido como un anónimo y modesto swami y retornó como héroe. La profecía de su maestro sri Ramakrishna: Narim conmoverá al mundo hasta sus cimientos, se había cumplido. De Sur a Norte había recorrido India como mendigante monje, ahora lo hace por la senda triunfal de los elegidos. Lleva con su fuerza la palabra de la Enseñanza Sagrada y de su Maestro. Les dice: Lo que el mundo actual entero espera, y tal vez más aún las clases bajas que las de arriba, más los ignorantes que los distinguidos, más los oprimidos que los opresores, es LA GRANDIOSA IDEA DE LA UNIDAD ESPIRITUAL DEL UNIVERSO. La unidad infinita del alma, la idea de que vosotros y yo no somos hermanos solamente, sino que somos Uno mismo. Europa lo necesita hoy tanto como nuestras agobiadas masas; y ese magno principio forma a estas horas, inconscientemente, la base de las más recientes aspiraciones políticas y sociales europeas. Me han reprochado algunas veces que predico demasiado el monismo y muy poco el dualismo. Sí. Sé perfectamente qué grandeza, qué océano de amor, qué bendiciones y qué gozos extáticos fluyen de las religiones dualistas. Lo sé. Pero no es éste, para nosotros, el momento de llorar, ni aun de alegría; ¡bastante hemos llorado! Tampoco es el momento de conmovernos; nos hemos enternecido durante tanto tiempo que estamos hechos bolas de algodón. Lo que necesita nuestra patria son músculos de hierro, nervios de acero, voluntades gigantescas a las que nada se resista. ¡Eso es lo que necesitamos! Y eso sólo puede ser creado, consolidado, fortalecido, en el caso de que comprendáis y realicéis el ideal del Advaita: La Unidad Universal. La fe, la fe, la fe en nosotros. Si tenéis fe en los 330.000.000 de vuestros dioses mitológicos y en los demás dioses que los extranjeros meten en vuestra casa, y no tenéis fe en vosotros mismos, no es posible vuestra salvación. ¡Tened fe en vosotros y cabalgad sobre esa fe! ¿Por qué nosotros, pueblo de 300.000.000 de habitantes, hemos sido gobernados por cualquier puñado de extranjeros desde hace mil años? Porque ellos tenían fe en sí mismos y nosotros no la teníamos en nosotros. ¡Quién tiene la culpa? Los ingleses no. Nosotros. Nosotros somos los responsables de nuestra degradación.

¡Si; que cada hombre, que cada mujer, que cada niño, sin distinción de origen, de casta, de debilidad o de fuerza, aprendan y sepan que detrás de los débiles y de los fuertes, detrás de los poderosos y de los humildes, detrás de todos y de cada uno está esa alma infinita que garantiza a todos las posibilidades y las capacidades infinitas de la grandeza y de la bondad! ¡Alzaos! ¡Despertaos! ¡Despertad de ese hipnotismo de la flaqueza! No hay nadie realmente débil: el alma es infinita, omnipotente, omnisciente. ¡Alzaos! Lo que necesitamos es una religión que haga hombres. Lo que necesitamos es una educación que haga hombres, no doctrina para hacer hombres. He aquí la piedra de toque de la verdad. ¡Rechazad todo lo que os debilita física, intelectual o espiritualmente¡ ¡Es un veneno! La vida no está en él. La verdad no está en él. La verdad es fuerza. La verdad es pureza. La verdad es luz. Es el manantial de energía. ¡Abandonad vuestros debilitadores misticismo y sed fuertes! Las verdades más grandes del mundo son las más sencillas, sencillas como vuestra propia existencia.

Y si me decís que el brahmán, por su nacimiento, tiene más aptitud para aprender que el paria, os diré que no gastéis más dinero en educar a los brahmanes; ¡Pero sí a los parias! Dad a los débiles, para quienes son necesarios todos los dones. Si los brahmanes nacen inteligentes, ¡ya se instruirán ellos solos! ¡Así son la justicia y la razón, como yo las entiendo!

Funda la Misión Ramakrishna donde impuso a los monjes el aceptar tener que recibir a discípulos occidentales en su comunidad. Un día a un monje que vivía en meditación y no en acción, le señaló: ¿Qué necesidad tienes de meditar horas enteras? Basta con que reconcentres tú espíritu 5 minutos, o uno nada más cada día. Todo lo demás del tiempo debes trabajar por el bien público.

Por una diabetes juvenil murió joven Vivekananda a los 39 años de edad en 1902. Sabía con años de anticipación que así sería y, como lo señaló, no llegaría a cumplir los 40 años. Por cumplir su misión no se cuidaba como correspondía. Amaba a los animales y era amado por ellos de manera muy profunda y especial. En sus últimos años de vida dijo: ¡Atreveos a decir la Verdad, toda la Verdad, en todos los momentos, a todos, sin distinción, sin equívocos, sin temor, sin compromisos. La vida social en Occidente es como una carcajada; pero por dentro es un gemido. La carcajada acaba en un sollozo. La animación y la frivolidad están solamente en la superficie. En realidad, el alma de Occidente está ocupada por una tragedia intensa. Aquí en la India lo externo es triste o melancólico, pero por debajo están la despreocupación y la alegrías. Europa está sobre un volcán. A menos que una marea de espiritualidad apague el incendio, éste acabará por estallar. La India será inmortal si persiste en la investigación de Dios. Pero si se mete en política y en luchas sociales, morirá.

Según la concepción del hinduismo si un cristiano le pidiera consejo espiritual a un maestro hindú, éste no le aconsejaría que rechazara su fe en Cristo, al contrario, le demostraría que la idea que tiene sobre Cristo no es la más adecuada y entonces lo conduciría al Conocimiento de Cristo, encarnación del Ser Supremo. Le enseñaría además que no es justo ni hacia Dios ni hacia el hombre suponer que existe un pueblo escogido por Dios, o que su religión es el centro religioso de la humanidad y que todas las demás deben imitarla si no desean sufrir la destrucción espiritual.

Enseña el hinduismo que esta vida es un peregrinar hacia la vida eterna, lo que se realiza en diferentes etapas. La primera es la de preparación o disciplina del cuerpo y la mente. La segunda es la del cabeza de familia, siendo considerado el matrimonio sagrado ya que está prescrito para el desarrollo de la personalidad y la continuidad del ideal familiar. La perfecta relación se debe crear y no encontrar, el divorcio es la confesión de la derrota. Se alcanza el tercer estado cuando declinan las energías físicas y llega el momento de retirarse al bosque para prepararse para la verdadera vida del espíritu. Todo estado es necesario y como tal es positivo. El alma liberada, la cuarta etapa, no es indiferente al bienestar del mundo. La renuncia consiste en olvidar las nociones del yo y del mío sin abandonar la conducta prescrita por las escrituras

Es famoso, no sólo en India, el Bhagavad Gita o El Mensaje del Maestro. Su filosofía contiene las primordiales doctrinas induístas, tal como los brahmanes las exponen. Allí se recuerda que no es prudente perturbar el ánimo de los ignorantes con elevados pensamientos, antes bien, se les debe permitir que realicen su labor lo mejor posible. Si se conoce la verdad, evitar inquietar la mente de quienes no se encuentran preparados para recibirla, porque las enseñanzas inoportunas o prematuras los apartarían de la acción, en la cual logran ver la verdad a medias, y permanecen confusos.

El hinduismo acepta que las ideas se mueven en un círculo estrecho, que desaparecen periódicamente pero nunca se apartan del él, por ello nadie puede considerarse dueño de una verdad o de una forma de pensamiento. Las ideas más antiguas aparecen como novedosas dado que se eclipsaron hace tiempo, una de ellas nos señala que no basta abstenerse de actuar para liberarse de los actos. La actividad es superior a la inacción..

No soy el espíritu, ni la inteligencia, ni el ego, ni la substancia del espíritu.
No soy los sentidos, ni el éter, ni la tierra, ni el fuego, ni el aire.
Soy la Existencia Absoluta, el Conocimiento Absoluto, la Felicidad Absoluta. Soy Él, soy Él...
Vivekananda.

Allá, donde el espíritu no tiene temor y lleva la cabeza alta;
Allá, donde es libre el conocimiento;
Allá, donde el mundo no ha sido separado por estrechas paredes medianeras;
Allá, donde el espíritu avanza en la ampliación continua de la idea y de la acción;
Allá nos encaminamos entre tormentos,
Guiados por nuestras constelaciones.
Rabindranath Tagore. 1928

Mediante la emisión de la palabra y la reflexión sobre su significado, se descubre el Camino.
Patanjali.

Todas las verdades son comunes para todos, pues todas emanan de DIOS. Las verdades de son más europeas que asiáticas, ni más tuyas que mías.
Keshab Chunder Sen

Algunos cristianos y algunos brahmoistas ven toda la Religión en el sentido del pecado. Los hombres no se dan cuenta de la fuerza de la costumbre. Si estás diciendo constantemente: Soy un pecador, acabarás siéndolo. Se olvidan que el sentimiento de pecado señala solamente la primera e inferior etapa de la espiritualidad.
Ramakrishna.

Finaliza ahora en la pantalla la sección del Conocimiento que se recibe por quien desee recibirlo de acuerdo a su capacidad de discernir y sincero deseo de lograr ser mejor persona. Antes de cambiar de sección vemos, en forma destacada, un pensamiento de Vivekananda:

Un hombre, contiene en sí un universo. El núcleo del Cosmos está en el individuo.

El día 27 de septiembre de 1893 le corresponde a swami Vivekananda clausurar el Congreso Mundial de las Religiones de Chicago, finalizando su magistral intervención con estas palabras:

Si el Congreso de las Religiones ha demostrado algo al mundo es lo siguiente: Ha probado que la santidad, la pureza y la caridad no son la posesión exclusiva de ninguna iglesia del mundo y que cada sistema ha producido hombres y mujeres del más elevado orden. En presencia de este hecho evidente, si alguien sueña con la exclusiva supervivencia de su propia religión y la destrucción de las otras, le compadezco desde el fondo de mi corazón y le hago notar que en la bandera de cada religión pronto se escribirá, a despecho de su resistencia: "Ayuda y no lucha", "Asimilación y no destrucción", "Armonía y paz y no discrepancia".

SEGUNDA PARTE
EL SEGUNDO ASPECTO
DEL SENTIMIENTO

CAPÍTULO V

DE LA SAGRADA ENSEÑANZA DE BUDA
EL BUDISMO
DIOS está en todos los hombres, pero no todos los hombres están en DIOS;
por eso sufren.
Ramakrishna.

Hace unos 2.600 años nació un príncipe que llamó la atención de los videntes de la India. Llegó al mundo en un período de esplendor con efervescencia religiosa e intelectual, caracterizada por el estudio y análisis de los Vedas y Upanishads que entregan conocimiento sobre la creación del universo, el hombre, su evolución junto a una enseñanza filosófica, religiosa y moral, todo ello enmarcado en un único Señor del Universo. Este niño nace en una India regida por una odiosa y discriminatoria jerarquía de castas implantadas por los sacerdotes, autoproclamados como la casta superior que enseñaba la vida ascética para la liberación. Ese niño por cuna llegado para la regalada vida de príncipe, es profetizado a cumplir una difícil y sagrada misión. Para evitarlo su padre lo aísla del mundo exterior en su gran palacio lleno de lujo y confort, rodeados de amplios prados y bosques. Ese niño príncipe, ahora aislado y feliz en su palacio, era el Bodisatva que en esta su última encarnación se convertiría en Buda. Tuvo el Bodisatva la primera revelación siendo joven al salir en un elefante desde palacio y ver cuatro diferentes aspectos de la vida que ignoraba: Un anciano; un enfermo; un cadáver y un asceta. Del impacto inicial le sigue la activación interior que da paso a la reflexión. Comprende lo ilusorio de la vida y lo inútil de los mundanos placeres. Cumple lo que resta de su misión de hombre, se casa, tiene un hijo y guiado por la voz interior renuncia a lo mundano. De manera secreta abandona el palacio dejando atrás su pasado de hombre. Renuncia a su principado terrenal, busca el reino espiritual. Sufre en la ascética soledad de ayunante. Medita sin desmayar. Un día, contemplando el río y viendo pasar una barca desde donde una mujer le ofrece arroz que él acepta, entiende lo inútil de la vida ascética de ayunante. Recibe después en estado de meditación la Gran Revelación mediante la Iluminación Interior, por la que conoce su real dimensión que lo transformado en Buda. Se le revela al Buda la Sagrada Misión que lo trajo al mundo. Recibe el sentido y misterio de la vida humana conociendo la causa del sufrimiento y las ligaduras que mantienen ligado al hombre a la materia vida tras vida. Comprende que la muerte no es un sufrimiento ni el ascetismo el camino de la liberación. Visualiza a todos los hombres iguales, sin castas discriminatorias. Se le revela el camino que conduce al Nirvana y comprende lo que está más allá del Nirvana.

Se queda en Nirvana en su estado de Buda. Piensa que no será comprendido por sus hermanos que viven en el fango de las pasiones, lujurias, quienes rodeados por las tinieblas no verán lo sutil que él recibió. Ellos no captarán las Sagradas Leyes con su cadena natural de Karma, Reencarnación y Evolución. Permanece en su pasivo estado hasta recibir esta Revelación: "Puede que algunos no te comprendan. Míralos, ve cómo en su ignorancia sufren limitados entre el nacimiento y la muerte. ¡Marcha por el mundo. Predica la Verdad. Habrá quien te comprenda!".

A Buda le correspondió consolidar las bases de la Enseñanza del Segundo Aspecto, el del Sentimiento y mostrar el camino que conduce a la liberación en el Nirvana. Preparó el terreno a la Gran Jerarquía Espiritual que vendría a entregar la Energía del tercer Aspecto a la humanidad. Inicia su misión en Kashi, su enseñanza cunde por Oriente al predicar que por propia vivencia interior se descubre la felicidad que se alcanza con el dominio de la pasión, deseo y egoísmo, que son causa del sufrimiento. Destacó los beneficios de la meditación.

A sus discípulos les señalaba que sólo de uno mismo se debe depender para lograr la liberación en un mundo donde todos somos iguales y podemos aspirar a la misma meta de la vida, la de la Suprema Perfección sin importar para lograrlo el cómo y dónde se haya nacido. Lo que realmente interesa es que todos los deseos sean gradualmente reprimidos en forma natural, no forzada. Todo cuanto comienza tiene un fin y sus discípulos desechan lo mundano. Buda era por cuna hinduista y jamás rechazó la enseñanza sobre el alma, la inmortalidad del hombre, el concepto de DIOS, la mente y el YO. Decía que todos somos el resultado de lo que hemos pensado y que la mente es difícil de controlar y bueno el lograr dominarla. El YO es el señor del yo; el YO es el refugio del yo. Su enseñanza la basó en estos conceptos y la reafirmó en el Ego que persiste reencarnado y se identifica con el YO en la Liberación. Fueron algunos de sus sucesores quienes mal interpretaron su enseñanza creando una serie de ramas del budismo, negando preceptos del saber porque Buda no los enseñó.

Buda predicó sobre la Vía Media, un nuevo conocimiento que marca una senda que conduce a la perfección, sendero sin ascetismo por un lado ni refrenamiento forzado de las pasiones por el otro. Recalcó: "Es la simple ignorancia de estas elementales verdades, lo que hace llevar al hombre una equivocada vida de sufrimiento. Nada se debe aceptar antes de saber por uno mismo, si lo que se está escuchando y aprendiendo es correcto o incorrecto, ya que es uno quien debe decidir lo que es moral y conduce a lo espiritual, rechazando lo que no es moral". Esto enfatizado por Buda es fundamental para la época presente, la flojera mental rechaza la posibilidad de ser uno el que decida. Se busca el paternalismo de "guías" que piensen y decidan por uno. Olvidándose que el verdadero Guía está dentro de uno mismo, es el YO.

La Moralidad fue la base de la enseñanza de Buda, la Sabiduría su vértice. Dhammapada llamaron los discípulos al camino de la perfección que el Buda les mostró, camino enmarcado entre la moralidad y la sabiduría. Buda se basó en el Hinduismo y la Tradición Sagrada para dejar el mensaje que le fue revelado. Recalcó que el sufrimiento o la felicidad eran el resultado de las propias acciones realizadas. Reforzó la Ley del Karma diciendo que: "Cosechamos lo que sembramos, somos el resultado de lo que fuimos, seremos el fruto de lo que somos. Mientras haya Karma habrá renacimientos, la causa del Karma es la ignorancia y el deseo. El mal demora el avance de la Evolución humana. El bien ayuda a la liberación de los males en lo que se llama la Rueda de la Vida, por cuyo intermedio el primer escalón a escalar es el de la ignorancia. El dolor, la vejez y el sufrimiento sólo ocurren en el cuerpo físico, este cuerpo debe nacer, el nacimiento es el resultado de la Ley de Karma condicionada por el deseo que surge donde hay sentimientos, los que son el resultado del contacto entre los sentidos y los objetos. Los sentidos no pueden existir sin el cuerpo, el cuerpo sin la mente. Donde hay mente hay Conciencia que es el reflejo del bien y el mal, los que son producto de la ignorancia. Por tanto la ignorancia es la base del sufrimiento y la NO liberación".

Buda destacaba que: La espada más aguda era la palabra, el peor fuego la lujuria, la miel más dulce la sabiduría y la mayor oscuridad la ignorancia. Cuatro virtudes reforzó: La amistad, la compasión, la alegría por la felicidad ajena y saber perdonar.

El Buda fue la poderosa Energía Espiritual que legó a la humanidad el poder de la piedad, la amistad, la bondad, el perdón, la generosidad y la compasión, sólidas bases del Sentimiento. Explicaba así la causa del dolor y el sufrimiento: "El hombre al ignorar su origen divino viene al mundo con el deseo de experimentar en la vida. Nace con una sed de existencia en el plano de la materia, lugar del dolor y sufrimiento. Es la sed de existencias y el deseo de vivir en la materia que se trae al nacer lo que induce a la pasión y goce mundano, de ellos surge el dolor, la pena, la preocupación, la frustración y el sufrimiento. La ignorancia de las cuatro nobles verdades hacen vivir al hombre en el dolor. Su conocimiento y comprensión lo liberan".

Cuando sus discípulos lo interrogaban, era frecuente que Buda permaneciera en silencio, muchas veces el silencio es la mejor respuesta. En ocasiones les decía:

Rehuso explicaos las preguntas que me planteáis, corresponden a problemas que no os serán útiles para alcanzar la liberación y no las podrán profundizar sin caer en graves errores, por ello sólo os explico lo que deben saber para la liberación. Os explico que la existencia es dolorosa, que es producida y renovada de una encarnación a la otra por los deseos; os explico además que hay una liberación para la existencia dolorosa, se la logra eliminando naturalmente los deseos, esto es lo que os explico: Las cuatro Nobles Verdades que debéis conocer...
Dicen  las Cuatro Nobles Verdades:
La Primera Verdad es que existe el dolor y el sufrimiento, son reales. La existencia humana es de dolor y sufrimiento transitorio. Quien conoce las causas de la existencia sabe que la vida tal cual es, debe contener dolor y sufrimiento. El hecho de nacer, enfermarse, envejecer, morir, estar separado de lo agradable y lo que se desea; todo eso es sufrimiento.
La Segunda Verdad es que la causa del sufrimiento es el deseo. Deseos de las cosas temporales y perecibles. Deseos que pasan de encarnación en encarnación, junto con el ansia de vivir en el mundo de la materia. Estos deseos y ansia de vivir con los que se nace, causan el sufrimiento.
La Tercera Verdad es que la natural extinción del deseo acaba con el sufrimiento, al no haber sed de existencia ni deseo provocado por la ignorancia.
La Cuarta Verdad es que el sendero que lleva a la extinción natural del deseo es el del Óctuple Sendero, el de la recta acción, recto esfuerzo, recto pensar, recta fe, recto juicio, recta palabra, recto propósito y recta meditación.
Estas cuatro simples nobles verdades son un Nuevo Conocimiento no influenciado por anteriores encarnaciones.
Os dice la Enseñanza sobre el Óctuple Sendero:
Lo primero a lograr es tener el Concepto Correcto de todas las cosas pues logra el hombre un nuevo conocimiento, suyo propio, si en relación a cada cosa se forma su concepto correcto no influenciado por las vivencias de anteriores encarnaciones. Ello permite Juzgar Correctamente lo conocido, con lo que surgen las Palabras Correctas para expresar lo correctamente conocido y juzgado. Esto lleva a la Acción Correcta que da lugar a la Correcta Situación en el mundo que se vive. Se adquieren entonces los Correctos Hábitos con una Correcta Memoria. Todo el proceso culmina con la Contemplación Correcta que permite mirar el mundo exterior puramente en su esencia.

El Nirvana fue la meta ofrecida por Buda para el que lograba la liberación. Nirvana es el estado de Conciencia inmediato superior al que uno tiene, o cuarto estado con influencias del quinto estado. En él se comprende la realidad última de las cosas materiales y de la existencia humana, al situarse el hombre dentro del orden cósmico por estar la mente subconsciente actuando en un nivel donde se vivencia la totalidad en la unidad. La vida se transforma al tener un correcto sentido junto con una nueva fuerza para actuar. No se pierde en este estado de conciencia la conciencia del Yo, por el contrario, el Yo es el centro de la experiencia realizada. Se alcanza el conocimiento más perfecto de la evolución humana, conocimiento imposible de describir para la mente consciente. En palabras se puede decir que es el Conocimiento en plena conciencia de la propia realidad ante la Realidad Universal.

El Dhammapada es una recopilación de los discípulos sobre Enseñanzas y recomendaciones de Buda. Algunos pasajes son:

* Reflexiona cuidadosamente antes de actuar.
* Difícil es lograr el control de la mente, fuente de dicha.
* No penséis en las ajenas imperfecciones, o en lo que los demás hacen o dejan de hacer. Sólo pensad en vuestros propios errores y en aquello que hayáis hecho o dejado de hacer.
* El odio no se apacigua con el odio, sino con el amor.
* El hombre virtuoso no recibe perjuicio. La desgracia que otro quisiera producirle se vuelve en contra del agresor.
* Si un hombre habla u obra con pensamientos puros, la dicha le sigue como sombra que nunca abandona.
* Lo fácil es hacer lo incorrecto. Lo difícil es lograr el autodominio. Lo muy difícil es saber hacer lo correcto.
* Lo puro y lo impuro proceden de uno mismo. Ningún hombre purifica a otro.
* No se debe herir ni con palabras ni con hechos.
* La victoria genera el rencor que da paso al odio al no ser feliz el vencido.
* Se vence al rencor con la paz, al mal con el bien, al avaro con la generosidad y al mentiroso con la verdad. Al actuar correctamente se vence además a la envidia, la codicia, el engaño y la avaricia.
* Si no piensas en el placer, no pensarás en el dolor.
* La ignorancia es el mayor de los pecados.
* La máxima victoria es la que se obtiene sobre uno mismo.

Muy amplio fue el código de moralidad de Buda, entre otros conceptos abarcó a la honradez, castidad, benevolencia, veracidad y altruismo. Cuando se pidió a Buda que resumiera en un sólo versículo toda su Enseñanza, respondió: Cesa de hacer el mal. Aprende a realizar el bien. Purifica tu propio corazón: ¡He aquí la Enseñanza de Buda! En este versículo entrega la síntesis esotérica de los tres grados de la Enseñanza: La purificación corresponde al primer grado. El conocimiento al segundo grado y trascender al nivel superior de Conciencia al tercer grado.

Nos encontramos en un claro de un amplio bosque de la India. Se ve a Buda rodeado por sus discípulos. Se agacha y recoge del suelo algunas hojas del suelo. Levanta la mano mostrándolas y dice: Lo que os enseñé es comparable a estas hojas que tengo en mi mano. Lo que no os enseñé es comparable a todas las hojas del bosque. Mal pueden entonces algunas escuelas budistas negar algo porque Buda no lo dijo. Él solo mostró una mínima parte de su saber, mostró lo que en esa época era necesario destacar. La finalidad de Buda no fue la de crear una religión, su misión lograda fue la de entregar la Energía del Sentimiento, el Segundo Aspecto de la Enseñanza y reformar al Hinduismo. Brota hoy la semilla dejada. Surge el fruto de la Amistad, la Piedad, la Compasión y el Perdón, todos ellos alimentados por la fuerza del Sentimiento. Las últimas palabras de Buda fueron:

Sed diligentes en vuestra salvación

Prevalece en el Tíbet un budismo tibetano conservado en lamasterios de esas imponentes alturas, estando uno de ellos a más de 4.300 metros. Consideran al misticismo como la búsqueda de la verdad dentro de uno mismo. Utilizan ejercicios para el control de la mente y la consecución de la sabiduría intuitiva. Para ellos la verdad excelsa es preciso descubrirla en el interior de cada uno. Esa verdad da un sentido a la vida. La sabia manipulación de las fuerzas del bien y del mal proporcionan la energía impulsora, mientras que la compasión y la sabiduría constituyen los medios. Siendo la liberación el objetivo último de uno mismo y de todos los demás, y el resultado de la perfecta unidad con la Mente pura e indiferenciada. Logran la progresiva disminución del ego al que tan apegados estamos y trabajan con fe en la realidad de la meta propuesta. Aprenden  lo que Buda enseñó: Cualesquiera enseñanzas de las que se pueda afirmar con seguridad que no conducen a las pasiones, sino a las ausencias de ellas; que no llevan a la sujeción, sino al desapego; no a la acumulación de bienes terrenales, sino a su disminución; no a la avidez, sino a la frugalidad; no al infortunio, sino a la dicha; no a la compañía, sino a la soledad; no a la molicie, sino a la vitalidad; no a la complacencia en el mal; sino en el goce del bien. De todas esas enseñanzas, digo, podéis afirmar convencidos: "He aquí la Norma, he aquí la Disciplina".

Sostienen que la sed espiritual del hombre nace de dos causas: La Intuición y vislumbre de un estado de serena y deslumbrante luminosidad que surge más allá de la densa niebla y de los sombríos nubarrones del flujo cósmico, y el anhelo de escapar de una vida hecha de efímeros goces y de un hastío y sufrimiento ineluctables. En el Tíbet prevalece el Vajrayana  que es la escuela del budismo Mahayana, una de las dos grandes ramas del budismo. En esas alturas y en contacto con la naturaleza aprenden a adoptar una especial actitud ante la vida, cambiando la fealdad en belleza, dominando la energía de las pasiones hasta descubrir que su propia naturaleza trasciende. Descubren que el mundo que nos rodea es producto de nuestras propias creaciones o distorsiones mentales de la realidad. Reconocen que no es posible alcanzar la Liberación a través de la intervención divina, sino que debe mediar un gran esfuerzo mental que normalmente va a requerir de muchas vidas. Los lamas o sacerdotes, a los aspirantes les ponen de manifiesto que no deberán contentarse con practicar la virtud y rehuir el mal, sino que habrán de cultivar una nueva actitud frente a la vida, en la que los deseos que no pueden desecharse con facilidad han de ser utilizados con habilidad. Todo lo que no sea posible someter se le ha de ennoblecer, pero no cuando produce confusión mental y una peligrosa frustración. Con adecuada orientación se convierten todas las virtudes y vicios en peldaños conducentes al logro de la realización espiritual. Deben tratar a los demás con el respeto y consideración debida a un Buda potencial. Es un objetivo el tener en la mente todo el tiempo la sublime meta que el adepto se ha propuesto alcanzar.

CAPÍTULO VI

OCCIDENTE Y EL
CONOCIMIENTO TRADICIONAL
La Ciencia sin Religión está coja.
La Religión sin Ciencia está ciega.
Albert Einstein.

NOTA: Entre 1982, año que este libro vio la luz y el año 2000 de su segunda edición electrónica, el agua del saber que ha pasado bajo los puentes de la Ciencia es enorme. Todo conocimiento científico ha variado. Respetaré el contenido original ampliando, si es procedente, por alguna información más actualizada a la fecha, algunos de los  conceptos sobre ciencia que en este y otros capítulo surgirán.

Cada Guía Espiritual entregó a la Humanidad la Enseñanza que era necesaria para su período. Fue muy claro Buda al decir que él tan solo dejó unas pocas hojas del extenso bosque del Saber, pues lo demás no lo sabrían interpretar y no les sería útil en su período para la liberación.

Los modernos estudios neurofisiológicos encabezados por el neurobiólogo Dr. R. Sperry, premio Nobel de Medicina 1981, han demostrado científicamente una milenaria verdad: Tenemos dos cerebros, con dos conciencias y dos expresiones mentales interconectados entre sí. El hemisferio cerebral izquierdo actúa prioritariamente en el pensamiento lógico, matemático, racional y analítico. Es el responsable del lenguaje, el sentido del tiempo y actividades como el cálculo y la lectura. Su acción está orientada hacia el mundo exterior con un predomino de ondas cerebrales Beta durante su actividad. El hemisferio cerebral derecho actúa en el pensamiento espontáneo, sintético e intuitivo. Es el encargado del sentido artístico y espacial, en él predomina lo subjetivo, el mundo interior. Realizaría el procesamiento de los mensajes del cuerpo y de los circuitos cerebrales específicos asentados en la zona límbica. Su acción no es registrada por  el nivel consciente sino por la zona subconsciente. Ningún aprendizaje académico pertenece a estos circuitos, los que se localizan en las áreas cerebrales de la zona consciente. Se acompaña en su funcionamiento de las ondas cerebrales alfa principalmente. Ambos cerebros están interconectados por el Cuerpo Calloso.

El neuropsiquiatra Dr. Robert Ornstein señala que: "El pensador de Occidente usa más el cerebro izquierdo y el de Oriente el cerebro derecho. Eso explica que uno sea más analítico, recibiendo una educación basada en la lectura, escritura y matemáticas. En cambio el otro es más intuitivo y se le educa de preferencia destacando las funciones de creatividad, abstracción e intuición que le permiten la contemplación y percepción espacial. La integración de ambas funciones cerebrales llevará al equilibrado uso de los dos cerebros".

Sperry y colaboradores desde 1973 confirmaron la especialización de los hemisferios cerebrales.  Sus investigaciones permitieron establecer que la capacidad de hablar, escribir, leer y razonar con números, es fundamentalmente una responsabilidad del hemisferio cerebral izquierdo; mientras que la habilidad para percibir y orientarse en el espacio, trabajar con tareas geométricas, elaborar mapas conceptuales y rotar mentalmente formas o figuras, son ejecutadas predominantemente por el hemisferio cerebral derecho. MacLean en 1978 presenta un modelo del cerebro formado por tres elementos interrelacionados, estos son: el cerebros reptiliano, el sistema límbico y la neocorteza; ellos controlan la vida instintiva, emocional e intelectual, respectivamente. Herrmann a contar de 1989, por su parte, ha propuesto el modelo del cerebro total, formado por cuatro cuadrantes, que determinan estilos diferentes de procesamiento de información en los individuos, aun cuando se admite que el cerebro funciona como una totalidad integrada. Por su importancia para los fundamentos de la página MUNDO MEJOR, estos descubrimientos y su actualización los trataremos en otra sección.

En la era presente, previo al probable cambio trascendental de la humanidad, se necesitaba el conocimiento mantenido en Oriente para que el desarrollado intelecto de algunos pensadores occidentales reactivara la Sagrada Enseñanza destinada a nuestro tiempo. Para que así sucediera llegaron Guías de Oriente desde el siglo XIX y actuaron personas de Occidente como cabeza visible para consolidar una serie de movimientos espirituales que remecieron los cimientos de la modorra tradicional. A título de ejemplo están Eliphas Levi el mago cabalista; Max Heindel y su Fraternidad Rosacruz; Spencer Lewis y la Orden Rosacruz; Allan Kardec y el Espiritismo; Helena Blavatsky y la Sociedad Teosófica y Mary Baker Eddy y la Ciencia Cristiana. Todos estos movimientos espirituales muestran en el esplendor del materialismo, dogmatismo y escepticismo occidental, un nuevo conocimiento cuyas raíces se pierden en las insondables profundidades del pasado. Surgen nuevos grupos, algunos separados ya de los consolidados. Con renovada energía desde el lejano Tíbet y la India llegan Lamas, Swamis, Mahatmas, Maharishis y Yoguis. Cambia la mentalidad occidental. Los preparados por evolución son tocados y pasan a ser pioneros que dan a la Enseñanza la interpretación necesaria para el despertar de la mente, que se logra en nosotros acelerando el desarrollo del cerebro izquierdo y reactivando el cerebro derecho. Se forman grupos, se "idealiza" a sus humanos guías, crecen las comunidades, se crean fastuosos campus con Universidades. Se forman instructores para repartirlos por el mundo, se hacen estudios con la moderna tecnología con el fin de mostrar los beneficios de su técnica. Este conjunto de inquietudes permite que intelectos occidentales, pensadores y científicos, analicen las estancadas enseñanzas orientales, preparando el terreno para la Nueva Era Mental.

Surge a partir de 1870, en especial en los EE.UU. y Europa un conjunto de hombres de bien, distantes entre sí en el tiempo y el espacio, pero cercanos con el pensamiento. Transmiten la "Nueva Enseñanza" sobre la mente, que sólo tiene de nuevo su forma de expresarla de manera comprensible a nuestra occidental mentalidad racional. La naciente física moderna revoluciona la ciencia y la computación revoluciona al mundo en general. Tiene ahora el hombre occidental los elementos que le sirven de biorretroalimentación cerebro-mental sobre la idea del arte del buen pensar, al saber él, y aceptar con convicción los innegables beneficios que el correcto pensar tiene.

Todo camino es largo y difícil, no existe el camino corto y fácil, ni la milagrosa técnica o método que soluciona todos los males. Nosotros necesitamos trabajar en lograr el integrado desarrollo de la mente y hacia allá canalizar la energía de los propios pensamientos. Cada pensamiento positivo anula uno negativo y facilita a que otro positivo surja en forma más natural y espontánea. No idealizar a nadie, la perfección no se encuentra contemplando y escuchando al supuestamente perfecto. La perfección hay que saberla encontrar en uno mismo para poder reflejarla en beneficio de los demás. No endiosar a un ser realizado, como tan bien lo destacaron Hermes Trismegisto y Buda. Sí conviene ser respetuosos con el realizado y mostrar ante él, el mismo respeto que todo alumno escolar debiera otorgar a un profesor. Tenemos que elevar la autoestima y sabernos importantes, saber que nadie es superior a otro ni niguno inferior a nadie. Saber que estemos donde estemos podemos, si así nos lo proponemos y actuamos, llegar a la meta fijada. Que la Gran Meta Fijada sea la de la Liberación y el del Pleno Despertar Mental.

Hace algunos años en la India vivía un Mahatma apartado de la civilización predicando la Paz. Un día se le preguntó con rabia por un visitante: ¿Por qué tú y otros Mahatmas, en vez de permanecer pasivamente hablando a unos pocos, no usan su poder para ayudar a la liberación de la India?. Sonríe con benevolencia el Mahatma y piadosamente responde al airado visitante: ¿Hice yo acaso a la India así? ¿Somos los Mahatmas los responsables de lo que ocurre? ¡NO!, nada tenemos que ver con lo que planteas, no somos nosotros los encargados de impedir que ocurra lo que debe suceder. Te pregunto a ti, hombre ofuscado por los sentimientos: ¿Quiénes ayudan más a la India en su dolor, aquellos que haciendo mal uso del púlpito y las tarimas predican la violencia, el odio, el rencor, la lucha de clases y la venganza, emitiendo al hacerlo intensos pensamientos cargados de negativas vibraciones, o los humildes Mahatmas, que en su aparente soledad predican el amor, la igualdad entre todos los hombres, la paz y el perdón emitiendo elevados pensamientos llenos de positividad? Esta fue una respuesta sabia de un hombre despierto y liberado. Nos deja para hoy una gran enseñanza. Cuántos púlpitos y tarimas son responsables de las guerras, el odio, la opresión y la injusticia social al estar la mente de los hombres cargada de negatividad. Todo es mental. Si logran los hombres controlar su energía mental, emitiendo buenos pensamientos, la injusticia social abismante, la miseria humana atroz, la explotación agobiante, el dolor, el sufrimiento, la envidia, la soberbia, la avaricia, el odio, la maldad, la violencia y las guerras como por arte de magia desaparecerán de la faz de la Tierra al no tener ya cabida en la mente humana.

Por algo la UNESCO en su estatuto o carta constitutiva dice:

COMO LAS GUERRAS SE INICIAN EN LA MENTE DE LOS HOMBRES
ES EN LAS MENTES DE LOS MISMOS HOMBRES QUE DEBERÁN SER
EDIFICADAS LAS DEFENSAS PARA LA PAZ

Con la energía del pensamiento debemos aprender a pensar mejor, ayudando al hacerlo a emitir poderosas vibraciones de esperanza, amor, justicia, perdón, humildad, paz, fe, comprensión, que anulan los negativos efectos predominantes de bajas vibraciones mentales de pensamientos de desconfianza, ansiedad, temor, venganza, odio, guerra, ambición, egoísmo, avaricia y lucha religiosa y de clases que en estos momentos asolan a la humanidad.

J. Krishnamurti en su juvenil libro A los pies del Maestro relata estas recomendaciones recibidas:
* La primera cualidad es Discernimiento. Se llama así generalmente la facultad de distinguir entre lo real y lo ilusorio, la cual guía a los hombres para entrar en el Sendero.
* Debéis hacer lo justo; dejar de hacer lo injusto, sin importar lo que el ignorante piense o diga.
* Debéis estudiar las Leyes de la Naturaleza y actuar de acuerdo a ellas.
* Debéis distinguir lo importante de lo secundario.
* No debéis juzgar las cosas por su aparente grandeza.
* Debéis distinguir entre lo más útil y lo menos útil.
* DIOS es Amor y Sabiduría. Estudiad lo que os ayude a ayudar a otros. Cuanta más sabiduría alcancéis, mejor podréis manifestar a DIOS.
* Debéis saber distinguir lo falso de lo verdadero aprendiendo a pensar por uno mismo.
* Nunca atribuyáis intenciones a otro; es caritativo callar, no debéis pensar acerca de nadie lo que no sepáis.
* Debéis distinguir entre el egoísmo y el desinterés.
* Aprended a reconocer a DIOS en todos los seres y en todas las cosas.

Conviene destacar que a Krishnamurti, hará unos 85 años atrás, se le presentó en la Sociedad Teosófica Mundial de la India como "El Avatar", "El Maitreya" o la reencarnación de Buda. Ante un salón atestado de dignatarios venidos de todo el mundo con sus túnicas, insignias, grados y condecoraciones "espirituales" aparece un delgado joven que los mira y les enrostra su apariencia parafernálica tan poco espiritual, carente de humildad y llena de soberbia. Rechazó a continuación esa suposición humana que le daban del "Enviado" y señaló que él sólo venía al mundo para hablar a los demás. Se retiró del salón y así lo hizo, habló recorriendo Occidente, con su mensaje que quedó en libros copiados de cada charla que él daba. Una de las cosas que más le molestaba era el culto personal y en algunas charlas tuvo duras respuestas a quienes lo llamaban guía o maestro. Diciéndoles que ellos sólo aceptaban una verdad por el respeto que les inspiraba quien se las decía y no por la Verdad en sí misma pues no sabían discernir. El pide prestar suma atención sobre la Fuente Divina que reside en nosotros y la dejamos resecar. Señala: Debéis tener un corazón puro y fuerte. Debéis poseer sabiduría, experiencia e intuición por guía. Si no tenéis esto, muchos iréis al ocaso antes de ver la Verdad. Hace un enérgico llamado para abandonar las formas e intermediarios con el fin de lograr entrar en el Reino de la Felicidad Interior,  al que se llega por uno mismo y con el personal esfuerzo. Agregaba que muchos, aún por su escasa evolución, necesitan de ritos e intermediarios, ignorando que el camino del Sendero de la Verdad se lo encuentra sin ayuda exterior.

La neuroglia, considerada como células de sostén para las neuronas, hasta hace un tiempo un "pariente pobre" dentro de la población celular del sistema nervioso. Hoy es valorada por su función importante en la química cerebral. Su recategorización "social" favorable se debe a Albert Einstein, al menos en parte. Cuando Einstein falleció en 1955 su cerebro fue extraído y conservado posteriormente hasta que se ha contado con medios para analizarlo. Unos neurocientistas americanos biopsiaron el cerebro del célebre físico, que estaba guardado en un frasco de una universidad, como reliquia. Allí se pudo ver que Einstein tenía proporcionalmente y de manera significativa más nueroglias que el común de los mortales. El cerebro de Einstein posee características que se podrían relacionar con su pensamiento genial matemático y espacial como se demostró por otro estudio. El equipo de la doctora Sandra Witelson, de la Universidad McMaster, en Hamilton, Ontario, ha comparado ahora las características anatómicas del cerebro del genio matemático con las de 35 hombres y 50 mujeres con una inteligencia normal. "En general, es similar a todos, excepto en la zona de la región parietal inferior. Debido al mayor desarrollo de dicha área en ambos lados del cerebro, el cerebro de Einstein es un 15 por ciento más ancho que el resto de los analizados". Esta proporción anatómica inusual puede explicar el que Einstein resolviera los problemas científicos de la forma en que lo hizo. Además, al contrario que los demás cerebros, el de Einstein era único en el sentido de que no tiene el sulcus, el surco que recorre en parte esta área. Los investigadores especulan con que la ausencia de sulcus podía haber permitido que un mayor número de neuronas de esta zona establecieran conexiones entre ellas y trabajaran más fácilmente para, así, crear una red funcional muy extensa en la corteza. "Los resultados nos indican que las diferencias entre las personas en su capacidad cognitiva puede estar causada por diferencias en la estructura de su cerebro". Estas afirmaciones de la Ciencia actual confirman lo que veremos más adelante en el sentido que sin la mente no hay cerebro, pero sin el cerebro la mente no puede manifestarse en nuestra realidad, y que a mayor desarrollo cerebral existe una mayor manifestación mental o inteligencia creativa propia del genio, siendo hasta ahora Einstein el mayor genio de nuestra época, y para serlo necesitaba poseer un especial cerebro como la ciencia lo demostró.

Einstein es un genio pilar de la moderna Ciencia y de la unión de la mentalidad científica con el conocimiento de la Inteligencia Suprema. Como judío alemán nació en Ulm, Alemania en 1879 y como norteamericano murió en Princeton, EE.UU. en 1955. Pues bien, este genio no sólo era físico, era genial en muchas áreas del pensamiento humano, veamos algunos de sus pensamientos que jamás perderán actualidad.

Un ser humano es parte de un todo, llamado por nosotros universo, una parte limitada en el tiempo y el espacio. Se experimenta a sí mismo, sus pensamientos y sentimientos como algo separado del resto... algo así como una ilusión óptica de su conciencia. Esta falsa ilusión es para nosotros como una prisión que nos restringe a nuestros deseos personales y al afecto que profesamos a las pocas personas que nos rodean. Nuestra tarea debe ser el liberarnos de esta cárcel ampliando nuestro círculo de compasión para abarcar a todas las criaturas vivas y a la naturaleza en conjunto en toda su belleza.

La emoción más sutil de la que somos capaces es la emoción mística. Aquí yace el germen de todo arte y ciencia verdadera. A todo aquel  a quién este sentimiento le sea extraño, que no sea capaz de asombrarse y viva en un estado de miedo es un hombre muerto. Saber que lo que es impenetrable para nosotros realmente existe y se manifiesta como la más alta sabiduría y la belleza más hermosa y que sólo sus formas  más groseras son inteligibles para nuestras pobres facultades; este conocimiento, este sentimiento... este es el núcleo del verdadero sentimiento religioso. En este sentido, y sólo en este sentido, me considero un hombre profundamente religioso.

La religión del futuro será cósmica. Una religión basada en la experiencia y que rehuya los dogmatismos. Si hay alguna religión que colme las necesidades de la ciencia esa sería el Budismo...

Mi religión consiste en una humilde admiración del ilimitado espíritu superior que se revela en los pequeños detalles que somos capaces de percibir con nuestra débil y enclenque mente.

Todas las religiones, artes y ciencias son ramas del mismo árbol. Todas esas aspiraciones están encaminadas a ennoblecer la vida del hombre, elevándolo de la esfera de la mera existencia física y llevándolo hacia la libertad.

La conducta ética de un hombre debería basarse en la simpatía, la educación y en los lazos sociales, no hace falta una base religiosa. Sería muy pobre el tener que estar restringido por el miedo al castigo y la esperanza de una recompensa después de la muerte.

El verdadero problema está en los corazones y las mentes de los hombres. Es más fácil hacer mutar el plutonio que el espíritu malvado del hombre.

Dos cosas me inspiran sobrecogimiento: Los cielos estrellados allí arriba y el universo moral interior.

La verdadera dificultad, la que ha decepcionado a los sabios de todos los tiempos es esta: cómo hacer de la educación algo lo suficientemente poderoso en la vida para que su influencia resista la presión de las fuerzas psíquicas elementales del individuo.

Soy lo suficientemente artista como para dibujar libremente sobre mi imaginación. La imaginación es más importante que el conocimiento. El conocimiento es limitado. La imaginación circunda el mundo.

Cuando me examino a mí mismo y mis formas de pensar llego a la conclusión de que el regalo de la fantasía ha significado más para mí que mi talento para absorber el conocimiento positivo.

La mente intuitiva es un regalo sagrado y la mente racional una sirviente fiel. Hemos creado una sociedad que honra a los sirvientes y que ha olvidado los regalos.

El sentido común no es más que un depósito de prejuicios establecidos en la mente antes de cumplir dieciocho años.

La experiencia más maravillosa que podemos tener es el misterio; es la emoción fundamental que permanece en la base del arte y la ciencia verdaderos.

No todo lo que cuenta puede ser contado y no todo lo que puede ser contado cuenta.

No entiendes realmente algo a menos que seas capaz de explicarselo a tu abuela.

El telégrafo sin hilos no es difícil de comprender. El telégrafo ordinario es como un gato muy largo. Pones la cola en Nueva York y el gato maúlla en Los Ángeles. El telégrafo sin hilos es lo mismo pero sin el gato.

Pon tu mano en un horno caliente durante un minuto y te parecerá una hora. Siéntate junto a una chica preciosa durante una hora y te parecerá un minuto. ESO es la relatividad. La gravitación no puede ser la causa de que la gente se enamore.

La alegría de ver y comprender es el regalo más maravilloso de la naturaleza. Sólo la vida que se vive para los demás es la que merece la pena.

El nacionalismo es una enfermedad infantil. Es el sarampión de la humanidad.

Lo único que interfiere con mi aprendizaje es mi educación.

El verdadero valor del ser humano está determinado primeramente por la medida y el sentido que lo han hecho liberarse de sí mismo.

La realidad es simplemente una ilusión, aunque muy persistente.

¡Triste época la nuestra! Es más fácil desintegrar un átomo que un prejuicio.

La ciencia no es más que un refinamiento del pensamiento cotidiano.

La belleza no mira, sólo es mirada.

Lo único realmente valioso es la intuición.

Su abuelo dijo de él: "Quiero a ese muchacho porque es imposible imaginar lo bueno y lo inteligente que se ha vuelto" (el niño había comenzado preocupando a  sus padres  por lo tarde que empezó a hablar).

H. Minkowski, su profesor de matemáticas en Zurich, comentó de él: "Brillante...  pero perezoso".

Einstein no fue siempre famoso y al principio, con su trabajo, le costaba llegar a fin de mes con algo de dinero para los gastos. Entonces hacía estos comentarios:

Si alguien viviese como yo, las novelas románticas no habrían existido nunca.

En mis teorías sitúo un reloj en cada punto del espacio, pero en la vida real apenas puedo permitirme el lujo de comprarme uno para mi casa.

El 8 de Enero de 1942 en Oxford, Inglaterra, nace Stephen W. Hawking. En 1959 ingresa a la Universidad de Oxford para estudiar física. Se gradúa con la máxima calificación y pasa a Cambridge para dedicarse a la cosmología. En 1963 se le diagnostica una esclerosis lateral hemiotrófica, una enfermedad neuromuscular degenerativa e incurable, que lo limita en todos sus movimientos y en el habla, dejándolo en silla de ruedas y a partir de 1985 a tener que comunicarse mediante un computador especialmente adaptado de un sintetizador de voz, que él manipula con los pocos movimientos que le han quedado. En 1971 formula una hipótesis que sugiere la formación de numerosos miniagujeros negros en los primeros momentos que siguieron al big-bang, y que estos objetos, en función de su gravedad y masa inmensas, pero en virtud de su tamaño mínimo, deberían someterse a las leyes de la mecánica cuántica. En 1974 propone que, de acuerdo con la teoría cuántica, los agujeros negros emiten partículas subatómicas hasta que su energía se agota. En 1978 recibe el premio Albert Einstein. Pues bien, este sabio cuyo cerebro debe ser similar al de Einstein, nos señala que la enfermedad afectó su cuerpo pero no su mente.

Dijo un día: "Cuando tienes que enfrentarte con la posibilidad de una muerte prematura, te das cuenta de que vivir merece la pena."

En su visita a Chile en Agosto de 1997 declaró: Acerca de los agujeros negros, señalo que son producidos generalmente por la muerte de un estrella mediana a grande, la cual forma una estructura infinitamente densa en la cual tanto el tiempo y el espacio encuentran su fin ¿O comienzo? Así como ocurrió el BIG - BANG debería ocurrir un BIG - CRUNCH el cual se debería por un contracción del universo, pero se cuestiona una cosa: ¿Que tal si el Big Crunch ya ocurrió sin que nos demos cuenta? Los científicos chilenos comentaron en la prensa que: Análogamente recientes investigaciones de él señalan que del interior del agujero negro emanan un tipo de radiación, radiación de Hawking, por lo que se tendría que el agujero negro no es tan negro, sino que existen radiaciones capaces de salir del extraordinario campo gravitacional que existe en el interior del agujero negro, entonces ¿Por qué los agujeros negros no podrían ser el inicio y fin del espacio-tiempo? Con ello, señala que entonces seria posible navegar a través del tiempo-espacio. Ante esto surge otra duda entonces, si se puede viajar por el espacio tiempo, ¿Donde están los primeros Viajeros? Finalmente, dejó un mensaje el cual se refería a que: Hace 20 años atrás creía que en 20 años mas se encontraría la teoría que unificara el Todo y podríamos empezar a comprender el Universo, sin embargo hoy todavía no se consigue, pero hoy está SEGURO que en 20 años más volveré y traeré la teoría del TODO.

En entrevista con el diario La Repubblica de Roma el 6 de enero de 1999, Hawking dijo que es posible que en el universo haya otra civilización que sepa de nuestra existencia, pero a la cual no le interesa "una forma inferior de vida a la suya". Al hablar sobre el futuro del género humano, el físico británico de 58 años afirmó que, si la población mundial sigue creciendo a los ritmos actuales, en el 2600 ya no habrá más espacio sobre la Tierra, y el hombre tendrá que buscarlo fuera de ella. "Probablemente en el próximo siglo podremos realizar vuelos con tripulación a Marte. (...) En el sistema solar, la Tierra es ampliamente el planeta más favorable a la vida". "Marte es pequeño y frío, su atmósfera tenue. El resto de los planetas "son del todo inadecuados para la vida humana". Por ello, el hombre tendrá que aprender a vivir en las estaciones espaciales y, también, deberá arribar a la estrella más cercana". "Temo que, a pesar de todo nuestro ingenio, no superaremos la velocidad de la luz; pero si lo pudiéramos hacer, regresaríamos atrás en el tiempo. Sin embargo, hasta ahora no hemos encontrado ningún turista del futuro".

Para Hawking, en el siglo XXI podremos descubrir una teoría completa de las leyes fundamentales del universo, la llamada "Teoría del todo"; pero no habrá límites a la complejidad de los sistemas biológicos o electrónicos que podremos construir en base a esas leyes. También dijo que en los próximos 100 años podremos rediseñar nuestro ADN para aumentar las dimensiones del cerebro. La ingeniería genética sobre el hombre no podrá ser detenida, y "quizá alguien, en alguna parte, mejorará la especie, si es que antes no se instala un sistema mundial totalitario". Asimismo, el desarrollo de la informática llevará a crear computadoras con inteligencia comparable a la del hombre, apuntó el físico británico, quien admitió la posibilidad de que haya vida en otros lugares del universo.

En un coloquio en Cambridge, paralizado y privado de palabra desde 1985 señaló: El ser humano «modificado genéticamente», reestructurado y mejorado, es inevitable en los siglos futuros, a pesar de las objeciones éticas que suscita esta perspectiva. Yo no estoy diciendo que las experiencias genéticas con el hombre sean algo bueno. Digo solamente que es probable que éstas se produzcan en el próximo milenio, lo queramos o no. Estoy convencido de que la especie humana tendrá, en un futuro lejano, un aspecto muy diferente al que tiene hoy a causa de la manipulación de los genes. No creo en la ciencia ficción al estilo de Star Trek donde los seres humanos se parecen casi a los de hoy. Mucha gente sostiene que esas modificaciones genéticas deberían prohibirse, pero dudo de que estén en condiciones de impedirlas. Salvo que se viva en un mundo totalitario, alguien remolerá y mejorará la especie humana en algún lugar.

En su libro "Historia del Tiempo" editado en 1988 expresa:  ¿De dónde viene el universo? ¿Cómo y por qué empezó? ¿Tendrá un final, y, en caso afirmativo, como será? Estas son cuestiones de interés para todos los hombres. Pero la ciencia moderna se ha hecho tan técnica que sólo un pequeño número de especialistas son capaces de dominar las matemáticas utilizadas en su descripción.

Einstein hizo la sugerencia revolucionaria de que la gravedad no es una fuerza como las otras, sino que es una consecuencia de que el espacio-tiempo no sea plano, como previamente se había supuesto: El espacio-tiempo está curvado, o "deformado", por la distribución de masa y energía en él presente. Los rayos de luz deben seguir geodésicas, o la trayectoria más parecida a una línea recta en un espacio curvo. Lo que significa que la luz ya no parece viajar en líneas rectas en el espacio. Así, la relatividad general predice que la luz debería ser desviada por los campos gravitatorios.

Las predicciones de Einstein sobre las desviaciones de la luz no pudieron ser comprobadas inmediatamente, en 1915, a causa de la primera guerra mundial, y no fue posible hacerlo hasta 1919, en que una expedición británica, observando un eclipse desde África oriental, demostró que la luz era verdaderamente desviada por el Sol, justo como la teoría predecía. Esta comprobación de una teoría alemana por científicos británicos fue reconocida como un gran acto de reconciliación entre los dos países después de la guerra. Lo que fue confirmado con precisión por numerosas observaciones posteriores. Roger Penrose y yo mostramos cómo la teoría de la relatividad general de Einstein implicaba que el universo debía tener un principio y, posiblemente, un final.

En algún tiempo pasado la distancia entre galaxias vecinas debe haber sido cero. En aquel instante, que llamamos big-bang, la densidad del universo y la curvatura del espacio-tiempo habrían sido infinitas. Todas nuestras teorías científicas están formuladas bajo la suposición de que el espacio-tiempo es uniforme y casi plano, de manera que ellas dejan de ser aplicables en la singularidad del big-bang, en donde la curvatura del espacio-tiempo es infinita. Ello significa que aunque hubiera acontecimientos anteriores al big-bang, no se podrían utilizar para determinar lo que sucedería después, ya que toda capacidad de predicción fallaría en el big-bang. Sí sólo sabemos lo que ha sucedido después del big-bang, no podremos determinar lo que sucedió antes. Desde nuestro punto de vista, los sucesos anteriores al big-bang no pueden tener consecuencias, por lo que no debería formar parte de los modelos científicos del universo, y decir que el tiempo tiene su principio en el big-bang. A mucha gente no le gusta la idea de que el tiempo tenga un principio, probablemente porque suena a intervención divina.

El témino agujero negro fue acuñado en 1979 por el científico norteamericano John Wheeler como la descripción gráfica de una idea que se remota hacia atrás sobre la luz. Debido a la dualidad onda/corpúsculo de la mecánica cuántica, la luz puede ser considerada como onda y como partícula. El trabajo que Roger Penrose y yo hicimos entre 1965 y 1970 demostró que, de acuerdo con la relatividad general, debe haber una singularidad de densidad y curvatura del espacio-tiempo infinitas dentro de un agujero negro. La situación es parecida al big-bang al principio del tiempo, sólo que sería al final, en vez del principio del tiempo. En esta singularidad, tanto las leyes de la ciencia como nuestra capacidad de predecir el futuro fallarían totalmente. Roger Penrose al proponer la hipótesis de la censura cósmica, que podría parafrasearse como "Dios detesta una singularidad desnuda". En otras palabras, las singularidades producidas por un colapso gravitatorio sólo ocurren en sitios, como los agujeros negros, en donde están decentemente ocultas por medio de un horizonte de sucesos, para no ser vistas desde fuera.

La idea de que espacio y tiempo puedan formar una superficie cerrada sin frontera tiene también profundas implicaciones sobre el papel de Dios en los asuntos del universo. Con el éxito de las teorías científicas para describir acontecimientos, la mayoría de la gente ha llegado a creer que Dios permite que el universo evolucione de acuerdo con un conjunto de leyes, en las que él no interviene para infringirlas. Sin embargo. las leyes no nos dicen qué aspectos debió tener el universo cuando comenzó; todavía dependería de Dios dar cuerda al reloj y elegir la forma de ponerlo en marcha. En tanto en cuanto el universo tuviera un principio, podríamos suponer que tuvo un creador. Pero si el universo es realmente autocontenido, si no tiene ninguna frontera o borde, no tendría ni principio ni final: Simplemente sería. ¿Qué lugar queda, entonces, para un creador?

Isaac Newton falleció en Kensington el año 1727 en similar fecha a la del nacimiento de Stephen Hawking en 1942 en Oxford. Fue destacado profesor de física en Cambridge. Su contribución al desarrollo de la Ciencia resultó notable. En sus últimos años tuvo la obsesión de encontrar el Código Secreto de la Biblia que él sabía estaba oculto bajo la forma escrita del Sagrado Libro. Al carecer en su época del apoyo computacional actual no logró su propósito. Para alcanzarlo incursionó en la alquimia y la magia. Magia no muy blanca precisamente, que lo ligó a la Tierra. No es fácil liberarse de las ligaduras de los poderes que otorga la magia negra. En vida, algunos lo entienden y en parte se desligan. Como alma, ya desencarnado el sabio, acepta encarnar ahora en un cuerpo que lo dejará deforme e inmóvil en el mundo, pero conservando el desarrollado cerebro y su poderoso núcleo mental mejorado.Stephen Hawking se hizo cargo en 1973 en Cambridge de la misma cátedra que tuvo antes Newton. Ignora él que prometió dos cosas previo nacer: Seguir investigando las Leyes del Cosmos que había visionado hasta antes de morir en 1727, lo que ha logrado de manera destacada, futurista y genial; Desarrollar en su personalidad Sagradas Leyes al aceptar que no es la "ira", "juicio" o "venganza" divina la que lo tiene postrado físicamente como minusválido, sino que es consecuencia o efecto de una causa personal anterior y que él por su propia voluntad programó ajustar antes de nacer para estar hoy así, con el fin que, dotado de un cerebro superior y una mente genial, pueda en la Ciencia liberarse de la dura carga de la anterior encarnación aceptando a DIOS en su justa dimensión de Justicia Divina que sólo es Amor, Comprensión y Perdón. Sólo así él, con humildad, sin resentimiento y a la par de Eisntein como destacado científico, aceptará de manera natural a DIOS, eliminando la traba que le impide todavía reconocerlo, al no llegar a entender que cada uno es el resultado de una personal y voluntaria compensación y de los propios pensamientos y llegará a ser lo que desde ahora se piense. O, como en el nivel oculto se afirma: En la próxima encarnación, se será lo que se pensó antes de morir.

Existen unos geniales señores, por lo general muy formales y concentrados en sus fórmulas. Son pocos y no tienen muchas personas en el planeta con quienes conversar y compartir sus inquietudes. Son los Físicos Teóricos. Einstein fue uno de ellos, Hawking es otro. Por ello Einstein decía que sólo podía conversar seriamente con unas ocho personas en el mundo.

Estos caballeros, todos con cerebros muy especiales, mejor dicho supercerebros, dedican su vida a teorizar sobre el cosmos y, en ocasiones, sus teorías son comprobadas como realidad. Una noche uno de estos señores, que por lo general son muy serios, se despertó con unas preguntas viendo el sueño tenido al contemplar el cosmos infinito, tema que a él le apasiona. Entonces se dice a sí mismo: ¿Cuál es el estado último de la materia? ¿Qué sucede cuando las estrellas de gran masa no pueden sostener ya su peso? Se va al pizarón y el computador e inicia el desarrollo de una serie de complejas fórmulas y señala en conclusión: Si una estrella colapsa o se "desinfla" perdiendo el vacío, eso es entonces una Estrella de Neutrones. Plantea la teoría, le gusta a otros, el laboratorio y la observación entonces manifiestan que eso es posible en el universo. Se crea la anhelante inquietud científica y se continúa con la investigación.

El término de "estrella" no es el más preciso para otorgarles su clasificación a esta creación mental de un genio, dado que las características que se les ha podido distinguir las difiere sustancialmente de una estrella de rango común. Si tomamos una cucharada de plomo fundido pesa algunos gramos, si con la misma cuchara tomamos un centímetro cúbico de la materia nuclear de una estrella de neutrones pesa unos ¡1.000 millones de toneladas (= 1015 gm/cm3)! De hecho, con un alto realismo teórico ellos consideran que una estrella de neutrones no es más ni menos que un núcleo atómico del porte de una ciudad de la Tierra. Casi el 98% de la estructura de la estrella corresponde al núcleo.


Nuestro realidad es diferentes. Todo, básicamente, se encuentra estructurado por átomos. El átomo, no es exactamente la unidad indivisible que en el pasado concibió Demócrito. Un niño de enseñanza básica no está muy equivocado, cuando define gráficamente un átomo como un melón con un montón de cosas raras adentro. Desde principios de siglos sabemos que nuestro átomo tiene partes, tiene una estructura interna, y se puede dividir. Se puede decir que está compuesto por una minúscula y densa esferita casi quieta que denominamos núcleo, y luego una o más partículas miles de veces más livianas y en movimiento veloz, a las que llamamos electrones. Sabemos también que el núcleo atómico está a su vez compuesto de protones y neutrones, los que a su vez están compuestos de quarks, los que a su vez... étc.... étc. Los protones tienen una carga eléctrica positiva y los electrones una carga negativa mientras los neutrones no tienen carga eléctrica.

No se conoce bien cuál es el tamaño del electrón. Para ellos, los físicos, se trata de un puntito, en el sentido gráfico. Por el contrario, los neutrones y protones no son puntitos, sino que más bien una especie de pelotitas con un radio del orden de 1 fm (= fermi = 10-15 m). El núcleo tiene pues un radio de unos pocos fm mientras el átomo mide varios cientos de miles de fm de diámetro. Si el átomo fuese un estadio de fútbol, el núcleo sería como la cabeza de un alfiler. Así de pequeño es. En otras palabras, el átomo está lleno de vacío.

La materia que constituye nuestro entorno y, nosotros mismos, tenemos la densidad dada por la densidad nuclear. Esta materia, se encuentra almacenada en pequeñas esferitas o núcleos, los cuales se hallan inmersos en espacios rodeados de inmensos vacíos, lo que representa una densidad promedio de la materia por la que estamos constituidos. Ahora bien, comparando la materia que para nosotros es la normal con la que forma una estrella de neutrones, encontramos que en la que constituye esa extraña estrella se ha eliminado el vacío entre los núcleos; literalmente se desinfló de su vacío, aglomerándose aprisionadamente sus núcleos unos con otros densificando la materia. Las investigaciones experimentales de laboratorio sobre el comportamiento de la materia sometida a diferentes ambientes y las observaciones que se han podido realizar a este tipo de astro estarían, una vez más, confirmando las ideas de los físicos teóricos y las experiencias de los físicos experimentales con la realidad observada.

Ojalá estos serios caballeros teoricen algún día sobre el vacío que llena cada átomo nuestro en base a lo que la Sagrada Enseñanza nos dice:

Ese vacío no es tal, es tan solo Inteligencia Pura Divina

Pues bien, esa Inteligencia Pura Divina concentrada como vacío en un átomo equivale exactamente a un universo llevando la mirada hacia nuestra microdimensión... Eso caballeros, es el Pensamiento de Dios manifestado en nosotros desde su realidad Inmanifestada.

Fuera de las archinombradas Leyes de Evolución, Karma y Reencarnación, ante la manifestación de la nueva física cobran vigencia las otras leyes dejadas por Hermes, siendo la de Polaridad una de ellas: Todo posee dos polos opuestos y en los pares de opuestos lo antagónico es tan solo diferentes grados de manifestación de una misma cosa. En un extremo está la estrella de neutrones en el otro se encuentra un sol. Ley que a cada instante se manifiesta en nuestras vidas donde, por ejemplo, en un extremo está la maldad y en el otro la bondad; las tinieblas y la luz; la ignorancia y la sabiduría; el odio y el amor; el desarmónico caos y la armonía; la ilusión y la realidad... Nuestra vida que es real en cuanto al Ser que somos es ilusoria en cuanto a la percepción externa que nuestra mente capta por medio de los sentidos de la realidad. Realidad en la que caminamos entre los dos extremos de la Ley de Polaridad: Vamos dejando vida a vida la maldad en un camino que finaliza en la bondad; vamos abandonando las tinieblas en un camino que conduce a la luz; vamos superando la ignorancia en un camino que lleva hacia la sabiduría; vamos abandonando el odio en un camino que termina en el amor; superando la desarmonía nos acercamos a la armonía; reconociendo lo ilusorio vamos caminando hacia la realidad. Este camino lo iniciamos hace varias vidas ya, partimos de lo transitorio con la misión de finalizar en lo permanente.

Nuestra humana evolución nos señala: Mientras más se desarrolla el cerebro humano mayor es la exteriorización mental y menor el apego y necesidad de lo material.

CAPÍTULO VII

EL ARTE Y SU RELACIÓN
CON EL ASTRAL Y EL MENTAL
Ciencia, Filosofía y Religión convergen
necesariamente cuando se aproximan al TODO.
p. j. Teilhard de Chardin.

Todo es vibración en el universo, cada pensamiento es una poderosa vibración característica en un conjunto matemáticamente definido. Cada sentimiento es otra vibración al igual que cada acción. Pensamiento, Sentimiento y Acción se rodean de vibraciones afines. Lo negativo atrae a lo negativo y repele a lo positivo. Lo positivo atrae a lo positivo y repele a lo negativo. Cada uno es el propio responsable de la calidad vibratoria de pensamientos y sentimientos que emite. Existe una interacción entre nuestros cuerpos astral y mental en la que los buenos pensamientos elevan los sentimientos y mejoran la acción, y los nobles sentimientos facilitan la natural emisión de correctos pensamientos.

Recordando el primer capítulo tenemos que: Actualmente somos un Ser septenario en el que nuestra Alma es el intermediario entre la Triada Superior de Espíritu - Atma - Buddhi y la Triada Inferior de Mente - Astral - Físico. Este Septenario corresponde a uno solo, el Espíritu, y como entes físicos somos regidos por el alma que a su vez es regida por el espíritu. En síntesis, somos espíritus emanados de DIOS, en etapa de evolución, crecimiento y desarrollo, pasando uno a uno por los diferentes planos de lo Manifestado. Al dejar el plano físico por haber agotado el alma las experiencias que de él debía adquirir, reencarnaremos en el mundo astral y después en el mental. La meta es volver plenamente desarrollados como espíritu a DIOS, nuestro origen increado.

Los sentimientos al vibrar activan con su vibrato partículas del Cuerpo Astral. La real mentalidad artística posee la facultad de intensificar la zona de los sentimientos. Los pensamientos a su vez son estimulados con el arte, ya sea para lo positivo o lo negativo. Algunos en su inspirada creación contactan con la más elevada y sutil zona de los buenos sentimientos. Ellos nos han legado en su creación artística las positivas vibraciones del arte clásico y popular. Otros plasman el tormento de sus alteradas o drogadas mentalidades, vibrando sus creaciones en la zona de las bajas pasiones del Astral Inferior que impregnan con sus negativas partículas la obra entregada a los demás y, por paradoja, más de una vez considerada por los "entendidos" condicionados como una obra de arte, en ocasiones de mucho valor y "buen gusto".

Los verdaderos artistas musicales nos han dejado en sus composiciones una clave auditiva matemáticamente estructurada para hacer vibrar por la vía auditiva la zona de los buenos sentimientos y nobles pensamientos. Tenemos cierta música clásica y popular que nos ayuda a trascender estimulando las áreas sutiles del Astral Superior. No sucede lo mismo con otras creaciones clásicas o populares cuyo contenido vibratorio activa zonas medias y bajas, marcadas por un mal entendido sectario nacionalismo, mundanas pasiones, terror y locura. Peor aún sucede con la idiotizante estridente música moderna que invade el mundo actual. Está hecha para desorganizar el ritmo beta cerebral, con caos mental y activar de manera selectiva las zonas astral y mental más densa de las bajas pasiones y los malos pensamientos, bloqueando la mente e impidiendo al alma crecer por no tener nada positivo que recibir. Estudios efectuados en laboratorio demostraron científicamente que la moderna música idiotizante mata algunos animales y hace homosexuales a otros. Que las plantas mueren o se debilitan y que los peces huyen despavoridos de ella. Una buena música no daña los animales, los peces danzan en torno a los parlantes bajo el agua y las plantas crecen mejor y rodean como agradecidas a los parlantes de laboratorio. Ellos, los científicos, señalaron que no sabían qué sucedía con los seres humanos frente a la negativa música. Se demostró que los segundos movimientos de la música barroca estimulan en vigilia la emisión de ondas alfa cerebrales, favoreciendo a quien la escucha. No es difícil imaginar lo que pasa con la música densa, basta mirar a cierta juventud y otros no tan jóvenes idiotizados que están armonizados con dicha música, son parte de ella...

El arte visual posee su manifestación vibratoria en la zona astral y mental. Genios plasmaron obras que por la vía visual impresionan y activan la zona de los elevados sentimientos, armonizando a quien sabe contemplar esas creaciones de arte visual. Algo similar sucede con quienes saben disfrutar de la Naturaleza, basta mirar una puesta de sol, un amanecer, las olas rompiendo en las rocas de la playa, una mariposa en vuelo posándose en una flor, un picaflor chupando el néctar de la flor, un ave en vuelo o una sencilla flor silvestre y dejar en ellos puesta la contemplación; probad y lo comprenderéis al captar la emisión de pensamientos y sentimientos que en ese instante tenéis. Lo contrario está en aquellas creaciones macabras, sensuales, eróticas y de pesadilla, creaciones tan en boga en cierto arte moderno motivadas por las bajas pasiones del astral inferior, muchas veces de alto valor por la prestigiosa firma del pintor. El negativo arte es selectivamente utilizado en el cine y en especial en la televisión, junto a la radio y prensa escrita, con críticos de arte que son aduladores de lo que ellos llaman "moderno" y que está destinado a la estimulación subconsciente del aberrante sexo, el odio, la maldad, los vicios, venganza y la violencia.

La buena lectura dejada por inspirados escritores genios de las letras, es otro complemento eficaz en el desarrollo de los buenos sentimientos y pensamientos que hacen vibrar y actuar al Astral y el Mental Superior. Los buenos sentimientos dan material para los buenos pensamientos que a su vez se traducen en correctas acciones y un mejor desarrollo de la mente. También existe en la literatura la contraparte negativa, pese a figurar alguno de sus autores como bestsellers, con muchos premios y dólares por tanto ejemplar vendido. Sus páginas dan "selecto" material para películas y la TV. embotante que frena el despertar mental.

Para nada agradó a la elite del pensamiento mundial cuando la moderna psicología manifestó que el 80% de los pensamientos emitidos a diario por un individuo normal eran basura mental. ¿Cómo, yo? ¡NO! ¡Imposible! ¡SI! amigo, ¡somos basura! y por eso la música basura logra discos de oro y platino de premio por sus ventas. Por eso la pintura basura llena las galerías de exposición y se vende como pan caliente. Por eso la literatura basura está entre los bestsellers. Todo ese arte mediocre es fruto mental del pensamiento basura de sus autores ligados al mundo por las bajas pasiones, y es tan bien recepcionado por el hombre-masa que es guiado a aceptar y aplaudir lo que sus líderes de opinión le señalan que debe aplaudir y comprar. La masa no piensa, es manejada. DURO, claro que soy duro al mirarme al espejo y ver mi basura mental. Eso es lo que ya debemos hacer. Ver el propio rostro, aceptarnos tal como somos, PERDONARNOS y, hacer el acto de sacrificio de prometernos intentar cambiar, pensar mejor, bajar el porcentaje de pensamientos basura controlando, en lo posible, la emisión de los mismos. Abrir la llave del pensamiento superior, llenar la bañera del sentimiento elevado y eliminar, de a poco, gradualmente, las capas de lodo que cubren nuestra piel con los residuos de la basura mental que hemos emitido y de la que nos hemos rodeado. Se limpian los sentidos y se aprende a apreciar lo bello y oler lo fragante. No nos autocastiguemos. Estamos donde nos corresponde estar por evolución. ¿Cómo voy a saber lo que es la luz si no conozco la oscuridad? ¿Cómo voy a valorar la bondad si no he vivido la maldad? ¿Cómo voy a llegar a despertar en lo sutil si no he pasado por lo denso?  No es fácil lograrlo. Pero la toma de conciencia de la propia realidad y la realidad que nos rodea, es el primer paso. Quien da el primer paso inicia el camino hacia la senda interior. Camino tambaleante como el del niño que aprende a caminar, camino con caídas y dolores, camino que se hace al andar sin temer ir despacio, solo temiendo no avanzar. Todos somos imperfectos porque nuestras almas son, en variable grado aún jóvenes. Vamos todos hacia la perfección, nuestra meta y todos llegaremos a la meta. Es hora de despertar y liberarnos. Es hora de decidir por nosotros mismos qué música nos agrada, qué pintura nos gusta, qué literatura consideramos valiosa. Es hora de mirar, contemplar y admirar la madre naturaleza que tanto dañamos y tanto nos ofrece con sus puras vibraciones llenas de energía vital renovadora. Hacerlo amigo mío, aísla. Más vale estar solo que mal acompañado de lo nauseabundo que nos rodea y de lo que somos parte. Lo importante es saber que estamos en el fango del pantano y que no es el pantano nuestra realidad. Es hora de salir a la orilla, buscar la vertiente que fluye de la ladera de la montaña, lavarnos, mirar hacia lo alto de la montaña e iniciar el ascenso en busca de la luz liberadora que está dentro de cada uno.

Pareciera que mientras más camuflada basura algunos ofrezcan al hombre-masa, más el sistema reinante los premia destacándolos con las dádivas del fácil dinero, el halago, los aplausos y los honores del absurdo. Ellos venden, son siervos de la basura mental recompensada por lo ilusorio, fabrican el alimento que embota aún más las mentes dormidas que el sistema reinante no desea lleguen a despertar, encontrar y conocer la respuesta, pues como incapaces de formular preguntas trascendentes son útiles al sistema. Por más que, con las tinieblas de lo denso del plano astral intenten impedir el paso de la Luz, igual algún día verán la Luz que disipa las tinieblas al estar en un grado evolutivo vibratorio más sutil. Insisto, lo denso es necesario para reconocer lo sutil. No debe uno aceptar la verdad por milagros o porque alguien considerado importante la dice. La Verdad se recibe en forma natural cuando se está preparado para recibirla. No podrá ser casto quien ignora que las mujeres voluptuosas existen. Es por ello que un Maestro, cuando un aspirante a discípulo le dijo: "Maestro yo quiero ser bramachario" (bramachario es un hombre casto o virgen). Lo miró el Maestro y con una sonrisa le respondió. "Cásate y sigue tú camino". Esta respuesta nos obliga a ser más tolerante con la basura mental que no es ajena y ver la viga en el propio ojo. No intentemos limpiar a los demás, hagamos el difícil trabajo de limpiarnos a nosotros mismos, pero limpiarnos sin trampa poniendo la basura bajo la alfombra. Limpiarnos de manera gradual sin dañar la piel y, de a poco, eliminando con el jabón de los buenos pensamientos la basura mental que tenemos. Si soy duro al expresar estos planteamientos es porque es la única forma de remecernos y tener el valor de aceptarnos y mirarnos a nosotros mismos tal como somos y no como queremos aparentar que somos. La Voz fue diferente al señalar este aspecto. Era solo amor, perdón y comprensión. Me pidió revelarlo. ¿Cómo? exclamé, si soy un bruto que no podré decir las cosas con pétalos de rosa. Por eso mismo, me respondió. Porque eres un Guerrero, de la noble casta de los Guerreros se te ha solicitado que lo hagas... Y así lo he hecho.

Como ya lo vimos, en el alma solo se reflejan las positivas vibraciones de la encarnación que recogen el astral y la mente, ellas, recibidas por el alma le permiten su desarrollo. Decía Leonardo da Vinci que: "La música es la Voz o la forma de lo invisible". Él, como un genio encarnado fuera de época, por naturaleza escuchaba la Voz del alma y contemplaba lo invisible. Intentemos aprender a escuchar buena música, apreciar buenas obras de arte, contemplar la Naturaleza, seleccionar adecuada literatura para leer, no ver lo embotante de la TV ni leer tanta porquería y basura de la prensa, cuyos editores dicen que eso es lo que vende, al igual que en las radios, cine y la televisión. El que la masa les haga caso no significa que nosotros no podemos discernir y rechazarlos. No porque la masa vibre bajo, tenemos que vibrar como ellos. Aprendamos a decir NO y rechazar lo que debe rechazarse y decir SI y aceptar lo que debe de aceptarse como alimento para el alma desnutrida que tenemos. Alimento que estimulará los buenos sentimientos y los correctos pensamientos ayudándonos a la correcta acción en la liberación y el despertar. Que es la razón de ser por la que estamos aquí en este cuerpo: VOLVER A SER LIBRES al aceptar nuestro divino linaje y actuar como tales.

Se demostró científicamente, y mediante variados estudios, que la música barroca, en especial con sus segundos movimientos, estimula la zona elevada de los sentimientos y de manera directa la emisión de ondas alfa cerebrales que facilitan los buenos pensamientos. Las ondas alfa cerebrales son la manifestación eléctrica de la actividad del cerebro derecho armonizando con su acción el organismo y elevando el plano de consciencia al nivel superior. Una pregunta: ¿Cómo supieron los músicos barroco hace 300 años atrás que la armonía equivalente con el número 10 de sus segundos movimientos en especial, tenían que componerla de esa manera? ¿Qué desconocida fuerza los guió para que ello fuera logrado? En general, cualquier melodía clásica o popular que estimule la zona de los elevados sentimientos es útil al individuo pues está activando, por la vía del elevado sentimiento, el cerebro derecho con la natural emisión de ondas alfa cerebrales estando uno en vigilia y no en trance. Como en todo orden de cosas en este acelerado y competitivo mundo moderno, surge una idea y es rápidamente comercializada por variadas escuelas y grupos. Para mi los más sabios son las plantas y los animales, ellos saben reconocer de manera natural la música que vibra bien y en forma armónica con el ritmo óptimo de la naturaleza y rechazan la que crea desarmonía y caos.

Un Maestro, Pitágoras, hace 2.500 años atrás, como lo veremos en el capítulo XI, desde ese remoto pasado nos dice que el día que nos armonicemos con la escala del 10 trascenderemos a la esfera superior. La ciencia demostró cuánta razón tenía él al estudiar una música clásica estructurada, cómo y por qué, no se sabe, en una escala del 10 que se armoniza, no tan sólo por la vía auditiva, con el ciclo ideal alfa cerebral de 10 por segundo. La onda alfa cerebral vibra entre 8 y 12, siendo el vibrato ideal cuando está en 10. Fracasó el intento de "crear" paranormales con fines políticos utilizando esta música, al igual que fracasó la maniobra en Rusia, durante la Guerra Fría de utilizar a los paranormales existentes, pues ellos sabían que su don era divino y ese don no se debe utilizar con mezquinos intereses humanos, por muy nacionalistas que ellos sean. Similar reacción tienen los cantantes clásicos al saber ellos que su voz es un don divino. Dijo Haendel que al componer el Aleluya del Mesías, él veía hasta el mismo Dios. Es decir, trascendió, y desde ese nivel de consciencia compuso la melodía para ser dejada al mundo como regalo divino. Esa zona es real, a ella llegaron místicos quienes en su éxtasis levitaron. Esa zona o nivel tenemos que alcanzar con natural metodología, y hacia allá vamos.

Contamos con el cerebro y la mente para lograrlo. El reverendo Robert Schuller escribió: ¡Tú imaginación puede transformar tu apariencia física! Imagínate con los ojos chispeantes, el rostro resplandeciente y una personalidad radiante. Entonces, mantén presente en tu mente esta imagen, y te convertirás en esa clase de persona. La belleza está en la mente no en la piel. Si te imaginas que eres agradable, amistoso, alegre, y de personalidad chispeante. Tu imaginación te convertirá exactamente en ese tipo de persona. Comienza hoy a ejecutar esta imaginación positiva. De todas las personas que viven sobre el plantea Tierra, no hay más que una que tenga el poder, con su voto, de matar tus sueños. ¡Y esa persona eres tú! ¿Y también tienes el poder de un voto vivificante y lleno de esperanzas, que diga que sí a tus sueños!

El premio Nobel de Medicina 1963 John Eccles sostiene: Creo que hay un misterio fundamental en mi existencia, que trasciende cualquier explicación biológica del desarrollo de mi cuerpo y cerebro con su herencia genética y su origen evolutivo. Si digo que la peculiaridad del ser humano no se deriva del código genético ni de la experiencia, entonces, ¿de qué se deriva? Mi respuesta es la siguiente: De una creación divina. Cada ser humano es una creación divina.

El neurocirujano William Penfield destacó: La mente es independiente del cerebro. El cerebro es un computador, pero está programado por algo que es externo a él, la mente.

El psicoterapeuta francés  Dr. Emile Coué ensañaba a sus pacientes las afirmaciones positivas repetitivas diciéndoles que repitieran frases de autoapoyo como esta: Día tras día, desde todos los puntos de vista, me va cada vez mejor y mejor.

Lord Abebury manifestó: El mundo sería más alegre y mejor si nuestros maestros insistieran sobre el deber de ser feliz y la felicidad que otorga cumplir con el deber. Es nuestro deber ser tan felices como podamos, aunque sólo sea porque ser nosotros mismos felices es un aporte sumamente eficaz a la felicidad de los demás.

El pensamiento positivo es el fundamento del desarrollo cerebral y el despertar mental. Una creencia reiterada con fe influye la mente subconsciente y transforma a la persona de manera sorprendente. No podemos eliminar las situaciones estresantes de la vida, pero sí podemos dominarlas mentalmente. No viviremos distendidos evitando la tensión. Debemos enfrentar el diario vivir y podemos hacerlo con un cerebro mejor organizado gracias a la propia reprogramación mental que cada uno tiene que inducir en sí mismo mediante el correcto pensar. La música que estimula los elevados sentimientos y la emisión de ondas alfa cerebrales, en forma natural ayuda a emitir mejores pensamientos mientras se escucha ese tipo de inspirada música.

Hans Berger, psiquiatra alemán, utilizó la electroencefalografía ( EEG ) como método de estudio de la actividad eléctrica cerebral y en 1929 descubrió y registró las primeras ondas, de frecuencia cercana a los 8 ciclos por segundo. Por ser las primeras en registrar les dio el nombre de Alfa. Después registró las ondas Beta, Theta y Delta, cuya diferencia fundamental es la frecuencia, medida en ciclos por segundo. Las ondas cerebrales muestran la actividad cerebral y son un reflejo del estado físico-mental en que se encuentra una persona: Vigilia o sueño; tranquilidad o excitación; buena o mala salud; correctos o incorrectos sentimientos y emociones; pensamientos positivos o negativos.

En la vigilia o diaria actividad el cerebro produce de preferencia ondas Beta, de frecuencia 14 a 28 ciclos por segundo, hasta 40 ciclos aceptan algunos en este acelerado mundo como una "piadosa" medida del estado normal de interacción con el exterior. Cuando las emociones o factores estresantes que se han intensificado en nuestro entorno afectan fuertemente a la persona, la frecuencia de las ondas Beta aumenta, pudiendo sobrepasar con creces los 40 ciclos por segundo, con un caos cerebral que a diario muchos manifiestan en un significativo porcentaje durante el día.

Cerrando los ojos, relajándonos  y con una suave respiración nasal nos aislamos del exterior encontrándonos en lo interior. La mente se aquieta, visualiza o imagina generando el cerebro ondas Alfa y Beta, con predominio Alfa, de frecuencia 8 a 12 ciclos. Se está en alerta en descanso. La creatividad se despliega, la intuición e inspiración artística y creativa se manifiesta. Al quedarnos dormidos desaparece el estado de vigilia y se producen ondas Theta, de frecuencia 3.5 a 7.5 ciclos, propias de encontrarnos dormidos, relajados y disfrutando de un reparador sueño inicial que da paso al benéfico sueño más profundo, estado donde aparecen las ondas Delta, de frecuencia 0.2 a 3.5 ciclos por segundo.

El estado alfa es propio de la ensoñación en el que la mente se abandona al enfoque interno de calma y quietud, a la imaginación y las sensaciones de libertad total creando un mundo interior exclusivo y personal. Es el estado en que se encontraban algunos místicos o genios del arte y la ciencia cuando se sentían más creativos. Si la brecha entre el consciente y subconsciente se hace menor, surge un estado de relajación profunda en el que la mente y el cuerpo pueden autoprogramarse a voluntad. Alfa Cerebral es un estado consciente donde uno se siente dueño de uno mismo al ser uno quien maneja la mente. Esta autoprogramación inducirá cambios positivos en la forma de pensar y actuar como mejor persona, además se armoniza el organismo con una favorable o benéfica respuesta fisiológica.

El arte inspirado posee un don vibratorio que hace vibrar lo sutil del cuerpo astral y el mental. Estimula en el astral los ventajosos deseos y los buenos sentimientos ubicados al extremo positivo de las bajas pasiones que cierto arte estimula. El arte inspirado es alimento para el alma, activa módulos mentales donde son creados archivos para los buenos pensamientos. La sutil vibración de los nobles sentimientos y los buenos pensamientos generan cuánticamente una reprogramación mental y una reingeniería cerebral, con nuevos surcos en la corteza cerebral destinados a los archivos del correcto pensar y los buenos deseos; módulos que con la reiteración de las ideas positivas se amplían y profundizan pasando, de manera gradual a ser los dominantes en nuestro modo de pensar y sentir.

Este es el fundamento de la relación
entre el arte con el astral y la mente

CAPÍTULO VIII

TAIMNI Y LA TEOSOFÍA
El hecho que un misterio esté más allá del alcance
de la comprensión humana no significa que no
debamos intentar comprenderlo, hasta donde ello
sea posible, dentro del dominio del intelecto.
I. K. Taimni.

Debemos a la teosofía el mérito de servir a finales del siglo XIX como puente de unión entre el Conocimiento guardado en Oriente y el mundo occidental, al sacar a luz secretos celosamente guardados en los arcanos de la India, entregándolos para su mejor estudio al intelecto de Occidente. Para Sri Ram la Teosofía es: Una Filosofía Espiritual que impulsa al hombre a profundizar y descubrir su verdadera naturaleza. Las palabras sólo pueden expresar las cosas experimentadas con los demás, la realidad trascendente es individual, carecemos de lenguaje para manifestar una experiencia sutil no conocida por otros, el intelecto no posee elementos para comprender la realidad suprasensible. Agrega Sri Ram que: Sólo es posible adquirir un conocimiento espiritual preparándose para ello. Un terreno impuro debe previamente ser purificado. Lo real se encuentra en la realización individual, lo real está dentro de nosotros mismos, es allí donde buscaremos la Verdad.

La pantalla nos muestra uno de los últimos Maestros encarnados. Nació en la India, fue teósofo, Doctor en Química y profesor universitario. Nos referimos a I. K. Taimni que recibió y transmitió la revelación de los Shiva Sutras que en parte, en 1975, nos señalan:

Las Iniciaciones son expansiones de la Conciencia, cada Iniciación es el comienzo de un camino o proceso, completarlo sólo depende de los personales esfuerzos del Iniciado. La Verdadera Iniciación no es pública o ceremonial, es un misterio de la vida interior que se cumple y revela en la secreta cámara del corazón.

La Conciencia Universal contiene en forma mental al universo que abarca y compenetra. El Universo Manifestado es una creación del Logos Cósmico. El mundo individual es una creación de la mente individual. Escapa a la humana comprensión el Estado Integrado, Inmodificado e Indivisible que es la Consciencia Pura. El espíritu individual es de la misma naturaleza esencial que la Consciencia Pura en su aspecto extrovertido, es la expresión centralizada a través de un Punto de la Consciencia Pura, en el que la realidad existe en su naturaleza esencial, conteniendo el Todo en forma potencial. Con la evolución lo latente en el espíritu se vuelve activo y manifiesto. La mente se usa como vehículo de Conciencia para descender y capacitar a la propia Conciencia individual en el funcionamiento del mundo manifestado, en todos sus planos. La mente individual se forma por el paso de la Consciencia Universal por un Centro Individual que la limita por las ilusiones de la mente. Su evolución se logra por la elaboración de una estructura cada vez más compleja y sutil.

Todo el Universo está basado en el movimiento vibratorio, toda forma de conocimiento es una vibración particular. Todo es de índole mental, la materia es energía condensada, esa energía no existe en un vacío absoluto, existe en la Mente que se deriva de la Consciencia. Cada vibración posee una base matemática y es obra del Poder Divino. Cada conocimiento que surge en la mente está basado en una específica combinación de vibraciones relacionadas matemáticamente.

En la base del Universo existe una enorme Fuente de Energía, de ella surgen todas las infinitas variedades de vibraciones, esa Energía está contenida en forma potencial e integrada en su propia Fuente, es el resultado del Ejercicio de la Voluntad Divina.

El espíritu puede experimentar la Realidad Una en su aspecto de Consciencia Pura, si logra desenredarse de las ilusiones creadas por la manifestación que lo envuelve y, penetra en su propio centro para emerger al otro lado; quedando en el campo de la Consciencia Pura.

La Liberación no es el Fin como muchos equivocadamente han supuesto, al fundirnos en la Realidad Una no desaparecemos, luego de ganar el Divino Potencial se reaparece en una Realidad Superior.

Taimni opina que: Un creciente número de personas inteligentes propensas a lo espiritual está apartándose de las ideas ortodoxas sobre religión y filosofía para emprender la búsqueda de la Realidad Primaria que está oculta en el corazón de todo ser humano y que es la meta final de todo empeño espiritual y autodisciplina. Existe sólo una única fuente de todo saber real y verdadero: La Realidad Una que sustenta y contiene todo el universo en su vasto alcance. Y que por tanto todos los que descubren y transmiten semejante saber son meramente canales por los cuales este saber fluye desde el Centro más íntimo al mundo exterior. Toda persona inteligente no podrá dejar de presentir que hay un gran misterio oculto detrás del universo y de su propia vida, y que hasta que este misterio no sea descifrado, su vida carecerá de un sentido real y no podrá estar en paz.

La historia ha mostrado, una y otra vez, que el mero hecho de que grandes masas de individuos adhieran a una ideología o modo de vida particular, no significa necesariamente que tengan razón. La mente de la masa es muy gobernable por la sugestión y la regimentación, y puede ser fácilmente influible apelando a los instintos inferiores, a prejuicios estrechos y a las bajas pasiones de la humanidad. El creciente y casi universal descontento de la juventud, que busca liberarse en el cambio permanente, en variadas excitaciones y aún en las drogas, todo ello es síntoma de la enfermedad básica que aflige a nuestra civilización; la desintegración psíquica que se produce cuando el hombre se enajena de su naturaleza espiritual y queda a la deriva de su Centro Divino, no se debe a la Ciencia en sí, sino a la filosofía materialista que ha sido desarrollada y adaptada por aquellos que están trabajando por el avance de la Ciencia, o explotándola en provecho de sus estrechas miras políticas y sociales. Ninguna religión puede conservar su prístina pureza, libre de agregados que se van acumulando a lo largo del tiempo, ni dejar de quedar afectados por los prejuicios y debilidades de aquellos que las transmiten de generación en generación, después de haber perdido contacto con sus realidades internas. Tal vez no haya más irónico ni más trágico en la vida humana que el fanatismo religioso, que anula el verdadero propósito de la religión y la razón de su existencia, promoviendo el odio y el conflicto entre los hombres y bloqueando totalmente sus potencialidades superiores. Este es un dramático testimonio dejado por el Maestro poco antes de abandonar la forma física.

Taimni enseñó además que: Un elevado conocimiento es difícil de comprender por lo abstracto. El hombre no es un animal evolucionado, es un Ser Mental que se sirve del cuerpo físico para evolucionar. La búsqueda de la Verdad debe realizarse en la propia Mente Superior. El intelecto sólo puede captar aspectos separados de las ideas trascendentes, sin darnos la percepción total de la Verdad. La mente nos prepara para esa percepción al liberarnos de la limitación del intelecto, para ello el primer paso es ser conscientes de la propia ignorancia. El alma tiene urgencia de encontrase a sí misma. La Sabiduría consiste en aprender correctamente nuestras lecciones y tan pronto como sea posible, porque tarde o temprano tenemos que aprenderlas. Las realidades de la vida se hallan en las profundidades de nuestra consciencia, allí donde el intelecto no puede penetrar. Lo que percibimos como un mundo externo a nosotros, es simplemente una siempre cambiante imagen mental dentro de nuestra propia mente. Tan sólo cuando un individuo, poseyendo las cualidades necesarias, se sumerge en su propia consciencia, adquiere el conocimiento y llega a conocer las verdades más profundas de la existencia.

El cosmos no sólo es ilimitado sino que la existencia de innumerables nebulosas en el espacio muestra que incontables sistemas solares están en proceso de formación constante, de modo que no habrá escasez de vehículos cuando las Mónadas, que ahora están evolucionando como seres humanos, sean en un futuro distante Logos Solares y tengan necesidad de sistemas solares para su expansión. ¿Por qué hemos de suponer que vivir en lo eterno implique necesariamente vivir en la incambiabilidad?

El conocimiento amplio y general del Ocultismo nos ayuda a comprender el sentido de los hechos científicos; el conocimiento pormenorizado y preciso de la Ciencia nos ayuda a comprender el modus operandi de las leyes y procesos que forman una parte del conocimiento oculto.

Cuando finaliza una encarnación, el alma se desprende de sus tres cuerpos inferiores (físico, astral y mental), uno tras del otro, retrae la esencia de sus experiencias durante su última encarnación en su cuerpo causal y la asimila para su crecimiento y desarrollo de facultades potenciales. Cuando este trabajo se ha completado, el alma desciende otra vez a los mundos inferiores con facultades y poderes adicionales, y el ciclo de reencarnación se repite del mismo modo.

La manifestación significa un impulso hacia afuera, del centro a la periferia y retorno al centro otra vez, de la consciencia. Dado que la consciencia potencial necesita un medio para expresar y desarrollar sus potencialidades cuando desciende a la manifestación, este descenso está precedido por la formación de un sistema manifestado de variedad de grados de mente y materia. Es en este campo, y mediante los mecanismos que gradualmente desenvuelve por sí mismo, que desarrolla sus potencialidades, poderes y facultades que están ocultas en ella.

La simple idea de un Ritmo Cósmico reconcilia y fusiona las concepciones del punto adimensional y del Espacio ilimitado de una concepción inteligible que concuerda con las ideas de la Ciencia moderna. Es así que, entonces, la Realidad Última es concebida como una oscilación de la consciencia, en que alternativamente ella se expande hasta una esfera ilimitada de radio infinito y luego se contrae hasta un punto ideal, pasando por todas las etapas intermedias representadas por esferas concéntricas de radios diferentes. Esta alternancia de contracción a un punto y expansión al infinito muestra por un lado la naturaleza dinámica de la Realidad y por el otro se muestra cómo el Punto ideal y el Espacio infinito sirven, ambos, alternativamente, como vestiduras de esa Realidad. Se verá en esta alternante asunción de dos extremos y opuestos, una analogía con el estado de resonancia que acontece en un fenómeno dondo muestra las características de dos estados opuestos simultáneamente. No es ni uno ni otro de ambos extremos, sino un equilibrio dinámico entre ambos.

El hecho de que muchas de las realidades de la vida interna estén más allá de la comprensión de la mente humana, no quiere decir que debamos permitir que nuestra mente permanezca en estado de confusión con relación a ellas, en una nube de ideas vagas y oscuras. Cuando decimos que las realidades de los mundos espirituales están más allá del dominio del intelecto, lo que queremos significar es que el intelecto no puede tener una percepción directa de esas realidades, la cual sólo es posible cuando el intelecto es trascendido y la consciencia puede conocer las realidades por unificación con ellas o sea conocimiento por confundimiento; pero el intelecto puede llegar a cierto límite en su empeño por conocer estas realidades, por más restringido que ese límite pueda ser.

No podemos acercarnos a esas realidades espirituales dejando que la mente permanezca en una condición confusa y nebulosa con relación a dichas realidades. Algunos creen que al esforzarnos por tener ideas claras y distintas lo que hacemos en realidad es condicionar la mente y que una mente así condicionada es incapaz de percibir o reflejar dentro de sí misma las realidades de la vida. Pienso que esta idea también es una idea errónea. Una mente con ideas confusas y vagas acerca de cualquier realidad está tanto o más condicionada que una mente que posee ideas claras y definidas. La actitud adecuada a adoptar en este problema es tener una idea bien clara de las limitaciones del intelecto y de cuán lejos podremos ir en nuestro acercamiento a estas realidades mediante el instrumento del intelecto, y dentro del campo de esas limitaciones utilizar el intelecto tan rigurosa y eficazmente como sea posible. Tampoco soy de los que creen que puede erigirse el edificio de la Sabiduría Divina sin ningún fundamento o sobre cimientos de arena. Creo que solamente sobre la base de un sólido conocimiento intelectual es que puede construirse el templo de la Sabiduría Divina, y sólo en un templo tal podrá descender el espíritu y realizar su trabajo.

Mucho de lo malo que vemos en la gente
se debe tan solo a falta de desarrollo de
cualidades y facultades buenas en su alma.
Lo que generalmente llamamos vicios,
se debe a la ausencia de las correspondientes
virtudes que todavía no se han incorporado en el alma.
Si bajo esta Luz miramos a nuestros prójimos,
tendremos que adoptar una actitud más caritativa
hacia sus debilidades y deficiencias de carácter,
y en vez de considerarlos malos o pecadores,
los consideraremos simplemente como almas poco
desarrolladas aún. Les falta completar sus retratos
 de seres perfectos, que todos tendremos que
completar; y no es razonable que adoptemos otra
actitud que la de simpatía y tratemos de ayudarlos.
I. K. Taimni

Al sur de Moscú, en Ekaterinoslav nace el año 1831 H. P. Blavatsky. Llegó en 1873 a los EE.UU. con la misión de fundar una Sociedad que se llamó; THE THEOSOPHICAL SOCIETY que tenía por objeto recoger y difundir el conocimiento de las leyes que gobiernan el Universo, y para ello se inició con tres propósitos: El Primero formar el núcleo de una Fraternidad Universal de la Humanidad, sin distinción de raza, creencia, casta o color. El Segundo fomentar el estudio comparativo de la Religión, la Filosofía y la Ciencia. El tercero investigar las leyes inexplicables de la Naturaleza y los poderes latentes en el hombre. La Sociedad al poco tiempo se trasladó a India. En su prefacio de la monumental obra LA DOCTRINA SECRETA, de la que se señala escritora más que autora, dice madame Blavatsky en 1888: La aspiración de esta obra es la de demostrar que la Naturaleza no es una "aglomeración fortuita de átomos", y asignar al hombre el lugar que de derecho le corresponde en el plan del Universo; rescatar de la degradación las verdades arcaicas que constituyen la base de todas las religiones y demostrar que jamás la Ciencia se ha aproximado al lado Oculto de la Naturaleza.

H.P. Blavatsky explicó en lo relacionado a la Fuente de la Sabiduría que:  En lo que yo creo es, las enseñanzas orales reveladas por vivientes seres divinos durante la infancia de la humanidad a los elegidos entre los hombres; que eso nos ha llegado inalterado; y que los Maestros son completamente expertos en la ciencia basada en tal ininterrumpida enseñanza.

William Q. Judge, colaborador directo de madame Blavatsky, resumió el origen de la Teosofía manifestando: La teosofía no es una invención nueva, sino la esencial y fundamental verdad de todas las filosofías; es un cuerpo de la doctrina en filosofía, ciencia y ética, principalmente derivada de las sagradas teorías arcaicas orientales, que fueron trabajadas por una hermandad de devotos e iniciados quienes usaron cada método de investigación científica conocida por nosotros, así como sus desarrolladas prácticas de observación, concentración y meditación para alcanzar la verdad. Ellos investigaron todo fenómeno con cada recurso posible desde su significado a su origen, y por comparación de sus independientes búsquedas y observaciones, registraron sus conclusiones y aceptaron tales resultados solo mientras pudieran aguantar la prueba de aplicabilidad y verificación desde cada concebible dirección

Este cuerpo lentamente acumulado de hechos suministra la base para estas grandes doctrinas universales, y el desarrollo psíquico de estos devotos y estudiantes les dieron gran poder sobre la naturaleza y comprensión entre el lado místico del universo y el hombre. Estas doctrinas fueron transmitidas de generación a generación desde tiempo inmemorial y fueron guardadas sagradamente bajo promesa por los discípulos, quienes han dedicado toda su vida al desarrollo de sus facultades psíquicas y espirituales. La razón por la cual éstas doctrinas han sido tan enérgicamente guardadas de lo profano e inmaduro, es porque la posesión de su conocimiento da gran poder para el uso o abuso de la humanidad.

Aunque éste conocimiento trascendental fue accesible en todo tiempo a esos que fueron preparados y que sintieron el fuerte deseo de hacer el incesante sacrificio, este sería adquirido solo por aquellos que tuvieron el mayor entusiasmo de hacer lo posible en esos tiempos para incurrir en la auto-negación y renunciación del interés mundano necesario para su iniciación. No hay ninguna diferencia ahora, y nunca la habrá, excepto que porciones de la doctrina sean dadas de vez en vez, tal como debe ser con custodiada seguridad - a una avanzada era - porque penetrar en el misterio de la naturaleza, requiere un estado de la pureza más grande y perfección, y esta perfección no es un don para ser esperado de afuera, sino es para ser trabajado desde dentro por esos que lo desean.

TERCERA PARTE
DEL CONOCIMIENTO MODERNO
A LA LUZ
DEL CONOCIMIENTO ESOTÉRICO

CAPÍTULO IX

LA VENTANA AL MUNDO EXTERIOR
Yo contemplo tus cielos, obra de tus dedos, la luna y las estrellas que tú criaste y exclamo:
¿Qué es el hombre, para que tú te acuerdes de él? ¿Qué es el hijo del hombre, para que
vengas a visitarle? Hicístele un poco inferior a los ángeles, coronástele de gloria y de honor,
y le has dado el mando sobre las obras de tus manos.
Salmo 8: 4, 5, 6, 7.

La voz nos trasladó a otro nivel de la "nube" para que desde una ventana contempláramos el Mundo Exterior, nuestro mundo, desde ese nivel. Viéramos lo que está pasando y por qué así debe suceder. Podremos hacer un paralelo comparativo entre el Conocimiento Interno recibido y el conocimiento externo, eso nos ayudará a dimensionar y entender la realidad del mundo actual.

Mientras más conoce el hombre el mundo exterior mayor es su ignorancia pues se le amplía hacia lo infinito la frontera de lo desconocido. El sabio decía: Solo sé que nada sé.

Cuando captamos la naturaleza con los sentidos, la mente analiza en forma abstracta la información recibida desde el nivel concreto. ¿Sabemos realmente lo que hemos captado? ¿Sabemos qué es lo que estamos contemplando del mundo exterior? Ignoramos la realidad de las cosas, lo que permite a las cosas ser como son. Si miramos un aparentemente inerte como un lápiz, así lo creemos, que es un inerte, pero su realidad es otra; no es un sólido inerte, es un conjunto de miles de millones de átomos en constante vibración y movimiento. En el que cada átomo está separado de su vecino como nuestro sol lo está separado del sol más cercano. Ese aparente sólido inerte para nuestros sentidos, es comparativamente tan sólido e inerte como lo sería la galaxia o el universo para los sentidos de un gigantesco megaser de una supermacrodimensión. La mente elabora lo que recibe por intermedio de los sentidos, cuya información el cerebro se encarga de hacerle llegar y no puede percibir de nuestra realidad más allá de lo que los sentidos hacen llegar al cerebro, salvo que se active el "sexto" sentido que le amplía a la mente el campo visual de la óptica cerebral. La Vía Interior permite manifestar la mente subconsciente en la realidad de las cosas. Nada permanece estático en el universo, todo es vibración y movimiento no aleatorio. Lo que posee forma física es un conjunto de agrupaciones moleculares formadas por átomos que siguen un orden perfectamente preestablecido. No puede la Ciencia explicarnos cómo se establece ese orden ni quien lo programó y dirige. Tampoco sabe el científico por qué vivimos limitados entre el nacimiento y la muerte y entre el espacio y el tiempo. Menos puede imaginar qué hay más allá de lo infinitamente pequeño y lo infinitamente grande. A mayor avance de la Ciencia menor es la base para seguir justificando el azar ante el universo y mayor es la inquietud ante la existencia de una Causa Superior Divina que todo lo rige.

Se nos pide que pensemos por un instante qué es para nosotros un gramo de hidrógeno. Me sorprende la pregunta, si es algo tan insignificante ante todo lo que nos rodea. Exactamente, esa es la humana comprensión de las cosas; insignificante. Cuando el científico descubrió que un gramo de hidrógeno es un ordenado conjunto de 600.000 trillones de átomos con sus partículas elementales, conjunto similar a la galaxia con sus soles y planetas, ¿Qué puede responder ante la magnitud que se le manifiesta hacia lo infinitamente pequeño y grande? Sólo podemos sentirnos abrumados por la ignorancia y ensimismados por el Poder Divino. Con este ejemplo al científico y al lector que lo analiza y discierne, se les expande hacia lo infinito los límites de la humana ignorancia y se capta un atisbo de nuestra divina realidad. No está en el conocimiento externo La Respuesta que buscamos.

De acuerdo con la teoría del Universo Escalar, surge la natural pregunta: ¿Será acaso el átomo un sol y los electrones sus planetas en una realidad microdimensional, y la Tierra un electrón cuyo átomo sería el sol para una realidad macrodimensional? Cuán maravilloso se nos hace DIOS al expandir la mente mediante el Conocimiento Trascendente que nos permite hacernos estas preguntas. Esta inquietud me lleva a plantear unas personales hipótesis que de manera natural surgen en este instante:

1. El punto donde comienza lo infinitamente pequeño es el mismo punto donde termina lo infinitamente grande. Ese punto es lo infinitamente incomprensible. Ese punto es DIOS.
2. La conciencia individual se centraliza en su expansión y retorno hacia el punto del cual emanó de la Realidad Una. Se centraliza hacia el mismo punto por el que emergió en expansión de la Realidad Una.
3. La materia se expande hacia el punto donde termina lo infinito. La antimateria se comprime hacia el punto donde comienza lo infinito.
4. Como espíritu emanamos desde DIOS por un punto en forma infinitamente pequeña y dotados de infinitos atributos potenciales a desarrollar en los planos de la Manifestación de DIOS. Una vez desarrollados en plenitud, como espíritu infinitamente grande volveremos a DIOS en su estado Inmanifestado por el mismo punto del que emanamos infinitamente pequeños.
5. El punto es uno sólo. El punto es la salida a lo Manifestado en DIOS y el regreso hacia DIOS en su estado Inmanifestado.

Teorizó Einstein de manera genial para la época, diciendo a sus pares entre otras revolucionarias concepciones físicas, que la Luz estaba constituida por corpúsculos elementales llamados fotones. Se enseña que cada fotón está asociado a una vibración con longitud de onda característica, que carece de masa, pero sí transporta energía. De dónde surge, quién la creó, qué son los fotones, quién les dio su longitud de onda y vibración característica: La realidad se ignora. No se sabe qué es la Luz. Quizás por ello Albert Einstein señaló: La Luz es la sombra de DIOS. En el año 1901 dijo:  Es un sentimiento maravilloso el descubrir las características unificadoras de un complejo de fenómenos diversos que parecen totalmente desconectados en la experiencia directa de los sentidos. Al átomo sólo se le conoce por estudios indirectos y se supone que los fotones serían ondas y los electrones corpúsculos, teniendo cada corpúsculo su onda característica. Los electrones serían partículas de electricidad pura e inmateriales, correspondiente a una zona geométrica de un medio llamado subéter. Se llega en el moderno análisis de la física teórica al concepto de la desmaterialización de la materia cuando se plantea que la masa es autoinducción de la energía eléctrica de las cargas puras de los electrones, siendo los electrones las matrices de los números puros. Hace 2.500 años Pitágoras enseñó conceptos similares y otros más avanzados por carecer del dogma científico y ser un Maestro.

Se libera el hombre de ciencia gracias a las matemáticas que es el lenguaje de la física. Son las matemáticas con su geometría las que permiten entender el Divino Orden Cósmico. Al mirar nuestro cuerpo tranquilamente pensábamos y aún hoy muchos lo piensan, que es materia. Nuestros sentidos así lo señalan. Con el avance del pensamiento y los progresos de la ciencia la tranquilidad se perdió, pues ya no éramos materia, somos energía pura rodeada de vacío. Se habla entonces de nuevas partículas subatómicas, todas ellas con sus correspondientes antipartículas. Para toda partícula (materia) existe una correspondiente antipartícula (antimateria). La antipartícula es igual a la partícula correspondiente en todos los aspectos, excepto en la carga que es de signo opuesto. Un protón es eléctricamente positivo: un anti-protón es eléctricamente negativo. Ambos tienen exactamente la misma masa, por eso son afectados de la misma forma por la gravedad. Cuando una partícula y su antipartícula se encuentran, se aniquilan entre sí convirtiéndose en energía pura.

Se considera al Quark como la partícula más elemental posible de imaginar, el Quark está sustentado matemáticamente, es un número que con los modernos aceleradores de partículas tendría algunas posibilidades de ser real. En 1964 Murray Gell-Mann y George Zweig sugirieron que cientos de las partículas conocidas hasta el momento, podrían ser explicadas como una combinación de sólo 3 partículas fundamentales. Gell-Mann eligió el nombre caprichoso de "quarks" para estos constituyentes. Hay seis quarks, pero los físicos hablan usualmente de tres pares de quarks: Up/Down, Charm/Strange, y Top/Bottom. Para cada uno de estos quarks hay un correspondiente quark de antimateria o antiquark. Los quarks tienen la inusual característica de tener carga eléctrica fraccionaria, de valor 2/3 ó -1/3, a diferencia de la carga -1 del electrón, o de la carga +1 del protón. Los quarks también transportan otro tipo de carga llamada carga de color. El 2 de marzo de 1995, el Fermilab anunció el descubrimiento del quark top, el último de los seis quarks, cuya existencia había sido predicha por el Modelo Standard.

Actualmente, a pesar del avance de la ciencia, la partícula más elemental en la que se sustenta el átomo sigue siendo una probabilidad física. Al mirarnos tenemos que hacer el esfuerzo de imaginar que somos un 0.1% de realidad rodeados de 99.9% de vacío. La base de ese 0.1% de realidad física es un número. Para Heisenberg un átomo no es cosa alguna, es una posibilidad. Nosotros estamos formados por átomos que dan lugar a las moléculas que son parte de las células. Sin embargo desde el punto de vista de algunos físicos seríamos una posibilidad dentro de un 99.9% de vacío. Una vez más el pensamiento científico debe, humildemente y en forma respetuosa, acercarse a DIOS si desea seguir avanzando y no permanecer atado al mundo.

Se especula en el ámbito científico sobre las fuerzas sutiles de la naturaleza, que coexisten en el mismo lugar sin ocupar espacio, como lo son la luz, el sonido, la electricidad, el magnetismo, la gravedad y las radiaciones. Permaneciendo estas sutiles fuerzas en el mismo lugar sin ocupar espacio, la presencia de unas no excluye a las otras. Son de naturaleza vibratoria, simples estremecimientos del subéter, manifestación diferentes de una misma cosa, modalidades de lo mismo con la posibilidad de convertirse unas en otras, para volver a ser lo que antes fueron en una infinita sucesión de transformaciones. Estos avanzados conceptos acercan al hombre de ciencia al Conocimiento de la Sagrada Enseñanza que desde milenios permanece inmutable y dice lo mismo.
No tan solo habla de las fuerzas sutiles sino que enseña la existencia de otros niveles más sutiles como Fohat, Prana y Kundalini o energías cósmica, mental y física. Pitágoras llevó este Conocimiento al lenguaje matemático.

La Ciencia es una Iniciación externa, una ampliación de la Consciencia que nos rodea. Tiene un límite del cual no logra pasar. En ese límite el adelantado científico, por sí mismo deberá conocer, aceptar, comprender y analizar las Sagradas Leyes del universo, si desea seguir adelante. Para los matemáticos Hayle y Lyttleton: El universo no tiene principio ni fin, ni circunferencia en tiempo o espacio. Los astrofísicos Eddington y Jeans manifiestan: El universo no es más que un gran pensamiento vestido de forma. Científicamente se acepta ya lo infinito del universo carente de principio y fin, fuera del tiempo y el espacio, resultado de un pensamiento. ¿Recuerdas lector capítulos pasados? ¿No te parece que la Sagrada Enseñanza y Maestros dijeron lo mismo hace miles de años atrás?

Al descubrirse la posibilidad de las antipartículas surge la especulación sobre la antimateria y el antiuniverso. Desde este nivel en la "nube" pudimos apreciar que toda energía emana del SER SUPREMO, toda energía sigue la Ley de Polaridad. La materia en sí carece de poder creativo, necesita una fuente de vida. Los vitatrones son las unidades energéticas que forman la esencia energética de los protones, sirviendo de puente de unión entre los campos de energía de materia y antimateria. Para cada partícula de materia existe la correspondiente partícula de antimateria que le da la vida. La antimateria sola no vive, necesita de la materia para darle vida. La antimateria recibe la chispa vital de la mente en sus diferentes niveles de manifestación. Entre materia y antimateria existe un balance constante con un fluir y refluir energético, este balance se manifiesta en los Quasars o puntos de unión para el salto cuántico de la materia y la antimateria. Los Agujeros Negros corresponderían a la más importante reserva de energía del Universo, serían túneles energéticos que conectan nuestro universo con otros universos. En lo individual la fuerza de vida viene desde el alma, la pasa a la mente y como antimateria hace el salto cuántico en el cerebro creando materia, dando la chispa vital a cada célula y la fuerza para la armonización celular.

Intenta el científico explicarse la vida, el estudio del genoma, o código o clave genética, de la inicial sorpresa da paso a la admiración mística y epiritualización al captar la dimensión inmensa de lo pequeño y comprende la Fuerza, Energía y Potencialidades que hay en cada Gen. Los cromosomas con su A. D. N. asociados a moléculas de proteína son siempre el mismo número, 46 para el hombre. Cada Gen o fragmento de A. D. N. contiene la clave hereditaria de un carácter específico. No se puede explicar cómo allí reside la clave de la vida. Se acepta que en sus moléculas hay un computador con unos 10.000 millones de información codificada en los cromosomas que están en el núcleo celular. Estas agrupaciones moleculares de A. D. N. son la red computacional que permiten al hombre nacer como nace, ser como es en lo físico, poseer las cualidades que posee, padecer determinadas enfermedades y otras no. Allí, en la maravillosa clave genética están en su doble hélice helicoidal molecular, estructuradas todas nuestras potencialidades, con una preestablecida secuencia de dos pilares enfrentados entre sí, cual dos escaleras de caracol, cuyo esqueleto lo forman moléculas de ortofosfato y desoxirribosa alternadas, junto a peldaños de bases nitrogenadas y pirimídicas, enlazadas por puentes de hidrógeno de una microdimensión dentro del núcleo de cada célula. Una vez establecida la secuencia individual, las bases predeterminadas permanecen sin variar al multiplicarse el material genético con la división celular. Los investigadores Dillon y Egami, basados en que el código genético actual no es arbitrario, ni fruto del azar ni resultado de una selección del más apto, postulan la existencia de condicionamientos físico-químicos que habrían determinado el código genético en el origen de la vida, para ellos la evolución físicoquímica precedió a la aparición de la vida sobre la Tierra. Les falta aún responder científicamente quién y por qué codificó físicoquímicamente las claves del código, quién puso la materia física y química para que así sucediera y quién dio la chispa vital a los seres vivos y dotó de la mente al hombre.

Se especula además en el mundo científico sobre la posibilidad que la variable espacio-tiempo es relativa, no existiría el tiempo como lo pensamos y sentimos, al igual que la materia tampoco existe como la apreciamos. Todo sería relativo e inmaterial, entendemos entonces La Enseñanza: Todo es relativo en el universo, todo lo manifestado es una Ideación Mental de la Divina Mente Suprema.

Si aceptamos y entendemos que todo evoluciona en el universo, debemos aceptar y entender que el planeta Tierra también evoluciona. Los planetas son Escuelas que permiten a las almas desarrollarse. Vemos que la Tierra estaría finalizando una etapa de evolución. Esta Escuela posee todos los cursos del plano de la materia, por lo tanto hay hombres con almas muy evolucionadas, que son los menos, otros medianamente evolucionada que son un 20%, un 60% poco evolucionados, un 15% con escasa evolución. La Tierra se prepara a pasar de Escuela básica a Colegio de Enseñanza Media.

No es accidental la moderna educación y el ritmo embotante de vida. La gran masa conoce en base a la información que se entrega, la que está selectivamente estructurada para que esa gran masa humana sea cada vez más dependiente de las cosas externas. Viven condicionados gracias a esa educación y modo de vida que los mantiene en el campo del conocimiento externo, que es el que por evolución les corresponde. En una vida caracterizada por la falta de incentivo, falta de metas a futuro, desorientación, frustración, miseria y dolor, que los hace usar los pensamientos de bajo nivel vibratorio y estar apegados a los deseos y sensualidades del mundo. Es el selectivo bombardeo sensorial de los aspectos negativos de la vida, lo que mantiene embotadas sus mentes y los hace apegarse al mundo de las bajas pasiones afines con su nivel evolutivo. Muchas vidas o cursos hay por delante hasta lograr despertar, y aprenderán a su debido tiempo en los cursos superiores de la vida. La realidad interior no les corresponde por ahora conocerla. Todos participamos de una cósmica selección que ubica a cada persona en el nivel que le corresponde. Al masificarse la estimulación exterior, son estimulados y apegados a ella quienes deben serlo. Muchos, pese a la algarabía humana escuchan ya el susurro de la Voz Interior. Muchos tienen ojos y no desean mirar, tienen oídos y no desean escuchar. Muchos son los llamados, pocos serán los escogidos en esta selección. A la larga todos despertaremos.

En cada encarnación se reciben las herramientas adecuadas para evolucionar, es el libre albedrío quien determina su uso y avance logrado. Podemos actualmente dar un gran salto evolutivo, acelerando cursos en la Escuela de la vida y acercarnos al Umbral de la Gran Iniciación Interior para desplegar las alas hacia los cielos del mundo mental. Intentarlo significa sacrificios, esfuerzo y renunciaciones. Lo importante es tener la intención de hacerlo, deseando ser mejor persona y con la positiva fuerza de los pensamientos ayudando a los demás. A mayor avance hay mayores tentaciones en el camino mundano que invitan a no dejarlo, a no despegar. Podemos ponernos enfrente del espejo de la Conciencia y vernos en conciencia como somos. De acuerdo al progreso logrado, en forma natural iremos ante la puerta que nos corresponde abrir.

A quien se acerca a SU Umbral se le advierte: ¡Cuidado! ¡La Soberbia os espera! Serán ofrecidas las doradas y atractivas llaves del cofre de los poderes mentales. Aquel que en su curiosidad y debilidad las reciba se sentirá estimulado por la tentación, abrirá el cofre, utilizará los poderes de la mente sobre la materia, sin lograr seguir adelante. Cada poder usado con vanidad, egoísmo y soberbia es una pesada cadena que liga al alma al plano de la materia por más encarnaciones. Ese hombre pasa a ser mago negro, no recibirá la Iniciación Interior, pierde el sentido que lo llevó hasta el Umbral, se aleja de su puerta y olvida la meta por el fácil engaño del poder sobre los demás. En cambio el que vence la curiosidad y no toma las llaves ni abre el cofre, y tiene la fuerza para alejarse de la gran tentación, piensa ya no en los halagos y honores, piensa en el beneficio de los demás y en su misión. Pasa la puerta, recibe la Gran Iniciación Interior, ingresa al Reino Mental y, ese es el Mago Blanco.

Aquello que está más próximo a usted es
exactamente lo que usted menos conoce !!!

                                                                                                C. G. Jung

CAPÍTULO X

MEDITANDO EL
CAPÍTULO ANTERIOR
¡Oh hombre! ¡Ayúdate!
Aún no se han levantado vallas que digan
al entendimiento humano:
¡De aquí no pasaréis!
Beethoven.

Justo antes de cambiar de escena, recuerdo haber visto una de mis preguntas planteadas que la Voz nos responde de manera directa: Los OVNIs son reales, en los Sagrados Libros, como la Biblia, se relata su presencia. Son tripulados por hermanos más evolucionados que ustedes. No olviden que el hombre evoluciona ahora en el plano físico, otros lo hacen en el mental, el supramental y el espiritual. Para varios de los seres humanos se cumple ya el término de la evolución material y otros aceleran cursos acercándose a ese término. Están siendo visitados por diferentes planos de evolución. Algunos muy adelantados en lo físico, otros de diferentes niveles del mental y algunos del supramental. Llegan de planetas de la galaxia y otros mediante salto cuántico de sus naves se materializan desde su dimensión en la vuestra. Algunos de los visitantes son similares en lo físico al hombre, otros son radiantes seres crísticos. Usan diferentes vehículos para desplazarse por el espacio-tiempo, otros lo hacen en sus naves transdimensionales. Colaboran con la cósmica selección y preparan un masivo rescate. Los visitantes del plano supramental no necesitan vehículos para su desplazamiento, ellos lo hacen con la mente a la velocidad del pensamiento y más allá del espacio y el tiempo. Llegan visitantes más inteligentes pero con un nivel de los sentimientos diferente al de ustedes. Otros representan la fuerza del amor del Enviado del Padre. Otros son, para el plano de ustedes, mente-energía altamente evolucionados y vuestros sentidos no los captarán. En su medida todos cumplen un propósito acorde con los Propósitos del Plan Divino que rige la Tierra y vuestras encarnaciones. No debéis adorar, venerar ni idealizar a estos seres mensajeros. Sólo DIOS es digno de adoración y veneración. ¡NO LO OLVIDÉIS!

Hemos apreciado el panorama actual de nuestro mundo en el que el avanzado hombre de ciencia se encuentra limitado por el dogma científico entre cuatro paredes que la ciencia no puede trasponer: Lo que hay antes de nacer, después de morir, más allá del tiempo y del espacio. La Religiones y las Filosofías con las humanas interpretaciones de la Enseñanza, a veces adaptadas a personales intereses, no han sabido conservar la revelación, y así tenía que suceder para que cada uno vaya despertando en el grado vibratorio que le corresponde. Al acelerarse el desarrollo del intelecto las verdades recibidas no satisfacen a todos, el insatisfecho comienza a buscar, él desea saber quién es y lo que hay más allá del Más Allá. La Sagrada Enseñanza permanece inalterable desde que el hombre apareció en el planeta. Guarda todas las respuestas y las entrega para ser recibidas según la humana evolución lo necesite. La Respuesta la encontrará aquel que active el intelecto, supere el dogma, sectarismo y fanatismo y use en forma correcta la emisión de pensamientos. No hay el único camino o el sendero fácil para la "salvación", mejor dicho para el despertar mental y la liberación. Muchas son las sendas que conducen al Umbral, todas respetables aunque aparentemente diferentes. El Umbral lo cruza por sí mismo quien se ha preparado. Los problemas o las dificultades no se encuentran en el sendero que uno voluntariamente antes de nacer escogió, las dificultades las crea el propio caminante con su personal actitud mental. Algunos hablan de que tenemos dos yo, el superior y el inferior. Corresponden a la manifestación de la zona sutil mental uno y de la zona densa mental el otro. Lo denso es transitorio, lo sutil es definitivo. Desde lo denso vamos hacia lo sutil.

El yo inferior o la parte densa mental consciente, no acepta los buenos pensamientos y los correctos sentimientos, lucha contra ellos al saber que será desplazada si estos se activan. En su soberbia, egoísmo e individualismo cree que él es todo, por tanto esta es su única vida y debe vivirla disfrutándola intensamente con la satisfacción de los bajos deseos y apetitos. Piensa en la enfermedad como una agresión externa y no asume la propia responsabilidad ante ella. Es pesimista, cobarde, le teme a la muerte y lo desconocido. Intenta demostrarse que el mundo es la única realidad. Ignora las Sagradas Leyes, para nada se rige por ellas, desea seguir gobernado por ajenas doctrinas que lo han guiado dentro de la manada del rebaño humano que prefiere no pensar. El bajo astral es su vibrato, todo lo aprecia en la medida de lo material, la única fuerza es la fuerza física, lo único real es lo que sus sentidos captan, no desea salir de la diaria rutina y prefiere ignorar el llamado de la realidad trascendente. El yo superior o la mente sutil consciente superior, desea estimular el subconsciente con buenos pensamientos y recordarnos nuestro origen. Estamos en la vida en camino hacia la perfección, en tránsito, no somos del mundo. Debemos encontrar y reflejar la perfección. Nos señala que la enfermedad es un estado mental, es optimista, valiente, está por sobre la enfermedad, el dolor o el pesimismo no por resignación sino que por acción positiva. La muerte no lo afecta por saberse inmortal, desea que pronto nos quitemos las cadenas, despertemos y demos el grito de libertad. Que seamos nuestros propios guías y usemos el discernimiento ante cada Enseñanza. Actúa con la energía universal que recibe desde el alma. Nos pide que la fuerza la utilicemos sabiamente y sepamos calibrar el poder de los pensamientos. Nos revela la Gran Verdad: Somos inmortales hijos de DIOS, usando el cuerpo físico como transitorio vehículo para volver a DIOS.

Estas son las características de ambos yo, uno lucha por ligarnos al mundo el otro por liberarnos. La gran masa vive identificada con su yo inferior, los más evolucionados manifiestan características de ambos, el realizado se rige de preferencia por el yo superior. La lucha entre ambos yo la experimentan claramente quienes inician la inquietud espiritual. En algún momento surge la duda, el primer escollo en el avance y causa de muchos abandonos. Luego aparece la desconfianza, el temor, el pesimismo, se reactivan síntomas de variadas enfermedades, se altera el sistema nervioso, las cosas salen mal. Todo es reflejo de la  desesperación del yo inferior pues el sabe que esa senda o inquietud espiritual lleva a lo interior y él perderá sus privilegios. De esclavos de la mente inferior se pasará a señores de la mente superior. Se debe saber que estas dificultades existen y se manifestarán, tener confianza, fe y seguir adelante. La fuerza positiva interior nos ayudará a liberarnos día a día y los efectos del yo inferior con sus pensamientos basura serán menores y los beneficios del yo superior con sus pensamientos positivos serán mayores, dado que en el reino de la mente lo similar atrae a lo similar.

Desde nuestro centro individual el universo es infinito hacia lo pequeño y lo grande. Cuán pequeños somos ante el planeta Tierra. Cuán pequeña es la Tierra ante el sol. Qué insignificante es el sol frente a la galaxia. Nuestro sol está separado del sol más cercano, Alfa Centauro por 40 billones de kilómetros. La galaxia tiene un diámetro de 95.000 años luz y posee miles de millones de soles. Si queremos llegar a la velocidad de la luz al centro de nuestra galaxia tardaríamos 20.000 años. No olvidar que la velocidad de la luz, algo inalcanzable según los científicos, es de 300.000 kilómetros por segundo. Si pretendemos alcanzar la galaxia más cercana que es Andrómeda, demoraríamos 1.500.000 años luz, si preferimos visitar Boyero, el viaje tomaría 500.000.000 de años luz. Existen conjuntos de galaxias que dan lugar a cientos de millones de hipergalaxias. Se usa el término de Universos de Hipergalaxias. Las cifras son para nunca acabar al hablar de lo infinitamente grande, similar cosa sucede con lo infinitamente pequeño. El cosmos presenta un espacio en un 99.9% aparentemente vacío tanto sea en su macrodimensión como en su microdimensión. Todo ello regido por una armonía matemáticamente exacta. La Ciencia ya tiene que aceptar que eso no es por azar. No puede existir ese megaorden y microorden sin sabias Leyes que lo rijan, y esas Leyes sin una Divina Mente que las programe y administre. Esa Divina Mente es la Suprema Mente de DIOS. Ese 99.9% no es vacío, no existe el vacío absoluto pues todo está compenetrado e integrado por Inteligencia Pura.

Cualquiera sea el sendero escogido, antes de nacer hicimos la promesa de caminar correctamente por él, trabajando en el desarrollo de la mente como el mejor programador mental posible. Nos recuerda la Voz: Esfuérzate y lucha por controlar los malos pensamientos. Opone a cada idea de enojo, apetito o falsedad, la idea de amor, generosidad y verdad. Hazlo hasta que tu mente subconsciente se sature con los positivos pensamientos, y en forma natural reaccione ante lo negativo con pensamientos positivos. Sólo la práctica del bien los hará buenos. Sólo la emisión de mejores pensamientos los hará ser mejor persona. Me recomienda escribir, leer y releer lo que aquí está escrito y hemos contemplado. Fijar en la mente los conceptos que uno considere de interés, reforzarlos pues nos ayudarán a positivizar los pensamientos. Sin uno darse cuenta sucederá un trascendental cambio que los familiares y amigos serán los primeros en notar... Los postulados de la Sagrada Enseñanza son válidos para todas las personas en cualquier época en que ellas se encuentren. A todo ser humano que logra pensar correctamente en forma natural, la Fuerza lo hace ser un verdadero depurador psíquico magnético de las bajas vibraciones del entorno. Esto además lo avala la moderna Ciencia que acepta que la materia sólo existiría como un fenómeno de la manifestación de la energía primordial, siendo la mente la fuente de esa energía, por lo que la materia sería el desarrollo del pensamiento. Cada uno en el lugar que se encuentre debe tener la valentía para ver la realidad; la propia realidad existencial, aceptando y comprendiendo la enorme fuerza de los pensamientos y el mal uso que hemos hecho de la misma, por pensar entre un 70 y 80% a diario con negativa energía mental, que en nuestra ignorancia emitimos por no tener idea de la Fuerza y el Poder de cada pensamiento, ya sea para bien o para mal. Aprendamos a usar la energía interior para sacarse las anteojeras que han limitado la visión de la realidad y vencer el escepticismo, el limitante rigor del dogma científico, el riguroso dogmatismo religioso o el fanatismo filosófico. Dado ese paso se puede mirar con mente más despejada hacia la Verdad y por uno mismo, porque así uno siente que es hora ya para decidir lo que es correcto o incorrecto, lo que es justo o injusto, lo que es verdadero o falso, lo que es realidad o fantasía, lo que es bueno o malo, lo que es noble o innoble y lo que es moral o inmoral, para así actuar correctamente de acuerdo con el correcto modo de ver las cosas.

No somos el centro del universo, ni siquiera somos el centro del sistema solar. No estamos solos en el cosmos, otros seres más evolucionados actúan como Custodios del Conocimiento. Ellos reciben las indicaciones para abrir ahora todas las Sagradas Puertas de los Templos de Sabiduría y muestran al mundo la Verdad, esa Verdad que permaneció tan celosamente guardada es entregada en forma masiva. Al abrirse los arcanos del saber, uno a uno dan lo que necesita al que quiere recibir este mensaje inicial: Hombre, piensa bien, prepárate para recibir la Luz y el Amor. Conócete a ti mismo y lucha por despertar y ser libre. Lucha, estés donde estés para actuar como hombre nuevo en la nueva era mental. Detrás del mensaje se podrá apreciar un rostro, el mismo rostro para todos, el rostro que a ellos, los Guardianes, los ha dirigido por intermedio de uno de sus voluntarios que actúan como Maestros. El rostro del Maestro de Maestros. Los que puedan ver lo verán...
Y conoceréis la Verdad y la Verdad os hará libres.
Juan 14:6

FUTURO... LA VENTANA VELADA
Y vi un cielo nuevo y tierra nueva;
porque el primer cielo y la primera tierra
desaparecieron; y ya no había mar...
Apocalipsis 21:1

La Voz me solicita que le formule otra pregunta, casi sin pensarlo respondo: ¡El Futuro! ¿Qué podemos saber sobre el futuro de la humanidad?

Toda la "nube" se activa, tenemos la sensación de ser arrastrados hacia arriba por una espiral de energía. Estamos en el vértice de las helicoidales espiras del espacio-tiempo-relativo. Fugazmente alcanzamos a contemplar una Tierra convulsionada, sin paz, con bruscos e inesperados cambios climáticos en los que se ven nieves donde antes no las había, lluvias torrenciales en zonas de sequía, sequías en áreas fértiles. La atmósfera está más densa y en algunas ciudades irrespirable. El agua dulce disminuye, las provisiones se agotan, cunde el hambre y la miseria. La crisis económica es irreversible. La Naturaleza reclama; reclama contra la insensatez humana; reclama contra la explotación de los poderosos, que son los menos, contra los más; reclama contra los que botan la comida que les sobra mientras millones mueren de hambre o viven desnutridos; reclama por la miseria humana mientras otros despilfarran la plata en drogas, vicios y mundanos placeres; reclama contra los que dañan en forma irreversible los cerebros de jóvenes con la droga y lavan el dinero, fruto de ese holocausto mundial que tiene a más de 1.000 millones de personas sin posibilidad de recuperar su normal comunicación cerebro-mente, mente-cerebro; reclama por la alteración ecológica para satisfacer la ambición, vanidad y placer de algunos, perjudicando a la mayoría. Por todo ello la Naturaleza reclama y dice: ¡Basta ya! ¡Esto no debe continuar!

Tengo la sensación que esta fugaz visión del futuro fue mucho más amplia, pero quedó velada al recuerdo. Mientras los hechos fueran sucediendo no me sorprenderían por considerarlos naturales en un mundo absurdo. Son hechos como esperados una vez que se han materializado. Tres fechas quedaron en el recuerdo sin tener idea qué significan ni por qué: Son los años 2002, 2005 y 2012. Se habla ya del calentamiento de la Tierra y el aumento en los deshielos. Se habla de la capa de ozono con su agujero cada vez mayor y la radiación ultravioleta que pasa sin filtro. No me sorprende, como no me sorprendió ver las imágenes del Sur de Brasil con los cafetales cubiertos de nieve, o apreciar lluvias intensas en desiertos y sequías en zonas fértiles. No soy vidente o profeta, sin embargo existen dos situaciones que me preocupan. Una es el derrumbare económico de los EE.UU. sustentado en su poderío material sobre una base falsa, derrumbe que arrastrará a todo el planeta en esta aldea globalizada en que se ha convertido. Sin tener idea nosotros la magnitud que podría alcanzar esa catástrofe. Lo otro es la asociación de dos palabras como lo son China y Guerra, lo que podría significar una Tercera Gran Guerra Mundial desencadenada por China. Ambos hechos, a diferencia de otros, son conjeturas o hipotéticos y nada más.

Recuerdo haber preguntado ¿Qué hacer? y que la Voz nos señaló: Usen la mente, la moneda de la vida tiene dos caras, sólo contemplan una de ellas, llena de tinieblas. No todo es oscuro, con la mente den vuelta la moneda y contemplen la cara de Luz. Para lograr verla piensen en un Mundo Mejor, visualicen los años 2002, 2005 y 2012 viendo en esas fechas un mundo cada vez más unido, justo, solidario, fraterno y mejor. Creen con vuestros adecuados pensamientos un Escudo Protector Planetario, fruto de la positiva energía mental humana. Esa es la respuesta: Piensen positivo y tendrán un mundo positivo. de cada uno de ustedes depende...

En este instante se escucha la inspirada música de Juan Salvador Gaviota cuyo libro tanto impactó a mis hijos en su lectura, y que ocupa destacado lugar en mi biblioteca. Vuela mi imaginación, despliego las alas y miro hacia más allá de las estrellas. Canta el solista: Dear father we dream, we dream, we dream ¿Why we wait? y le responde un coro de angelicales niños con una alabanza a DIOS. Pienso entonces y respetuosamente digo: Gracias Padre por darme esta oportunidad... de soñar, soñar, soñar y saber por qué tengo que esperar.

Tenemos la impresión de estar suspendidos en la realidad de un sueño con tiempo detenido y sin barreras de espacio. Lo sublime del Conocimiento recibido se hace parte de mi ser.  La Voz nos dice que ahora veremos, quizá para nosotros, la más soprendente Escuela Iniciática anterior a Jesucristo:

CAPÍTULO XI

Y PITÁGORAS TENÍA RAZÓN
DIOS como absoluto carece de Atributos.
Con este concepto, el CERO puede aceptarse
como representación de DIOS.
DIOS es también la Morada de todos los atributos.
En este concepto el Infinito puede aceptarse para
representar el infinito de los atributos conocidos y su morada.
La combinación del Infinito de atributos es de por sí infinita.
Cada combinación del Absoluto y de uno del infinito de
combinaciones de atributos tiene para nosotros la apariencia
de un existente o entidad en el mundo fenomenal...
De manera que el mundo fenomenal del pasado, del presente
y del futuro está representado por el producto
de CERO por el Infinito.
S. Ramanujan ( 1887 - 1919 )

Una ecuación no tiene sentido para mi a menos que exprese un Pensamiento de DIOS. Ramanujan explica en su reflexión la idea pitagórica de la Armonía Universal expresada por la esencia de los números que preceden a la manifestación. Hemos nombrado dos veces en el relato a Pitágoras, Maestro que inspiró a Platón y dejó hace 2.500 años una Escuela Esotérica que sirve de eslabón entre el actual Conocimiento Científico con la Sagrada Enseñanza.

Nació Pitágoras predestinado para cumplir su misión espiritual. La profecía del Oráculo de Apolo Pytino hecha a su madre Phartenis: Tú hijo será útil a todos los hombres de todos los tiempos, cobra su real dimensión e importancia en nuestros días, por el avance del pensamiento científico que debe mirar hacia la Enseñanza de Pitágoras, más allá de sus teoremas matemáticos buscando en su metamatemática, si desean seguir adelante y explicar lo que es inexplicable para la Ciencia.

Permaneció Pitágoras 20 años en los Santuarios de Egipto, donde recibió la más alta Iniciación en los secretos herméticos mantenidos por los sacerdotes de Menfis. En Babilonia es potenciado por Zar-Adar, el jefe del Conocimiento Sagrado que le confiere su más alta Iniciación con el saber total de la Astronomía y Matemática de los caldeos iniciados. En India recibe la secreta Sagrada Enseñanza por medio de la más alta Iniciación. Con todo ello vitalizó el pensamiento filosófico de Grecia además de revelarse como Maestro y fundar en Crotona su Escuela, donde deja el mensaje clave para nuestra época.

Basado en que los números son los que regulan todas las vibraciones del universo; que el hombre mejora cuando cada acción la realiza con amor, equidad y deseo de ser útil a los demás; que los números son coordenadas mentales reflejadas en los nombres de las personas; en el arte visual; en los colores; en la música y en toda manifestación de la naturaleza, deja en Crotona un Conocimiento Iniciático que sus discípulos no podían revelar.

Titulé el presente capítulo Y Pitágoras tenía razón al analizar su Enseñanza a la luz del conocimiento actual y comprobar cómo gracias al vertiginoso avance de la Ciencia se comienza a entender por parte de los escépticos el pensamiento de Pitágoras, que tenía razón. A manera de ejemplo tenemos lo que se explica en el ámbito de la Ciencia sobre la desmaterialización de la materia, hecho que es una paradoja científica al suponer que la materia es igual a masa, la masa es igual a energía, la energía es la autoinducción de la inercia eléctrica de las cargas puras de las partículas infraatómicas, con lo que el electrón y la autoinducción caen en el epifenómeno de Heisenberg, llamado de las matrices de los números puros, por considerarse a las partículas como electricidad pura, siendo la electricidad pura una "zona" o lugar geométrico de encuentro de las ondas en el subéter. Al reemplazarse el concepto de materia por el nuevo concepto de electricidad pura, éste a su vez por quantas y los quantas por los de matrices de números puros o cuadrículas de Heisenberg en las que los números estarían titilando como los últimos elementos concretos posibles de imaginar: Vemos entonces surgir a Pitágoras cuando explicaba estos conceptos en Crotona: Las cosas, todas las cosas, no son más que las apariencias de los números. Con sorpresa se comprende ahora lo que quería decir en su revelador mensaje. Agregaba: El Universo descansa sobre el poder de los números o principios inmutables por los que la Creación se Manifiesta. La cuadrículas de Heisenberg se nos hacen más simples luego de conocer a Pitágoras y comprender cuánta razón tenía Pitágoras, razón que gracias a la Nueva Ciencia se le descubre, facilitando él, desde el remoto pasado, la comprensión de la Nueva Ciencia.

LA ENSEÑANZA ESOTÉRICA PITAGÓRICA consideraba a la Década como la Fuente de lo Manifestado y el principio de la vida. Su emblema era el triángulo con 10 puntos inscritos en su interior: Uno en el vértice, Dos debajo, Tres en la tercera línea y Cuatro en  la base. Allí, en un símbolo tan simple estaba representada la aspiración humana desde lo terrenal, la base, hasta lo infinito, el vértice. Los puntos inscritos dentro del triángulo son el código de la más elevada Sabiduría Sagrada revelada en la época. Corresponden a la estructura piramidal de las Jerarquías Espirituales que en forma escalar rigen el Universo de acuerdo al Propósito del Plan Divino que ellos conocen y sirven.

EL CERO "0" representa lo absoluto e infinito, lo eterno en potencia que no es un valor pero valoriza todas las cosas, lo que no es una realidad pero sí es el espacio donde la realidad se manifiesta. El cero es el principio viviente en estado latente previo a la Manifestación.

EL UNO "1" está como el primer punto cercano al vértice del triángulo. Es lo indivisible limitado en sí mismo, pero ilimitado en su potencia. representa al espíritu, nuestro germen de lo Manifestado, la cifra potencial de la Manifestación de lo Absoluto.

EL DOS "2" está debajo del uno dentro del triángulo, muestra la dualidad dada por la creación humana. Es el símbolo de la manifestación de lo espiritual y material que dan paso al número siguiente.

EL TRES "3" bajo el dos señala la tríada de la naturaleza en su manifestación y función. Es el símbolo del alma.

EL CUATRO "4" bajo el tres y sobre la base del triángulo, corresponde a lo humano, lo terrenal  y la llave de la naturaleza.

EL DIEZ "10" es el conjunto englobado en el cero y el uno que dan paso a la década, representación del principio absoluto universal y síntesis de la creación por ser la primera y la última cifra reunidas.

TETRACTYS es la forma gráfica en que Pitágoras dejó este Conocimiento:

1 + 2 + 3 + 4 = 10

El llamado Número Paradigma refleja lo preexistente en el Pensamiento del Todo, siendo el Todo una ilimitada multitud en donde la Década simboliza el equilibrio preexistente y natural entre el conjunto y sus partes. En todas las cosas manifestadas del universo hay para el conjunto y las partes razones de concordancia, basadas en la Década.

La Tetractys es el reflejo de los acordes musicales esenciales de la armonía cósmica existente entre el Cosmos y el Microcosmos, armonizados por una correspondencia entre el número y el ritmo del cosmos con el número y el ritmo del hombre siendo la clave de esta armonía el número 10. Cosmos llama Pitágoras al orden Universal percibido y Microcosmos al hombre. La sintonizada constitución humana dentro de la Tetractys se manifiesta así:

El "1" es Nous o el espíritu, la mente superior intuitiva
El "2" es Psiche o el alma individual
El "3" es Eilodón o el cuerpo astral
El "4" es Soma o el cuerpo físico

La ampliación esotérica de este Conocimiento la expresaba el Maestro a sus discípulos señalándoles que: El alma está sometida a sucesivas reencarnaciones, cuando se libra de la materia, el dolor y el sufrimiento, pasa a ser un Daimón o Genio Divino que no regresa a la Tierra y habita los Jardines Estelares de la Vía Láctea. Todas las almas derivan de la Gran Alma Universal. Pitágoras reforzó, en el círculo interno, el conocimiento sobre las Sagradas Leyes: La Ley de la Armonía es la Ley del Amor, amor hacia las plantas, amor hacia los animales, amor a las personas y amor hacia lo divino. Son los números, no lo olvidéis, quienes guardan la clave universal rigiendo ellos la Ley Ternaria de la constitución de los mundos, presididos por la Ley Septenaria. DIOS es la Fuente de la Armonía Universal en la que estamos inmersos, es la Substancia Indivisible que tiene por Número a la Unidad la cual contiene al Infinito, por tanto DIOS se puede representar con esta ecuación:

0 : infinito = 1

Dos son las evoluciones del Universo, una es la material, la otra es la espiritual. Mediante la evolución material se va alcanzando insensiblemente el plano espiritual, pasando desde el mundo exterior hacia el mundo interior. Todos los hombres son emanados de un Orden Superior. Los planetas son la expresión directa del Pensamiento de DIOS. El espíritu es inmortal, es una chispa del Espíritu Divino. El alma es parte de la manifestación del espíritu y como hombre se encuentra encerrada entre dos puertas más allá de las cuales nada puede ver: Una puerta es el nacimiento, la otra es la muerte. El alma mantiene después de la muerte la individualidad en la otra vida. Conserva de la Tierra sólo aquellos recuerdos positivos útiles para su evolución. Antes de volver a encarnar promete el alma: Recordar la verdad en el mundo de la mentira; evocar la belleza espiritual en el mundo de la materia; acordarse del amor en el mundo del odio y no olvidar su verdadero origen divino en un mundo velado. Todo eso y mucho más prometimos como almas recordar en el mundo al que descendimos con el fin de poder crecer y evolucionar. Amigos, el nacimiento es una muerte espiritual, la muerte es la resurrección celestial. La alternancia de nacimiento y muerte es necesaria para la evolución del alma. Cada vida se va encadenando con una implacable lógica regida por la Ley de Karma o de Repercusión de las Vidas en donde las acciones pasadas están repercutiendo en la vida presente. Eso explica las aparentes injusticias del destino. Karma condiciona las características al nacer, de tal manera que las enfermedades, las deformidades, las miserias y los sufrimientos son el resultado de compensación de las acciones de la vida anterior. Ello así sucede para que el alma pueda superarlas en el cuerpo físico y entonces crecer. Llegará el día, amigos míos, en que la gran masa de la humanidad pasará a otro planeta para comenzar en él un nuevo ciclo en la serie de los ciclos de la cadena planetaria por los que la humanidad desarrollará sus principios intelectuales para que se pueda dar cumplimiento a la Sagrada Ley de Evolución, que nos lleva a mundos cada vez más etéreos y sutiles, hasta finalizar en la Esfera del Estado Divino en el Espíritu Puro. Quedo absorto ante la Enseñanza de Pitágoras y la forma en la que por medio de la palabra la expresaba a sus dilectos discípulos del círculo interno. Me parece, en esa armonía escuchar la melodía de un conocido, es la parte coral de la Novena Sinfonía de Beethoven con un coro angelical en el que sus solistas sí podían dar las notas que el maestro de la inspirada música, en su sordera, puso para ángeles y no para humanos.

Agregaba Pitágoras: Cuando Pshiche el alma individual preguntó ¿Quién soy? No soy de este mundo, no vengo de la Tierra, voy hacia otra parte, pero hacia dónde voy? La Voz Interior le respondió: Pshiche, ¡conócete a ti mismo! El alma, nuestra alma, debe vencer a la materia para lograr por sí misma desarrollar sus latentes facultades. Cuando ya no necesita encarnar, pasa al estado Divino en completa Unión con la Inteligencia Pura o Superior de la que emanó. Y con su propia individualidad, convertida ya, en espíritu puro, se une a DIOS que es nuestro arquetipo. Para lograrlo es necesario comenzar a realizar la Verdad en la Inteligencia, la Virtud en el Alma y la Pureza en el Cuerpo. Siendo el Bien lo único real. Cuando más se asciende en la Evolución, más Libre se es al ir penetrando en la Luz, recibiendo de Ella la Fuerza para el Bien.

El conocimiento externo presenta a Pitágoras como un filósofo y matemático griego de la antigüedad. No es nada fácil de encontrar parte de su Enseñanza de Maestro, lo que revela la rigurosidad del secreto iniciático del Círculo Interno. Se relata que al ser llamado sabio por abarcar él todo el conocimiento, Pitágoras respondió: No soy sofos (sabio), pero sí soy un filo (amante) de la sabiduría. El dominio de la Sabiduría sólo corresponde a DIOS. Y desde ese día quedó para siempre en el futuro la palabra FILOSOFÍA. Él fue el primero en definirse como filósofo, el fundador de la Escuela de los pitagóricos, partidarios del alma y su reencarnación. Vivía en una rígida moral junto a sus discípulos. Fue el descubridor de la relación numérica que determina los principales intervalos de la escala musical. Consideraba el número como el principio del Ser y del Orden Universal, orden en el que cada ser es una armonía de unidades, determinando la suma de todos los seres la Armonía Universal, en la que todo está constituido por unidades matemáticas combinadas en armónica proporción, siendo el alma la armonía del cuerpo. Señalaba la existencia de dioses o seres intermediarios entre DIOS y los hombres. Decía que la vida era un período de prueba. Su pensamiento fue Luz que influyó poderosamente en la idea Platón, la forma de Aristóteles y en la Escuela Filosófica de Alejandría.

La Enseñanza Esotérica señala a Pitágoras como Maestro, Un Gran Iniciado que reforzó el conocimiento de las Sagradas Leyes junto con destacar la teoría del Número en la Armonía de las Esferas. Mostró a DIOS como la Armonía Perfecta y Suprema, siendo la Armonía la Ley de la Unidad. La meta del hombre en el Universo es poder identificarse algún día con su arquetipo, DIOS. La vida en el universo es regida por el ritmo, siendo la música armónica un gran activador para el alma. En su Escuela de Crorona estratificó la Enseñanza en niveles:

Primer Grado de la Enseñanza. LOS ACUSMÁTICOS
Frente a la estatua de mármol de la Musa Tácita, efigie de una hermosa mujer velada que acerca a los labios el dedo índice de su mano derecha y puesta en su pedestal antes del umbral, Pitágoras que acompañaba al alumno, se detenía y le decía: Esta imagen no se apartará un instante de tu mente mientras dure el período de tu noviciado. Ella te recordará el deber que contraes desde este momento, de guardar el más riguroso silencio. No podrás nunca dirigir una sola palabra a tus compañeros ni a tus instructores durante las clases y en las horas de trabajo. En los ratos de asueto y descanso hablarás lo menos posible, ciñéndote a lo indispensable. Desde este momento rendirás, pues, culto constante al símbolo que esta Musa representa. Ella será la mentora de tu vida mientras dure la preparación en el primer grado preparatorio. Amarás el silencio sobre todas las cosas. Observarás sin hacer nunca objeción alguna. No preguntarás ni responderás. Pero intentarás en tu beneficio de concentrar la atención en retener todo cuanto se te enseñe. No te será concedido el privilegio de hablar en la Escuela hasta que tu palabra valga más que el silencio al que te hallarás sometido como disciplina.

Si eran las lecciones aprovechadas y la conducta del novicio aprobada luego de dos años, pasaba a formar parte de los discípulos internos del primer grado, el que duraba otros dos años. Quienes ya no tenían el veto del silencio ingresaban después al aula de los alumnos de segundo grado, entrando en calidad de oyente. Entonces escuchaban: Respeta toda creencia. Elige a los de más destacada virtud por amigos. Sé sobrio en el comer. Vence del mismo modo la pereza, la lujuria y la ira. Sobre todo respétate. No permitas que en la noche cierre el sueño tus párpados sin examinar juiciosamente todas las acciones del día. Pregúntate: ¿En qué habré faltado? ¿Qué dejé de realizar que debía haber hecho?

Segundo Grado de la Enseñanza. LOS MATEMÁTICOS
Los pitagóricos llamaban "día de oro" aquel en que Pitágoras daba la bienvenida a los alumnos de segundo grado. Hecho que coincidía con la fiesta de un día solar. El acusmático ascendía a matemático, con lo que nacía el pitagórico a la Luz Solar ya que participaba en el misterio y la comunión de la palabra. Recibía sus lecciones de manera directa por el Maestro en cuyas lecciones con los propios comentarios y las lecciones del Maestro los nuevos alumnos irían desentrañando su sentido tanto en lo esotérico como en lo exotérico. Practicaba el pitagórico la forma de alcanzar el silencio positivo, mediante la forma de sus pensamientos y su magnetismo. Es allí, en el silencio en dónde se recibe el privilegio de la acción benéfica de su contenido y en esas tranquilas aguas se halla la purificación de la humildad. Con el hábito del silencio se aprende a escuchar, primero las palabras, luego las vibraciones hasta saber encontrar la armonía entre todas las cosas. Venía luego la enseñanza de ese nivel.

Apreciamos al Maestro que da incio a la nueva etapa: Bienvenidos seáis en este hogar del conocimiento. Desde este momento puedo llamaos "Hijos del Silencio" puesto que acabáis de trascender la dilatada prueba de saber callar, una de las más arduas del discipulado. Pero esto no basta. En los cursos que ahora os esperan revestidos de la dignidad de matemáticos, esta augusta filiación tiene que granar en sabiduría. De lo contrario, habríais sólo obtenido el silencio estéril de las piedras. Debéis llegar al silencio positivo, articulando a través de él todas las fuerzas de su pensamiento y magnetismo. En sus aguas tranquilas se halla la purificación de la humildad. No olvidéis nunca que la elegancia completa, la que dimana a la par del cuerpo y el alma, es resultado de la serenidad, del equilibrio de todas vuestras facultades potenciales. Y que la serenidad es la flor secreta de la humildad y la sencillez. Con el silencio se aprende a escuchar, primero las palabras, luego las vibraciones. Porque todo tiene un lenguaje en la vida, aun lo que nos parece mudo. Todo habla al que es capaz de escuchar y comprender sabiendo encontrar esa armonía.

Ahora empieza para vosotros, trascendido el período de preparación, el ciclo de conocimiento que no sería entendido en vuestro adiestramiento en el silencio, sin antes conocer. A eso venís, engrosando las filas de los matemáticos. Emplearéis el lenguaje como un afinado instrumento armonioso. Sólo así penetrarán vuestras palabras en el alma de los que os escuchen. Así crearéis con ellas música de pensamiento. Sin embargo, os aconsejo que seáis siempre parcos en hablar. Reflexionando antes de hacerlo. Cultivad la dulzura del lenguaje si queréis que sea una fuerza, si anheláis que sea en verdad un medio eficaz de persuasión. Pero antes que nada sed verídicos. Únicamente la verdad da a la palabra su poder. La palabra vuestra debe ser sagrada como un juramento. Yo experimento el regocijo profundo de vuestro ingreso aquí, como discípulos directos míos.

El matemático aprendía la correspondencia de los números con los cuerpos geométricos, su símbolo y su interpretación correspondiente. Les decía el Maestro:

        El cero representa lo absoluto e infinito, lo eterno en potencia que no es un valor pero valoriza todas las cosas, lo que no es una realidad pero sí es el espacio donde la realidad se manifiesta. El cero es el principio viviente en estado latente previo a la Manifestación.
        El uno es el principio de todo. Es el símbolo de Dios. El uno es el germen del inmortal e infinito Espíritu, la causa eterna de la que emanan todas las cosas temporales, visibles y sensibles. Al manifestarse ese Uno indivisible, pasa a ser Dios manifestado, el Padre.
        Entonces el uno se halla reflejado en el dos, los pares de opuestos, la dualidad esencial, símbolo de la díada.
        Del uno y del dos nace el tres que completa la tríada. Es la Trinidad. El tres es el hijo, la manifestación divina en el tiempo. Con la tríada tenemos el símbolo primario, la forma perfecta del triángulo equilátero que representa la vida.
        Sucede al número tres el cuatro, la cifra básica del mundo objetivo, pilar de los elementos terrenos. Estos primeros números forman en símbolo del cuaternario, que da paso en su volumen a un poliedro simple, o sea el tetraedro.
        La circunferencia con el triángulo dentro, el cero, el infinito con el punto central, el uno y los nueve puntos es un símbolo cuya interpretación puede realizarse a través de múltiples y misteriosas claves, que no están ahora al alcance de vuestra capacidad.
        A partir del cuatro nos encontramos con que el cinco es la representación genuina del hombre. Es el quinario glorificado, es el ser perfecto con los brazos tendidos en señal de fraternidad a todo cuanto le rodea. La interpretación de los dos brazos horizontales equivale al oriente y occidente de la estrella de cinco puntas o pentalfa. Las dos inferiores equivalen a las dos piernas humanas, en este caso separadas, indicio de marcha, de evolución.
        El número siguiente, el seis, representa el doble triángulo enlazado. El superior el es positivo cuyo vértice se dirige hacia lo alto. El inferior es negativo, posee el vértice dirigido hacia abajo. Es la divinidad contemplando su reflejo invertido en las aguas de la manifestación.
        El siete se transforma en el septenario divino, símbolo a la vez del hombre y del universo. Es el ser humano como microcosmos, el individuo completo, perfecto que a través del tiempo ascendiendo en la evolución, ha trascendido los principios inferiores, el cuaternario de la materia, mediante la trinidad superior o divina que, potencialmente, todos somos susceptibles de alcanzar puesto que la poseemos en estado latente.
        El ocho, el doble cuadrado, ha sido llamado el símbolo de la pureza ya que, mediante esta virtud los cuatro elementos inferiores del hombre se transfieren al trascenderse a su fuerza, a su elevada potencia.
        El nueve es la triple trinidad, la tres veces grande deidad del cosmos. Nuestra religión le ha dado la forma simbólica con las nueve hijas de Zeus, las Musas divinas, cuyo simbolismo es mucho más profundo del que comúnmente se imagina el profano.
        Si sumamos los cuatro primeros números obtendremos el diez, la década sublime, el principio y fin de todas las cosas, el uno y el cero, el punto y la circunferencia, cuerpo máximo y perfecto.

Tercer Grado de la Enseñanza. LA TEOFANÍA
Los iniciados eran recibidos con esta invocación:
¡Oh Zeus! Quita la venda de sus ojos ya que su raza es divina.
Que lleguen a discernir el error y a contemplar
La Verdad pura, sin velos.
La fase del desenvolvimiento de la mente abstracta empezaba con la teofanía un proceso místico con una dosificada y progresiva ordenación de variadas materias, que eran el fondo secreto de los Misterios Religiosos. Era un inicio religioso en la vida del pitagórico. El Maestro les decía: Y así, algún día descubriréis en vosotros mismos la deidad secreta, el ente divino que subyace dormido en lo profundo de vuestro ser interno y que tenéis que despertar. A medida que os vayáis conociendo, esta deidad íntima se irá manifestando. Y en ello subyace la gran finalidad de la existencia. Cuando os conozcáis a vosotros mismos conoceréis todos los misterios del universo. Debéis conocer que son los mismos hombres los que atraen sus desgracias por propia voluntad y elección libre. La ley de las vidas sucesivas da la adecuada explicación a todas las desigualdades de nuestra existencia. Necesitamos muchas vidas, revertirnos de múltiples cuerpos, nacer y morir y volver a nacer muchas veces para llegar al fin último de la perfección que es la meta.

Pitágoras mostraba una gran dulzura y comprensión al hablar sobre el tema que conoceremos, resplandecía su aura al impregnar a los selectos discípulos con el contenido de la Sagrada Verdad que nos revela que TODOS somos iguales, hijos de DIOS y bien amados seres divinos. Que nuestra transitoria existencia por más dolorosa que ella sea es justa y nosotros mismos la pedimos para evolucionar. La MUERTE la explicaba de la siguiente manera: Al morir un individuo llega al Más Allá. No debéis sentiros superiores a nadie por haber alcanzado esta etapa del conocimiento. Amigos míos, quien muere, si su alma es de tipo inferior o poco evolucionada, despierta, después de un breve período de inconsciencia, en el Erebo, la región sombría más densa, la más próxima al mundo material. Es esta una región de sufrimientos y angustias. El alma se halla allí prisionera de sus propios pecados y vicios, atada por sus mismas cadenas. Quiere salir de allí, la región de los martirios, pero es una isla, rodeada por el Aqueronte, un río cenagoso que el alma no puede cruzar. El tiempo y el sufrimiento operan la debida purificación quitando el lodo del pecado y los vicios, liberando al desencarnado de las partículas más groseras de su naturaleza inferior.

Los que han vivido una vida más pura y honesta atraviesan esas oscuras regiones en la barca de Caronte a través de los ríos Aqueronte y Cocito y de la laguna Estigia. En ese paso por las oscuras regiones deja el alma parte de sus lastres terrenales. Desembarca en la región del Hades, donde encuentra a los seres queridos que han muerto anteriormente, como lo son los de familiares y amigos. En el Hades se desgastan y queman los residuos emocionales de la índole que sean. Cada cual crea allí su propio ambiente. Va desechando el alma paulatinamente sus hábitos vulgares, sus rutinas cotidianas y se va posesionando de la naturaleza más sutil de su doble. Cuando ha agotado las experiencias del Hades, se opera en el desencarnado la llamada segunda muerte. Fenece aquel cuerpo astral por inanición psíquica y desintegración natural. Tras un período de semi adormecimiento, pasa al Tártaro, región más serena y diáfana, el plano de la mente. En él recoge el alma el fruto asimilado de sus experiencias y estudios. Se traducen en realidad sus conceptos y su razón de las cosas. Despejada ya de sus deseos y emociones, vive de aquellas ideas por las que no fluyen los vientos inestables de lo emotivo y transitorio.

Las almas de los que han desenvuelto en la Tierra su contraparte superior, su naturaleza espiritual, del Tártaro pasan después del auto-juicio de las almas a los Campos Elíseos, la tierra de la perpetua felicidad. Allí gozan las almas de un dilatado estado de bienaventuranza. Viven en una contemplativa paz entre paisajes de inenarrable belleza. Reina una primavera eterna en una variada sinfonía de armonías. Las almas viven en un éxtasis sin fin acumulando reservas de beatitud que en su próximo descenso a la Tierra alimentará, cual chispazos del recuerdo celeste, sus nobles propósitos, sus sueños de esperanza. En ese estado de contemplación perpetua, se curan todos los dolores del mundo, y las herida recibidas en la Tierra. Cuando un alma, según sea su capacidad de adelanto y saturación, ha asimilado la experiencia benéfica y gozosa de los Campos Elíseos, siente la necesidad de retornar a la Tierra en busca de nuevas experiencias.

Entonces desciende la corriente del Leteo incorporándose aquellos elementos necesarios de cada plano en sentido inverso, o sea por relación de menor a mayor densidad. Atraviesa nuevamente el Tártaro, el Hades y, vadeando los ríos que los separan, vuelve a la Tierra donde, de acuerdo con sus deudas y haberes anteriores toma una nueva envoltura material adecuada al ambiente donde allegará las nuevas y necesarias experiencias para su progreso.

Una vez en la Tierra, no guardan las almas por lo común, más que leves reminiscencias de su largo viaje por el Más Allá, así como de sus vidas anteriores.

Cuarto Grado de la Enseñanza. REALIZACIÓN - ARMONÍA
El Fruto de la Teofanía era la realización armoniosa de la vida. El discípulo salía de los cursos superiores con una gran madurez espiritual. Había trascendido ya el contenido teórico del pitagorismo. El desenvolvimiento integral de todo su ser le confería irradiación y prestancia. Esa majestad que, sobre todas sus virtudes y conocimientos, hacía que la gente reconociera y admirara a los discípulos de Pitágoras sólo por su aspecto y apariencia.

Al finalizar el grado superior teofánico, se entraba de lleno en posesión de sus derechos, por haber desenvuelto sus capacidades. El pitagórico se convertía en el ideal encarnado de la Escuela y podía representarla en cualquier lugar, ejerciendo sobre sí mismo el deber de la autovigilancia. Algunos teofánicos partirían a lejanos lugares con el fin de fundar núcleos de hermandades y nuevos centros docentes.  Les decía el Maestro a sus discípulos elevados al supremo grado de Compañeros: Practicad el rito de vuestra intimidad como los Iniciados en los Misterios. No pongáis jamás el alimento en vaso impuro. No sigáis senderos públicos. No llevéis estrecho el anillo. No escribáis sobre la nieve. Fijaos en la melodía de esa lejana arpa. El orden de esa melodía que oís es un trasunto fiel y armonioso del dibujo que los planetas trazan en el firmamento por razón de su potencia y afinidad. Magia pura es esta música.

Antes de retirarnos de la Escuela Pitagórica vemos a destacados discípulos escribiendo algunas breves enseñanzas del Maestro:

* La dicha es poder llegar a estar de acuerdo con uno mismo.
* La Virtud es la Filosofía en acción.
* La filosofía es la Verdad que surte de palabras al sabio.
* No te creas más sabio que otro, con ello sólo probarás que eres menos sabio.
* El silencio es la primera piedra del Templo de la Filosofía.
* No hagas de tu cuerpo la tumba de tu alma.
* En la duda, abstente.
* Haz germinar el alma por la Meditación.
* A nadie desprecies.
* El buen consejo es cosa santa.
* No hables de DIOS en la plaza pública, ni de asuntos públicos en el Templo de DIOS.
* No pongas tú pie en la danza del pueblo.
* La Armonía es el Alma del Mundo.
* Los hombres pueden ser catalogados en dos grandes grupos. El primer grupo es el de los filósofos o buscadores de la Verdad, ellos procuran vivir de acuerdo a esa Verdad. El otro gran grupo es el del pueblo o masa dominada por los instintos, prejuicios o sensualidad, frutos de la Ignorancia.
* No conviene revelar todo a todos.
* No debemos usar el mito para esconder la Verdad y mantener así al pueblo ignorante venerando Sagradas Leyes cuya interpretación desconocen. Es mejor instruir a los hombres en vez de engañarlos.

Refuerza el título del presente capítulo los estudios sobre las ondas cerebrales alfa, profundizados en varios países con la idea de "fabricar" paranormales y con el fin de ayudar mediante la músicoterapia, sobre todo escuchando los segundos movimientos de la música barroca, que se armoniza en la década, y para el mejoramiento de las facultades humanas. Las ondas cerebrales alfa, como se verá en el siguiente capítulo, poseen entre 100 y 150 microvoltios y de 7,5 a 13 Hz, ellas son las encargadas con su vibración de trascendernos a una realidad o esfera superior del hombre, en especial cuando se sincronizan con el ritmo 10. Pues bien, Pitágoras enseñaba que el día que el hombre encontrara la década o el 10 en sí mismo, ese día ascendería al nivel superior. La ciencia en lo experimental y en la práctica demostró esa realidad al analizar y comprobar los beneficios del ritmo alfa cerebral, es decir, una vez más avaló la moderna ciencia que Pitágoras tenía razón.


 

 

 

 

 

CAPÍTULO XII

EL ARTE DE MEDITAR
Y EL ARTE DEL BUEN PENSAR
Debemos estar parados en nuestros propios pies,
en la plataforma del Ser; no edificar la vida sobre
la opinión de los demás.
Maharishi Mahesh Yogi.

Al hombre-masa, a veces muy rico y de gran posición social, sólo le interesa cómo vive, el por qué no lo motiva. La meditación es un Arte y una Ciencia destinada al que se pregunta ya el por qué. Como arte nos llegó de Oriente, en cuanto ciencia se la demostró en Occidente. Abundan los métodos de interiorzación y aquietamiento de la mente, que es la meditación. Algunos muy publicitados, otros muy ocultos y los más son naturales y los ignoramos a pesar de estar en ocasiones en estado de meditación. No existe la técnica, existen variadas formas de lograrlo y todas con los mismos positivos efectos. Quien se abstrae ante una buena música inspirada, está meditando. Quien se abstrae en su ensimismamiento al contemplar la naturaleza, una foto de la misma o una pintura inspirada, está meditando. Quien se abstrae por los recuerdos de una inspirada lectura, está meditando. Quien, aprovechando la positiva energía que llega al planeta, se sienta, cierra los ojos, suaviza la respiración y se relaja, está meditando. Esto lo demuestra la Ciencia al señalar además que quien está meditando está manifestando un natural estado de consciencia, el cuarto estado, o estado de meditación que posee características propias en cuanto al ritmo cerebral y el funcionamiento del organismo. Para entender este estado de consciencia es conveniente tener algo de información sobre los hemisferios cerebrales cosa en parte ya vista en un anterior capítulo, y considerando que su conocimiento facilita la comprensión del proceso y retroalimenta la mente subconsciente con una idea impuesta por el consciente con fe y certeza de que es efectiva y real, idea tan necesaria para nuestra racional forma de pensar, abundaré en nuevos detalles sobre el tema, previo a mostrar aspectos del Arte de Meditar.

A mediados del siglo XIX Paul Broca fue el primero en observar que pacientes con lesiones cerebrales de ciertas zonas del hemisferio izquierdo se les producía trastornos en el habla. En 1874 Carl Wernicke constató que el lenguaje sólo era afectado por una lesión en el hemisferio izquierdo. Se pensó que ese hemisferio era superior y diferente al derecho, surgiendo la teoría de la dominancia cerebral. Por la Segunda Guerra Mundial se comprobó que en soldados con daño en el lado derecho del cerebro eran afectados en ciertas funciones de su organismo, lo que en 1986 VerLee resumió así: Los pacientes con lesiones en el hemisferio cerebral derecho conservan su capacidad verbal pero experimentan una distorsión espacial, como no saber llegar al baño o encontrar una habitación de la casa. Les cuesta vestirse solos al ponerse ropa al revés y una extremidad en la manga o pierna que no corresponde. Sus dibujos reflejan serios problemas espaciales. El hemisferio derecho es superior al izquierdo en la discriminación de colores y formas, al igual que con otras funciones sensoriales. Fueron Roger Sperry y colaboradores como Gazzaniga y Bogen del Instituto Tecnológico de California quienes en los años '60 crearon la técnica de la comisuroctomía o del corte del cuerpo calloso que une ambos hemisferios cerebrales, aplicándola por primera vez en gatos. El estudio llevó a afirmar al grupo de Sperry que tenemos dos cerebros, el izquierdo y el derecho y él recibió en 1981 el Premio Nobel de Medicina. Se llegó a la conclusión final que el cerebro derecho tiene una rica e independiente vida mental y es capaz de experienciar la mayoría de las actividades del cerebro izquierdo.

Según VerLee lo que fundamentalmente diferencia ambos hemisferios cerebrales, en cuanto a sus funciones, es su estilo de procesamiento de la información. El izquierdo es más eficiente cuando trata de un tipo de información temporalmente organizada, como la del lenguaje. De la misma manera que el derecho se especializa en una modalidad de proceso que percibe y construye pautas, por lo que es más eficiente en las tareas visoespaciales.

MacLean entre 1978 y 1990 desarrolló su teoría del CEREBRO TRIUNO, es decir tres cerebros integrados en uno. El reptiliano formado por los ganglios basales, el tallo cerebral y el sistema reticular que es el responsable de la conducta automática o programada, como las de la preservación de la especie y los cambios fisiológicos necesarios para la sobrevivencia. Procesa las experiencias primarias, no verbales de aceptación o rechazo; rutinas, hábitos, espacio vital, adicciones, inhibiciones y seguridad. Este cerebro se caracteriza por la acción. El sistema límbico cuya principal función es la de controlar la vida emotiva, lo que incluye los sentimientos, el sexo, la regulación endocrina, el dolor y el placer. Está anatómicamente formado por los bulbos olfatorios, el tálamo, las amígdalas, el hipocampo y la pituitaria. Se le puede considerar como el cerebro afectivo que energiza la conducta para el logro de las metas. La neocorteza conformada por los dos hemisferios cerebrales que es donde se llevan a efecto los procesos intelectuales superiores.

Herrmann en 1989 propuso la teoría del cerebro total que se expresa en un modelo que integra la neocorteza con el sistema límbico. Sería una totalidad orgánica dividida en cuatro áreas o cuadrantes, a partir de cuyas integraciones se puede lograr un estudio más amplio y completo de la operatividad del cerebro y sus implicaciones para la creatividad y el aprendizaje. El cuadrante A es el lóbulo superior izquierdo y se especializa en el pensamiento lógico, cualitativo, analítico, crítico, matemático y basado en hechos concretos. El Cuadrante B es el lóbulo inferior izquierdo y se caracteriza por un estilo de pensamiento secuencial, organizado, planificado, detallado y controlado. El Cuadrante C es el lóbulo inferior derecho, se caracteriza por un estilo de pensamiento emocional, sensorial, humanístico, interpersonal, musical, simbólico y espiritual. El Cuadrante D es el lóbulo superior derecho y se destaca por su estilo de pensamiento conceptual, holístico, integrador, global, sintético, creativo, artístico, espacial, visual y metafórico. Estas cuatro áreas se recombinan y forman cuatro nuevas formas de pensamiento: A-B del hemisferio izquierdo con pensamiento realista y del sentido común. C-D del hemisferio derecho idealista y kinéstico. A-D pragmático. B-C instintivo y visceral que incluye el sistema límbico.

Esto la neurociencia lo propone para la aplicación de un moderno concepto en el sistema educativo, destacando que la información no sólo debe presentarse en la modalidad verbal tradicional que es la que estimula el cerebro izquierdo, sino que estimulando además el cerebro derecho con una modalidad no verbal, gráfica o pictórica. Usando en las aulas de clases una estrategia instruccional mixta que combine técnicas secuenciales, con otros enfoques que permitan a los alumnos ver pautas, hacer uso del pensamiento visual y espacial, tratando con el todo cerebral además de las partes se logra enseñar el pensamiento visual; la fantasía; el lenguaje evocador; la metáfora; la experiencia directa y la música.

La MEDITACIÓN es una simple técnica natural que lleva a la interiorización. Con la práctica se accede al estado de meditación caracterizado por la armonización de la función de ambos hemisferios cerebrales. Hay técnicas contemplativas como permanecer frente a una vela encendida, una flor o una grata imagen. La mente se aquieta y gradualmente se trasciende. Otras usan la concentración en un pensamiento positivo, dejando venir el pensamiento se le sigue hasta lo más profundo, analizando las asociaciones que vayan surgiendo sin fijarse en lo que no tenga relación con el pensamiento base. La práctica permite acercarse a la fuente del pensamiento y se trasciende. Algunos utilizan la repetición de una palabra sin significado pero con vibración llamado mantram, ello aquieta la mente y se llega a la fuente de los pensamientos. Los mismos efectos se han demostrado si se repite una palabra o frase corta con positivo contenido para la persona que la usa en su meditación.

Bhagavan enseñó su técnica del Yo, concentrándose primero en uno, averiguar quién es uno, descubrir el propio Yo al indagar en su búsqueda interior. Lo único inmortal y permanente en nosotros es el Yo, eso es lo que debemos encontrar. Consideraba Bhagavan a la Realización del Yo como la máxima ayuda que se puede dar a la humanidad. La técnica tiene que hacerse en un lugar tranquilo, cómodamente sentados y relajados, entonces iniciar la búsqueda: ¿De dónde vine Yo? ¿Quién soy Yo? La mente se apacigua marchando a la búsqueda de la fuente del pensamiento del Yo. ¿Soy Yo acaso este cuerpo o sus funciones? ¿Soy mis emociones o pensamientos? ¿De dónde vienen los pensamientos que ahora tengo? ¿Quién soy Yo en este instante? ¿Dónde me encuentro? No soy el cuerpo, no soy las funciones del cuerpo, no soy los sentimientos, no soy los pensamientos. Entonces ¿Quién soy Yo? Sus discípulos le preguntaban cómo se logra encontrar y saber quién es el Yo. Bhagavan les respondía: Yo Soy. Averigüen por sí mismos quienes son. Todo lo que se necesita es averiguar el origen del Yo y quedarse allí. Busquen lo eterno que no es reconocido como tal por la ignorancia. Al indagar con paciencia ¿Quién soy Yo? llega el momento en que se descubre la Verdad. El Yo es Conciencia Pura, la finalidad de la indagación del Yo supera la repetición de cualquier mantram, por estar enfocada la mente en su propia Fuente. Así lo enseñó Bhagavan.

Krishnamurti señala que para meditar: Se debe permanecer tranquilos, sentados sintiéndose cómodos, cerrando los ojos. En esa quietud comenzar a vigilar los pensamientos como un espectador de los propios pensamientos que van surgiendo. Ver cómo un pensamiento corre detrás de otro sin preocuparse si es bueno a no, sin intervenir, sin corregirlos, sólo vigilándolos. Una vez que se comienza a aprender observando los pensamientos, el aprender no tiene fin. Se deben observar los pensamientos que van surgiendo, seguirlos, investigar por qué surgen, pero sin tratar de modificarlos. Hacerlo sin esfuerzo, cuando uno surja no rechazarlo, sólo observarlo y se llegará a tener una percepción y una conciencia activa en el acto de ver cada pensamiento y cada clase de sentimiento. Se llegará a conocer hasta los pensamientos más profundos y secretos con sus motivos, sin distorsionarlos como correctos o incorrectos, como buenos o malos. Al seguir indagando cada vez más profundo en los pensamientos que surgen, la mente se vuelve sutil y sensible, está contemplando despierta, se ha logrado penetrar en el silencio de la mente, cada vez más profundo, cada vez más lejos.

Mientras daba una conferencia en Poona, India, el 10 de octubre de 1948, J. Krishnamurti se refirió a la meditación: Sin conocimiento propio, ningún problema humano puede ser permanentemente resuelto. Un hombre que está comprometido en un sendero, en un enfoque en particular, es incapaz de flexibilidad, y aquello que no es flexible se rompe. El comprenderse uno mismo es imperativo, porque sólo el conocimiento propio puede resolver los innumerables problemas que se nos plantean; y no podéis abordar el conocimiento propio por ningún sendero en particular. Necesitáis comprensión integrada y no atención especializada. Para que haya atención plena, vuestra mente no debe estar distraída; y puesto que vuestra mente lo está, ¿por qué no seguir las diversas distracciones y descubrir? Si hacéis eso, veréis con cuán extraordinaria rapidez la mente se vuelve sutil, intensa, despejada y vital. Pensar un pensamiento hasta el final es tarea ardua y muy pocos están dispuestos a hacerlo. Lo importante es el descubrimiento de cómo el pensamiento se engaña a sí mismo; y cuando descubrís su falsedad, entonces podéis enfrentar lo que es. Sólo entonces lo que es revela su plena significación, su sentido. Quien ve las cosas claras no puede evitar el exponerlas claramente.

Yo no quiero un "ashram" por la sencilla razón de que vosotros sois más importantes que el "ashram". Seguís a los "gurús", formáis comunidades e inevitablemente ellas fracasarán, porque el instructor llega a ser de suprema importancia y no vosotros. Si buscáis la verdad, jamás ingresaréis a un "ashram" y jamás tendréis por referencia a otra persona. Queréis que algo ocurra para cambiar, y sin embargo no consideráis el problema. Sólo puede haber un milagro cuando estáis dispuestos a recibir ese milagro. Veos a vosotros mismos, en cambio, tal cual sois, y descubriréis qué cosa extraordinaria ocurre. Lo que cambiará vuestro duro corazón es el ver las cosas tal como son. Cuando veáis y reconozcáis que vuestro corazón es duro, que vuestra mente está llena de juguetes infantiles; cuando lo reconozcáis, veréis ocurrir una transformación. Debéis tener la intención y miraos a vosotros mismos, y daos cuenta tal cual sois. A medida que os volváis perceptivos, veréis ocurrir un milagro que jamás habríais sospechado, un milagro que es la verdad, que transforma, que libera.

Sólo podéis investigar qué es la meditación cuando nada deseáis. Una mente meditativa es una mente que se conoce a sí misma, lo cual significa que la meditación es el principio del conocimiento propio. No podéis meditar sin conoceos a vosotros mismos. La meditación por lo tanto, es el comienzo del conocimiento propio, que consiste en conocer las actividades conscientes y también el contenido total de las capas ocultas de la mente. Todo pensar es del tiempo. Si queréis comprender un problema humano, no tiene que haber proceso de pensamiento, y el librar a la mente del proceso de pensar es meditación; y no podéis meditar sin conocimiento propio. Sólo cuando hay conocimiento propio, del que la meditación es el comienzo, la realidad se manifiesta; y es la realidad lo que libera. Eso es Meditación para Krishnamurti.

Rajneesh nacido en India en 1931 señala que la Meditación no es un método hindú ni una técnica o un arte, es un producto que surge del vivir total, no es algo que se agrega a lo que uno es, es el florecimiento total de la personalidad. Se debe evolucionar hacia la Meditación, no esperar que la Meditación sea entregada. La mente no es por sí meditativa, debe cambiar antes que la Meditación tenga lugar. La mente todo lo verbaliza, ello entorpece la plena vivencia de la experiencia. Por ejemplo, cada rosa es algo nuevo, completamente nuevo, nunca antes ha sido ni volverá a ser, al llamarla rosa matamos lo nuevo con una vieja palabra. La existencia es joven, todo lo que nos rodea es joven, el lenguaje que lo expresa es viejo. Meditar significa vivir sin palabras, ver las cosas sin verbalizarlas, transformarse en amo del mecanismo de la mente. Cuando en pleno estado de conciencia desaparece la barrera del lenguaje, estamos meditando. Lo primero es estar consciente de los procesos mentales y cómo la mente funciona. En la mente entre dos palabras o pensamientos siempre existe un espacio, una brecha, al estar alertas se lentifica la mente, ampliándose la brecha existente entre los pensamientos. Si se ven los espacios no pueden verse las palabras. Hay un intervalo, cuando se conoce ese intervalo o espacio vacío, se está en él; permanecer en esta brecha en estado consciente es Meditación. El estado inconsciente, la modorra mental del mantram, la autosugestión, en los que no hay palabras, no es Meditación por no estar conscientes y alertas de la brecha. Para encontrarla hay que ser un buscador y no un discípulo. La Meditación viene hacia uno, se acerca a todos los que están preparados, receptivos y buscando. No se debe aprender de otro, la mente siempre busca lo más fácil, en forma peligrosa se explota la premura espiritual, no buscar gurús, no pedir mantram, el mantram es sugestión que puede ser útil para la salud física y el equilibrio mental, pero no es Meditación. La Meditación surge de la propia profundidad interna, no pregunten cómo meditar, sí pregunten cuáles son los obstáculos por los que no se está en estado meditativo. La Meditación es el esfuerzo para saltar al inconsciente, es un salto a lo desconocido, no se puede realizar pensando. Para trascender es necesario aceptarse como se es, permanecer conscientes de lo que se está haciendo y no reprimir nada. En un mundo caótico deben usar técnicas caóticas. Las técnicas tradicionales de meditación parecen haber pasado por alto los condicionamientos humanos, no en vano han fracasado tan estrepitosamente. Así habló Rajneesh. Esta técnica él la llama Meditación Dinámica.

Maharishi Mahesh Yogi recibió en la India de su Maestro Swami Brahmananda los fundamentos de la Ciencia del Ser y el Arte de Vivir, del Ayurveda junto con la técnica de Meditación Trascendental y la misión de entregarla en Occidente para ser difundida y estudiada bajo el nombre de Ciencia de la Inteligencia Creativa cuyo aspecto práctico es la Meditación Trascendental que se recibe en un curso donde individualmente un instructor en una ceremonia entrega el mantram de acuerdo con el grupo de edad de la persona. La repetición del mantram aquieta la mente y uno se interioriza. El mérito de Maharishi fue el de llegar al lugar correcto en el momento adecuado. Su método se popularizó y extendió al final de los años ´60. A su vez logró que científicos lo estudiaran, demostrando la ciencia lo que el estado de meditación es: Un estado natural de consciencia.

No existe la fácil y rápida técnica milagrosa que tantos buscan como a la fuente de vida. Los resultados de meditar corresponde a la constancia, forma de realizar el método y motivación que lleva a hacerlo. El método va desde el nivel consciente hacia el subconsciente. Los resultados se materializan desde el subconsciente estimulado hasta el consciente, desde el mundo interior hacia el mundo exterior.

Estando una persona en alfa cerebral la visualización creativa desencadena los poderes latentes, la Fuerza que todos tenemos y que todos podemos manifestar. Acepto los beneficios de la Meditación y comparto lo afirmado por Rajneesh en cuanto al fracaso de las técnicas en el sentido que de cada 100 iniciados, 50 abandonan rápido, 40 más adelante y pasado unos años sólo queda 1 constante. Toda meditación correctamente llevada conduce a la meta en el estado superior de conciencia meditativa o trascendente, al que se llega por la brecha o el silencio de la mente despierta, mente en alerta en descanso. La Sagrada Tradición destaca los beneficios de la Meditación y nos dice que en la interiorización es aconsejable reforzar cualidades que nos hacen falta. La mente no puede dar cabida en forma simultánea a dos pensamientos opuestos. Esta característica de la mente podemos aprovecharla en el propio beneficio anulando lo negativo de nuestra personalidad al reforzar lo positivo. Todos los métodos o técnicas benefician al meditante constante, siendo la constancia el factor fundamental para logra los beneficios de la técnica. Sin embargo el abandono de la metodología es una realidad, ¿Qué pasa? ¿Será acaso que en la moneda de la vida que tiene dos caras, la exterior apocalíptica ejerce tal fascinación y poder que somos incapaces de mirar la otra cara que es interior? La cara exterior nos liga y esclaviza a sus densas vibraciones, la cara interior nos desliga y libera ofreciéndonos en nuestra libertad ser mejores y mirar hacia la Luz.

Se han realizado estudios en meditantes, el electroencefalógrafo ha permitido graficar la actividad eléctrica del cerebro que usa cuatro tipos de ondas cerebrales: Alfa, Beta, Theta y Delta y una variación caótica muy de moda en nuestro acelerado mundo moderno de las ondas Beta, llamadas Ram alta por su alta frecuencia y caos o desorganización. Se adjunta una tabla explicativa:
 

Ondas Cerebrales

Estados de Consciencia

Beta
13 a 28 Hz
150-200 microvoltios

·  Procesos conscientes. Vigilia

·  Enfoque externo

·  Activo y apegado

·  Estado racional - analítico 

·  Pensamiento y concentración

Ram-Alta
+ de 28 Hz
+200 microvoltios

* Estado de estrés y confusión
* Escuchar música densa moderna

Alfa
7,5 a 13 Hz
100-150 microvoltios

·  Procesos conscientes

·  Enfoque interno

·  Relajación no vigilante

·  Pensamiento ensoñador o…

·  fantasía realística o… 

·  calma y quietud, no pensamiento

Theta
3,5 a  7,5 Hz
50-100 microvoltios

·  A menudo inconsciente 

·  Puede sentir experiencias

·  Enfoque interno

·  Inactivo y ausente (no apegado)

·  Receptivo

·  Experiencias hipnóticas

·  Sueños en pensamientos e imágenes

·  Memorias de eventos pasados 

·  Estado intuitivo - creativo

Delta
0,2 a 3,5 Hz
10-50 microvoltios

·  Sueño profundo

·  Foco interno

·  Corte con el mundo externo

·  Pensamientos lentos 

·  Pérdida del control de los procesos mentales

Pues bien, el E. E. G. (electroencefalograma) permitió graficar neurofisiológicamente la existencia de los cuatro estados de conciencia del hombre, los tres tradicionales como la vigilia, el dormir y el soñar y el "nuevo" estado el trascendente o de meditación. Ha sido gracias a la moderna tecnología, como lo señalaron los enviados llegados de Oriente, que se demostró la realidad de los positivos efectos de la Meditación en el organismo y la conducta del meditante y se "descubrió" que era un estado más de conciencia humano. Jung y otros psicoterapeutas de su época, plantearon, en base a la observación clínica, la existencia de dos mundos, de dos formas de conocimientos en el hombre, uno orientado hacia el Mundo Exterior y el otro dirigido hacia el Mundo Interior. Sperry como ya lo vimos demostró la existencia de los dos cerebros en el hombre con dos conciencias. Nos conectamos al mundo exterior por la prioritaria acción del cerebro izquierdo y al mundo interior por la prioritaria acción del cerebro derecho. Yogi Ramacharaka opina: La mentalidad de Oriente es tan unilateral como la de Occidente. La primera se preocupa del "Yo soy" sin considerar el "Yo hago". La segunda se satisface con el "Yo hago" sin preocuparse del "Yo soy". El progreso de la humanidad depende de la armónica combinación del método de la Actividad del occidental con el de la Idealidad del oriental, a fin de lograr el equilibrio entre lo material y lo espiritual.

El cerebro izquierdo trabaja de preferencia emitiendo ondas cerebrales del tipo Beta, la pasividad no va con este cerebro. El cerebro derecho trabaja de preferencia con la actividad de ondas cerebrales del tipo Alfa, cuyo ciclo nos conecta con el mundo interior. Apreciamos que la activación del ritmo alfa cerebral no es prioritario de la técnica, ni que uno va la técnica. La técnica llega a uno, desde la más compleja u oculta hasta la más simple o natural, todas llevan a lo mismo y uno recibirá la que es acorde con la propia personalidad. Hay factores comunes dignos de destacar para nuestra occidental manera de pensar y de ser, en cuanto a la metodología, ellos son:

* Emplear la visualización.
* Usar el poder de la autosugestión para fijar positivas ideas en el subconsciente.
* Reforzar los destacados aspectos de la propia personalidad, usando imágenes positivas para anular y debilitar los efectos negativos de los erróneos pensamientos.
* Iniciar la búsqueda del Ser.
* Tener siempre presente que el uso de las crecientes facultades mentales no son para su abuso ni el logro de egoístas fines. Son para beneficio de la naturaleza y la humanidad.
* Pedir la Fuerza para emplearla correctamente.

Prentice Mulford hace unos 120 años escribió sobre la Fuerza y su uso: La Fuerza es la energía mental que debe ser usada y bien aprovechada. Cuando el hombre conozca su Fuerza y sepa usarla no habrá guerras, el mundo será un mundo mejor. Todos tenemos la Fuerza, su energía influye en otras personas y en la naturaleza. Debemos aprender a canalizarla sólo hacia lo positivo, como ya lo decía el hombre sabio de la antigüedad: "Aquello correcto que quieras hacer, hazlo con toda tu fuerza". Para lograrlo se recomienda pensar que tenemos la Fuerza, pedirla a nuestro Yo para orientarla sólo a lo positivo. Durante el día no pensemos en enfermedad o fracaso, es desperdiciar la energía y hacer que el cuerpo se enferme y fracasemos al canalizar con el pensamiento la Fuerza hacia lo negativo. Estas sabias palabras de un hombre sabio, fueron dichas por un visionario, expresando el mensaje más actual que podemos recibir. La energía interior hay que orientarla al estado de buena salud y el éxito para así ser en mejor forma útiles a los demás. Es necesario hacer de la concentración un hábito mental, evitando la distracción que nos hace gastar energía inútilmente. Tengamos FE en nuestra Fuerza Interior que nos mantiene vivos, nos da salud y armonía. Pidamos humildemente activar la Fuerza para ser útiles en la vida. La Fuerza la tenemos, en la ignorancia no sabemos cómo usarla. La Fuerza está en la realidad interna de cada uno.

M. R. Kopmeyer consagró 40 años de su vida al estudio de los métodos comprobados para triunfar en la vida. Insiste en destacar que todos pueden encontrar su meta y que para lograrlo es necesario representarla mentalmente, visualizando aquello que se desea llegar a ser. Se logra por medio del Poder Mental que puede materializar los pensamientos en realidades. Se basa en la Ley Universal de la Coherencia: Uno no puede representarse mentalmente una cosa y llegar a ser otra. Los cuadros mentales que nos gobiernan se hacen realidad por la energía del subconsciente. Lo que fue revelado a los antiguos sabios, lo que se aprendió durante miles de años de estudio, experiencia y observación, y lo que la Ciencia Moderna, la psicología y la psiquiatría comprobaron una y otra vez es que SU FUTURO SERÁ LO QUE USTED SE REPRESENTE MENTALMENTE QUE SERÁ. La pantalla mental del subconsciente se materializa en la realidad de la vida consciente. Nuestra vida es lo que nuestros pensamientos hacen de ella. El poder de la mente tiene tres niveles: El de la mente consciente, el de la mente subconsciente y el de la Mente Infinita. La mente subconsciente nos comunica con la Mente Infinita y posee los medios y el ilimitado poder para materializar cuanto se le proyecte desde la mente consciente en forma intensa y constante como cuadros mentales. Por tanto se mejora la vida mejorando la calidad de los cuadros mentales que uno provee a la mente subconsciente. Hay que ser constante y visualizar con la mejor calidad posible lo que se desea para la vida de uno.

Esta enseñanza de Kopmeyer la realizamos dinámicamente potenciándola al trabajar en alfa cerebral, es decir, ojos cerrados, suave respiración nasal y sintiéndonos relajados, cada vez más profundos y relajados: Entonces ver o visualizar. Si hay fe, además de la constancia e intensidad de la idea, se desencadenan una serie de acontecimientos mentales de predominio alfa cerebral con el fin que lo aspirado sea una realidad. Abundan los ejemplos que avalan la metodología del arte del buen pensar. Esta alquimia mental y cerebral es el fruto de la interiorización que transmuta partículas mentales densas o negativas en partículas sutiles o positivas que facilitan la natural emisión de mejores pensamientos. El dramaturgo alemán Hebbel, tal vez viendo un cercano futuro señaló: El hombre que soy saluda tristemente al hombre que pude haber sido. No miremos tan a la ligera el contenido de este pensamiento. Somos hombres terrenales ligados al plano del mundo por las bajas vibraciones de nuestros pensamientos. Ese hombre que soy, podría contemplar pronto cómo hubiera llegado a ser si se hubiera tomado la molestia de pensar mejor y pudiendo haber pasado a ser un hombre nuevo más sutil.

Se redescubre el fabuloso poder de la autosugestión, el autoanálisis, la visualización y el arte del buen pensar. No puede la ortodoxia religiosa, filosófica y científica seguir negando esta realidad. No pueden negar el poder del pensamiento positivo reiterativo o autosugestivo en la sanación, la eliminación del estrés y el éxito en las metas de la vida, además con la superación y mejor rendimiento en la diaria actividad. Abundan los éxitos de esta misteriosa Fuerza en donde la Medicina fracasó, lo que lleva a evolucionadas mentalidades del mundo científico a estudiarla con el fin de encontrar cómo controlarla. En Psicología se experimenta con el reforzamiento psicológico en la cura del cáncer, digamos mejor con la correcta visualización orientada a la eliminación de las células cancerosas "viendo" cómo son reemplazadas, en el órgano afectado, por células sanas. En Medicina es fundamental la Fe del paciente en su médico o en los medicamentos recetados. Quien toma un remedio placebo (que no tiene nada) si cree que es la droga de sanación que su médico le señala, se sana en un significativo porcentaje de casos. El poder de esta autosugestión se usa en el entrenamiento autógeno, en especial en deportistas de alto rendimiento. No basta creer en la Fuerza, es necesaria una actitud mental consciente de convicción plena en ella. Mal puede una persona que vive en la autocompasión repetir y repetir: cada día en todo sentido, me sentiré mejor, mejor y mejor, como lo recomendó hace unos 70 años el Dr. Emile Coué. Esa persona seguirá enferma por necesitar su personalidad motivos para quejarse y compadecerse de sí misma y criticar a otros y atraer la atención de los demás hacia su problema.

En el autoanálisis eliminemos las trabas que nos frenan aceptándonos como somos e iniciando el positivo cambio mediante la reprogramación metal adecuada a cada caso. Tenemos que fijar precisas y lógicas metas hacia donde canalizar la atención. El autoanálisis es un paso inicial fundamental para comenzar el cambio frente a la vida, cambio que activará la Fuerza. Enfrentemos la vida tal cual la hemos vivido, sin importar quienes seamos y dónde estemos ni la edad que tengamos. Nunca es tarde para el positivo cambio. Hacerlo sin temor, seamos valientes y honestos con nosotros mismos. En la interiorización preguntemos al Yo ¿Quién he sido? ¿Cómo he vivido? ¿Cuáles fueron mis errores? ¿Por qué? Enfrentemos cara a cara al Yo. ¡Si Él es nuestro aliado! Es el mejor amigo y el mejor consejero. Aceptada la propia realidad por muy miserable, asquerosa y dura que ella haya sido, podemos trazar metas para el cercano y lejano futuro. Conociendo los propios puntos débiles, luchar por reforzarlos con la repetición de sus pensamientos positivos opuestos. En el reino de la mente lo similar atrae a lo similar. Usemos la técnica del espejo mirándonos fijo, cara a cara, luego sonreír, sonreír de verdad al mundo y a nosotros mismos, repetirnos frases de apoyo, ver en los ojos la chispa de energía que hará realidad nuestra aspiración. Ante el espejo cultivar la tolerancia, la paciencia, el amor; amémosnos a nosotros mismos en vez de odiarnos, pues sólo quien se odia lleva al mundo al caos con la emisión de pensamientos negativos, además del perdón; perdonarse a uno mismo, hemos sido los peores jueces de nosotros, y perdonar mentalmente a quien en su ignorancia nos haya dañado. Si queremos que nuestra vida cambie, no se logrará si nosotros no cambiamos. En la visualización imaginemos y veamos la vida futura con buena salud, éxito, armonía y positivo reflejo en los demás, en especial sobre los seres queridos a los que visualizaremos igualmente bien. Esta acción consciente mental motiva al subconsciente mental, el que con la Fuerza materializará lo fijado en él con fe y de manera reiterada. Cada pensamiento positivo atrae algo similar positivo y anula un contrario negativo. Recuerdo marzo de 1962 cuando de un anónimo poeta uruguayo escuché esto en un recital de poetas: Si será sonso el cristiano para encontrar sus razones, que teniéndolas a la mano las busca en los rincones. Ese poeta popular ignoraba el significado de lo que decía y al poco tiempo, abrumado por sus razones se suicidó. Buscamos en los rincones del mundo exterior las razones de vivir que tenemos a la mano en el mundo interior. Hemos acumulado sentimientos, imágenes y pensamientos negativos. Lo similar atrae a lo similar. Miremos al mundo y lo entenderemos. Nuestro comportamiento real ha sido en parte guiado por estas poderosas imágenes negativas. La solución es sólo nuestra; somos los únicos responsables de lo que somos. Repitamos una y otra vez las visualizadas imágenes positivas, los buenos sentimientos y los correctos pensamientos. Ellos se irán fijando como realidad en el subconsciente y como él es un poderoso imán mental, atraerá lo positivo a nuestras vidas. Cerremos los ojos y adquiramos en el el espejo interior la nueva imagen positiva que con nuestros positivos pensamientos plasmaremos, creando como el mejor escultor la nueva personalidad reforzada por el mejor programador mental que uno puede llegar a conocer: UNO MISMO.

RACONTO personal: Pude, en forma por lo demás tan clara, captar allá que si en una comunidad un 1%, insisto sólo un 1% de personas, es decir 10.000 habitantes para una ciudad de 1.000.000 de personas, se interiorizaran a diario usando en forma prioritaria la emisión de buenos pensamientos y activando la Fuerza Interior en la quietud mental, tan sólo por 10 minutos una o dos veces al día, inducirían una reacción en cadena subconsciente mental. El subconsciente activado de manera positiva viaja más allá del tiempo y del espacio, salta cuánticamente hacia el propio cerebro y contacta con otros subconscientes receptivos estimulando sus conscientes con el fin de imantarlos e inducirlos a pensar mejor y mejorar su comunidad. Creedlo, así sucede, se ha demostrado científicamente. Si no se ha publicitado y estimulado su uso es porque la noticia positiva no vende en el mundo de la materia. La imantación cuántica mental es real, necesitamos tan sólo llegar a la mítica cifra de ese 1% de pensadores positivos. ¿Podremos lograrlo a tiempo? Acuñé en 1988 la palabra ANTIAPOCALIPSIS para referirme a esa otra cara de la moneda de la vida que la masa ignora. Podemos anular el negativo efecto apocalíptico de la basura mental. Podemos anular el suicida empuje colectivo del pensar-hombre-masa que nos lleva al abismo como raza de los hombres. Estamos facultados para pensar bien y actuar mejor. Estamos facultados para salir de la modorra y despertar colaborando para tener ese 1% de pensadores positivos que desean un Mundo Mejor y con o sin técnica a ratos se interiorizan, trascienden y contactan con la realidad sutil interior, llegando a la fuente de los pensamientos y, desde allá traer al mundo la Luz de la Liberación. Esa es nuestra lucha, la decisión sobre qué bando tomamos es individual, voluntaria y te será respetada. Platón nos dice: El que no sabe las cosas comunes de la vida, es un animal entre los hombres. El que sabe sólo las cosas comunes de la vida es un hombre entre los animales. El que sabe todo lo que puede aprenderse por medio de una investigación diligente, es un dios entre los hombres. ¿Por qué no intentar ser ya dioses entre los hombres?

San Alonso decía: "Cuando el alma se despoja de todo lo comprensible, queda a solas con lo Incomprensible; con Dios". El místico Juan de Ruysbroeck en el siglo XIII expresaba: "A través de los ejercicios interiores el hombre puede experimentar una unión espiritual con Dios. Todos pueden alcanzar una ascensión libre hacia Dios. En esa unión, la vida interior y espiritual se vuelve perfecta porque en ella el deseo se renueva constantemente y esta atracción provoca una nueva actividad interior". Un anónimo monje del siglo XIV manifestaba: "Y si tú crees que la tarea es difícil, debes tratar de desarrollar formas especiales, técnicas personales y mecanismos espirituales mediante los cuales puedas apartar cualquier otro pensamiento. Y es mejor aprender estos métodos de Dios por propia experiencia y no de hombre alguno en la vida. Aunque esto es así, te diré cuáles me parecen las mejores de estas formas. Pruébalas y perfecciónalas, si puedes". San Alfonso de Ligorio opinaba: "Meditar es la bendita hornilla en que las almas se inflaman del amor divino". Un antiguo refrán oriental señala: "Cierra los ojos y verás, haz silencio y escucharás". Eso es meditar, arte que contribuye al autodesarrollo mental y cerebral que se caracteriza por:

1. Estado de relajación psicofísica. Con la respuesta de relajación; la mejor defensa contra la tensión ambiente y el estrés.
2. Hipometabolismo al descender significativamente el consumo de oxígeno y la eliminación de dióxido de carbono. La disminución de la tasa metabólica o hipometabolismo, corresponde a un estado de profundo reposo.
3. Significativo aumento de las ondas alfa cerebrales en intensidad y frecuencia, lo que demuestran la activación del cerebro derecho con una armonización cerebral y un salto cuántico a la realidad del mundo interior.
4. Disminución del lactato sanguíneo, cuyo aumento está relacionado con el estado de angustia y es el fruto del metabolismo muscular. Es una excelente ayuda para evitar y tratar los estados de angustia.
5. Disminución del cortisol que es la hormona de la ansiedad. Es una excelente ayuda para evitar y tratar los estados de ansiedad.
6. Se frena la actividad del Sistema Nervioso Simpático lo que ayuda a la relajación.
7. Disminuye el ritmo cardíaco y respiratorio, con un reparador descanso del corazón y una normalización en el ritmo de los latidos cardíacos.
8. Se normaliza la presión arterial. Es una excelente ayuda para la hipertensión arterial.
9. Se activa la inteligencia, la intuición y el discernimiento, en ese estado de alerta en profundo descanso que es la meditación. Contribuye al desarrollo cerebral, ello da lugar a una mayor manifestación mental, la que a su vez estimula a un mayor desarrollo cerebral.

El año 1904 se encontró un fragmento de rollo papiráceo en Oxyrbynchus, que data del siglo I, es un trozo de una enseñanza original de un discípulo de Jesucristo. En él se nos reseña el logro del estado de meditación o interiorización de alerta en descanso:

Dice Jesús: Y el Reino de los Cielos dentro de vosotros está. Quien, pues, conozca a Dios,

lo encontrará, porque, conociéndole a Él, os conoceréis a vosotros mismos y entenderéis que sois Hijos del Padre, el Perfecto, y, a la vez os daréis cuenta de que sois ciudadanos del Cielo. Vosotros sois la Ciudad de Dios.

 

 

 

 

 

CUARTA PARTE
EL TERCER ASPECTO
DE LA LUZ Y EL AMOR

 

 

 

 

 

CAPÍTULO XIII

JESUCRISTO
Cristo será la Luz del Mundo.
La verdadera Religión de Cristo
sobrepasará y anulará todas las otras
Religiones para eterno beneficio de la Humanidad.
Max Heindel.

Lo que vemos sobrepasa mis sentimientos. He intentado durante el recuerdo permanecer absolutamente fiel a la promesa de ser objetivo en el relato. Sin embargo, debo reconocerlo, la Presencia de lo que da lugar al presente capítulo me emociona y activa los sentimientos y recuerdos de un pasado presente. Tuve allí la sensación que por genoma físico y mental estoy condicionado a vibrar de manera más afín con este Ser que con los demás. Puede que eso quede reflejado de manera subjetiva, ojalá así no suceda y su texto sea un objetivo relato o al menos lo más objetivo dentro de mi imperfección. Me veo en la pantalla cuando era un  constante y destacado meditador en una especial técnica de interiorización avanzada a la que había llegado por mis logros. Son las 6 de la mañana. Me encuentro en mi pieza biblioteca-escritorio en la posición del loto sobre una gruesa y blanda colchoneta. Algo sucede y me sumerjo dentro de mi mismo más rápido y muy profundo, tan profundo que parecía que la vida había quedado atrás. No tuve temor, pues el temor saca de la experiencia interior y me dejé ir. La luz me rodea, es intensa y cálida. Ante mi emerge un ser crístico de impresionante figura radiante. Lo miro fijamente a sus ojos. Cuán pequeño me siento. Mentalmente le pregunto: ¿Eres Tú? y Él responde con una Voz que jamás olvidaré: "Si, soy Yo". Agrego: ¡Perdóname! Responde impregnando de un sublime amor todo mi ser como si yo fuera el amor armonizado de Su Respuesta: "Ya estás perdonado al igual que los demás. Tienes, ahora, que perdonarte tú a ti mismo". Agrego: ¿Cuándo vuelves? y Él señala: "Pronto...". Todo mi ser se estremece, bruscamente salgo de la realidad interior volviendo a mi mundo exterior y entro en una crisis incontrolable de llanto, gritando vidas de arrepentimiento. Tuve que morderme la mano para no despertar a mi familia. El lector está facultado a pensar lo que desee sobre este encuentro tenido en profundo estado de especial meditación. Mis colegas podrán esgrimir los argumentos que consideren los más adecuados de acuerdo con su leal saber y entender sobre lo expresado. Sin embargo, nada ni nadie, cambiará la percepción personal de la realidad vivida y el Mensaje recibido. Al poco tiempo, de manera natural sentí que ya no debía seguir con esa técnica de meditación. Luego, una idea se fijo en mi mente, era mejor dicho una palabra: Atlantes, una obsesión que inició una búsqueda. La búsqueda de esa palabra mostró el camino que llevó hasta concretar este, mi primer libro. Pienso ahora, ¿Podré ser objetivo en esta parte del relato? Sinceramente lo intentaré.

1. DE LA ENSEÑANZA DE JESUCRISTO
Se ilumina la pantalla con todo su maravilloso esplendor, una suprasinfonía de acordes celestiales acompaña a la suave y armónica danza de colores que surgen para delinear el Tercer Aspecto. La Fuerza de la Luz y el Amor que ahora contemplamos.

Nos atrae el contenido de un mensaje póstumo dejado por uno de los ocultistas y cabalistas más destacados. Alfonso Constant nació en 1810, su vocación lo llevó a la senda sacerdotal. En la biblioteca del templo recibe las primeras activaciones de su interior que desencadenan la inquietud latente, esa inquietud le significa ser separado de su orden religiosa. Prosigue fuera de los muros del convento y ya sin hábito sacerdotal, la búsqueda de la Verdad que necesitaba encontrar. Le son abiertas las puertas de Secretas Sociedades y Logias Filosóficas de Oriente y Occidente. Alcanza altas iniciaciones pasando a llamarse Eliphas Levi, considerado el gran mago cabalista. Luchó y se esforzó por devolver a la Franc-Masonería a su verdadera finalidad espiritualista. El mensaje dejado en su obra póstuma nos dice así: Envejecí y emblanquecí entre los libros más desconocidos y más grandes del ocultismo; mis cabellos cayeron, mi barba creció como la de los sacerdotes del desierto; busqué y encontré la llave de los símbolos de Zoroastro; penetré en las criptas de Manés y sorprendí el secreto de Hermes olvidándome robar una punta del velo que esconde eternamente la Gran Obra; sé lo que es la Esfinge colosal que lentamente penetra en la arena contemplando las pirámides; penetré en el enigma de los Brahmanes; sé qué misterios enterraba consigo en la arena durante 12 años Schimeón bey Jochai; las clavículas perdidas de Salomón me aparecieron resplandecientes de luz y leí correctamente en los libros que el propio Mefistófeles no sabía traducir a Fausto. Pues bien, en ningún lugar, ni en la Persia, ni en la India, ni entre los antiguos pergaminos del Egipto, ni en los grimonios malditos sustraídos a las hogueras de la Edad  Media, encontré un libro más profundo, más revelador, más luminoso en sus misterios, más maravilloso en sus revelaciones espléndidas, más cierto en sus profecías, más profundo escrutador de los abismos del hombre y de las tinieblas inmensas de DIOS, mayor y más verdadero, más sencillo, más terrible y más dulce que el Evangelio de Jesucristo. Constant partió en su búsqueda desde un punto, en él no se le permitió buscar la Verdad, recorrió un sendero que lo alejó del punto de partida. Conoció los secretos que pocos humanos han conocido en su Fuente, para finalizar un largo viaje al regresar al punto de partida con la Verdad encontrada por sí mismo.

Apreciamos que el Cristianismo se fundamenta en un hecho, el hecho de Jesús y su vida terrenal. Zoroastro y Buda predicaron una enseñanza no ligada a su persona, mostraron lo que como Maestros tenían que enseñar. Jesucristo en cambio se da a Sí mismo como objeto para nuestra Fe, al ser el autor y consumador de ella, por ser el mismo Cristo actuando en Jesús. A mi me ha sido transmitido todo por mi Padre, y nadie conoce al Hijo, sino el Padre, ni al Padre conoce bien nadie y aquel a quien el Hijo quisiera revelarlo. Mateo 11:27. Lucas 10:22.

Dejó Jesucristo una doctrina con un camino. Fue la Inteligencia del Cristo la que reveló por intermedio de Jesús, lo que iba a suceder en el futuro, nuestro actual cercano presente. Como correspondía a su Jerarquía Jesucristo dejó la enseñanza en tres niveles de acuerdo a la evolución de sus seguidores y discípulos. A la gran masa, la del nivel externo, entregó un tipo de conocimiento adecuado a su entendimiento, otro para los del nivel intermedio y el conocimiento revelado para los escogidos iniciados del nivel interno, como claramente lo manifestó: A vosotros es dado el misterio del Reino de Dios; en cuanto a los de afuera, todo les llega en parábolas, para que mirando no vean, oyendo no entiendan. Marcos 4: 11, 12.

Llama la atención las tres denominaciones que Él recibió: Jesús el hijo del hombre, Señor Jesucristo y Cristo el hijo Dios. Jesús a los 30 años sube al monte Tabor y allí sucede la Transfiguración o recepción del Cristo por Jesús. El Cristo transforma a Jesús en Jesucristo. Recibe Jesús desde el Cristo la Fuerza y Energía Espiritual, es activado pasando a ser Jesucristo o la energía de Cristo actuando en la Tierra por medio de Jesús. Necesitaba la evolución humana la energía de Cristo con su contenido de Luz y Amor, para seguir avanzando. Esa energía tan poderosa no podía llegar a la Tierra de manera directa. Encarna un ser realizado, arcángel, que como mujer, se prepara y recibe en su vientre la energía de otro ser aún más realizado, poderosa energía que desintegraría a cualquier mujer al recibirla como María la recibió. Atiende la partera a una mujer virgen, de ella no sale un niño, emerge una sutil Luz que se condensa y toma la forma del niño. Pregunta la partera, ¿Quién eres tú que sigues virgen y has dado a luz una Luz? María le responde: Como mi hijo no tiene igual entre los hombres, su madre no la tiene entre las mujeres. Aún faltaba reforzar esa Luz que era Jesús y recibió la energía de Cristo que tan sólo Él podía resistir en el mundo, pues lo sutil si entra en contacto directo con lo denso lo desintegra e sus partículas elementales, y pasó a ser Jesucristo, la energía de la Luz y el Amor reflejándose para el mundo.

2.  DE LA LUZ DE TEILHARD DE CHARDIN
Necesitaba en forma imperiosa una renovada luz la Teología para no naufragar prematuramente. Nace en 1881 Pierre Teilhard de Chardin en una noble familia cristiana de Auvernia, Francia. Ingresa al Colegio Jesuita de Mongré, ordenándose de sacerdote. Su deseo de máxima perfección lo hace comprender su misión. Reconcilia en su mente la Ciencia con la Religión, la enseñanza de Oriente con la de Occidente, extremos irreconciliables para su época. Puede desarrollar sus inquietudes sin llegar a ser separado de la orden sacerdotal como ya había ocurrido con otros buscadores de la Verdad. En un período en que Religión y Ciencia eran absolutamente antagónicos, logra él nivelarlas en su intelecto, al hacerlo concluye que: El Universo se encuentra en constante evolución. Evolución que sigue un sentido regido por Leyes. Destaca dos aspectos tabú para la Teología: Evolución y Leyes que rigen el Universo. Fue paleontólogo, antropólogo, filósofo y teólogo. Descubre al hombre sinantropo y elabora una genial Cosmovisión basado en la Sagrada Enseñanza. Gracias al equilibrio logrado entre sus inquietudes de hombre científico y religioso a la vez, equilibra sus dos cerebros. Era intuitivo e imaginativo, la inspiración le permitió encontrar la Verdad Revelada. Sin embargo esa Verdad debe entregarla en sus escritos, que no eran autorizados para ser editados, de manera velada por no estar sus hermanos de sendero religioso preparados para recibirla y por no desear él abandonar su hábito. Formula una fenomenología dentro de la evolución, en ella, todo es pensado evolutivamente. Llega más lejos al decir que en la Tierra existe una capa pensante, la NOOSFERA, que es el reservorio de toda la energía psíquica colectiva y que esta energía puede ser desarrollada y usada por el hombre. Destacó que evolucionamos hacia una mayor Consciencia Colectiva y que nos encontramos en los Umbrales de una Superhumanidad. Muere en 1955 como sacerdote jesuita y destacado paleontólogo, antropólogo, filósofo y teólogo. En su modesto funeral de Nueva York sólo fue acompañado por unos escasos amigos o conocidos a pesar de haber sido uno de las más grandes pensadores del siglo XX. ¿Sería acaso por algunos de sus comentarios? Veamos: Nos decían que Dios bendijo a Jesús. Pero ¿cómo podía ser esto si Jesús ya era parte de la Divinidad? ¡Y todas esas novelerías pazguatas acerca de los santos y de los mártires! ¿Qué muchacho normal desearía pasarse una eternidad en tan aburrida compañía?... El pecado original se opone a cada instante a la expansión de nuestra religión en el nivel natural... ¡Qué cosa tan absurda es la vida, si se la mira superficialmente; tan absurda que se ve uno lanzado a una fe testaruda y desesperada en la realidad y en la supervivencia del espíritu... Dios nos deja sufrir, pecar y dudar porque no puede de una sola vez curarnos y mostrársenos a sí mismo y porque nosotros nos somos capaces todavía de recibirle... El Cristianismo es universalista, mientras que los cristianos se adhieren a una cosmogonía medieval... Pero ello no tiene importancia si consigo, aunque sea en una medida exigua, apresurar el nacimiento del nuevo cristianismo que el mundo está necesitando... La originalidad de mi creencia consiste en que tiene sus raíces en dos campos de la vida habitualmente consideradas antagonistas. Por educación y formación intelectual, yo pertenezco a los "hijos del Cielo". Pero por temperamento y por estudios profesionales, yo soy "un hijo de la Tierra"... Él no puso en tela de juicio ningún artículo de la fe católica, sino que puso estas creencias en una perspectiva tan nueva y tan personal que sus defensores oficiales se alarmaron. Agregaba: Yo pido a Dios que me permita ser las cenizas de las que brote esta gran expansión que ha faltado a los hombres de nuestra generación.

Es difícil sintetizar un pensamiento tan amplio, complejo y velado dejado en sus libros, que una hermana recibió y editó después de él estar muerto, conociéndose entonces su obra en la que el pensador se preocupa del futuro del hombre pues no podemos quedarnos en la pura contemplación del mundo: Hemos de empujar a la naturaleza hacia la construcción de lo venidero. Pensó y visionó la estructura del universo y la vida en sus dimensiones históricas, con una previsión del Porvenir basado en un minucioso examen del Pasado. Aborda la Sagrada Ley de Evolución, en ella plantea: El Universo en su totalidad se mueve y cambia, en él nada permanece fijo o estático. La Evolución es una sola Gran Evolución en la cual todo está interrelacionado y coordinado en el tiempo y en el espacio. Esta Gran Evolución tiene un sentido que va desde lo más simple hacia lo más complejo. Cada partícula de materia posee un exterior material y un interior de siquismo, siendo a mayor complejidad de los organismos mayor su siquismo interior. Cuando el cerebro en su evolución llega a la complejidad necesaria, ese día el hombre traspuso el Umbral y entró en la etapa de la reflexión, se dio cuenta que sabía que sabía. Al saber que sabe se diferencia definitivamente del resto de los animales. El hombre ha continuado su evolución y vislumbra una meta o un Punto Final al que se dirige. Partió del punto Alfa y camina en su evolución hacia el punto Omega que es el centro al que aspira la humanidad toda. Las raíces del Ser se pierden en el insondable pasado. Encuentra la vida el alma en un determinado Punto en el universo y se siente compenetrada por las influencias cósmicas que debe ordenar y asimilar. El alma en su nacimiento y maduración es inseparable del universo que dirige desde arriba hacia abajo a todos los elementos y en el que etapa tras etapa todo termina por unirse en el Centro Supremo. Es el Amor la superior forma de Atracción Universal, el amor es la misteriosa y formidable energía cósmica que une a la humanidad en el Punto Omega. DIOS que no es producto de la evolución atrae el Amor como un Divino Imán, consolidando los esfuerzos de la humanidad toda. Cristo es quien en DIOS tomó carne y se hizo inmanente al mundo. Nuestra almas van a DIOS por Cristo, alcanzando su plenitud Cristo en cada criatura que recibe. Nuestra evolución nos lleva a Cristo y por Cristo a Dios.

Es bueno ubicarse entre los año 1920 - 1950 y contemplar cómo Chardin escribe: El mal es una falta de ser, en un cosmos en evolución, que aún no alcanza su plenitud. Pero el avance de la evolución está en manos del hombre y éste, por tanto, no tiene asidero para una evasión... Nada es profano, aquí en la Tierra, para quien sabe ver. Todo es sagrado, por el contrario, para quien distingue, en cada criatura, la parcela de ser elegido sometida a la atracción de Cristo en vías de consumación... ¿Dónde queda el infierno eterno, entonces un dogma fundamental de esa época y no se si actual? Señaló además: El hombre, no centro estático del mundo, como creyó serlo por largo tiempo, sino eje y flecha de la evolución; lo que es mucho más hermoso... Ha llegado el momento de comprender que una interpretación del universo, aunque sea positivista, para ser satisfactoria, debe abarcar tanto el interior como el exterior de las cosas, el espíritu tanto como la materia. La verdadera física es aquella que logrará, algún día integrar al hombre total en una representación coherente del mundo... ¿Cómo va a reaccionar el ser, una vez puesto en presencia, y para toda la vida, de un fin en el que parece que tiene que sumergirse enteramente: ¿Resignación? ¿Estoicismo? Nada de esto, sino rebeldía y deserción legítimas, a menos que la muerte no se descubra como la forma o condición de un nuevo progreso... Si el mundo, tomado en su totalidad, es algo infalible; y si, por otra parte, se mueve hacia el espíritu, entonces debe ser capaz de proporcionarnos lo que es parcialmente requerido para la continuación de un movimiento semejante: Quedo decir, un horizonte sin límites delante. Sin lo cual, impotente para alimentar los progresos que suscita, se encontraría en la inadmisible situación de tener que desvanecerse en el hastío cada vez que la conciencia nacida de él llegara a la edad de la razón.

Imagina Teilhard un universo que: Progresivamente se eleva hacia la Unidad gracias a una Fuerza Externa y porque lo Trascendente se ha vuelto parcialmente Inmanente. Todo espíritu va hacia DIOS, nuestro cuerpo es la Universalidad misma de las cosas centradas en un espíritu animador del que emerge la energía humana por la evolución, llevando en sí cada hombre el universo. Todos los seres participan de un mismo Ser, el Ser es Uno Solo, es una Totalidad concreta que todo lo envuelve e implica. DIOS es Alfa el principio de todas las cosas y Omega la meta de todas las cosas.

Tuvo el mérito este visionario de conocer, aceptar y entender la Sagrada Enseñanza y desarrollarla de tal manera que con sus velos no causara daño a la mentalidad que por cuna le dio la Fe. La semilla dejada da sus frutos y puede el teólogo salir del laberinto cuyo puente le tiende Teilhard de Chardin. Estuvo en la Primera Guerra Mundial. Siendo sacerdote pidió ir al frente sin armas, lo hizo en las trincheras como camillero. Destacó por la audacia al ir a buscar heridos, y a los inquietos porque podía morir les decía que la muerte es tan sólo un cambio de estado, desde uno inferior a uno superior. Los soldados marroquíes que combatían por Francia, señalaban que al padre Teilhard nada malo le sucedería pues estaba rodeado de la "Baraka" o energía espiritual que protege a los escogidos. El 22 de Diciembre escribió Forma Christi: Todo aquel que posee el don de ver a Cristo más real que todas las realidades del mundo, a Cristo presente en todas partes y en constante crecimiento, a Cristo como determinación última y Principio plasmático del universo, vive verdaderamente en una zona libre de perturbaciones propias de cualquier multiplicidad, en la que se realizan, sin embargo, de la forma más activa, la obra del perfeccionamiento universal. Y si alguien le muestra alguna inexactitud o algún error en los términos con los que intenta expresar su "experiencia", buscará pacientemente otra fórmula. Pero su visión permanecerá... El fin del mundo es el tiempo del nacimiento de una Humanidad Nueva y de la cosecha

Se puede señalar que Teilhard intentó hacer comprender en forma velada que el mundo está pre-adaptado a su fin sobrenatural, es un mundo en gestación en el que los dolores del parto son fecundos. La parusia no es un hecho catastrófico. El llamado Fin del Mundo es el natural tiempo de nacimiento de una nueva humanidad donde actuaremos como superhombres ya que el hombre es el eje y flecha de la evolución. La cosecha de lo sembrado es el paso a la superhumanidad. Supone Teilhard que llegada la humanidad a un cierto punto crítico evolutivo de maduración colectiva, entonces está preparada para recibir a Jesucristo. Es decir, se debe alcanzar el cielo por el perfeccionamiento de la Tierra. Veamos:

Lo que me da cierta seguridad, y al mismo tiempo me salva, es que si por una parte se levanta ante mi todo un muro de representaciones y convenciones eclesiásticas, y de manera más que definitiva, por otro lado jamás me he sentido más cerca de lo que creo son los profundos ejes del cristianismo: el valor tiene que venir del mundo, primado del espíritu y de la personalidad, personalidad divina... Lo que intento es relatar, tal como yo los entiendo los desarrollos de una experiencia personal y no fijar una apologética general. Yo creo que el universo es una evolución. Yo creo que la evolución va hacia el espíritu. Yo creo que el espíritu se completa en el aspecto personal. Yo creo que el aspecto personal supremo es el Cristo universal. Creer significa realizar una síntesis intelectual. Creer significa desarrollar un acto de síntesis cuyo primer origen es inalcanzable. De esta doble proposición se sigue que para demostrarme a mí mismo mi fe cristiana, no sabría emplear otro método que el de verificar en mí mismo la legitimidad de una evolución psicológica.

No parece que el cristianismo crea en el progreso humano. O bien no ha evolucionado, o bien su sentido de la tierra se ha adormecido... Siendo así, ¿cómo podría yo dejar de sentir-cuando toda mi semilla radica en la propia materia-que mi adhesión a su moral y a su teología no es sino algo forzado y convencional? Mis supremas esperanzas, las mismas que los panteístas de Oriente y de Occidente no han podido satisfacer, se ven más que colmadas por la fe en Jesús; pero, por otro lado, ¿no constituye esto el único lazo para que me retire del mundo y sobre el que yo podría alzarme para alcanzar una inmortalidad divina: la fe en el mundo? ¿Presenta mi religión individual exigencias tan excepcionales como nuevas que no pueden ser satisfechas por ninguna de las antiguas fórmulas?

El Cristo universal, tal y como yo lo entiendo, es una síntesis de Cristo y del universo. Nada de una nueva divinidad, sino la inevitable explicación del misterio en el que se resume el cristianismo: la encarnación... A primera vista el catolicismo ya me había decepcionado, tanto por sus insípidas representaciones del mundo como por su incomprensión del papel que desempeña la materia. Ahora me doy cuenta de que además del Dios encarnado, que me ha revelado el catolicismo, mi único camino de salvación es el de incorporarme al universo. Simultáneamente, quedan satisfechas, dirigidas y aseguradas mis más profundas aspiraciones "panteístas". El mundo que me rodea se convierte en algo divino.

Y sin embargo, ni me destruyen estas llamas, ni me disuelven estas mareas, ya que, al revés de los falsos monismos que la pasividad empuja hacia la inconsciencia, el "pan-cristianismo" que yo descubro emplaza el lugar de unión en el término de una laboriosa diferenciación. No conseguiré convertirme en el otro si no es siendo absolutamente yo mismo. No conseguiré llegar hasta el espíritu si no es extrayendo al máximo la potencialidad de la materia. El Cristo total sólo se consuma y se hace asequible al término de la evolución universal. La única conversión posible del mundo y la única forma imaginable para una religión del futuro me parece que sería una convergencia general de las religiones en un Cristo universal que en el fondo satisficiese a todas ellas.

Robert Speaight, uno de sus biógrafos escribe en su extensa Biografía dedicada al sabio sacerdote en la que señala que quizás su última carta fue la dirigida al Provincial de la Compañía de Jesús, donde le dice: Lo que el mundo espera de la Iglesia de Dios es una generalización y una profundización del significado de la Cruz. En un universo que está en camino de la unificación con Dios, la Cruz se convierte cada vez más en el símbolo y expresión de la evolución toda entera... Esto es lo que yo creo y lo que yo deseo tanto confesar públicamente antes de morir. Agrega  Speaight al finalizar su libro: El cuerpo fue embalsamado y colocado en la capilla de San Ignacio. Estaba revestido con una casulla blanca, con un crucifijo y un rosario entre las manos. Para Teilhard ni el "In Paradisum" se cantó, y no había presentes más que un puñado de personas. Cuando se le enterró a 60 kilómetros río arriba de Nueva York, en las orillas del Hudson. En virtud de una extraña ironía, la "materia" que Teilhard había amado tanto por su consistencia, estaba demasiado blanda para recibir su cuerpo. Así se le dejó en una capilla hasta que la tierra endureciese. Cuando al fin pudo ser enterrado junto a sus hermanos de la Compañía de Jesús, no había nadie presente. Pero su sepulcro no tardaría mucho en empezar a reunir gran número de gentes.

3. DE LOS NIVELES EN LA SAGRADA ENSEÑANZA DE JESUCRISTO
En varios pasajes del Nuevo Testamento se hace referencia a la diferencia de niveles existentes entre los hombres para recibir el Conocimiento. Conocimiento que Jesucristo estratificó en su entrega:
Yo la luz, he venido al mundo para que todo el que cree en mi no quede en tinieblas. Lo que yo digo, pues, lo digo como el Padre me lo ha dicho. Porque todo el que obra mal, odia la luz y no viene a la luz, para que sus obras no sean reprobadas. Al contrario, el que pone en práctica la Verdad, viene a la luz, para que se vea que sus obras están hechas en DIOS.
Juan 12: 46 - 50 y 3: 20, 21
No deis a los perros lo que es santo y no echéis vuestras perlas ante los puercos.
Mateo 7: 6 Nota: perros y puercos son términos aplicados como metáfora a los no iniciados en la época, y puestos por el Evangelistas o su traductor en boca de Jesucristo.
Todo esto, lo decía Jesús a las multitudes en parábolas, y nada les hablaba sin parábolas.
Mateo 13: 34
Cuando Él estuvo solo, preguntáronle los que lo rodeaban con los Doce, el sentido de estas parábolas. Entonces les dijo. A vosotros es dado el misterio del Reino de DIOS; en cuanto a los de afuera les llega todo en parábolas.
Marcos 4: 10, 11
Por eso les hablo en parábolas, porque viendo no ven, y oyendo no oyen ni comprenden.
Mateo 13: 13
Con numerosas parábolas como estas les presentaba su doctrina, según eran capaces de entender, y no les hablaba sin parábolas, pero en particular, se lo explicaba todo a sus discípulos que eran suyos.
Marcos 4: 33, 34
Tengo muchas cosas todavía que deciros, pero no podéis soportarlo ahora. Cuando venga Aquel, el Espíritu de Verdad, Él os conducirá a toda la Verdad; porque Él no hablará por Sí mismo, sino que dirá lo que habrá oído, y os anunciará las cosas por venir. Él me glorificará, porque tomará de lo mío y os lo declarará.
Juan 16: 12 - 14

Se nos señala que todo hombre descubrirá por propio raciocinio que es potencialmente divino y que su realidad de microcosmos dará paso algún día a un macrocosmos:
¿Por qué tú, siendo hombre, te haces Dios? Jesús les replicó: ¿No está acaso escrito en vuestra ley? Yo digo: Dioses sois.
Juan 10: 33, 34

Aclaran este concepto San Atanasio, San Cirilo y San Ireneo al manifestar:

El Hijo de DIOS consubstancial al Padre se ha hecho hombre para devolvernos por su participación de la naturaleza humana, la participación de la naturaleza divina e inmortal. Se ha hecho hombre para hacernos Dioses.

El científico James Reid, un estudioso de la Biblia, en su análisis de la teoría de la Relatividad de Einstein, recuerda que sus límites son la velocidad de la Luz, si uno se acerca a dicha velocidad, la masa o peso aumenta hasta lo infinito, el volumen se reduce a cero y el tiempo se detiene. Al viajar a la velocidad de la luz pesaríamos más que el universo, seríamos invisibles y viviríamos eternamente sin que el tiempo transcurriera. Pienso entonces que puede existir un Ser invisible y eterno que se desplaza por el universo a la velocidad de la luz. Ese ser, que viaja más allá de la velocidad de la luz es un Logos que algún día nosotros seremos.

Esta imagen ¿es una foto?
Se dice que un matrimonio chileno que hace unos años
viajó a Jerusalén habría tomado dos rollos de fotos de los lugares relacionados con Jesucristo. Al llegar a Chile los desarrollaron y habría aparecido esta FOTO. ¿Cómo? ¿De dónde?
Jesucristo conversa con José de Arimatea.
Atrás viene el joven Juan y en parte se
aprecia a Pedro.

YO SOY QUIEN SOY
Quien busca no deje de buscar
hasta que encuentre,
y cuando encuentre se turbará,
y cuando haya sido turbado
se maravillará
y reinará sobre la totalidad.
Quien conoce todo
pero carece de conocerse a sí mismo,
carece de todo.
Del Evangelio de Tomás.

4. LOS ESENIOS
La cofradía de los Esenios ha permanecido oculta al conocimiento profano por lo hermético de su enseñanza, por la elevada misión que les correspondió cumplir y seguramente por no ser mencionados en la Biblia. Ellos prepararon el terreno para que la semilla de Jesús cayera en tierra fértil. El conocimiento oculto no ignoró a los esenios, a diferencia del mundo religioso, filosófico y científico, a pesar que en el siglo I eran conocidos. Fue necesario el "accidental" hallazgo hecho en el interior de una gruta, en el año 1947, por un joven beduino, Mohamed el lobo, quien encontró las jarras de greda con rollos de lino recubierto de alquitrán o cera con escritos en pergamino y láminas de cobre de más de 2.000 años de antigüedad para que los esenios fueran nombrados en el mundo moderno.

Se remonta el misterioso origen de la comunidad esenia al tiempo de las Macabeos, unos 150 años antes del nacimiento de Jesús. Ellos se encargaron de neutralizar, con la Fuerza de sus pensamientos y Poder vibratorio, las bajas vibraciones del entorno en el área donde habría de "nacer" el Mesías.

Tres escritores del siglo I  D. C. los mencionan: Plinio dice: Los esenios habitan en la costa occidental del Mar Muerto. Son gente solitaria y muy superior al resto de la humanidad. Viven sin mujeres, carecen de dinero y las palmetas son su única compañía. Se renuevan de continuo merced a la incesante corriente de refugiados que acuden a ellos en gran número, hombres hastiados de la existencia a quienes las vicisitudes de la fortuna impulsaron a adoptar tal género de vida. Así un pueblo se ha perpetuado, por increíble que parezca, en un lugar donde nadie ha nacido. Muy útil para acrecentar su número es el disgusto de otros hombres por la vida. Filón  inspirado en los esenios ilustró la tesis de su Tratado para probar que todo hombre bueno es también libre. Señala de esta comunidad: Hay 4.000 esenios residiendo en muchas poblaciones de Judea. Evitan las ciudades y prefieren vivir en los pueblos. Tienen todos sus bienes en común y un administrador hace las compras y maneja el dinero. Cultivan la tierra y se dedican a oficios pacíficos, son granjeros, pastores, vaquerizos, agricultores, artesanos y artífices. No deben fabricar instrumentos de guerra ni ocuparse del comercio. Entre ellos no hay esclavos ni señores por estar convencidos que la fraternidad humana es la relación natural de los hombres. Poseen el don de la predicción del futuro, son extremadamente limpios y visten siempre de blanco. No dan importancia al tiempo ni lo usan como excusa para no trabajar. Vuelven gozosos de sus tareas, como quien regresa de un concurso atlético. Los esenios se han reunido a causa de su celo por la virtud y la pasión de su amor a la humanidad. Josefo escribe: Constituyen de hecho una hermandad que tiene algo de común con los pitagóricos. Identifican el placer con el vicio, se ejercitan en la temperancia y la autodisciplina. Desdeñan el matrimonio pero adoptan los hijos pequeños de otros, los aceptan como propios y los moldean de acuerdo con sus principios. Ningún esenio toma mujer, porque una mujer es, para ellos, una criatura egoísta, excesivamente celosa, ducha en defraudar los principios morales del marido y en seducirlo con sus continuas imposturas con las que engaña primero la vista y el oído. Entonces, cuando las víctimas han sido engañadas, adula la mente soberana e impulsa al marido a cometer actos hostiles a la vida de compañerismo. Los esenios renuncian también a la riqueza, comen solo los alimentos más simples. Usan las ropas y el calzado hasta destrozarlos antes de adquirir otros nuevos. La mayor parte de ellos viven más de 100 años y leen los escritos de los antiguos. Su silencio da la impresión de un tremendo misterio. Sostienen que el cuerpo es cosa corruptible pero el alma es imperecedera. El espíritu emana del más puro éter, un hechizo natural lo arrastra hacia abajo y queda atrapado en la prisión del cuerpo; pero, una vez puesto en libertad por la muerte, se alegra y es llevado a lo alto. No hacen caso del peligro y triunfan del dolor gracias a una voluntad resuelta. Consideran que la muerte, si llega con honor, es mejor que la inmortalidad. La guerra con los romanos probó sus almas de cuantas maneras era posible: Estirados en el potro, retorcidos, destrozados, quemados, sometidos a todos los instrumentos de tortura para blasfemar de su Legislador o comer alimentos prohibidos, no consienten en tales demandas y ni una sola vez adularon a sus perseguidores ni derramaron lágrimas. Sonriendo en la agonía y burlándose suavemente de los torturadores, exhalaron el alma con júbilo, pues confían que la recibirán nuevamente. Cualquier palabra de ellos tiene más fuerza que un juramento. El candidato que no es admitido durante el primer año se la da sólo el ropaje blanco de lino, un cíngalo y un zapapico pequeño para que cavara sus propias letrinas. Se le pone en contacto estrecho con la regla y se le permite participar en la más pura especie del agua santa, pero todavía no es recibido en las reuniones de la comunidad. Es puesto a prueba dos años más y si resulta apto se le permite participar en la comida común, pero antes debe pronunciar juramentos, de los cuales el primero consiste en que practicará la piedad hacia la Deidad y el siguiente en que observará la justicia respecto de los hombres. Jura que no causará daño a nadie ni por propia determinación ni bajo órdenes ajenas; que odiará para siempre lo injusto y luchará por lo justo: que en el caso de obtener autoridad jamás abusará de ella; que será un amante de la verdad; que mantendrá sus manos alejadas del robo y su alma pura de toda ganancia pecaminosa; que no ocultará nada a los miembros de la comunidad y tampoco descubrirá ninguno de sus secretos a los extraños, aun cuando sea torturado hasta la muerte; transmitirá las reglas tal como las recibió y preservará con cuidado los libros grupales.

La comunidad esenia vivía como conjuntos de anónimos campesinos marginados del quehacer mundano. Estudiaban entre otras disciplinas los secretos de las plantas y minerales con sus aplicaciones para beneficio humano, descubriendo sus maravillosos poderes curativos. Eran un grupo rigurosamente iniciático y esotérico, como tal tenían tres niveles para la Enseñanza, regidos por rigurosas Leyes de silencio jamás violada por un esenio. Las comidas comunitarias eran la primera incorporación del aspirante, en ellas se leían e interpretaban las Sagradas Escrituras en su esencia y no en su forma. El Iniciado esenio recibía el conocimiento de las Sagradas Leyes, comprendía la divinidad del hombre septenario con el alma que permanece en una etérea región entre el espíritu y el cuerpo corruptible y transitorio que la ayuda a crecer. Mediante técnicas y disciplinas lograban transformar el conocimiento recibido en sabiduría, esa sabiduría que desde lo interno brota con su luz hacia afuera. Ser esenio significaba ser un ejemplo de moralidad, pues en forma natural aprendían a reprimir toda pasión, deseo y cólera. No apetecía las cosas temporales, sin egoísmo servía a los demás desarrollando sus valores espirituales. No se regían por rituales externos. Jesús estuvo entre los esenios, en su círculo interno aprendió el dominio de los sentidos y el desapego a lo externo, desarrollando su elevado nivel de Conciencia suprahumana en la materia. Vence todas las limitaciones del plano temporal y recibe la Cuarta Iniciación, la más grande jamás dada ni recibida en la Tierra. Saben los Iniciados esenios entonces que su misión ha dado el fruto deseado, el Mesías inicia su misión. Queda liberado Jesús de todo lo que lo unía a los esenios. Ellos no deberán intervenir, de ahora en adelante Él deberá continuar solo como el Mesías que es. Sólo Él podrá en Sí mismo saber lo que el Padre le encomendó. El Padre es el Cristo y Jesús llegará a ser Jesucristo o la energía del Padre dimanada por Jesús a los hombres. Logra descubrir esa misión en su ayuno de 40 días en el desierto. Le son ofrecidas todas las riquezas materiales y los poderes para ser en la Tierra como hombre el rey de reyes, ese rey que el pueblo judío esperaba para dominar el mundo. Rechaza la tentación y acepta la misión. Ese sacrificio se consumará para el bien del despertar de la humanidad toda. Cumplida su misión, los esenios, a los 50 años de haber desencarnado Jesucristo, se dispersaron y...

Uno de los escrito esenio más importante es el Evangelio de los Doce Santos, redescubierto en 1888 y traducido del arameo por el Rev. Gideon Jasper Ouseley, en él se dice:

Y las aves se reunieron alrededor de Jesús y le dieron la bienvenida con su canción y otras criaturas vivas se pusieron a sus pies y él los alimentó y ellos comieron de sus manos.  Les dice Jesús: Estas criaturas son tus compañeras en la gran casa de Dios, si son tus hermanos y hermanas, tienen el mismo respiro de vida en la Eternidad. Y quien cuide a al menos una de éstas, y les dé de comer y beber, lo mismo está haciendo conmigo.

En el Manual de Disciplina esenio III, 13 - IV, 26 se lee:

El origen de la Verdad está en el Lago de la Luz y el de la perversidad se encuentra en la Fuente de Oscuridad, todo aquel que practique Justicia está bajo el dominio del Príncipe de Luz y camina por el camino de la luz; todo aquel que practica perversidad está bajo dominio del Ángel de Tinieblas y camina en el camino oscuro.

5. JESÚS EL HIJO DEL HOMBRE POR CRISTO HECHO JESUCRISTO
Desde que desencarnó Jesucristo actúa como el eslabón entre los Maestros de Oriente y Occidente. Él es el Maestro de Maestros, Guía y Regente del orbe planetario. Antes de encarnar estaba a cargo del Rayo de la Devoción y se ofreció para entregar como hombre la energía de Cristo a la Tierra. No tenemos los originales de ninguno de los Evangelios. Antes de ser recopilados por el año 250, circulaban más de 200 versiones. Una hoja de un texto original encontrada hace algunos años revela una enseñanza de Jesucristo a los suyos, les dice: No olvidéis que por sobre mi está el Padre y por sobre el Padre está DIOS.

Juan en el inicio del Apocalipsis nos revela la Jerarquía en la Esfera del Cristo o Padre: Gracia y paz a vosotros, de parte de aquel que es, y era, y ha de venir, y de parte de los Siete Espíritus que asisten ante Su Trono, y de parte de Jesucristo, el cual es testigo fiel, primogénito, o el primero que resucitó de entre los muertos, y soberano de los reyes de la Tierra, el cual nos amó, y nos lavó de nuestros pecados con su sangre. Uno de los comentaristas bíblicos de estos versículos llama la atención que sean mencionados antes que Jesucristo los siete espíritus. Juan en su conocimiento suprasensible nos revela a la Jerarquía Espiritual, estando simbólicamente Cristo o el Padre en su trono, luego los siete regentes interplanetarios y luego Jesucristo el regente de la Tierra, supervisor de los Maestros y eslabón entre el Padre o Cristo y nosotros.

Habló Jesucristo de la Iniciación Interior ante una pregunta: Señor. ¿Son pocos los que se salvan? El le dijo: Esforzaos a entrar por la puerta estrecha, porque ancha es la puerta y espacioso el camino que lleva a la perdición y muchos son los que entran por él. Porque angosta es la puerta y estrecho el camino que lleva a la vida, y pocos lo encuentran. Mateo 7: 13, 14. La puerta ancha es la del conocimiento del mundo exterior que todos hemos cruzado desde que encarnamos en la Tierra, para comenzar una gradual evolución que nos lleva en una senda que finaliza cerca del Umbral. En él está la angosta puerta y el estrecho camino que conduce a la senda interior. Con su ejemplo Jesucristo nos dejó la Ley del Sacrificio y el Perdón. Él se sacrificó por nosotros y en la cruz dijo: Padre, perdónalos porque no saben lo que hacen. La ley del sacrificio se aprende por etapas en varias vidas. En la primera etapa el hombre poco evolucionado aprende que al sacrificar hoy algo de sus bienes materiales obtendrá mañana una recompensa en más bienes materiales. En la segunda etapa el hombre algo más evolucionado ya, aprende a ceder parte de lo material a cambio de una recompensa espiritual, con su sacrificio terrenal obtendrá un premio celestial después de muerto, lo que lo eleva en la escala del ser. En la tercera etapa aprende el hombre a sacrificarse por el bien de los demás, lo hace sin preocuparse de la recompensa. En la cuarta etapa el hombre más evolucionado ya, logra comprender, vivenciar y practicar que todo debe ofrecerse al no existir fragmentos separados del Todo al que pertenecemos en la Unidad. Entiende que él es parte de la Vida Universal Eterna y Divina.

La Ley de Reencarnación no es aceptada por el cristianismo. Las experiencias de millones de muertos clínicos retornados desde el Más Allá luego de estar varios minutos clínicamente muertos y "resucitados" gracias a la tecnología de la medicina moderna, junto con los testimonios de miles de regresiones hipnóticas a la vida anterior han dado que pensar a los escépticos al comprobar estadísticamente  que los relatos son similares sin importar sexo, edad, raza o religión, y que esos relatos concuerdan con los de la milenaria enseñanza. Jesucristo en sus parábolas no habló en forma clara sobre la reencarnación y tampoco la negó, pudiendo hacerlo: Díjole Jesús a Nicodemo: Pues en verdad, en verdad os digo, que quien no naciere de nuevo, no puede ver el reino de DIOS o tener parte en él. Juan 3: 3. Por tanto no te extrañe que te haya dicho: Os es preciso nacer otra vez. Si os he hablado de cosas de la tierra y no me creéis, ¿Cómo me creeréis si os hablo de cosas del Cielo? Juan 3: 7, 12

Aun cuando la palabra "reencarnación" no aparece como tal en la Biblia, esa palabra no existe en hebreo arcaico y el término usado en arameo ha sido traducido como "resurrección", el concepto sí se encuentra en los textos del Antiguo Testamento, y mucho más claramente en los del Nuevo Testamento:  Porque todos los profetas y la ley profetizaron hasta Juan. Y si queréis recibirlo, él es aquel Elías que había de venir. Mateo 11:13, 14. Entonces sus discípulos le preguntaron, diciendo: ¿Por qué, pues, dicen los escribas que es necesario que Elías venga primero? Respondiendo Jesús les dijo: A la verdad, Elías viene primero, y restaurará todas las cosas. Mas os digo que Elías ya vino, y no le conocieron, sino que hicieron con él todo lo que quisieron; así también el Hijo del Hombre padecerá de ellos.  Entonces los discípulos entendieron que les había hablado de Juan el Bautista. Mateo 17:10, 13. ¿Quién dicen los hombres que soy yo? Ellos respondieron: Unos, Juan el Bautista, otros, Elías; y otros, alguno de los profetas. Marcos 8: 27 Al pasar Jesús vio a un hombre ciego de nacimiento. Y le preguntaron sus discípulos, diciendo: Rabí, ¿quién pecó, éste o sus padres para que haya nacido ciego? Juan 9:1, 2.

Los primeros conductores o padres de la Iglesia, como Justino Mártir, San Clemente de Alejandría, Orígenes, Tertuliano y otros se refirieron a la Reencarnación, un conocimiento no destinado a la masa humana de la época. Orígenes ( 185 - 254 ) el más destacado teólogo enfatizó entre otras enseñanzas la de la Reencarnación. Decía: DIOS puso en el mundo vasos de oro, plata, madera y barro, para que las almas los ocuparan de acuerdo al mérito de sus propias acciones en vidas pasadas. Si DIOS endurece un corazón es para que se experimente los efectos del mal y se pueda aprovechar la amarga experiencia en la próxima encarnación. Partimos usando cuerpos con mentes equivalentes; primero cual vasos de barro, luego de madera, plata y al fin de oro. San Clemente de Alejandría ( 150 - 217 ) Doctor de la Iglesia opinaba: Los misterios de la Fe no son para ser divulgados a todos. Es necesario ocultar en un misterio la Sabiduría hablada. Como cosa curiosa para pensar, no fue la palabra de un Papa la que declaró herético el pensamiento de Orígenes y quienes por siglos lo habían seguido dentro de la Iglesia, fue la palabra de un laico la encargada de hacerlo en el Concilio del año 553, presidido por el emperador de oriente Justiniano I, quien no aceptaba la Reencarnación. No participó el Papa Virgilio que apoyaba el pensamiento de Orígenes. San Gregorio de Niza muerto en el año 395 consideró a Orígenes el príncipe de la erudición cristiana del siglo tercero.

No porque algo no esté literalmente escrito en los Evangelios, significa que Jesucristo lo negó o no lo enseñó, significa que aún no ha sido entendido el velado mensaje que tras parábolas quedó. Las parábolas son para los de afuera, no lo olvidemos... Juan finaliza su Evangelio diciendo: Otras muchas cosas hay también que hizo Jesús; que si se escribiesen una por una, me parece que ni aun en el mundo cabrían los libros, que se habrían de escribir. Fueron sobre 250 esos libros que quedaron en lo externo y de ellos sólo 4 se incorporaron como Evangelios oficiales en el siglo III. Me pregunto no ya por los Evangelios Apócrifos u ocultos, sino que por esa Enseñanza que si se hubiera escrito no cabrían sus libros en el mundo. Entonces, mal podemos por dogma, negar algo si ignoramos cómo lo Enseñó Jesucristo más allá de las parábolas.

Es conveniente destacar que los tres papas que siguieron al concilio del año 553 en Constantinopla, no lo recocieron y rechazaron sus acuerdos. Allí se aceptó que el alma es creada al mismo tiempo que el ser humano, para unos a los 40 días de la concepción, para otros al momento de nacer. En muchos cristianos surge la natural pregunta: ¿Por qué algunas almas son virtuosas, otras viciosas y unas con un equilibrio entre ambos extremos? ¿Por qué algunas almas nacen en cuna de oro y llevan vidas regaladas pudiendo tener acceso al conocimiento, otras nacen en la miseria, el analfabetismo y sin siquiera atisbar algo del conocimiento y otras lo hacen en una escala intermedia? ¿Por qué algunas almas nacen con cerebros poco desarrollados y viven como idiotas, otras lo hacen con desarrollados cerebros y unas en una escala intermedia? ¿Por qué algunas almas nacen en cuerpos hermosos y atléticos, otras deformes y minusválidos y algunas en una escala intermedia? No se acepta ya la respuesta: "Es un misterio de la Voluntad de Dios": ¿Cómo se puede atribuir justicia absoluta a esta Divinidad Creadora? Es una hipótesis que no midió el Concilio dirigido por el laico emperador, entra en pugna con la razón al chocar abiertamente con la noción de justicia. Es blasfemia, nos dicen, hablar de reencarnación. Jesucristo no la negó pudiendo haberlo hecho y entre líneas la esbozó. Más bien es una blasfemia cristiana seguir a un emperador en su capricho y pensar que Dios es injusto y antojadizo. La Sagrada Enseñanza enfatiza que es claro que la reencarnación está ajustada a las leyes de karma y de evolución. Lo que para unos es pura mala suerte en la que Dios juega a los dados con las almas, para otros es un natural ciclo, en el que todas las almas son formadas por el espíritu individual respectivo en igualdad de condiciones, ciclo que permite a un alma vida a vida manifestar de manera gradual sus atributos, la que en cada encarnación crece, evoluciona y puede desarrollar más atributos en la siguiente encarnación. Cada alma nace voluntariamente, y lo hace de acuerdo a su evolución y los ajustes que en la presente vida debe realizar. Esta Ley de reencarnación muestra la Justicia de DIOS y da una respuesta satisfactoria a tanta inquietud fruto de las desigualdades entre los seres humanos.

Deja Jesucristo el camino marcado en el Sermón de la Montaña. Mateo 5. 6. 7. ¿Quién puede en una vida, en esta vida, realizar las metas que señala el Sermón?  ¿Qué alumno de primero básico puede en un año lograr el título universitario? Al igual que ese alumno básico tiene que crecer año a año pasando de un curso a otro, nuestra alma crece vida a vida pasando de un cuerpo a otro cada vez más evolucionado. El cristiano que rechaza por dogma impuesto por un emperador de oriente en el año 553 la Reencarnación, debe suponer que el Reino de los Cielos no es para ninguno o, quizás algunos que logren realizar en sus vidas las pautas del Sermón de la Montaña. No envidio para nada el concepto de Dios que ellos tienen, pues dudo haya uno que sea capaz de realizar ese códice de conducta destinado al hombre liberado en su despertar mental, en realidad al superhombre del futuro. Reveló Jesucristo la Unidad con DIOS en la Luz y el Amor. Dijo que el Reino de los Cielos está en lo interno de cada uno de nosotros. Él no excluyó por dogma o por sangre a ninguno. Dioses sois nos señaló.

Cerca de la hora novena, Jesús exclamó a gran voz,
diciendo: Elí, Elí, ¿lama sabactani? Estos es:
Dios mío, Dios mío, ¿por qué me has desamparado?
Mateo 27: 46.

¿Por qué todas las traducciones que conocemos ponen esta frase en arameo y a continuación su misma mala traducción? Salvo una primitiva versión griega que la traduce de manera correcta. Los estudiosos que miran más allá de lo escrito, descubren la verdad que esa primitiva traducción griega señaló. Victor Paul Wierwille destaca que: Esto debió habernos motivado para iniciar una indagación en cuanto a la desviación de lo usual por parte de los traductores. Este versículo lo entendemos palabra por palabra excepto por las palabras extranjeras. Contradice a otros versículos y pareciera como si Dios hubiese abandonado a Jesús. Jesús hablaba el arameo o sirio-caldeo. Lmna es siempre un grito de victoria, una declaración de "para este propósito", o "por esta Razón". La raíz shbk de sabactani quiere decir "reservar", "dejar" o "mantener" Traducciones del lejano oriente dicen en Mateo 27 : 46... Dios mío, Dios mío, para este propósito fui reservado.

No olvidemos que carecemos de los originales de los Evangelios. Dicen los eruditos "traductores" que esa frase significa: Dios mío, Dios mío ¿Por qué me has abandonado? Mostrando un Jesucristo débil y abandonado al momento de morir. Señalan los modernos estudiosos del arameo, un lenguaje sirio-caldeo de la época de Jesús que: ELÍ ELÍ es un grito de victoria que significa: ¡DIOS MÍO DIOS MÍO! Y la frase LAMA SABACTANI es un reforzamiento de ese grito de victoria que Jesucristo exclamó a gran voz diciendo al mundo: ¡PARA ESTE PROPÓSITO FUI RESERVADO!  Es decir, estando Jesucristo en la cruz, poco antes de morir gritó a gran voz su exclamación de victoria: ¡DIOS MÍO DIOS MÍO! ¡PARA ESTE PROPÓSITO FUI RESERVADO! El que tenga ojos para ver que vea por sí mismo. Quien lo lea, saque su propia conclusión. ¿Por qué la primera traducción conocida que es griega, traduce correctamente la triunfal exclamación de Jesucristo en la cruz, y las posteriores, únicas que circulan, traducen esa exclamación como un lamento de debilidad y abandono por parte del Padre hacia Jesús?

Nos queda como testimonio de su resurrección el Manto Sagrado de Turín. ¿Qué no se hizo por anular ese testimonio? El negativo fotográfico en tela muestra un hombre crucificado que tiene todos los detalles de la crucifixión, es más, su análisis sirvió para descubrir cómo eran sepultados los judíos de la época. No son las palmas de las manos por donde pasaron los clavos, como lo demostró la anatomía, es una especial zona de la muñeca que puede soportar el peso del cuerpo sin desgarrar la mano. No fue una corona de espinas sino que un casco de espinas el que se le puso. Sobre los ojos quedaron dos leptones, monedas de Poncio Pilatos, y en la nuca han descubiertos estas palabras IN NECEM IHEOY NAZAPHNOE Estas leyendas están dispuestas en forma de U en dos grupos y se explica, ahora se sabe gracias a la Sábana Santa, que en el enterramiento de los judíos del siglo I solía colocarse una especie de madero en U para sujetar la barbilla del difunto, y esas palabras estaban en el madero señalando que el muerto era IHEOY NAZAPHNOE, Jesús Nazareno.  En junio de 1994, el sabio ruso Dimitri Kouznetsov, proclamó la autenticidad de la reliquia y lanzó críticas severas contra Michael Tite y sus colegas garantes de la prueba de datación del Santo Sudario en el burdo fraude que se intentó con el Carbono 14. El garante de los protocolos entre los tres Laboratorios de la datación, Michael Tite, del Museo Británico, pidió perdón dos años después, asegurando que "los resultados no implican una falsificación del lienzo". El día  4/8/1999 la prensa informa que en una investigación que contradice nuevamente a las anteriores de la mala datación del carbono 14, "científicos israelíes" aseguraron ayer que la antigüedad del Santo Sudario que se encuentra en la ciudad de Turín desde 1578, se remontaría de antes del siglo VIII y los pólenes encontrados son de la zona de Jerusalén y el siglo I. Se desmiente el origen europeo del sudario, y la teoría de que el manto sagrado habría sido fabricado entre 1260 y 1390. En fin, no abundaré en detalles, sólo agregar que ese cuerpo previo a la desmaterialización levitó y el cambio de dimensión significó una explosión de energía como un relámpago que iluminó el sector y dejó la tela impregnada con todos los detalles de la figura de Jesucristo, cual negativo fotográfico. Dicen los científicos que la imagen del negativo fotográfico tridimensional, sólo pueden explicarla factores sobrenaturales desconocidos para la ciencia, se debería al calor de una energía radiante generada por algún extraordinario suceso, no demostrable por los medios naturales. Y así resucitó Jesucristo elevándose de entre los muertos. Siendo sus últimas palabras: ¡Padre mío, en tus manos encomiendo mi espíritu!

Escuchamos la Voz que dice:

La Paz sea de aquellos que en sí mismo desarrollan la Verdad y la buena voluntad, de aquellos que buscan la Verdad caída tras caída, por la Verdad misma para beneficio de la humanidad. A todos los hombres agobiados por el peso de sus cadenas Jesucristo les dice: ¡Levantaos, vuestra verdadera Patria no está entre las tinieblas del mundo. Vuestra Patria es Celestial. Para llegar a ella deben creer que pueden lograrlo y que esa Patria existe. El camino lo señalan los buenos pensamientos que tengan y el amor que irradien! No olviden que la Verdad es una y la humana interpretación es la que la varía. La Verdad tiene que ser encontrada por uno mismo, se recibe. Lo que uno ahora tiene al nacer es lo adecuado para que el alma crezca. La Enseñanza habla del DIOS único porque sólo UNO es el ÉL, asociando a Jerarquías intermedias como dioses que otros llaman ángeles. Os corresponde vivir un cambio de era en el que todos pueden adelantar varios cursos de la Escuela de la Vida. Aprendan a emitir buenos pensamientos.

ANEXO
Bueno, después de todo no hay mucha diferencia entre nosotros.
Ustedes los cristianos se convierten cuando encuentran a Dios en Cristo.
Nosotros los hindúes nos convertimos cuando hallamos
a Dios en nosotros mismos.
Hollan.

CARTAS DEL PAPA CELESTINO VI A LOS HOMBRES
Mientras escucho las noticias sobre el alarmante y preocupante aumento en los índices escolares de drogadicción, siento la necesidad de agregar un anexo al presente capítulo. Miro hacia una de las repisas llenas de libros y mi mirada es atraída por un pequeño libro de tapa dura, libro que me servirá para avalar lo que deseo expresar. Las economías de naciones que se consideran social demócratas tienen como fundamental pilar el lavado de dinero, cosa que a muchos ruboriza pero no pueden desmentir. El libro que tengo entre mis manos se llama: Cartas del Papa Celestino VI a los hombres. Su autor, Giovanni Papini usó la fértil imaginación que en vida le caracterizó y creó una ficticia realidad que siento es útil, en parte, conocer ahora que más de 1.000.000.000 de personas de manera irreversible han dañado su cerebro por la drogadicción, el peor flagelo que la humanidad ha conocido, el peor holocausto que el hombre haya desencadenado. Papini imagina un personaje para dar salida a sus pensamientos cuya luz intenta vencer las densas tinieblas de nuestros santuarios interiores.

Los consumidores de la droga dicen que sin los productores y distribuidores no habría vicio. Los productores y los distribuidores señalan que sin los consumidores no habría droga. Ambos son culpables, sin embargo la peor culpa en este crimen histórico es la de aquellos que inducen al vicio a los jóvenes, vicio que ya afecta a niños. Este mal ha dejado al descubierto nuestro fracaso. Hemos fracasado en cuanto religiones, filosofías, ciencia, política y en especial es el gran fracaso del cacareado nuevo orden mundial. No se si los lectores captan la realidad de la situación que la conspiración del silencio intenta soslayar bajándole el perfil y hace que algunos legisladores traten de convencer que la legalización de la droga es la solución. Uno de cada seis seres humanos está ya, por daño cerebral, definitivamente liquidado en cuanto a su despertar mental. ¿Quién se hace cargo de esta dramática realidad? Cuando esto escribo, apreciar la realidad hace renacer atisbos del instinto del antiguo guerrero y cuesta ser tolerante o comprensivo e intentar pensar bien... Veamos mejor la ficción de Papini, aparecida el 30 de septiembre de 1946 en Italia y que fue considerada como una deliciosa superchería literaria basada en cartas de un supuesto Papa que dice:

AL PUEBLO QUE SE LLAMA CRISTIANO

        No puedo seguir callando. Demasiado aguardé. El dolor infinito del mundo que se acumula y fermenta en mi alma de padre y quiere que mi voz sea su voz. Si no habla el que representa a Cristo en la Tierra ¿quién hablará? desde hace muchos años, nuestra especie está poseída por rabiosos accesos de furor suicida, con arrebatos alternados de loca destrucción y enfermiza desesperación. Guerras, revoluciones, derrotas, pestilencias, hambre de dominio, de matanza y de pan han diezmado a la Humanidad sin conseguir curarla.
        De los tres diluvios necesarios, sólo falta el último. El primero, del Padre, fue el castigo del agua; el segundo, del Hijo, fue de sangre purificadora; el tercero, del Espíritu Santo, será de fuego. Hemos visto ya descender del cielo el fuego, que todo lo derriba y consume; aguardamos ahora el fuego del espíritu, que todo lo salva y sublima.
        Se ha disipado el humo de las batallas, pero es para descubrir mejor el lúgubre espectáculo de las ruinas; ha cedido la furia del fuego, pero aún se yerguen en el cielo los troncos que fueron mordidos por el incendio; calló ya el tañido del feroz exterminio, pero se oyen más fuertes las voces de la desolación, de la revuelta, de la locura.
        En el orden material, las plagas, aunque innumerables y tremendas, casi no significan nada en comparación con las que se presentan en el orden del espíritu.
        Incluso en nuestros países, los que se llaman cristianos, hace tiempo que no reina la doctrina del Evangelio, sino una doctrina diabólica que nadie ha osado exponer abiertamente en reglas y mandamientos, aun cuando todos la practiquen con arrogante docilidad. Esa religión oculta no se atreve a decir su nombre; sabed que se llama ahrimanismo. Tiene también, como la nuestra, una veneradísima trinidad: Molc, Mammón y Príapo. Algunos añaden una cuarta persona, Belfagor, el demonio de la confusión intelectual.
        Los hombres desean gozar y, para gozar más, se hacen la guerra, y las guerras exteriores aumentan indeciblemente el sufrimiento.
        Los hombres quieren enriquecerse y, con la esperanza de enriquecerse, se hacen las guerras, y en la guerra destruyen las riquezas poseídas y se condenan a una miseria más dura.
        Los hombres quieren dominar, y por afán de un mayor dominio, se hacen la guerra, pero las necesidades de la guerra aumentan la esclavitud, ya grave, de todos los ciudadanos, la de los vencedores tanto como la de los vencidos.
        Entonces dicen que quieren la paz, la paz para todos, la paz para siempre; pero los poderosos, para imponer esta paz, sólo saben armarse cada vez más, amenazar con nuevas y más horribles guerras.
        Los hombres no han aceptado los Mandamientos de Cristo, han obrado al contrario de como enseña el Evangelio, han rechazado la fraternidad, la humildad y la caridad. Y, obrando así, han llegado a la destrucción, al desamparo, a la exasperación, a la desesperación. La realidad, no el dogma, ha hablado y habla con lucidez perentoria. Cuanto más os alejáis de Cristo, más os aproximáis al abismo. El hombre se ama demasiado a sí mismo y no ama bastante a sus semejantes. La Divina Sabiduría sabía que hay que apuntar a la cima de la más alta montaña para llegar, por lo menos, a la cumbre de la colina. Habría bastado disminuir, un poco también, el odio hacia los enemigos: la vida hubiese tomado otro aspecto, otro sentido, otro color.
        ¿Quién tiene la culpa de este abandono del Evangelio? De todos es la culpa, pero sobre todo de los que se llaman y se creen cristianos. Vivimos con comodidad demasiado placentera tras las paredes de nuestra Iglesia. Nos apresuramos demasiado a creer, por ignorancia y por pereza, que basta con oír misa, cumplir los ritos sagrados, hacer de cuando en cuando un simulacro de penitencia, poner unos céntimos en la mano extendida del pobre y respetar, por miedo a la cárcel o al infierno, tres o cuatro Mandamientos.
        Este Cristianismo nuestro no es el verdadero Cristianismo, sino una sombra, una máscara, un feto, un aborto del Cristianismo, un Cristianismo de gente mezquina, de holgazanes, de tibios, de hipócritas, de fariseos bautizados.
        Dios quiere de nosotros bastante más. Quiere cristiano todo nuestro corazón, cristiano todo pensamiento, cristiana toda la vida. El Cristianismo hasta ahora ha sido más predicado que realizado; nombre, más que sustancia; fachada, más que edificio; enseña, más que victoria...

A LOS SACERDOTES

        Se nos pidió más que a los restantes hijos de mujer. Estamos hechos de sangre y de vísceras, pero tendríamos que ser semejantes a los ángeles. Vivimos junto al fango y el cieno, pero deberíamos permanecer siempre limpios. Estamos colocados aquí abajo, en las honduras terrenas, y nuestra palabra debería ser celestial.
        El pastor perezoso hace que las ovejas queden con hambre; el pastor corrompido hace que las ovejas se echen a perder; el pastor dormilón hace que las ovejas escapen; el pastor infiel les hace perder la cordura. No sólo tenéis que rendir cuentas a Dios y a mí de vuestra alma, sino a millares de almas. Vuestra tonsura no estará manchada solamente de ceniza, sino de lágrimas y sangre, llanto y sangre derramados no por vosotros, sino por muchos otros, por culpa de vuestra indolencia y vuestra negligencia.
        Cristo os llamó la sal de la tierra. ¿Por qué, pues, la tierra es aún tan desabrida, tan estúpida, desabrida hasta la insipidez, estúpida hasta la locura?
        Sois los primogénitos de la luz, y vuestra misión es la de resplandecer; la de resplandecer todos los días y para todos. No basta, en vuestro caso, ser buenos escribanos y secretarios de la tradición, ser unos señores respetables y respetados. El cristianismo de Cristo, como la poesía, no tolera medianías.
        ¿Os habéis preguntado alguna vez por qué tantas almas ardientes, tantas inteligencias animosas, tantos hombres capaces de fe y sacrificio no van a vosotros y no entran en vuestras iglesias? ¿Os habéis preguntado alguna vez por qué las multitudes que os escuchan están compuestas por muchas mujeres y niños que jóvenes en flor y hombres maduros?
        Sed, para todos, ejemplo de humildad, de pobreza, de caridad; descended entre el pueblo, llorad con los afligidos, repartid vuestro pan con los hambrientos, acercaos a los fugitivos, aceptad con alegría los insultos, los ultrajes, los vituperios. Si el Cristo es la única medicina, vosotros sois y debéis ser los médicos y ministros del gran enfermo ...

A LOS MONJES Y FRAILES

        Sois, desde hace siglos, vanguardias arriesgadas del ejército de Dios, las falanges espartanas y macedónicas de la Iglesia, ya lanceros de lanzas rotas en su servicio, ya jinetes cubiertos por sólida catafracta, ya infantes heroicos en la gigantesca batalla contra el Adversario. Cada una de vuestras Órdenes nació por la voluntad apasionada de un santo, y cada Orden, al menos durante algún tiempo, fue semillero de apóstoles, matriz de doctores, vivero de bienaventurados.
        No todas vuestras virtudes originales se han apagado, pero ¡cuántas se han debilitado y degenerado! Hay aún entre vosotros monjes de bien trabado puño y frailes de bien templado metal, pero ¡cuán raros en la vasta sima de los rutinarios relajados, cuán impotentes para encender de nuevo en todos aquel fuego de amor poderosísimo y ardiente del que surgieron las Órdenes, como surtidores de chispas y centellas que brotasen de la abierta fragua evangélica!
        Estáis demasiado separados en vuestros conventos, demasiado retirados en vuestros santuarios, demasiado abrigados en vuestras celdas. Algunos conventos parecen congregaciones de parientes pobres, dimisionarios de la vida más que misioneros de Aquel que fue senda, verdad y vida; otros tienen el aspecto de honestos internados para señoritas de buena familia o de institutos para alumnos necesitados, más deseosos de pacífica carrera que no de santidad. Casi todos sois ahora pedagogos; cada Orden se ha transformado en una red de escuelas.
        La mayor parte de vosotros, después de celebrada la misa, no tiene más ocupación que estudiar y enseñar. Bien comprendéis que ya sé cuán hermosa y laudable tarea es la de educar a los niños y a los jóvenes. Pero ¿es de verdad ese el único y principal fin que se propusieron todos los fundadores de las Órdenes? ¿Y si no hay tareas que os corresponderían, por deber y derecho, tanto por lo menos como el dar clases? La predicación pública, la amorosa rebusca de quien sufre en la miseria del cuerpo y del espíritu, el llevar la luz a los negadores y los perplejos, la consolación a los enfermos de la mente y de la carne, la repatriación de los desterrados del Evangelio, el rescate de todas las víctimas, ¿no son, acaso, tareas que a vosotros convienen tanto o más que la distribución de la sintaxis latina, la teoría de los quebrados, la historia griega y la literatura comparada?

A LOS TEÓLOGOS

        El objeto de la Teología era el más alto que la mente humana pudiese afrontar; era la ciencia que hacía conocer a Dios, sus misterios, sus atributos, sus efectos.
        ¿Por qué pues, la divina Teología es hoy tan poco popular entre los hombres? Las cosas grandes nunca han resultado vencidas por sus adversarios, sino por la flaqueza y la infidelidad de sus defensores. La verdad, dolorosa verdad, es que la vida ardiente y creadora del pensamiento se ha retirado de vosotros. Luego, la iniciativa ha pasado a vuestros enemigos los filósofos.
        Salid alguna vez al aire libre, escuchad las voces que se alzan de las almas que padecen hambre de certeza, no creáis rebajaros por aprender algo incluso de los no teólogos. Por culpa vuestra, son demasiados los que la consideran como una doctrina secreta, para adeptos e iniciados, celoso privilegio y monopolio de la gente de Iglesia. Bastarían algunas inspiraciones audaces y felices para hacer acudir de todas partes a los sedientos. Muchos tiene sed hoy, y no siempre saben de qué bebida, y esta ignorancia aumenta su ardor. Pero yo sé que muchos de estos sedientos tienen sed de esa linfa de la Verdad que sólo nosotros podemos dar y que hace demasiado tiempo que no damos. La milenaria peregrinación humana comenzó en Dios, y en Dios tendrá su fin.
        Enseñad de nuevo la cima a los tardos, las fuentes a los fatigados. Sed una vez más videntes imperiosos y convincentes. Sed también vosotros, por la Gracia de Dios, salvadores del hombre.

A LOS RICOS

        Si el hombre, hoy, está tendido sobre un estercolero de vergüenza y de oprobio, si se ve mordido por los dientes de la mendicidad y de la avidez, gran parte de la culpa es de los ricachones que hozan entre las riquezas.
        La causa de vuestros males no es tanto vuestra riqueza tangible como la insensata ilusión de creeros ricos y querer aumentar por cualquier medio esa quimérica e ilusoria riqueza que es vuestro castigo. Mientras los pobres combaten y mueren, vosotros vendéis a los ejércitos cañones y vituallas; mientras los pobres sufren por la penuria general, vosotros acaparáis las cosas necesarias a la vida para venderlas a precios abusivos; mientras la casa común arde y se derrumba, os entregáis sin demora al comercio de escombros y cenizas. Si hubiese mañana una epidemia de suicidios, os apresurarías a hacer acopia de venenos y sogas.
        Moveos, pues, a compasión hacia todos aquellos que padecen por culpa vuestra; tened también piedad de vuestras pobres almas, que no conocen los goces más perfectos y puros. Si no estáis hechos, como dicen, de la misma materia de vuestras cajas de caudales, poneos en pie, finalmente, para la conquista de esa riqueza inconmensurable que es el amor. No ya con la limosna medida, sino con la alegre renuncia, podréis redimiros y redimir.

A LOS POBRES

        También vosotros podéis y debéis ser felices en la tierra antes de serlo en el cielo, pero para obtener esta felicidad inmediata no basta con ser asalariados sin posesiones ni caudal. Es necesario, ante todo, aceptar la pobreza con espíritu de alegría más que de resignación, pues desde ahora os anuncio que sois bastante más ricos, aquí en la tierra, de lo que os parece.
        La lamentosa intolerancia de la pobreza demuestra, desgraciadamente, que el Cristianismo no está vivo en el mundo, ni siquiera en vosotros.
        Los verdaderos bienes del hombre, como supisteis en tiempos y habéis olvidado, son la salud del cuerpo, la paz de la conciencia, la serenidad del espíritu, la bondad de los afectos, la espontánea alegría de carácter, la capacidad de entender y gozar de las bellezas naturales y las creaciones artísticas. A nadie, ni siquiera al último de los pordioseros, está negada la virtud iluminante de la naturaleza y la consolación del amor que todo lo salva.
        Yo no es prometo solamente el reino de los cielos, que os espera después de la muerte, sino que descubro también ese reino de los cielos que resplandece en la tierra para consuelo perenne de los enamorados de Cristo. Si sabéis adueñaros de este reino, seréis también más dignos de subir al otro.

A TODOS LOS HOMBRES

        La catástrofe puede ser alejada; todavía no está todo perdido. Cuanto más grandes sean las adversidades, más debemos sobreponernos a ellas; cuanto más densa sea la oscuridad, más debemos resplandecer; cuanto más álgido sea el clima, más debemos sentirnos inflamados por ardorosa llama.
        Es necesario, ante todo, reconoceros tal cual sois, arrancar máscaras y levantar viseras para mirarse humilde y audazmente en el espejo, que no deforma ni adula, que os pongo delante. Para curar las llagas hay que desvendarlas primero, aunque al principio duelan más.
        No sois lo que creéis ser. Os imagináis ser civilizados, y yo os digo que sois aún salvajes y bárbaros.
        En nombre de la fuerza del hambre, de la justicia de la civilización, los hombre han vuelto al robo y al asesinato: al robo al por menor y en gran escala; al asesinato al menudeo y en masa. Nadie, en verdad, está ya seguro de nada, ni de lo que posee ni de la propia vida.
        Creéis ser religiosos y sois, por el contrario, gente sin ley y sin Dios. Ateos que rezan, descreídos que se arrodillan, discípulos de Satanás en la práctica, que se dicen fieles a Dios en formas y palabras. Invocáis a los ángeles y vivís como demonios; veneráis a los santos y vivís como puercos; eleváis de cuando en cuando los ojos al cielo, pero os complacéis en la inmundicia de la tierra como gusanos. Ofrecéis a vuestros dioses lo que menos os cuesta: genuflexiones, silabeos, ofrendas, perfumes y cantos; pero raramente sabéis ofrecer vuestra alma y vuestra vida. Vuestro corazón no pertenece a lo eterno, sino que está sujeto al vientre, al sexo, a la codicia ladrona y homicida.
        Cualquiera que sea vuestra fe, vuestra mitología, vuestra teología, sois casi todos, en la conducta de cada día, alumnos, secuaces y criados del Diablo. Sois brutos en pie sobre las patas traseras, que aman y sirven, en la vida cotidiana, a una sola divinidad: el propio yo.

Celestino VI, Papa.
Siervo de los siervos de Dios.

PADRE MANUEL LACUNZA
Mas cuando viniere el Hijo del hombre,
¿pensáis que hallará fe en la tierra?
Lucas 18: 8

        Intento entender el crimen histórico de lo droga, pienso que lo escrito por un sacerdote jesuita chileno ayudará a cuantificar la causa de lo absurdo. Nace en Santiago de Chile en el año 1731 Manuel Lacunza. Ingresa a la Compañía de Jesús y se ordena como sacerdote jesuita. Es expulsado con los otros jesuitas a los 40 años de edad. En el exilio de Italia se dedicó al estudio de las escrituras. Lo vemos en una fría noche, en su mal ventilada y pequeña celda sacerdotal, una mesa con su Biblia, por luz una vela, sentado en un incómodo piso, escribe un único libro que sólo pudo ser conocido después de él muerto en 1801. Libro titulado La venida del Mesías en Gloria y Majestad. Libro que dio lugar a un erudito movimiento milenarista. Escribe a su madre: Todos nos miran como un árbol perfectamente seco e incapaz de revivir o como un cuerpo muerto y sepultado en el olvido. De 352 que salimos, apenas quedamos la mitad... Nos dice el padre Lacunza:
        No se puede negar que muchas cosas que se leen en la Escritura, que tomadas según la letra, y aun estudiando prolijamente todo su contexto, no se entienden. Los antiguos es innegable, que no entendieron muchas cosas que ahora entendemos nosotros, y los venideros entenderán muchas otras, que nos parecen ahora ininteligibles; porque al fin no se escribieron sino para algún fin determinado, y este fin no pudiera conseguirse, si siempre quedasen ocultas.
        Creo una verdad incontestable; que el libro divino y admirable del Apocalipsis es la llave verdadera y única de todos los profetas.
        El anticristo no es otra cosa que un cuerpo moral, compuesto de innumerables individuos, diversos y distintos entre sí: pero todos moralmente, y animados de un mismo espíritu, contra el Señor y contra su Cristo. Este cuerpo moral, después que haya crecido cuanto deba crecer por la agregación de innumerables individuos; después que se vea fuerte, robusto y provisto con abundancia de todas las armas necesarias; después que se vea en estado de no temer las potencias de la Tierra, por ser ya estas sus partes principales; este cuerpo, digo, en este estado será el verdadero y único Anticristo que nos anuncias las Escrituras.

Pienso que este cuerpo moral ya es real y adulto, tiene nombre y, como el Nuevo Orden Mundial, es el responsable del flagelo de la drogadicción y la permisividad estatal en el lavado de dinero que incrementa la cesantía a cifras cada vez mayores...

Este Anexo nos ayuda a entender algunas de las preguntas planteadas en el ENCUENTRO que ha dado lugar al presente relato, como lo son:
6. ¿Cuál es la causa de la drogadicción, violencia y las guerras?
7. ¿Qué explicación hay para justificar el caos que vivimos?
11. ¿Qué es el mal, cuál es su causa y cómo podemos superarlo?
12. ¿Cuál es la justificación y causa del sufrimiento en el mundo?

Hay dos posiciones: O se acepta pasivamente la derrota fruto del temeroso y servil acatamiento del Nuevo Orden, o se lucha con FE y mayor FUERZA por ser LIBRES. La primera posición sólo verá y vivirá en la oscura cara de la moneda de la vida. Será parte del rebaño que mansamente va hacia el despeñadero del apocalipsis guiado por los propios pensamientos negativos hábilmente inducidos por los siervos de Arimán. La segunda posición, antiapocalíptica, permite usar dinámicamente la fuerza mental y, mediante buenos pensamientos visualizados, colaborar a lograr en mundo mejor y un escudo energético protector planetario. Esa es la otra cara de la moneda de la vida, la cara de LUZ y esperanza. La decisión es individual. Somos los únicos responsables de lo que hemos pensado y de lo que desde ahora se piense. Si Jesucristo ha de llegar pronto ¿Por qué tenemos que recibirlo en un mundo asolado y en caos? ¿Por qué no podemos esperarlo en un MUNDO MEJOR?

El ocaso de los señores del silencio...

LA SÁBANA SANTA
El famoso profesor de anatomía Dr. Yves Delage, un reconocido agnóstico, a principio del pasado Siglo XX, presentó su estudio de la Sábana Santa ante sus colegas de la Academia de Francia, declaró que estaba convencido que el hombre de la Sábana era Jesucristo. Esa declaración sincera de quien no era creyente, provocó en la asamblea científica una reacción hiriente y de burla hacia el profesor Delage. Yves Delage luego de su fracaso ante los académicos escépticos en la Academia de Francia, al presentar las conclusiones de su trabajo sobre la Sábana Santa, escribió: "Se ha inyectado una cuestión religiosa donde no había más problema que uno de carácter meramente científico; y el resultado ha sido que se han enardecido los ánimos y se ha enturbiado la razón. Si en vez de tratarse de Cristo se hubiera planteado algo referente a otra persona, como a Sargón, a Aquiles, o a alguno de los Faraones, a nadie se le habría ocurrido poner objeciones. Yo por mi parte he sido fiel al verdadero espíritu de la Ciencia al tratar este asunto, manteniéndome solamente atento a la verdad, sin preocuparme en absoluto de sí ello afectaba o no los intereses de partido religioso alguno. Yo reconozco a Cristo como un personaje histórico, y no veo razón alguna para que nadie se escandalice de que existan todavía huellas tangibles de su vida terrena."

El profesor Delage captó la cruda realidad: Si se hubiera tratado de otra persona y no Jesucristo, a nadie se le habría ocurrido poner objeciones. Qué no hizo la conspiración del silencio por minimizar o hacer desaparecer la SÁBANA SANTA. Actuaron consagrados y opositores unidos en contra del SAGRADO TESTIMONIO. ¿Por qué?

EL CÓDIGO SECRETO DE LA BIBLIA
Rips y Witztum hicieron un trabajo científico publicado en Agosto de 1994 en la prestigiosa revista matemática Statistical Science. El día 19 de Marzo de 1996 Aumann comunicó a la Academia de Ciencias de Israel que: Mi conclusión es que el código de la Biblia encontrado por Rips es un hecho demostrado, algo que contradice la formación matemática, que se aleja tanto del conocimiento científico, nada igual en la ciencia moderna, y que ninguno de los destacados matemáticos consultados en el ámbito mundial, pudo señalarle el más mínimo fallo. Esto descubierto, para Rips, es como un gigantesco puzzle de millones de piezas a las que le estamos conociendo apenas unos cientos. Un código que contiene cada instante de la historia humana.

El editor de la revista Statistical Science, del Instituto de Estadísticas Matemáticas de los Estados Unidos, manifestó en el vol. 9, núm. 3 de agosto de 1994, a manera de nota preliminar del trabajo de Witztum, Rips y Rosenberg, lo siguiente: Nuestros revisores estaban desconcertados. La posibilidad de que el libro del Génesis contuviera información significativa acerca de personajes actuales iba contra todas sus convicciones. No obstante, las pruebas adicionales reconfirmaron el fenómeno.

David Kazhdan, destacado matemático de Harvard declaró: Parece que la Biblia fue codificada hace 3.000 años con información sobre acontecimientos futuros. He visto los resultados y no existen argumentos científicos para rebatirlos.

Piatetski-Shapiro, destacado matemático de Yale en su análisis dice: Dentro de las leyes conocidas de las matemáticas, no hay manera de explicar la predicción del futuro. La física newtoniana es demasiado simple para explicar un conjunto de predicciones de tal complejidad y detalle. La física cuántica no es tampoco suficiente. De lo que estamos tratando aquí es de algún tipo de inteligencia exterior. Pienso que es la única explicación: Dios existe.

Robert Aumann destacado experto en la teoría de los juegos agrega: Es sumamente importante tratar este asunto como cualquier otro experimento científico, fría y metódicamente: lo compruebas y examinas sus resultados. Por lo que yo puedo ver, el código de la Biblia es, simplemente un hecho. No ha habido nada como esto durante los cientos de años que tiene la ciencia moderna.

Círculos de la ortodoxia judía lo califican al hecho como: Irrelevante para nuestra doctrina.

¿Dónde está lo irrelevante? Se encuentra acaso en que el Código Secreto muestra a lo menos 8 veces el nombre de Jesucristo como el Mesías... O se encuentra en que Jesucristo igualó, con su Enseñanza, a todos los hombres sin reconocer razas o credos superiores o inferiores. Por lo tanto esta investigación debía ie al silencio, y así sucedió.

 
QUMRAN
        En 1946 tres beduinos de la tribu ta´amireh, que vive en el desierto de Judea, descubrieron en una cueva de Qumran, diez tinajas cilíndricas y restos de otras que se habían roto por las piedras caídas del techo. La mayoría estaban vacías, pero de una de ellas sacaron un extraño paquete de color verdusco que contenía pergaminos. Luego se descubriría que los escritos correspondían al manuscrito de Isaías, al comentario de Habacuc  y a la Regla de la comunidad de los esenios. El 11 de abril de 1948 se hizo pública la noticia al mundo del hallazgo de estos manuscritos cuya antigüedad se fechaba en torno al siglo II antes de nuestra Era. Entre 1946 y 1966, beduinos y arqueólogos exploran cientos de cuevas a lo largo del desierto que corre paralelo al Mar Muerto. En veinte de esas cuevas se encuentran escritos de distintas épocas, que componen un conjunto de textos bíblicos, apócrifos, documentos de la comunidad esenia, cartas y papeles de carácter jurídico-administrativo, así como monedas, restos de utensilios, etc. Buena parte de los conocimientos que tenemos de los esenios se debe a los textos que la comunidad resguardó en las cuevas. Manuscritos, algunos en enigmático y oscuro lenguaje, que impedía a los extraños conocer sus misterios, y otros textos encontrados están, incluso, escritos en clave para hacer más difícil su comprensión.

        Hacia 150 a.C. surgen los esenios como una verdadera confesión religiosa. Su nombre significa "los piadosos" y les fue dado por las gentes que los conocían, ya que ellos se denominaban así mismos "Orden de los Hijos de la Luz". No hay referencia de ellos ni el Antiguo ni en el Nuevo Testamento, pero si la hay, y con amplitud, a través de los historiadores y cronistas Flavio Josefo, Filón y Plinio Los esenios se asentaron en la llamada "Ciudad de la Sal", terreno inhóspito en el desierto de Judea, junto al Mar Muerto. Qumran, a unos dieciséis kilómetros al sur de Jericó y al norte de Ain Gidi, era su centro principal en Palestina, pero estaban instalados por todo el país, así como en Egipto donde tenían su sede más importante en los alrededores de Alejandría.

        Los esenios de Qumran se tenían a sí mismos como el "resto" puro de Israel, como la Nueva Alianza o el Nuevo Templo. Sus miembros practicaban ritos similares al bautismo posterior de la primitiva comunidad cristiana y marcaban las frentes de sus iniciados con un signo que señalaba a los verdaderos iluminados quienes lamentaban las abominaciones que se practicaban en Jerusalén. Frente a tanto material celosa y misteriosamente guardado para nuestro tiempo, algunos estudiosos opinan que si bien es cierto que Moisés ha legado una Tradición oral por transmisión iniciática, no es menos cierto que fueron los esenios quienes la recogieron. La Orden de los Hijos de la Luz era una orden monástica, aunque sólo el núcleo central vivía recluido en un monasterio (como el de Khirbet, en Qumran). Orden iniciática que estudiaba y practicaba la cábala, la astrología y la alquimia. La misión principal de la orden era preparar el advenimiento del Mesías, formando en aras de este proyecto, un cierto número de iniciados y de santos que ayudaran primero a Jesús en su Misión Redentora y, luego, a los apóstoles. La Orden Esenia cumplió su cometido, preparando el nacimiento de Jesús, siempre con la mayor discreción. Tras la muerte de Jesucristo, los esenios siguieron prestando sus servicios a los apóstoles y discípulos, sobre todo a los de Asia Menor. ¿Por qué entonces no son mencionados ni una sola vez en el Nuevo Testamento?.

        La oposición de los jefes judíos contra los esenios era enconada. Las diferencia entre judíos y esenios eran enormes, no sólo en la interpretación de las Escrituras, sino también en el comportamiento y reglas de vida. Los esenios, herederos de la Orden de Melquisedec, acusaban a los líderes judíos de usurpación de sacerdocio y contaminación del santuario pues rechazaban los sacrificios de animales. Los esenios se mantenían apartados del ceremonial de la explanada del Templo de Jerusalén. Hasta el calendario era objeto de discusión ya que Qumran se regía por el calendario solar, mientras que Jerusalén utilizaba el lunar.

        Los esenios eran conscientes, no sólo de preparar una Nueva Alianza, sino, más aún, de vivir ya esta Nueva Alianza con anterioridad al advenimiento del Mesías... La Orden de los Hijos de la Luz fue disuelta y destruida durante la represión del año 70. Qumran fue arrasada y muchos esenios asesinados sin revelar ninguno de ellos su secreto. Los que pudieron escapar se refugiaron junto a hermanos suyos en las comunidades cristianas, lo que representaba la natural prolongación de su vocación. Estos últimos esenios serían, según se dice, uno de los precursores de la Orden del Temple. Mientras más documentos de Qumran se conocen cada vez se hace más evidente la aportación de los esenios al Cristianismo.

        Todos los documentos hallados en Qumrán fueron codificados de la siguiente manera: primero, por el número de la cueva en la que fueron hallados, luego con la Q de "Qumrán" y finalmente  con el número con que fueron identificados. Así, el 7Q5 es el quinto documento de la séptima cueva de Qumrán. Los documentos de la Cueva 7 presentaban un conjunto de particularidades: La casi totalidad de los textos y fragmentos contenidos en las 11 cuevas del complejo qumránico está redactada en hebreo y arameo y son pergaminos (es decir, pieles tratadas utilizadas para escribir). Sólo la cueva 7 -descubierta en 1955- presenta la particularidad de contener en su totalidad papiros (una suerte de papel confeccionado en base a la planta cyperus papyrus), y además escritos en griego.

        En 1972, el padre O’Callaghan por casualidad, dejó caer su atención sobre el 7Q5, que los expertos suponían que podía tratarse del fragmento veterotestamentario de una genealogía, ya que el trozo permitía leer claramente "gene", que se suponía pertenecía a la palabra "egenesen" , termino griego para "engendró". Éste estaba datado a más tardar como del año 50 d.C. y mide 3.9 cm. en su parte más alta y 2.7 cm. de ancho. El punto de partida para el estudioso fue la combinación de letras «nnes», que aparecía claramente legible en la cuarta línea.  Después de mucha búsqueda, O’Callaghan vio que el texto no empalmaba con ningún pasaje veterotestamentario que incluyera la palabra "engendró", por lo que se decidió a buscar otra palabra, "Genersaret". Tampoco el Antiguo Testamento arrojó resultados positivos, por lo que, rompiendo paradigmas y yendo contra la "sabiduría" usual que descartaba no sólo la existencia de un papiro neotestamentario, sino incluso que algún Evangelio pudiese haber sido escrito antes del 50, se decidió a comparar el papiro con pasajes neotestamentarios.
        El experto quedó sorprendido cuando descubrió que las letras sueltas legibles en el papiro coincidían sólo con un pasaje; el de Marcos 6: 52, 53. Esto desencadenó la tormenta de críticas y descalificaciones que intentaron "silenciarlo", pero han pasado más de 20 años y las rigurosas investigaciones del padre O´Callaghan son respaldadas por más y más papirólogos de renombre.
        Cuántos años han pasado ya desde 1946 y se oculta la realidad de lo encontrado en Qumran. Algo sale a luz y da lugar a absurdos escritos de opositores a Jesucristo, pero a su vez se va viendo, poco a poco, la otra cara de la moneda. La Verdad intentarán ocultarla a como de lugar. Igual, es cada vez más evidente e indesmentible, y no por FE, la realidad de Jesucristo como el Mesías que vino y, al parecer, pronto retornará.

 

QUINTA PARTE
EL FIN DEL ENCUENTRO

CAPÍTULO XIV
Y dijo: En verdad os digo que si no os volvéis
y hacéis semejantes a los niños en la
sencillez e inocencia, no entraréis
en el reino de los cielos.
Mateo: 18: 3

EL MENSAJE A MIS HIJOS
El derecho de todo hombre es escuchar su Conciencia
y actuar según esta se lo dicte.
Einstein

Dice la Voz dirigiéndose a mis hijos: La FE es una Fuerza misteriosa. En el mundo para unos representa la manifestación de la divinidad en el creyente. Para otros es sugestión colectiva. Unos la ponen entre los mecanismos de la poderosa y demostrada autosugestión. Otros simplemente la ignoran. La FE es un don natural o atributo que potencia un pensamiento y lo faculta para activar de manera eficaz el subconsciente con el fin que esa idea se haga realidad. La FE a su vez opera milagros y allí reside lo suprahumano o divino actuando para reforzar aún más la FE en el hombre. Algunos ya no necesitan de milagros para reforzar su creencia, pero muchos más aún lo requieren. Veamos un ejemplo que en la pantalla se os mostrará:

Hace unos 1.000 años un joven devoto chino decide ir al Tíbet y llegar a ser lama. Inicia su larga peregrinación a pie y con lo puesto. Llega al fin hasta un Lamasterio que está a más de 3.000 metros de altura entre las montañas tibetanas. Allí es aceptado e iniciado por sus relevantes méritos. Una vez ordenado de lama recibe la misión de llevar el budismo a China. Antes de salir del hogar su madre le había pedido un sólo favor: Que le traiga desde allá una reliquia de Buda. Parte de regreso y entonces recuerda lo prometido a su madre. Ve al lado del camino un perro muerto y le saca uno de sus dientes, lo lava en una vertiente y lo envuelve en un especial pañuelo de seda que el  Gran Lama le había regalado antes de salir del Lamasterio.

Tras mucho caminar, ahora como lama, llega a casa y a su madre ya casi anciana le entrega el pañuelo del Gran Lama con el diente del perro dentro, sin decirle una palabra. La madre recibe agradecida la "reliquia" de Buda. Inicia el lama su peregrinar religioso por China. Pasan dos años y se encuentra cerca del hogar, decide ir a visitar a su madre. Llega de noche y le sorprende ver la gran luz que desde su casa emanaba y la cantidad de gente que rodeaba el lugar. En silencio se acerca a la puerta y entre la multitud ve a su madre en oración ante el altar hogareño donde está el pañuelo del Lama desplegado con el diente del perro en su centro. Ese diente era la fuente de la luz que llenaba el sector. Era un diente radiante precioso. Contempla extasiado la FE de su madre en Buda y de quienes la rodeaban. En respetuoso silencio se retira y con más FE reinicia la senda de su peregrinación difundiendo el budismo por China, pues ahora él había contemplado un milagro del poder de Buda, al haber Él transformado un diente de perro en uno suyo propio... Dicen que su nombre era Huang Po, uno de los realizadores de la Sagrada Palabra del Maestro. Se le sitúa en el siglo IX de nuestra era y se le considera el fundador de una de las ramas del budismo Zen cuyo movimiento se extendió hacia Japón. Decía que la entrada al Nirvana es la real comprensión intuitiva de la naturaleza de uno mismo, que es la naturaleza verdadera de todas las cosas, punto entre lo existente o lo no existente donde nada se ve como deseable o indeseable. Destacaba que ni el estudio de las escrituras y la ejecución de buenas obras pueden por sí mismas conducir a la Iluminación. Se tiene que disciplinar la mente, siendo la del dominio mental la más elevada de las Enseñanzas: Cuando surgen los pensamientos, entonces es cuando surgen todas las cosas; cuando se desvanecen los pensamientos, entonces es cuando desaparecen todas las cosas. Todos los millares de cosmos susceptibles de existencias, existen sólo en vosotros. Fuera de nuestra mente no hay nada más.

Amigos, no interesa la interpretación sobre la causa de la FE. Dejadla llegar sin analizarla. Lo que interesa es saber que ella existe, obra milagros y ustedes pueden usarla con sabiduría. A su debido tiempo, estudiarán y entenderán el relato que recibirán.

Hay silencio, paz y tranquilidad. Retoma su fraternal palabra la Voz entregando a mis hijos un mensaje cuyo contenido es:

Se han preguntado en sus infantiles mentes cómo lo harán para llegar al Mundo Superior. Por sí mismos lo lograrán, muchos son los factores que peldaño a peldaño, en una y otra vida acercan a la meta.
        * La enfermedad, el sufrimiento y el dolor son peldaños que se superan en la escalera a escalar. La Sagrada Enseñanza les recuerda que del sufrimiento depende la dicha.
        * Cada vicio o debilidad que se vence es un importante adelanto en el Sendero. La Sagrada Enseñanza dice que en la escalera a escalar los vicios y las debilidades, uno a uno se convierten en peldaños del ascenso a medida que se les supera, transformando su energía de negativa en positiva.
        * Avanza el que aprende a dar Amor, Caridad y Ayuda desinteresada al necesitado.
        * Cada alma que se ayuda con el buen ejemplo o con el sabio y oportuno consejo, es un grado más que se sube.
        * La oración crea un canal para recibir Luz en el Sendero.
        * La búsqueda de la Verdad con el Conocimiento es un significativo adelanto. La Sagrada Enseñanza señala a los caminantes que los que siguen la senda del Conocimiento se liberarán, por ser el Conocimiento la herencia más grande que posee el hombre y la ignorancia su peor enemigo. Quien posee la Verdad no teme a la mentira.
        * Avanza el que en la meditación se interioriza y aquieta la mente consciente para dar paso a la mente subconsciente.
        * Avanza aquel que conscientemente reprograma su mente con buenos pensamientos que a su vez desarrollan el cerebro.
        * Toda dificultad es como un cuchillo, si se toma por la hoja nos cortamos, si la tomamos por el mango nos es útil. Las dificultades tómenlas por el mango y cada dificultad dará paso a una útil enseñanza.
        * Cada hombre es un poderoso emisor mental que influye con los pensamientos en la salud, trabajo, relaciones y la Naturaleza. El desarrollo de la mente permite la emisión de buenos pensamientos. Hacer del buen pensar un hábito es un importante logro en el Sendero. Para ayudarse pueden utilizar simples técnicas naturales:
    a. Ante cada pensamiento negativo que surja, saber que se está pensando mal y anularlo con el pensamiento opuesto positivo.
    b. No fijar la mente en pensamientos intrascendentes, ignorarlos los debilita. Fijar la atención en aquellos trascendentes que serán cada vez más fuertes.
    c. Aprender a cultivar la mente contemplando la naturaleza, escuchando selecta música y mediante la buena lectura que da además material para el correcto pensar. Hacer un hábito de la lectura meditada y visualizada.
    d. No frenen el avance. En forma natural aprendan a decir NO, un rotundo y categórico NO a las drogas, alcohol y tabaco que debilitan las barreras mentales facilitando la influencia de las bajas vibraciones del ambiente. Aléjense de la idiotizante música moderna sincronizada para armonizar con las bajas pasiones que embotan la mente. No tengan vergüenza o temor de ser dignos. Se sentirán solos ante la gran masa embotada y dormida. Pensar aísla, pensar bien aísla mucho más, la pena los invadirá, cuando ello suceda piensen en su soledad, mejor dicho visualicen que son cual destacada palmera del desierto de la vida. La que con su sacrificio permite crecer el follaje y dar sombra a los agobiantes caminantes del desierto de las pasiones. De las semillas de vuestros dátiles de Sabiduría que ellos comerán, surgirán más y más palmeras, hasta que llegará el día en que no habrá desierto... Actualmente muchas son las aisladas palmeras.
    e. Decidan en forma precisa la meta deseada, pueden anotarla. Creer con FE que se logrará. Visualizarla como lograda.
        * Por sí mismos deberán decidir lo que es correcto, sin preocuparse de lo que los demás opinen. Vuestro Juez es la propia Conciencia. Viven en el mundo y hay que aprender a ser respetados por los demás. A nadie hacerle daño, pero de nadie se lo debe aceptar.
        * Estar usando más la mente no significa que son superiores. La Fuerza es para dominar el Yo inferior (autodominio) y ser útiles a los demás, no para ser estimulados por el halago que es moneda falsa que sólo circula por la humana vanidad, sino para ayudar por ser esa la misión del que accede al Conocimiento, dando alimento a las almas de los débiles con la oportuna Enseñanza.
        * Es noble ayudar al pobre, pero es más noble y de sabio entregarle alimento a su alma. Lo uno es transitorio lo otro es eterno.
        * Emitan buenos pensamientos...

ARMONÍAS DE UN RÉQUIEM PARA LA DROGA

La mente es como un pulido espejo y tenemos
que vigilar que se mantenga limpio.
Shen-hsiu

El actor Peter Seller señaló: Tras la máscara de nosotros los payasos, se esconde la tristeza y los corazones destrozados. Es una gran verdad, una realidad humana dentro de este absurdo circo en que hemos convertido al mundo. Vivimos tras una máscara o careta que oculta la verdad. Puede doler, pero saquemos la máscara y veamos la realidad:

Cada día son más los jóvenes que dañan de manera irreversible su cerebro con la droga y dejan su mente bloqueada en diferentes grados. La debilidad, desorientación, frustración y desesperanza los hace permeables al medio ambiente y a los criminales que cometen el crimen histórico de bloquear las juveniles mentes induciéndolos a la drogadicción. La marihuana u hoja del cáñamo común, es la más barata y fácil de conseguir. Algunos religiosos, científicos, políticos y educadores cuya moralidad e intenciones resultan difícil de calificar, han señalado públicamente que la marihuana no es nociva y sus consumidores y proveedores no deben ser penalizados. Los estudios médicos son categóricos y concluyentes, de manera alarmante destacan: La marihuana perjudica las juveniles mentes de los adictos en forma irreversible; gradualmente disminuye el natural talento juvenil en el estudiante, son alterados el modo de vida y la diaria actividad, el derrumbe es lento. Se deteriora una de las funciones mentales como lo es la memoria, cunde la apatía con un desgano cada vez mayor rechazando la actividad deportiva, social y familiar. La fuerza de voluntad es cada vez menor, la frustración es cada vez mayor, lo que lleva a más consumo y la búsqueda de otras drogas. Se crea la dependencia a la marihuana cuya droga es liposoluble por lo que se fija en las grasas del cuerpo, teniendo una lenta eliminación. En el drogadicto la droga se acumula en el organismo produciendo una solapada intoxicación que es permanente. Los efectos de la drogadicción casi no se notan al principio, pese a ser ya el daño irreversible. Se pierde la agilidad mental y la capacidad de concentración. Los estudios neurológicos son aterradores al demostrar significativas lesiones cerebrales irrecuperables e irreparables.

Descuidadamente esparcimos semillas que suponemos no ver más;
pero, de ellas brotan plantas cuyo fruto hemos de cosechar.
Juan Keble.

En el siglo pasado el naturalista alemán Eduard Poppig decía: "La coca es para el peruano la fuente de sus mayores placeres, pues bajo el influjo de ella se disipa la melancolía y su paralizada fantasía se anima con imágenes que nunca se le ofrecen en su estado normal. Inútil para todas las misiones dignas de la vida, el coquero es un esclavo de su pasión mayor todavía que la del bebedor".

La cocaína es un poderoso estimulante del sistema nervioso central, alterando el estado psicofísico del consumidor. Actúa como un vigorizante físico, reduce el hambre y la fatiga, dando una sensación general de bienestar y disposición hacia el trabajo. Produce euforia y excitación, con más energía y optimismo. Es de corta acción en sus efectos. Su adicción lleva a la angustia, alucinaciones, impotencia sexual e insomnio, con ilusiones paranoides, reacciones de pánico y agresividad. Se embota el juicio y las inhibiciones son liberadas. Crea una fuerte dependencia psíquica. En sus inicios el consumidor, por 45 minutos hasta 2 horas, se siente fuerte y animado, capaz de emprender cualquier acción. La fatiga se reduce y se tiene una agradable sensación de riqueza y poder. Ello da lugar, al desaparecer sus efectos transitorios, a depresión y fatiga, cefalea y un malestar que estimula a drogarse de nuevo. La adicción en muchos casos, tras grave calvario, lleva a la muerte.

Como la dosis de cocaína purificada es cara, se usa entre los menos adinerados la llamada pasta base, la que se fuma y lleva a una dependencia más rápida de la droga, con la necesidad de fumar cada vez más el "pito". En la elaboración de la pasta base de coca se emplea el keroseno, los carbonatos de sodio y potasio, los ácidos sulfúrico, muriático y clorhídrico, lo que la hace una droga sumamente tóxica. Su adicción incontrolada lleva a la prostitución, robo y el crimen, para conseguir el dinero que satisfaga su consumo. Es una toxicomanía infernal que conduce al deterioro cerebral. Y pensar que hay legisladores que desean legalizar su consumo para controlarlo...

La paste base, es droga para el pueblo, y su purificada cocaína es droga que abunda entre la "gente linda" del medio y entre aquellos profesionales que desean rendir y rendir muchas horas en su trabajo. No lo saben ellos, pero ya son esclavos del sistema que rige la droga. Ante estos hechos ¿Cómo poder advertir a los padres, profesores, religiosos, legisladores, líderes de opinión y autoridades sobre lo dramático que resultan las cifras de los jóvenes ya drogadictos y cada vez a más temprana edad? En un mundo de reales 7.000 millones de habitantes, más de 1.000 millones de personas que nacieron con cerebros normales, están ya deteriorados en sus cerebros de por vida por la drogadicción que corroe todos los cimientos de la sociedad en lo religioso, filosófico, científico, artístico, académico, político, escolar, universitario y del diario vivir en general. Las cifras como tales son impersonales, pero muestran el reflejo de un mundo decadente al que hay que salvar a como de lugar.

No puedo culpar a los niños de EE.UU. si a los 11 años fuman,
son alcohólicos, drogadictos o pervertidos sexuales, no,
no puedo culparlos a ellos, pues solo imitan a sus padres.
Un predicador.

¿Es responsable esa juventud en su debilidad, frustración e ignorancia del criminal deterioro irreversible que producen con la droga en sus cerebros y mentes que no pueden manifestarse bien en cerebros dañados? NO, NO SON ELLOS LOS CULPABLES, otros son los señalados desde lo alto como responsables del peor CRIMEN HISTÓRICO que afecta a la humanidad.

Respondiendo Jesús, les dijo: Mirad que nadie os engañe.
Porque se levantarán falsos guías y profetas, y harán grandes
señales y prodigios, de tal manera que engañarán,
si fuera posible, aún a los escogidos.
Mateo 24: 4, 24.

LIBERTAD
La esencia del espíritu es la Libertad
Hegel.

A mis hijos la Voz les señala además que en la vida tendrán que aprender a ser LIBRES. Vemos en la pantalla a Vivekananda (capítulo IV), él era un ser libre cuya palabra estaba impregnada con la fuerza de la LIBERTAD. Con qué vigor, a pesar de su enfermedad, se manifiesta. Escuchemos al Maestro en una charla:

¡Pero si los recuerdos de una sola vida son como miles de años de encierro! ¿Aún pretende alguien despertar los recuerdos de miles de vidas anteriores? Bastante tiene cada día con su deber. ¡No olvidéis nunca la gloria de la naturaleza humana! Somos el más grande Dios que ha existido y que existirá. Los Cristos y los Budas son como olas del océano infinito que Soy yo... En la LIBERTAD descansa el universo. La libertad es la única condición del progreso espiritual. Las ciencias modernas son las más puras manifestaciones del verdadero sentido religioso, es decir; del esfuerzo penetrante y sincero para captar la esencia de la Verdad.

MAYA no es una teoría para explicar la ilusión del mundo. Es una expansión pura y sencilla de hechos observables por cualquiera. Es lo que somos nosotros y lo que vemos y experimentamos. La existencia no tiene realidad exacta, inmutable, absoluta. Débese a una mezcla indefinible de realidad y apariencia, de certidumbre e ilusión...

¡Más vale morir en el campo de batalla que vivir vencido! Deseo abrirme camino hacia la Verdad. Daría mi vida por conseguirla... Todos marchamos hacia la Libertad. ¿Qué es este universo? ¿De dónde viene? ¿Hacia dónde va? La Respuesta es: Nace en la Libertad. En la Libertad vive. En la Libertad se desvanece o reabsorbe. No podéis apartaos de la idea de Libertad si no queréis que vuestro ser se pierda. Y no se trata de ciencia o de religión, de razón o sinrazón, de bien o de mal, de amor o de odio; Todos los seres, sin excepción, oyen la voz que les llama hacia la Libertad. Y todos van tras ella como los niños tras el flautista. Esos millones de seres se precipitan a ojos cerrados y sin comprender el sentido real de la voz. Únicamente el que logre conocerla descubrirá al mismo tiempo su sentido donde todos los humanos, santos y pecadores se dirigen hacia la única finalidad: LA LIBERTAD.

¡No os dejéis arrastrar por los demás, aunque parezca que os hacen bien por algún tiempo! ¡Usad vuestra propia mente! ¡Dominad vosotros mismos el pensamiento! ¡Huid de cualquiera, por importante, por bueno que sea, que os exija creer a ciegas! Es mejor seguir siendo malo, que aparentar ser bueno por imperio de una influencia extraña ¡Cuidado con todo lo que amenace vuestra Libertad!

 

EL FINAL
Nos dice la Voz: Han recibido una Enseñanza, en el autoanálisis y la interiorización sabrán si son o no Iniciados pues vuestra Iniciación no es el resultado de un ritual externo, es una gradual expansión de la conciencia que aleja de manera natural los deseos que ligan a la materia. La Iniciación es una personal toma de conciencia de uno mismo. El Sagrado Conocimiento os inicia al deciros: ¡Emitid buenos pensamientos!

Pero ¿Quién eres TÚ? Preguntamos al unísono. La Voz nos relata en forma dulce, armónica, suave y penetrante que Él hace mucho también fue un hombre y vivió como nosotros en un planeta similar al nuestro de los millardos que existen. Cada uno alcanzará a su debido tiempo la suprahumana realidad de la que ninguno será marginado. La paz y armonía de la "nube" nos compenetra, la Voz se despide con fraternal comprensión pidiéndome que en lo posible su mensaje no permanezca guardado en los archivos mentales de los recuerdos. Sus palabras finales fueron: Hermanos míos, comprendan la trascendencia del momento que les corresponde vivir. Emitan buenos pensamientos, cultiven buenos sentimientos, que la Paz sea con vosotros, que la Armonía reine entre los hombres, que la Luz ilumine vuestras mentes y el amor llene los corazones... LA RESPUESTA ES: ¡Hombre conócete a ti mismo y aprende a pensar mejor!

La oscuridad es total, el silencio absoluto, tenemos la sensación de flotar en el vacío. Enfrente de nosotros surge un punto luminoso intenso que se expande y sutiliza en su azulina, luego blanca y por último dorada Luz. Adquiere una forma humana cada vez más grande y etérea que nos hace sentir insignificantes. Es un Ser Crístico. Extasiados contemplamos su magnificencia que nos traspasa paz, armonía, comprensión y nobles sentimientos difíciles de explicar con palabras. El Ser sigue su expansión, es tan sutil que ya los sentidos no lo captan. Nos llega un susurro de su Voz: Piensen mejor... Se nos fija la idea que ese ser tan excelso, etéreo y grandioso era la Voz que en la "nube" nos recibió y guió.

Aún encandilados luego de desaparecer el Ser, nos damos cuenta que no estamos en ninguna nube sino que tirados sobre el pasto de la ladera del cerro. Nos cuesta adaptarnos a la realidad. Miro preocupado el reloj calendario, pensando cuántos días estuvimos ausentes y cómo estará de preocupada mi señora. Son las 12, el mediodía del mismo día domingo. El tiempo transcurrido dentro de la "nube" fue de tan sólo 3 minutos de la realidad externa. Sentados sobre el fresco pasto nos reponemos de la impresión recibida pues lo ocurrido supera nuestra imaginación. Mis hijos están felices por el OVNI como ellos lo llaman. Personalmente creo que la "nube" era una puerta transdimensional entre dos realidades del espacio tiempo relativo, la realidad nuestra y una superior más sutil. Regresamos a casa caminando en silencio, pues la voz del silencio es la mejor compañía y forma de expresar la experiencia vivida.

Llegamos a casa y mis dos pequeños hijos corren alegres a contarle a su madre sobre el OVNI. Miro a mi esposa y le digo que después trataré de relatarle lo que sucedió. Permanezco mirando el jardín. Por primera vez lo contemplo. Observo una rosa roja y veo su real belleza, es única, nunca la hubo antes ni la habrá después. La veo dichosa de vivir, es como si quisiera expresarme algo, decirme que por su sabia ella también está conectada a lo eterno. Miro hacia el cielo pero está despejado, no hay ninguna nube. Recojo del suelo algunas hojas de los árboles y recuerdo a Buda cuando les decía a sus discípulos que Él sólo les enseño unas pocas hojas del extenso bosque del saber. Qué lejano lo siento en la experiencia vivida. Pienso en el hombre renovado el día que se adquiera el Conocimiento del conjunto de las hojas del bosque de la Sabiduría. Hay paz y armonía. Todo es como si ÉL...

 

 

EPÍLOGO
Mientras daba término a la transcripción actualizada del libro que ha sido la base y el eslabón natural entre todos mis escritos que lo siguieron, abrí la casilla y entre los correos electrónicos llegados por el ciberespacio venía uno desde España. De un agradecido ciberlector por el sitio sin "basura"... me manifiesta en forma respetuosa y con muchas dudas interiores una pregunta, abismado por lo que lo rodea en Europa y sucede en el planeta: ¿De qué le ha servido saber todo esto? ¿En que me ayudará a mi y los demás si todo ya está terminado? Amigo, LA RESPUESTA ES: que tu justa inquietud ha dado lugar al presente Epílogo. Al finalizar el libro, editado en 1982 y al reescribirlo en el computador ahora, para que tú lo conozcas, en Junio de 2000, siento que en lo personal me ha servido de algo la Enseñanza, me ha servido mucho. Me ayudó a conocer y aceptar Sagradas Leyes que en alguna medida me hacen vivenciar la Tolerancia, el Sacrificio, la Comprensión y el Perdón. Soy más tolerante y comprensivo con los demás, me afecta el dolor ajeno, la explotación y la injusticia social. Aprecio al mundo en vez de despreciarlo como antes lo hacía. Me acepto y no me rechazo como antes sucedía. Acepto, conozco y reconozco mis errores e intento corregirlos. Siento de dónde vine, por qué vine y hacia dónde voy. No temo a la muerte por saberla una liberación de la dura carga del cuerpo físico y una liberación de mi mente de sus ligaduras. Es más amigo mío, ese día seré feliz al volver a casa. Llegaré sucio y harapiento e igual seré bien recibido, lavado y vestido de blanco... ¿Logras entenderlo? No me es fácil, lo reconozco, pero al menos intento mirar a todos como iguales por aceptar que no soy superior a ninguno ni inferior a nadie. Intento comprender la nauseabunda basura que a diario se nos muestra y que reforzamos con los propios malos pensamientos, lo que corresponde tan solo a falta de manifestación de las almas del Orbe de sus potenciales atributos que algún día, en alguna vida todos tendremos que manifestar. Acepto las Sagradas Leyes que me dieron una razón para vivir y acercarme a DIOS, tan diferente al iracundo dios que en el Colegio me mostraron. Siento que DIOS es Generoso y Justicia Absoluta, que para con todos nosotros SUS HIJOS, es sólo Comprensión, Amor y Perdón. Saber que nada es vacío absoluto y todo está compenetrado por SU Inteligencia Pura; saber que ÉL se manifiesta a nosotros por intermedio de Intermediarios en un orden escalar que desciende hasta nuestro plano evolutivo, orden donde nada se nos impone; saber que seremos suprahombres y a su vez orientaremos a humanos como nosotros que evolucionan en otros mundos; saber que la perfección de lo creado en donde el azar no existe y todo está matemáticamente estructurado en la perfección de la Geometría Divina. Cómo no estar agradecido si mi mente ahora se expande al infinito y puedo visualizar futuras realidades, jamás antes por mi imaginadas. Tengo FE y Esperanza que la moneda de la vida posee dos caras y esa que tanto te deprime es una, observa la otra y verás La Respuesta a tus inquietudes y problemas. Primero inicia el cambio en ti, pero hazlo con FE, y luego mira ajenos defectos y con tu buen ejemplo intenta mejorarlos. En fin, tantas cosas del Saber que podría decirte me han servido y te servirán, ellas me hicieron participar de la muerte del duro Guerrero y del renacer como un Guerrero de Paz, que con Paz os ofrece este libro con la esperanza que tú también recuperes la FE y puedas llegar a saber que...

Aun cuando se te considere el peor de los humanos, si logras subirte al barco del Conocimiento, cruzarás el mar de los tormentos. Aunque fueras el máximo pecador, podrás bogar sobre el mar del error si encuentras la nave de la Verdad.

Amigo lector, quienquiera que seas y sin importar tu creencia o el grupo al que representas, has sido bien recibido en este lugar, donde tuviste acceso a un libro más. Es un libro iniciático apto para todos dado que contiene especiales frases que activan recuerdos latentes. Si te motivó su lectura vuelve a leerlo con calma; RELÉELO, subraya lo que te atrae, escríbelo en un cuaderno. LEE y analiza ese cuaderno y después vuelve a leer el libro... Cada capítulo es como un librillo o escrito aparte, parte a su vez de un conjunto en el que se entrelazan unos con otros, cual doble hélice helicoidal del genoma humano, dentro de la unidad que ellos representan. Que la Luz llegue a tu mente y el Amor a tu corazón y puedas libremente y por que así lo deseas, reflejar Luz y Amor para beneficio de los demás.


LA LLAVE
Has recibido una llave.
Fue hecha hace muchas vidas
con el más noble y puro material
como lo es el del Conocimiento.
Tienes lo que tantos anhelaron poseer.
Tienes en tus manos el fundamento de;
lo que fue considerado oculto, iniciático
y que ahora por derecho propio es tuyo.
Esa llave ¡No es para el cofre de los poderes!
¡Aléjate de él!
Sólo abre una puerta.
¡Búscala!
El Umbral está más cerca de lo que piensas...
Vas a pasar dignamente por él.






Dr. Iván Seperiza Pasquali
Quilpué, Chile
junio 23 de 2000
isp1001@vtr.net

Acceso para visitar los CiberLugares

 

COLABORACIÓN DE MAKUKI